PODÉS BAJAR O ESCUCHAR DESDE AQUÍ CUALQUIER PROGRAMA DE ¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨ DE RADIO UNIDAD SAI www.radiounidadsaiargentina.org QUE TRANSMITE TODOS LOS JUEVES A PARTIR DE LAS 19,00 Hs.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

EL JARDÍN DE DIOS


EL HOMBRE DEBE reconocer su compromiso con la sociedad y su deber hacia ella; ésta es la mejor forma de resolver los problemas cotidianos. Se les presta más atención a los argumentos y contraargumentos, a las proposiciones y oposiciones, a los planes y programas; el objetivo de los egocentristas es más bien ganar una victoria verbal que el logro de una meta precisa y correcta. No se intenta impulsar las virtudes sociales como la honestidad, la tolerancia y la cordialidad.
La sociedad es la expresión de la Divinidad como una multiplicidad, con su amor, su devoción, su fe, su empeño por lograr su bienestar y consuelo. Un conglomerado casual o circunstancial de individuos no se convierte en una sociedad; se tiene que integrar en una unidad por la conciencia de su parentesco con Dios, por la idea de compartir sus alegrías y sus tristezas y por el cultivo de la simpatía. El individuo tiene que manifestar, por medio de la palabra y la acción, la bienaventuranza inherente en él y en la sociedad.
Sentarse con la espalda recta contemplando la punta de la nariz o pasar las cuentas del rosario entre los dedos, son solamente formas menos dañinas de pasar el tiempo; una forma de sadhana mucho más beneficiosa es la participación activa dentro de la sociedad con un espíritu de dedicación y entrega, entendiendo cualquier acto como un acto de adoración y a todos los hombres como encarnaciones de lo Supremo, pues no hay un espacio que no esté lleno de Él ni un objeto que no sea Él. Como se declara en el Sruti, fue su voluntad volverse todo esto. La adoración, los rituales, las peregrinaciones no pueden ser el único fin. El objetivo es el entendimiento y la experiencia de "Yo soy Él, Él es yo". Sólo eso puede llenar al corazón de bienaventuranza.
Cuando ustedes se sienten separados de los demás, como individuos, la envidia, el resentimiento, los celos y el orgullo empiezan a invadirlos. Solo el amor puede hacer que se sientan integrados en un parentesco con todos. Ustedes son Shivashakti, el principio latente patente, lo positivo negativo, inerte ajerta. Estén siempre conscientes de esta verdad secreta acerca de ustedes.
Divakarla Venkatavadhani recitó para mí unos versos de bienvenida en los que acumuló alabanza sobre alabanza; por supuesto, el estilo fue dulce y el sentimiento sincero, pero una vez que trascienden la escala humana y alcanzan la Divinidad, el anhelo por la adoración disminuye. Pueden evocar a la Divinidad con sólo adherirse al dharma; ése es el mensaje del Mahabharata. Aniquilado por la tristeza, Arjuna culpó a su hermano mayor, Dharmaraja, diciéndole: "Tú eres la causa de que nuestra madre esté separada de nosotros, de que nuestra esposa fuera deshonrada en la corte, de que mi único hijo haya sido sacrificado por nuestros feroces primos, de que nuestra dinastía estuviera en el exilio y de que nuestra herencia haya sido robada frente a nuestros ojos". Dharmaraja respondió: "Al culparme, recuerda que estás culpando al. dharma; nadie puede sufrir a causa del dharma, pues quien lo sostiene a su vez es fortalecido por el dharma. El dolor que genera el dharma es una bendición, es lluvia de alegría.
Por habernos adherido al dharma, Dios estará con nosotros en la batalla y nos llevará a la victoria".
Dios es la encarnación de la compasión. Busca una pizca de bondad o de humildad en el hombre para recompensarlo con toneladas de gracia. En cierto templo dedicado a Shiva, el sacerdote tenía una vasija de plata con un agujero en su base para que el agua saliera continuamente. La llenó con agua y la colgó sobre el lingam (símbolo de Shiva), para que el dios que bebió el veneno que hubiera destruido al universo entero, la limpiara y purificara. Incluso en la noche, cuando el sacerdote se iba a casa y cerraba el templo, la vasija con agua seguía en esa posición. Una vez, un ladrón entró al templo y puso sus ojos en la vasija de plata; no alcanzaba la cuerda que la mantenía en ese lugar; así, se subió sobre el lingam para poder alcanzar el valioso botín, y en ese momento Shiva se manifestó en toda su gloria y le dijo: "Hijo mío, estimo tu entrega, has puesto sobre mí toda tu carga". El ladrón le rogó a Shiva que lo ayudara a asegurarse la plata. No había escalera, ni un banco o alguna otra cosa para que el ladrón pudiera subir, por lo que el lingam era su único apoyo.
Una vez, un gurú mandó a su discípulo a que buscara a un mendigo en un templo de Shiva para que le diera mayor instrucción. Cuando el discípulo llegó al templo, encontró a un mendigo sentado sobre el sagrado lingam. El discípulo se enfureció por la insolencia del mendigo, y cuando le habló, lleno de ira por su conducta, el mendigo le dijo: "Por favor, levanta mis piernas y ponlas en donde no esté el lingam". Cuando lo hizo, el lingam estaba debajo de los pies del mendigo en la nueva posición, y dondequiera que el discípulo colocaba las piernas del mendigo, el sagrado lingam se movía para brindarles reposo. Ésa fue la lección que le dio el mendigo: Dios está en todas partes, sólo hay que ganar la visión para poder verlo.
Para ganar a Dios, salen sobrando las hazañas en el sadhana. El amor es suficiente, eviten el odio o la envidia, incluso el disgusto por alguien. Pongan en práctica el amor por medio del servicio. Cuando la belleza que hay en la semilla se manifiesta, obtienen la flor, Dios es la belleza que florece como ser humano. En el Gita, el Señor ha anunciado: "Yo soy la semilla de todos los seres". Si la semilla es inmortal, el árbol también es inmortal, la flor y el fruto son también inmortales. Si Él es dulzura y amor, todas sus manifestaciones son dulces y llenas de amor. Si Él es luz, nada puede ser oscuro. Si Él es conciencia, nada puede ser sin conciencia o sin inteligencia pura.
Ustedes se pueden sentir orgullosos de tener inclinación hacia Dios, de ser devotos, pero su orgullo está pregonando que Dios está únicamente en su esfera externa de actividades. Deben ser humildes, no deben limitar a Dios a un nombre o forma particular. ¿Cómo podrían etiquetar a Dios y hacerlo que se adapte a sus especificaciones? Analicen el emblema de la Organización Sathya Sai, que declara que todas las religiones alimentan el corazón con bienaventuranza, todas las fes limpian la mente de bajezas, todos los credos confieren valor a los débiles y a los que dudan.
El universo que los rodea es un placentero jardín lleno de macizos de flores multicolores llenas de fragancia y néctar; cada uno de estos macizos es una religión, que atrae la lealtad de millones de seguidores. El jardín también es Dios; Dios danza en ese jardín, entre su propia obra, llenando de regocijo a las flores con la mágica melodía de la flauta. Llénense de alegría y de amor, compartan con todos ese amor y esa alegría. Si pronuncian el Nombre de Dios y al mismo tiempo provocan dolor en sus semejantes, serán menospreciados por tramposos. No es necesario que griten: ¡Dios, Dios! Mas si son capaces de dar alegría a sus hermanos, Él responderá con su presencia aunque no sea invitado. Hay muchos que están en posiciones de autoridad y que adoran a Dios pero aborrecen al hombre; se comportan como si Dios fuera una persona de inteligencia muy limitada, a quien fácilmente se le puede engañar, alguien que tomara las palabras en su valor externo y que nunca viera los motivos y la intención que hay detrás de ellas.
Convénzanse de que Dios reside dentro de todos los seres, hablen sólo con palabras que difundan verdad, bondad y belleza; sólo hagan aquello que fomente la felicidad y la prosperidad de todos; pidan que todos los mundos tengan paz (Samastha Lokaah Sukhino Bhavantu) Expándanse, no se contraigan en su propia y pequeña individualidad. Expándanse hasta el amor universal, hacia la ecuanimidad inconmovible y la virtud por siempre activa. Éste es el camino que los llevará totalmente a la Divinidad que mora dentro de ustedes.

Sai Baba
Hyderabad
Abril de 1973

No hay comentarios:

BAJATE EL AUDIOLIBRO DEL SRI SATHYA SAI UVACHA VOL 1 (Discursos de Swami en cuerpo Sutil)

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨