sábado, 26 de diciembre de 2009

NAVIDAD 2009 EN PRASHANTI NILAYAM ( FOTOS Y DISCURSO)

Divino Discurso de Navidad

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Sai Kulwant Hall – 25 de diciembre 2009

YO SOY YO, YO SOY EL ATMA


El sol parece sereno y apacible,
los días se han vuelto más cortos y
está soplando el viento fresco.
(Poema en Telegu)

Esta festiva estación le trae a las gentes la prosperidad llenando los graneros de los agricultores con los recién cosechados granos. No sólo los agricultores, todas las gentes en general se sienten felices y disfrutan de la estación. La gente le atribuye su felicidad y prosperidad a Dios. ¿Dónde está Dios? Dios está en todas partes. Es omnipresente – en ustedes, por encima de ustedes, por debajo de ustedes y en torno a ustedes. No tiene ningún nombre ni forma en particular. Ni tiene tampoco nacimiento ni muerte. ¡Únicamente cuando hay un nacer habrá también un morir! Por ende, ¡Dios no tiene nacimiento ni muerte! Está presente en cada ser viviente como Atma Swarupa (Encarnación del Atma Divino). Hoy, el hombre es incapaz de realizar este Atma Tattwa (Principio del Atma).

Bharat en una tierra sagrada. Le ha dado vida a muchas almas nobles y castas mujeres.
Esta tierra de Bharat ha visto nacer a muchas nobles mujeres
como Savitri, quien trajera de vuelta a la vida a su marido muerto;
Chandramati, quien extinguiera un destructor incendio con el poder de la verdad;
Sita, quien comprobara su castidad saliendo incólume de las llamas;
Damayanti, quien redujera a cenizas a un malvado cazador con el poder de su castidad.
Esta tierra de piedad y nobleza logró abundancia y prosperidad
y se convirtió en maestra de todas las naciones del mundo
debido a estas castas mujeres.
(Poema en Telegu)

Sri Rama liberó a Sita del cautiverio con el demonio Ravana, quien la había confinado en Lanka por diez meses. Rama la llevó consigo luego de someterla a la prueba del fuego. El dios del fuego la llevó ante Rama, diciendo, "¡Oh Rama! Sita es una grande y casta mujer. Es tan devota de su marido que ni siquiera miró el rostro de un hombre en estos diez meses." Sita emergió del fuego ilesa, y el dios del fuego mismo atestiguó sobre su castidad. ¡Uno puede imaginar cuán grande y noble era! ¿Podrá encontrarse un paralelo para tales mujeres en cualquier país del mundo?
La tierra de Bharat está situada en medio de los siete mares. Cada hombre y mujer de este país habrán de comportarse, respectivamente, como Purushotthama (hombre noble) y Pativratha (mujer casta). No es de extrañar que varios Avataras (encarnaciones) nacieran en esta sacra tierra. Grandes hombres y mujeres y nobles almas pueden nacer en cualquier país. Mas los Avataras eligieron nacer únicamente en la tierra de Bharat.
Hoy en día las gentes aspiran a todo en el mundo excepto a Dios. Abandonan incluso sus patrias en pos de la riqueza y el dinero. Esto no es un desarrollo positivo, en especial para los Bharatiyas (indios), porque se espera de ellos que se eleven por encima del deseo por dinero. Dios es uno que siempre da; Él nunca recibe. Dios desea únicamente amor de nosotros, nada más. La tierra de Bharat es tan noble y sagrada, mas las gentes de este país están partiendo, buscando pastizales más verdes en otros lugares. No obstante, aquellos dotados de un corazón puro e inmaculado se aferran a su país natal.
Lo que Dios espera de Su devoto es únicamente un corazón puro y sacro.
Las gentes Le atribuyen diferentes nombres y formas a Dios. De hecho, Dios no es más que Uno. Está allende todos los nombres y formas. Asume un nombre y forma de acuerdo a los anhelos y aspiraciones de un devoto en particular. Cuando contemplan la forma de Jesús y anhelan verle en esa forma, Él se manifestará ante ustedes como Jesús.
Sarvatah Panipadam Tat Sarvathokshi Siromukham, Sarvatah Sruthimalloke Sarvamavruthya Tishthati (con manos, pies, ojos, cabeza, boca y oídos invadiéndolo todo, Él permea al universo entero)
Dios está presente en cada ser humano, más aún, en cada ser viviente. Daivam Manucha Rupena (Dios está en la forma de un ser humano). Es por ello que se considera como tan sagrados e importantes a los valores humanos. No es suficiente el simplemente tener un cuerpo humano. En conformidad con la forma humana, uno debiera también cultivar los valores humanos de sathya (verdad), dharma (rectitud), santhi (paz), prema (amor) y ahimsa (no violencia).
No deberán decir una mentira bajo ninguna circunstancia. Si adhieren a la verdad, la rectitud seguirá. En donde la verdad y la rectitud vayan de la mano, se instalará la paz y también habrá amor. No quedará espacio para la violencia en donde esté el amor. Lamentablemente, hoy hay violencia en todas partes debido a la ausencia de amor entre las gentes. Con quienquiera que se crucen hoy en día, no encuentran más que disturbios. La gente lleva a cabo japa (entonar el Nombre de Dios) y tapa (penitencia) para obtener paz, mas no halla paz en ninguna parte. ¡A dondequiera que vayan no hay sino disenciones!
Uno ha de desarrollar amor con el fin de lograr paz. Primero y ante todo, uno habrá de desarrollar amor. "El Amor es Dios, Dios es Amor". "La Verdad es Dios, Dios es Verdad." La Verdad y el Amor son, ciertamente, encarnaciones de la Divinidad. Aunque Dios sea uno, la gente Le adscribe diferentes nombres como Rama, Krishna, Govinda y Narayana. Estos diferentes nombres y formas que se Le atribuyen a Dios son resultado de la imaginación de poetas y pintores. Ravi Varma, por ejemplo, representó a Dios en diferentes formas basándose en su imaginación. Mas Dios no puede ser limitado a algún nombre o forma en particular. Todos los nombres y formas son Suyos, ¡y así también las trasciende! Dios es inmanente a todas las especies vivientes, incluyendo a los seres humanos. Toda la creación es la manifestación de la Divinidad.
Dios carece de deseos o aspiraciones. Es altruista. Todo en el mundo exterior es la reacción, el reflejo y la resonancia de vuestro ser interno. Esto es una tela (mostrando un pañuelo). En rigor, esto no es una tela; es un atado de hebras. Estas hebras o hilos entretejidos asumieron la forma de una tela. De manera similar, los pensamientos y deseos de un ser humano configuran la mente. Ellos, a su vez, se expresan bajo la forma del lenguaje. Las palabras llevan a acciones a través de los órganos sensoriales. En el proceso, el hombre abriga algunos malos pensamientos y sentimientos.
¿Por qué Dios le dió ojos a un ser humano? Únicamente para ver el bien. De manera similar, los oídos están destinados a oir cosas buenas y la lengua a pronunciar buenas palabras. Las palabras que pronuncien habrán de ser siempre suaves y dulces y nunca ásperas ni crueles. De modo que han de considerar como sagrado a cada miembro y cada órgano del cuerpo que Dios les ha dado, y hacer un correcto uso de él. Un cuerpo así de sacro ha de serle dedicado a Dios y a nadie más. Dios les provee de todo lo que es necesario para el viaje de su vida. Por lo tanto habrán de instalar a Dios en el altar de su puro y sacro corazón.
Dios es omnipresente. El cielo es Dios y la tierra es Dios. Todos los seres humanos son encarnaciones de la Divinidad. Dios le es inmanente a cada ser humano bajo la forma de la respiración (Soham). El hombre ha de realizar esta verdad. Sólo cuando realizan la verdadera naturaleza de Dios puede considerarse que han adquirido jnana (sabiduría).
Jnana no es meramente conocimiento libresco. Mucha gente educada ha logrado vastos conocimientos desde libros de texto, mas, ¿quién es un jnani (alma realizada) en el sentido real? Únicamente la persona que se haya dado cuenta de "Yo no soy el cuerpo, no soy la mente; en verdad, yo soy Dios", será un jnani real.
Cuando dicen, "este es mi cuerpo", ¿quiénes son? ¿A quién se están refiriendo? La expresión "mi cuerpo" denota que están separados de él. Cuando dicen, "Esta es mi mente", la mente está separada de ustedes. De manera similar, cuando dicen, "Este es mi buddhi (intelecto)", ello significa que el buddhi está separado de ustedes. En todas estas expresiones, ¿qué es 'mi'? Ese 'mi' es el 'yo'. A este 'yo' era al que se refería Jesus el Cristo como al 'ego', y ha se ser cortado, tachado. Ese es el real significado de la 'cruz'. Cortan el ego.
Están atados por dos cosas : 'yo' y 'mío'. Esa es la servidumbre humana. Si se pueden liberar de estas dos ataduras, lo que queda son únicamente 'ustedes'. Ahora están con el cuerpo. Supongan que han de abandonar el cuerpo mañana. En ese momento, ¿quiénes son y dónde están? ¡No lo saben! El cuerpo es como un traje; una túnica. Una vez libres del apego a él, aparecerá su verdadera naturaleza.
La misma verdad ha sido explicada en la frase, "aquel que piensas que eres, aquel que otros piensan que eres y aquel que realmente eres." Esa es la verdadera naturaleza de un ser humano. Cuando alguien inquiere sobre quienes son, responderán "soy fulano de tal". Darán su nombre. De hecho, ese nombre les fue dado por sus padres en el momento de nacer, y no por Dios.
Supongamos que Le preguntan a Dios, "¿Quién eres Tú?" Responderá, Aham Brahmasmi (Yo soy Brahman). Todo individuo debiera recordarse a sí mismo, "Yo soy Brahman, no tengo otro nombre." Si alguien preguntara, "¿Cuál es su nombre?", debieran responder, "Mi nombre es Brahman". Si estuvieran constantemente así de conscientes que su verdadera naturaleza es Atma Tattwa, no tendrían que contemplar en nada más.
Cada vez que se cruzan con un amigo o conocido, le saludan con un namaskar. Esto implica que, de hecho, le están ofreciendo sus respetos a la Divinidad inmanente al individuo. Por ende, no abriguen este sentimiento del 'yo', 'yo', 'yo'. Todos estos cuerpos físicos son como los roles que se desempeñan en una obra teatral. Cambian. El mundo mismo es un drama cósmico. Deben recordarse permanentemente a sí mismos que están desempeñando su rol en el drama cósmico y su naturaleza real es que son una Encarnación del Sí Mismo Divino (Atma Swarupa) ¿Tienen alguna duda al respecto? (Pregunta Swami dirigiéndose a la audiencia . . .). Si albergaran cualquier duda, se sentirán confundidos.
Lamentablemente, uno nada sabe acerca de su propia naturaleza real. Entonces, ¿cómo puede uno saber acerca de Dios? Por ende, ante todo y en primer lugar, ¡conócete a tí mismo! Inquieran dentro de sí, "¿Quién soy? ¿Quién soy?" Realizarán, "Yo soy yo, yo soy Atma", "Yo soy yo, yo soy Atma". Si se olvidaran de este Sí Mismo Divino, no queda nada importante. Por ende debieran hacerse Divinos.
Rama. Krishna, Govinda etc. son únicamente referencias a la Divinidad en términos comunes. A un individuo se hace referencia por varios nombres basados en las relaciones a nivel físico. Una persona se refiere a él diciendo, "Es mi yerno". Otra dice, "Es mi hijo". Una tercera dice, "Es mi hermano". De este modo uno se va entrabando a medida que aumentan las relaciones. ¿De dónde surgieron estas trabas? Son toda de su propia hechura. Se casan con una niña y dicen, "Ella es mi mujer". Mas, ¿quién era ella antes del matrimonio? No lo saben. Después de algunos años, cuado ella finalmente parte, no saben nada sobre ella. Es así que no sabían quien era antes del matrimonio ni hacia donde se fue al partir. La relación de mujer – marido fue sólo un intermedio.
Por lo tanto, no se preocupen por el pasado. El pasado es pasado y el futuro es incierto. Nada saben, no tienen conocimiento ni del pasado ni del futuro; tienen conciencia sólo del presente. Por ende, vivan en el presente. Esa es la única realidad.

[Bhagavan concluyó Su Discurso con el Bhajan, "Hari bhajan bina sukha santhi nahin . . .]



oo—oo—oo—oo



Fuente : www.sssbpt.org/Pages/Prasanthi_Nilayam/christmas.html
Traducción de Herta Pfeifer
Santiago, enero 2010






















miércoles, 23 de diciembre de 2009

ULTIMO VIDEO Y DISCURSO DE NAVIDAD DE BHAGAVAN SRI SATHYA SAI BABA (AÑO 2008)

BHAGAVAN SRI SATHYA SAI BABA

CONTEMPLEN EN DIOS, EL VERDADERO HÉROE,
PARA ALCANZAR LA VICTORIA
DIVINO DISCURSO
De BHAGAVAN SRI SATHYA SAI BABA
el 25 de diciembre de 2008, con ocasión de la Navidad
en el Salón Sai Kulwant, Prashanti Nilayam

Bharat es la madre patria de muchas nobles almas que ganaron gran renombre
y fama en todos los continentes del mundo. Es la tierra de gente valiente que vencieron a los gobernantes extranjeros en el campo de batalla y alcanzaron la independencia. Es la tierra que se destacaba en la música, literatura y otras bellas artes. Habiendo nacido en esta gran tierra de Bharat, Oh muchachos y muchachas, es su deber sagrado proteger su rica herencia cultural. (Verso en telugú)

¡Encarnaciones del Amor!

¿Qué puede decirse acerca de Jesucristo que no haya sido dicho ya? Hoy es Navidad, el sagrado día en el cual Jesucristo nació hace algo como dos mil años. Ustedes todo lo saben.

Todo lo que ven, escuchan y hacen es como escenas de un sueño que pronto desaparecerán. Desde luego, son ciertas mientras duermen. En cuanto se despiertan o caen en el sueño profundo, simplemente desaparecen. Similarmente, todo lo que ven, oyen y hacen en el mundo objetivo es también como escenas oníricas. Son irreales y sujetas a constante cambio. El Principio átmico (Atma Tattva) es la única entidad que es permanente en todos los tres períodos de tiempo del pasado, el presente y el futuro así como en los estados de vigilia, ensueño y sueño profundo. Este Atma tattva es el amor. De hecho, el amor nace únicamente del Atma. Si sólo cultivaran el amor, el mundo entero caería bajo su control.

No le hagan daño a nadie. “Nunca dañen, amen siempre”. Deben recordar constantemente el amor, que es la verdad eterna. No son una persona, sino tres: (1) la que piensan que son, (2) la que otros piensan que son, y (3) la que son realmente. Esa es su verdadera naturaleza. Dicen “esto es mi cuerpo, esto es mi mente, esto es mi intelecto, esto es mi memoria (mi chitta)”, etcétera. Pero ¿quién es este “mi”? Desafortunadamente, hoy nadie se hace esta pregunta. Cuando dicen “mi cuerpo”, están separados de su cuerpo. Dicen, “esta es mi casa”, pero ¿quiénes son? Deben encontrar la respuesta a esta pregunta.

¿Cuánto va a durar esta casa que ustedes dicen es suya? Más pronto que tarde se va a desmoronar. Todos estos objetos mundanos están sujetos a cambio y destrucción.

Hay una sola entidad que no cambia, y es el Principio de Brahman (Brahma Tattva). Este es el amor. Si sólo se aferran a él, todo lo demás caerá pronto bajo su control. Dondequiera que miren hoy en día, sólo se ven deseos, deseos y más deseos. Deben poner un límite a estos deseos. Sólo entonces se volverá su mente firme. Dicen “yo quiero esto, yo quiero aquello”, etcétera. Así, desarrollan muchas necesidades. Pero son como nubes pasajeras. ¿Por qué han de multiplicar su necesidad de estas nubes pasajeras? Al final, nada los acompaña en el momento de dejar su cuerpo mortal.

Grandes reyes emperadores gobernaron este mundo. Conquistaron distintos países y acumularon ilimitadas riquezas. Hasta Alejandro el Grande, que conquistó varias partes del mundo, no pudo llevarse ni siquiera una parte minúscula de la riqueza que había acumulado. Él tuvo que dejar este mundo con las manos vacías. A fin de demostrar esta verdad, él instruyó a sus ministros que llevaran su cadáver en procesión por las calles de su capital manteniendo ambas manos en posición elevada apuntando al cielo. Cuando los ministros quisieron conocer la razón de esta extraña petición, él respondió “He conquistado varios países y acumulado tanta riqueza. Hay un vasto ejército bajo mi control. Sin embargo, nada de esto me acompañará cuando yo deje mi cuerpo. Me voy con las manos vacías. Esto hay que demostrárselo al todo el pueblo.”

¡Encarnaciones del Amor!
De todos modos la gente debe obtener algunas comodidades para este cuerpo físico y llenar algunos deseos que son necesarios para su vida diaria. Desafortunadamente, estos deseos están llegando a un punto de insaciabilidad. Pueden vivir por algunos años o cien años completos en el mundo físico. Un día u otro, el cuerpo tiene que desecharse. Por ende, no cultiven deseos ilimitados.

Algunas personas tienen un intense deseo de tener la visión de Dios. ¿Dónde está Dios? Todos ustedes son encarnaciones de la Divinidad. Dios no está separado. Los hombres son más valiosos que toda la riqueza en el mundo. En la forma humana está Dios.

Vemos tres clases de seres en el mundo: animales domados, bestias salvajes y seres humanos. Deben analizarse a sí mismos para ver a qué categoría de animales o bestias o seres humanos pertenecen. Si piensan que son seres humanos, entonces deben cultivar valores humanos, llevar una vida humana y desarrollar pensamientos humanos.

Primero y principal, la verdad es un valor humano. La verdad no sufre ningún cambio en los tres períodos del tiempo – pasado, presente y futuro. La verdad es siempre verdad. Deben desarrollar fe en esa verdad. Todo lo demás sufre cambios. Ustedes dicen “Hoy estoy apacible”. ¿Qué pasará mañana? ¡No hay paz! ¡Sólo pedazos, pedazos! ¡Por ende, este estado de paz también sufre cambios!

“El Amor es Dios, Vivan en amor”. De hecho, su vida entera es nutrida y cuidada por el amor. Cuando la verdad y el amor van juntos, el resultado es la no-violencia. Cuando hay amor, la gente no querella entre sí, no se enojan contra nadie. Si desarrollan amor, consideran a todas las personas como sus hermanos. Supongan que se encuentran con alguien y dice, “Hola, hermano”, hasta su enemigo responderá diciendo, “Hola, hermano”.

“Así como es el sentimiento, así es el resultado” (“Yad bhavam tad bhavati”). Por esto deben desarrollar sentimientos nobles. Lo bueno y lo malo proviene únicamente de sus propios pensamientos. Si algo malo sucede, no es algo que otros les han hecho. Ni tiene Dios un papel que jugar en esto. ¡Ustedes mismos son malos consigo mismos! ¡Sus pensamientos son los que les hicieron daño!

Supongan que son felices – ni siquiera esto está causado por Dios. Esto también se debe a sus propios pensamientos. Por ende, deben purificar sus propios pensamientos, primero y principal. Si desarrollan pensamientos puros, sus vidas serán felices y apacibles. Donde hay pureza, hay divinidad. Desafortunadamente, hoy en día la divinidad está siendo dividida y diferenciada en nombre de la religión. Donde la unidad, la pureza y la divinidad van juntas, la vida será feliz.

Dios no es responsable por sus buenos ni por sus malos pensamientos. Ustedes mismos son los únicos responsables por ambos. Si tienen pensamientos malos, son fabricación suya. Todos son fabricación suya. Lo mismo en el caso de los buenos pensamientos.

¡Vean! ¡Qué hermosas son estas luces en este salón! ¿Quién las hizo? Sólo seres humanos. Por ende, no puede haber divinidad sin humanidad. La humanidad debe ser santificada. Los seres humanos deben cultivar valores humanos. Sólo entonces pueden alcanzar la Divinidad.

Los sentidos crean mucha intranquilidad en nosotros. Nos llevan por malos caminos de muchas maneras. Sin embargo, si nuestra mente es pura, nos llevan por el camino noble. De modo que mantengan sus mentes frescas y puras siempre. No deben permitir que vacilen, lo cual lleva a los altibajos.

Se dice, “El mundo entero está penetrado por la mente” (“Manomulam idam jagat”). No piensen que Dios está separado de ustedes. Están confundidos porque piensan que están separados de Dios. No sólo están confundidos, sino que su “entendera” está también alejada, lo que significa que están envueltos en oscuridad. Su fe en Dios debe estar siempre firme e inconmovible.

Hoy en día, el mundo enfrenta mucha intranquilidad. La gente se dedica a actividades criminales. ¿Cuál es entonces vuestro papel en la situación actual? No necesitan hacer nada más. Sólo hagan namasmarana, es decir, contemplen y canten incesantemente el nombre de Dios. Contemplen sobre su Ser interno. No necesitan usar ninguna clase de bombas y armas. Permanezcan calmados e imperturbables en todos momentos. Mantengan la actitud de que sea lo que sea que suceda es sólo para su propio bien. Si por otro lado cavilan constantemente sobre lo que fulano hizo tal cosa y zutano hizo aquella, solamente desarrollarán odio en contra de los otros. En lugar de ello, contemplen constantemente en Dios con una mente calmada y firme. Nunca pierdan su valor y fortaleza. Si mantienen su valor y su fortaleza, las preocupaciones mundanas no pueden afectarlos en lo más mínimo ni causarles temor y ansiedad.

El cuerpo físico es susceptible a nacimiento y muerte. Es su naturaleza.

El Atma es eterno, sin nacimiento ni muerte. No tiene comienzo, medio ni fin.
Es omnipresente y el eterno testigo. (Poema en telugú).

Hoy día tenemos pensamientos negativos en relación con el cuerpo. Nunca tengan pensamientos negativos. El cuerpo físico es como una burbuja de agua. La mente es como un mono loco. El cuerpo está destinado a perecer tarde o temprano. Por ende, no confíen en el cuerpo físico. No crean en su mente.

Desde luego que deben cuidar adecuadamente su cuerpo mientras viven; pues el cuerpo les permite llevar su vida. Luego, cae de su propio acuerdo. Nadie vive en este mundo permanentemente. Hay una sola entidad en este mundo que es permanente: el Atma.

La gente dice, “mi mismo, mi mismo” y “yo”, “yo”. Esta letra única “Yo” es el verdadero Atma o Ser. Una persona con dos mentes se dice que está confundida e ignorante. “Un hombre con una mente dual es medio ciego.” Por lo tanto, desarrollen una fe y devoción centrada en un solo punto. Una vez que desarrollen fe en lo que sea, debe durar hasta su muerte.

Desafortunadamente, la gente cambia de fe de vez en cuando. Si están en dificultades, responden de una manera. Si pasan por mejores tiempos, su comportamiento será enteramente diferente. Esto no debe suceder. Amor, amor, amor, esa es la única cualidad incambiable. Y deben cultivar tal amor inmutable.

Suceda lo que suceda, es de acuerdo con la voluntad de Dios. Piensan que son los hacedores, debido a su ego. No son los hacedores. ¿Dónde están? No están allí, realmente. Es su Ser interno, su voz interna la que realmente responde a las situaciones. Por ende, ese “ustedes” significa su Atma o Ser.

La fe en el Ser interno es la base de todo en este mundo. Jesús fue crucificado en la cruz. La Madre María no podía soportar esa escena y lloraba inconsolablemente. Jesús entonces observó, “¿Por qué lloras? Esto es natural. Lo que ha de suceder sucederá. Por lo tanto, no derrames lágrimas.”

Jesús les ayudó a los pescadores de muchas maneras. Les dio pan. Una vez, los pescadores no pescaron ni un solo pez. Jesús entonces llamó a Pedro y dijo, “Pedro, trae la red de pescar y sígueme.” Él les ordenó a los pescadores tirar la red en un lugar particular. Hubo una gran pesca que hasta todos los pescadores no pudieron arrastrar la red a la playa. Así, Dios puede hacer cualquier cosa por Su Voluntad Divina.

Todo es sólo don de Dios. Deben tomar conciencia de este hecho y, en consecuencia, desarrollar fe. Si están disfrutando de buenos tiempos, es don de Dios. Si por otra parte, están pasando por tiempos difíciles, es también don de Dios. Deben desarrollar tal fe firme. Si sufren de fiebre palúdica, les darán píldoras amargas. Eso es también para su propio bien.

Lo bueno y lo malo coexisten, nadie puede separarlos. No pueden encontrar
el bien o el mal con exclusión del otro. (Poema en telugú).

Lo malo no está allí, separado, en un rincón alejado. Lo bueno y lo malo coexisten. Es sólo una diferencia de momento. Por ende, acepten todo como don de Dios. Si encontramos algo malo, expresamos disgusto y decimos, “¡No quiero esto!” No hagan esto. Hay algo bueno hasta en lo malo. Hay bueno en lo malo y malo en lo bueno. Lo bueno y lo malo son como el anverso y el reverso de la misma moneda. Sólo el momento en que ocurren difiere.

Supongan que anoche comieron una comida sabrosa consistente en dulces, pan, etcétera. Mañana por la mañana esto se vuelve excremento. La buena comida se volvió materia mala. Así, lo bueno y lo malo ocurrieron en diferentes momentos, no en el mismo momento.

Lo que debemos hacer en este mundo de hoy es rezarle constantemente a Dios. Si sólo desarrollan fe en su propio ser, todo lo demás les vendrá por añadidura. Si no tienen esa fe, toda su riqueza y bienes serán meros desperdicios. Ansiamos tener posesiones mundanas con ego y arrogancia, pero nos llevan a ninguna parte. Son seguras de hacernos caer en peligro un día u otro. Por lo tanto, condúzcanse siempre con humildad y fe en Dios, pensando “que todo es don de Dios y que Dios es el hacedor de todo”.

¿Dónde está Dios? Esa es la pregunta que los escépticos a menudo hacen. Dios está en ustedes, con ustedes, encima de ustedes, debajo de ustedes, y alrededor de ustedes. Él es el Morador Interno de su corazón (Hridayavasi). Su Atma no es otro que Dios, mismo. Por lo tanto, no necesitan buscar a Dios en otra parte.

Repiten los nombres de Rama y Krishna, identificando así a la Divinidad con un nombre y forma particulares. Aquello que está más allá del cuerpo, aquello que está más allá del nombre es verdadera Divinidad. La Divinidad no tiene nada que hacer con el cuerpo físico. El cuerpo físico puede subsistir sólo por un período limitado. Sufre constantemente cambios. En el momento del nacimiento, lo llaman un “infante”. Al crecer, lo llaman “muchacho”. Después de algún tiempo, lo llaman “hombre”. Después, cuando se vuelve viejo, lo llaman “abuelo”. El niño, muchacho, hombre y abuelo son uno solo.

Aunque Dios ha venido en forma humana y está actuando ahora como un ser humano, nunca olviden de realizarlo como Dios. Puesto que estamos en formas humanas, conozcamos a Dios en forma humana. Sin su cuerpo físico no podrán nunca realizar a Dios. Por lo tanto, deben experimentar a Dios solamente en forma humana.

La gente desarrolla ego en base a sus capacidades físicas e intelectuales, su riqueza y bienes. Es también común ver como se aparece el ego en posiciones de poder. Todos éstos desaparecen en seguida. Hasta su cuerpo perecerá.

Desafortunadamente, la gente, en estos días, considera las efímeras posesiones mundanas como permanentes mientras que ignoran las cosas realmente permanentes. Por esto, concienticen la verdadera naturaleza del Principio del Atma.

La gente se agolpa en este lugar por miles y cientos de miles para tener el darshan de este cuerpo físico. La cosa más importante que realizar es que el cuerpo físico apunta a la Divinidad eterna. La Divinidad está más allá del cuerpo. Por lo tanto, no traten al cuerpo físico como permanente. Pero, mantengan la salud del cuerpo físico mientras vivan. No lo descuiden, pensando que va a perecer un día u otro. Tienen que velar por el bienestar del cuerpo hasta su último aliento. No es asunto suyo lo que le sucede después.

¡Encarnaciones del Amor!

No necesitan ir en busca del Atma. Es omnipresente – detrás de ustedes, con ustedes, alrededor de ustedes y encima de ustedes. La gente no pone su fe en tal omnipresente conciencia del Atma; ansía por cosas efímeras. De modo que, primero y principal, deben inquirir que es permanente y qué no. Pregúntense, “¿Quién soy yo?” La respuesta es “Yo soy un ser humano”.

Si se consideran un ser humano, deben tener cualidades humanas. Un animal como el buey o una búfala ara la tierra, come hierba y hace trabajo duro en los campos. Similarmente, la naturaleza de una bestia es saltar encima de todas las criaturas y causarles daño, incluyendo matándolas. No somos animales ni bestias. Somos seres humanos.

Por ende, debemos cultivar cualidades humanas. ¿Cuáles son éstas? Verdad, paz, amor y no violencia. Para desarrollar la cualidad de la no violencia, deben cultivar primero el amor. Donde hay amor, habrá no violencia. Similarmente, el amor, la paz y la verdad son todas interdependientes. Cuando el amor y la verdad van juntas, la paz es el resultado. La verdad es una cualidad divina innata. No es conocimiento libresco; es la manifestación del Ser Interno. No hay ser humano en este mundo en quien no esté presente la verdad. Sin embargo, uno esconde esta verdad y la hace aparecer como falsedad. Tristemente; hoy en día estamos más interesados en la falsedad que en la verdad.

Quizás hayan presenciado una serie de dramas y obritas sobre el tema del amor. Rama, Krishna, Sita y Radha son todos personajes mitológicos. Rama y Sita, y Krishna y Radha son brillantes ejemplos del principio del Amor (Prema Tattva). Por esto se refiere a ellos como Sitarama y Radhakrishna.

El rey de los demonios Ravana confinó a Sita en Lanka durante diez meses. Él solía rogarle frecuentemente para que se volviera su reina. Sin embargo, ella rehusaba a someterse a sus ofrecimientos diciendo “tú no eres en manera alguna comparable a Rama, la personificación de la Verdad y la Rectitud”. Ella nunca le miró en la cara. Ella arrancó una hoja de hierba y la tiró en el piso diciendo, “Tú eres como esta hoja de hierba. Tu fuerza y poder no pueden compararse con los de Rama.” Así era su intensa fe en Rama.

Deben desarrollar una fe así en la Divinidad. Hay varias cantidades de terroristas operando en varias partes del mundo, pero ninguno de ellos puede causarles daño alguno si desarrollan fe y amor en Dios. Dios está en todas partes. Deben tener una firme fe en ese omnipresente Dios. Ninguna cantidad de bombas puede causarles el más mínimo daño a su cuerpo. Dios está en ustedes, con ustedes, alrededor de ustedes, encima de ustedes y debajo de ustedes.

Desafortunadamente la gente pone más confianza en medidas temporales y paliativas, que son como “pastillas de menta”, que en desarrollar una fe firme en la omnipotente y omnipresente Divinidad. No tomen a la Divinidad a la ligera. La Divinidad es el único Jefe para el universo entero. Desarrollen fe en ese Jefe. Llámenlo por cualquier nombre – Rama, Krishna, Jesús o Alá. Dios es uno solo. “La verdad es una, pero los sabios se refieren a ella por varios nombres” (Ekam sat vipraha buda vadanti).

Pongan el solo dígito 1 y cualquier cantidad de ceros después y el valor de esa cifra aumentará a saltos. Pero si remueven el 1, el valor de la cifra bajará a cero aunque pongan cientos de ceros uno al lado del otro. Dios es el único Héroe, mientras que todos los demás son ceros. Por eso, mantengan a Dios por delante siempre. Si contemplan en Dios, el verdadero Héroe, pueden lograr la victoria en todos los campos.

Las llamadas bombas y otros poderes no pueden hacerles daño a ustedes. El poder humano no es comparable con ningún otro poder. Después de todo ¿quién hizo la bomba? Sólo un ser humano. Entonces, ¿quién es grande? ¿Es el que hizo la bomba o el objeto en sí? Indudablemente, el ser humano es grande. Un ser humano debe tomar conciencia de su fuerza y grandeza innatas.

La filosofía Vedanta exhorta al ser humano a realizar su verdadera naturaleza mediante un proceso de indagación en sí mismo. Si indagan en sí mismo haciendo la pregunta “¿Quién soy yo?”, llega la respuesta, Aham Brahmasmi (Yo soy Brahmán). Deben recordarse constantemente, “Yo no soy un ser humano. Yo soy Dios en verdad.”

En lo que al cuerpo físico concierne, son seres humanos. ¿Si Dios está con ustedes, en ustedes, alrededor de ustedes, ¿por qué han de temer a las bombas hechas por el hombre? Desarrollen autoconfianza. Desarrollen fe en el Principio del Atma. El Ser en ustedes es el Supremo Ser. Si ese Supremo Ser está presente en su cuerpo, ¿por qué han de temer a nadie? Aun cuando el cuerpo se debilite, el poder de ese Supremo Ser los impulsará a marchar hacia delante. Les ayudará.

¡Por esto, que todo el mundo contemple en Dios incesantemente!

No se dejen confundir con los nombres. Pueden contemplan en cualquier nombre. Se preparan mucha variedad de dulces con el azúcar, que es el ingrediente básico. Pueden comer cualquier dulce que escojan. Pero todos los dulces sabrán solamente a dulces.

Todo es Dios. No tengan dudas al respecto. Las dudas crean confusión en ustedes. Si un ser humano ha de vivir la vida de un verdadero ser humano, deben removerse todas las dudas. Cuanto más pronto mejor, pues mientras persistan las dudas, éstas trabajan como un veneno lento. Desarrollen fe en ustedes mismos. Esto se llama propia-fe. Si sólo poseen propia-fe nadie puede causarles daño alguno. Hasta las bombas no pueden hacerles daño. Muchas personas desarrollan un complejo de temor en estos días de que esa área es atacada con bombas, aquella otra es atacada con bombas, etcétera. No necesitan entretener tal temor.




¡Encarnaciones del Amor!

Se han reunidos todos aquí con gran devoción, amor y fe. Mantengan ese sentimiento de amor en algo. Recuerden constantemente, “¡Yo soy Dios!” con un sentimiento de amor por Dios. Si alguien les pide su nombre, no respondan, “yo soy fulano de tal. “En lugar de esto respondan, “Yo soy Dios.” No solamente Yo, Ustedes también son Dios. Todo el mundo es Dios. Desarrollen tal confianza.

(Bhagavan cantó dos bhajans, “Prema mudita manase kaho” y “Hari Bhajana bina..” y luego continuó con Su discurso.)

Ustedes todos dicen, “Quiero paz, quiero paz, quiero felicidad.” ¿Dónde están esta paz y esta felicidad? Están disponibles únicamente en Hari Bhajana (el cantar la gloria de Dios). Obtendrán paz y felicidad solo cantando la gloria del Divino Nombre. No pueden obtenerse de ninguna tienda. “Hari Bhajana bina sukha shanti nahin…” La paz y la felicidad deben brotar del manantial interno de su propio corazón. Si desean tener paz, felicidad y bienaventuranza, contemplen en el Divino Nombre en su corazón. ¡Que sean felices!

Fuente: www.sssbpt.org
Traducción: Arlette Meyer

viernes, 18 de diciembre de 2009

DISCURSO DE NAVIDAD DE BHAGAVAN SRI SATHYA SAI BABA (1985)

DIVINO DISCURSO
PARA LA NAVIDAD

Brindavan 1985

¡Hombre! Vive tu vida llenándola de buenas acciones, de sacrificio, de Prema (amor) y rindiendo tu ego, pensando todo el tiempo en lo Divino.

¡Premaswarupulaara! ¡Encarnaciones del Amor!
La cosa más importante en este mundo es el TIEMPO. Y no deben perder ni un instante de algo tan valioso como el tiempo. Sin embargo, hoy en día, el hombre desperdicia innecesariamente este precioso y sagrado tiempo. Este valioso tiempo debería ser utilizado en trabajos desinteresados, mas el hombre lo derrocha en actos y pensamientos egoístas.
La naturaleza del hombre actual es difícil de descifrar. Siempre está listo a conseguir beneficios de otros, mas no mueve una mano para ayudar a los demás. Responde a la naturaleza de la mente el apresurarse y equivocarse, pero también el cambiar. Para el hombre resulta muy difícil reconocer y darse cuenta de la naturaleza de la mente, no hay nada definido para ella. El correr, el dormir y el cambiar responden a la naturaleza del hombre. Y es muy necesario que le ponga un punto final a este tipo de mente variable.
Hay dos tipos de personas: uno es el "Purushadama", el otro es el "Purushotama" (el primero es "un hombre que no es bueno", el otro es Dios mismo. Un "Purushadama" es el que toma cosas de los demás y, muy convenientemente, se olvida de ellos. También responde a su naturaleza el perjudicar ala persona que lo ha ayudado. En tanto que la naturaleza del "Purushotama" es absolutamente opuesta a esto. Su naturaleza es dar. Una vez que ha dado Su palabra, puede venirse abajo el cielo, mas no la romperá, aun oponiéndosele todas las dificultades. Está en Su naturaleza llevar hasta sus metas a todos los que tienen fe en El y ayudarlos por todos los medios posibles.
El hacer el bien a otros corresponde a la naturaleza del Purushotama; el devolver con mal el bien que reciben corresponde a la naturaleza de los Purushadamas. Este Purusha posee tres cualidades y cuatro purushartas, que son: dharma, artha, kama y moksha (rectitud, riqueza, deseo y liberación). El hombre actual ha renunciado al dharma (rectitud) y moksha (liberación) y vive en el kama (deseo). Para el que es suficientemente necio como para dormir sobre las ramas de un árbol, no será extraño que llegue a caerse algún día. El kama viene a ser algo como dormir entre las ramas del Arbol de la Vida, en tanto que el dharma representa sus raíces mismas. Lo adecuado y lo correcto para el hombre sería que dependiera de las raíces del Arbol de la Vida, y pasar así su tiempo. Mas el hombre ha desechado las bases mismas de lo que podría depender y confía en cambio en lo que depende de esta base.
En lo que se refiere al moksha, no es mucho lo que necesito decirles. Cuando el hombre ama la riqueza y se deja llevar por sus deseos, ¿qué esperanza de liberación le quedaría? El hombre de hoy se encuentra en una posición lamentable al no darse cuenta de cuál es su propio deber en la vida y de cómo ha de alcanzar su destino. ¡El tiempo pasa con la misma velocidad con que sopla un huracán! El período de vida que se le otorga se deshace del mismo modo en que se derrite un bloque de hielo. ¡El hombre ha de entregar su cuerpo incluso antes de haberse dado cuenta exacta de lo que constituye su deber! ¿Cómo puede entender un hombre así qué es la VERDAD? Este nacimiento humano resulta muy difícil de lograrse, mas ¿cómo reacciona el hombre ante él? Pese a esta dificultad para lograr el nacimiento humano, el hombre no se da cuenta de ello y pasa su vida ignorando por completo el propósito para el cual ha venido.
El hombre se olvida de la cultura en la que ha nacido, la que se ha mantenido por muchos yugos y centurias en Bharat. El hombre debe aprender cuál es este deber de los sabios y los santos y observar las directivas que han entregado. En la cultura Bharatiya, cuando dos personas se encuentran, juntan sus manos y se saludan diciendo: Namaskar. ¿Qué significa esto? El juntar las palmas de las manos significa que ambas son Una, representa la prueba de la Unidad que existe en la diversidad. Cuando se unen los cinco karmendriyas y los cinco jñanendriyas (los sentidos de la acción y los de la percepción) representan la "rendición", la "entrega". Los musulmanes expresan esto por medio del Salam. ¿Cuál es el sentido interno de esto? El significado interior de este término es el siguiente: "Sa" es la forma de la Verdad, la personificación de la Verdad, la personificación de Sat, Chit y Ananda. Esta forma de "Sa" es la forma de Sakara. Y el propósito del hombre es el de fundirse en este Rupa de Sakara.
También en el cristianismo el sentido interno es similar y, como en todas las religiones, se subraya el hecho de que Dios es Uno y que El es la Verdad.
Tienen el nombre de IESU (Jesús) y ¿qué significa? "le" significa Uno y "Su" significa Divinidad. lesu significa: Dios es Uno. Ello muestra que la Divinidad es Una, que Dios es Uno. No hay diferencia alguna entre los hindúes, los musulmanes y los cristianos a este respecto. En ausencia de cualquier religión, la fuente misma de todos los Sastras (sagradas escrituras) y la Meta de todas las Sendas es el CAMINO DE LA DIVINIDAD. Mas, lamentablemente, la gente no se da cuenta de este camino y se extravía.
Todo el que se acerca a Dios tiene la oportunidad de adquirir la Divinidad: el fuego no tiene el poder de atraer, mas cuando alguien se acerca al fuego éste tiene la propiedad de quitarle el frío y darle luz. ¡Así también, el fuego le da esta luz y este calor únicamente a los que se le acercan y no a los demás! Y, del mismo modo, la Divinidad le entrega el amor y el poder a los que se aproximan a Ella.
Sin embargo, no tenemos fe en la Divinidad. Jesús sacrificó su vida en bien de este mundo y de la humanidad. Todas las religiones predican sólo el bien, mas han de realizar este bien y llevarlo a cabo a lo largo de sus vidas. Si vuestras mentes están llenas de bien, ¿qué más podría darles la religión? No obstante los líderes religiosos actuales enfatizan las diferencias en vez de la unicidad, y arrastran consigo hacia el error a otros. Las cosas positivas y los beneficiosos mensajes entregados por los grandes santos no son aplicados correctamente por los seguidores de las religiones, lo que descompone la atmósfera general. No hay religión alguna ni mensajero alguno que le hayan pedido al hombre odiar las religiones de otros. CADA RELIGION HA ENSEÑADO QUE LA DIVINIDAD ES UNA, en todas ellas se encuentra el mismo testimonio. Jesús enfatizó que el ¡¡va es el mismo en todos los seres. Cuando los judíos lo persiguieron, Jesús oyó una Voz Divina que le decía: "¡Todas las vidas son Una, querido hijo! Sé siempre igual para con todos". Lo que Jesús oyó, decía que el cuerpo del hombre es como una vestimenta para él. Pueden cambiar diariamente de vestimenta, nada de malo hay en ello y el cambio de ropas no producirá problema alguno. Es así que en Bharat se dice que el cuerpo representa el templo de Dios y que El reside allí desde tiempos inmemoriales. ¿Qué tipo de templo es éste? Es un templo móvil. En dondequiera que se encuentre este templo, ¡deben tener fe y darse cuenta del hecho de que Dios se encuentra en este templo! Sin embargo, teniendo a Dios dentro de ustedes, no dejan de caerse: "Este es un cuerpo y no un templo", y luego cuando van a un templo sienten, incluso allí, que esto es el cuerpo... y ello no está bien.
Deben tener la conciencia de que Dios está dentro de ustedes, con ustedes, tras de ustedes, en torno a ustedes, dentro de vuestros ojos, en todas partes. Es solamente cuando lleguen a darse cuenta de esto que podrán gozar de la presencia de la Divinidad dentro de ustedes. Todas las religiones, ya sea el hinduismo, el cristianismo, el islamismo, el zoroastrismo, el jainismo o cualquier otra, predican que Dios es Uno. En la actualidad la gente demuestra tener fe en su religión, pero ello NO RESPONDE A LA VERDAD, ¡no es más que actuación! Los hindúes piensan que el hinduismo es la mejor, mas si es tan grande, ¿en qué reside su grandeza? ¡En el hecho de predicar que aquel Dios que es Uno y que es anunciado como el Uno por todas las demás religiones, es el mismo que enseña el hinduismo! Todo aquel que sienta que es un hindú, no será un hindú si denigra a otras religiones. Lo mismo vale para los cristianos que dicen que "Dios es Uno y Jesús es Uno y no hay otro Dios sino El". Pueden perfectamente decir que Dios es Uno y que Jesús es Dios, pero no deben menospreciar otras religiones. Si tienen fe en Jesús mas no siguen Sus enseñanzas, ¿piensan que es la manera correcta de adherir a una religión? En ninguna religión debería criticarse a otros credos. ¡CUALQUIER RELIGION QUE NIEGUE A OTRA, DEJA DE SER RELIGION PARA CONVERTIRSE EN UNA LOCURA!
Mahoma proclamó a Alá en la religión islámica, de la misma manera en que los demás fundadores de otras religiones predicaron la unicidad de Dios. Pero sus seguidores no se han atenido a las enseñanzas como hubieran debido hacerlo. Si los seguidores no adhieren a los preceptos establecidos por los profetas, ¿se puede llamar a ello una "religión"? En el nombre de la religión, estos seguidores no hacen sino rebajar los nombres de los profetas mismos, llevados por sus propios intereses egoístas. Lo primero que tienen que aprender es que DIOS ES UNO. El hombre puede tener muchas formas y muchos nombres, los tiempos pueden cambiar y también las circunstancias, puede haber diferencias de color y otras, pero no existen variaciones en Dios. ¡NO DEBEMOS ODIAR NI ATACAR A NINGUNA OTRA RELIGION! No debemos denigrar a ningún otro credo o religión. No debemos atacar a ninguna otra creencia. Deben adherir a la religión que prefieran, sin olvidar que cualquier bhakti (devoción) que ataque a otra religión, no es bhakti verdadero. Le han cantado ahora al bhakti yoga y los slokas: "Advesha sarva bhutanam" (sin odio hacia criatura alguna). Deben adorar a lo Divino que hay en cada criatura y al j¡va, y no atacarlos. Se debe a la influencia de Kali que una religión se haya vuelto en contra de otra y que se ataquen mutuamente. Y esto representa un defecto de los actuales seguidores de los profetas y no es achacable a los profetas mismos.
Esto se debe a los celos, a la enfermedad de los celos. Esto representa la necedad del ego. Se debe a estos celos y al ego que no se dan cuenta del propio thathwa, vuestra propia naturaleza, y siguen injuriando a otras religiones. No deben injuriar ni a otros credos ni a sus fieles. Tienen fe en una religión, sigan esa fe, pero no denigren a otras. Todo esto se ha ido convirtiendo en una oleada de necedad, la gente se está volviendo muy necia, siendo que un necio no es un ser humano. Podrán triturar la arena y extraer petróleo de ella, podrán llegar a beber el agua de un espejismo, podrán llegar a descubrir cuernos en un conejo, ¡pero jamás podrán ver algo bueno en un necio! No obstante, estos necios van en aumento y no hacen sino desprestigiar los nombres de los que han fundado las religiones. Nada hay de malo en que sigan la religión de vuestra preferencia. Nadie debería decir que Jesús es grande y que Rama no lo es, así como tampoco nadie debería decir que Rama es grande y que Jesús no lo es. Todos son grandes personas. ¡La grandeza de que hablan DEBE ESTAR EN USTEDES! Si llevan esta ceguera consigo y llevan adelante esta propaganda adversa en contra de los que han fundado religiones, no estarán mostrando fe en una religión, sino algo que corresponde a la naturaleza de la locura. No deben darle lugar a ninguna de estas necias ideas. En el mundo actual, todo, animales, aves y árboles le prestan un servicio desinteresado ala humanidad, en tanto que el hombre con su naturaleza egoísta se muestra como un malagradecido ante sus padres, sus maestros y hacia su propio Dios. Una naturaleza humana así no podrá aspirar jamás a niveles superiores. Al menos deberían preocuparse por la sociedad que les es propia. Mas el hombre de hoy circula con un corazón estrecho, se olvida de que hay una causa y un efecto. Cuando queremos lograr una buena cosecha, comenzamos por elegir cuidadosamente la semilla y luego la sembramos. La cosecha que logren está determinada por la semilla que hayan sembrado. Si siembran espinas, se formarán miles y miles de semillas de espinas y no crecerán sino espinas por todos lados. Si siembran buenas semillas de arroz, cosecharán miles de buenas semillas también. Por otra parte, si siembran aunque sea una sola buena semilla en sus corazones, cosecharán miles de buenos pensamientos; en tanto que si siembran un solo pensamiento malo, surgirán miles de ellos.
Deben elegir con cuidado la semilla que siembren; deberá ser fuerte y sana. ¡Qué pena sería que sembraran semillas malas y vanas! La fertilidad de vuestro propio corazón constituye el campo para vuestro karma. De modo que deben cultivarlo adecuadamente, teniendo buenos pensamientos, buenas ideas y buenas obras en él.
Pensamos que karma, dhyana y yoga son los métodos principales que debemos adoptar. El karma yoga significa lo que hacen por el bien del mundo. Hacer el bien a través del karma y gozar del bien de ese karma, aquí y después. Para lograr estos buenos resultados, realizamos yagnas y yogas (rituales y peregrinaciones), pero al hombre le resulta muy difícil obtener la liberación por medio de ellos. El advaita darsana (visión de la Unidad) es Dhyanam. La discriminación entre lo que es permanente y lo que es transitorio, la discriminación entre Atman y An Atman, la diferencia entre verdad y falsedad; en ello deben inquirir para llegar a tomar conciencia de la Unidad, eso es Jñanam.
Ello resulta muy difícil de realizar para un ser humano común. El yoga significa llegar a controlar los sentidos, se deberán adoptar prácticas muy difíciles, de modo que también le resulta difícil al hombre lograr sus metas y alcanzar niveles superiores. Junto a estas sendas del karma, el dhyana y el yoga, resulta mucho más fácil y mejor el bhakti marga (la senda de la devoción). No hay ningún otro camino por el que puedan obtener los resultados que les brinda éste. Hay veces que un bhakta SACRIFICA LA LIBERACION, NO DESEA EL MOKSHA... Este es un verdadero bhakta. ¡Siente que el gozar de la Bienaventuranza de Dios es su meta, no está de acuerdo en fundirse en Dios! ¿Qué es el bhakti? En cada ser humano se encuentran los rasgos de apego, amor y deseo como característicos de lo humano. Si logran volver estos deseos hacia Dios, entregarle los resultados de estos karmas al Señor, y los estados de vuestra mente, todo ello se transforma en amor a Dios. Este Parabhakti se transforma en Paramatma y el bhakta logra la visión del Señor. Es muy necesario que cualesquiera sean los actos que lleven a cabo, no los traten como actos del mundo: EL TRABAJO DEBE TRANSFORMARSE EN CULTO: todo lo que hagan deben ser actos de adoración al Señor. Debido a que éste es el templo de Dios, Dios está con ustedes, dentro de ustedes, en torno a ustedes, en todas partes y, por ende, si sienten sinceramente esta adoración a Dios, ella se torna en Parathathwa. Este amor es de dos clases. El Uandhyasangha significa que sus propios pensamientos se convierten en parte de Dios. Graban dentro de sí mismos el Daivathathwa y se dan cuenta de que ustedes y Dios son Uno. Este Uandhyasangha les hace sentir que son Uno con Dios. El Uandhyasangha, por otra parte, hace que incrementen vuestros deseos por cosas mundanas y vuestros apegos, y hace que se enreden en las cosas del mundo; quedan atados al Samsara, se van sumiendo en él con cada acto que lleven a cabo y esto representa apego. Esta esclavitud es la responsable de todos los pesares del hombre.
Hay mucha gente nueva aquí. Deben darse cuenta de lo que significa el dicho: "Vuestra mente es responsable tanto de vuestra liberación como de vuestra esclavitud". ¡Si tornan las mentes hacia Dios, se orientarán hacia el moksha o liberación; si las tornan hacia el mundo, significará la esclavitud! La dirección del giro es lo que determinará el estado que les espera. Si ponen una llave en la cerradura y la giran hacia la derecha, la cerradura se cierra, si la giran hacia la izquierda, la cerradura se abre. Y pueden ver que la cerradura es una, la llave es una, todo depende de la dirección en que la giren. Vuestra mente es la llave: gírenla hacia Dios y en sentido contrario a los deseos mundanos, y así, mejoren espiritualmente.
Gradualmente deben controlar el apego y el odio. Nunca hablen mal ni censuren a ninguna otra religión.
Nunca debemos estar, en parte alguna, con gente que critique a otra religión. Al asociarse con mala gente, los propios pensamientos se corromperán. Al asociarse con buena gente, los propios pensamientos se hacen buenos; es por ello que debe elegirse la buena compañía. Tomen por ejemplo la buena y dulce leche y el agua buena y pura. Si en diez galones de agua vierten medio galón de leche, la leche también se convierte en agua. En cambio, si en diez galones de leche se vierten un galón de agua, también el agua se volverá leche. La leche debe tener calidad y debe estar en cantidad. Incluso la leche de buena calidad se puede estropear si está en menor cantidad y se le agrega agua. Consideremos el mar. No pueden describir su forma, su profundidad es insondable y todo ser viviente sobre la tierra vive gracias al agua. Sin embargo, el agua del mar es salada. El agua de alcantarilla es muy sucia y la gente ni siquiera quiere verla; sin embargo, cuando se vacía en el mar, éste no es alterado por ella, porque, en comparación, el mar es vasto y el agua servida, insignificante a su lado. Cuando lo pequeño se une a lo grande, también se hace grande. Cuando nos asociamos con gente mejor que nosotros, nuestros defectos tienden a ser eliminados. Y este satsang los puede llevar también a la liberación. Aquí va una pequeña historia. Vibhishana era un rakshasa, hermano de Ravana, el Príncipe de Lanka, y Rey de los demonios. ¿Cómo fue que se volvió devoto de Rama? Ello se debió al efecto del satsang, el asociarse con buena gente: fue el vínculo con Hanuman.lo que lo transformó en un gran devoto de Rama.
Por otra parte, la reina en el Ramayana, Kaika, a quien el Maharaja prefería, terminó arruinando su futuro y su propia vida por seguir los malévolos consejos de su sirvienta. Perdió a su marido, ya que éste muere por causa suya; se vio separada de Rama a quien amaba y, debido a esta falta de fortaleza suya, ha terminado siendo conocida como una mujer malvada en todas partes. Y todo por causa de esta asociación con una mala compañía. Las malas asociaciones hacen que los malos pensamientos se multipliquen.
Deben haber leído en el Mahabharata, que Dharmaraja era la personificación del dharma o rectitud. Todas sus acciones, todos sus pensamientos y todas sus palabras estaban de acuerdo al dharma. Ni en las situaciones más críticas renunciaba a su dharma. Mas incluso un hombre tan recto como Dharmaraja, debido a su asociación con gente malvada, como los Kauravas y su tío Sakuni, perdió su reino y su mujer, y tuvo que huir al bosque.
Las malas compañías los llevarán a problemas sin fin. Aléjense de ellas aunque tengan que perder dinero. A la buena compañía, por otra parte, denle todo lo que tengan y manténganla a vuestro lado. Esta buena compañía, este satsang, representa una necesidad primordial.
Veamos un pequeño ejemplo. Tenemos carbón y tenemos fuego. Si se mantienen separados, el carbón no prenderá... ¿no es así? Cuando acercamos el carbón al fuego y hacemos que el fuego lo toque, los unimos y luego soplamos un poco; el fuego entra en el carbón y el carbón se vuelve fuego. El hombre es como un trozo de carbón lleno de ignorancia y de ceguera. El fuego es Dios, lleno de Sabiduría y de Conocimiento. El hombre deberá acercarse a Dios: eso es satsang. Con el abanico del sadhana deben darle aire y cuando esta "proximidad y afecto" esté seguro, Brahmathathwam se convertirá en Brahma. El satsang es la "proximidad", el sadhana es el "afecto"; con la asociación del satsang y el sadhana el hombre se convierte en Dios.
Deben cultivar el amor puro. Sin deseo alguno. Deben entregarse. Deben ofrecer ese amor sin esperar nada. Drucker dijo una vez, luego que yo le había preguntado a alguien: "¿Qué es lo que quieres?" y este hombre respondió: "Te quiero a Ti, Swami". Primero había dicho: "No quiero nada..." y luego agregó: "Te quiero a Ti, Swami". Y entonces Drucker interrumpió: "¡Pero si Swami está dentro de ti! ¡TODO YA ESTA CONTIGO! Bhakti, Tikthi, Mukthi, todo... la liberación... ¡Todo está en ti! ¡La salud, la abundancia, todo está allí!".
¡Es así que, una vez que han asegurado esa Divinidad, tendrán todo lo que puedan tener!
Entre ustedes hay muchos que tienen gran fe en Jesús y, por ende, deben darle gran valor a Sus dichos y enseñanzas. La mayor de las enseñanzas de la Biblia es Shanti, la Paz. Sin este Shanti el hombre no puede mejorar, ni en este mundo ni en el Más Allá. Las principales enseñanzas de Jesús son: el AMOR y la PAZ.
En el Thretayuga, llegó Sri Rama con los atributos de la Verdad y la Rectitud. En el Dwaparayuga, vino Krishna con los atributos de Shanti y Prema. En el Kaliyuga, empero, los atributos de Sathya Sai son Sathya, Dharma, Shanti y Prema. Si adoptaran estos cuatro principios, surgiría por sí mismo el Ahimsa (la no violencia).
Volviendo a Jesús, de nada les servirá decir que son Sus seguidores si no se atienen a Sus enseñanzas. La principal enseñanza de Jesús es que Dios está en cada criatura y que nadie debe perjudicar ni herir a nadie. Mas en la religión cristiana de hoy va en aumento el herir a otros, se paga y se hace publicidad. No se dejen llevar por estas prácticas, todo el que se dedica a esta propaganda no hace sino empañar el buen nombre de Jesús. ¡Jesús fue un hombre extraordinariamente puro! Y no se le pueden atribuir los errores actuales a un alma tan pura como la Suya. ¿De qué sirve decir que lo aman si rechazan Sus preceptos? ¡Dios es Uno, el Amor es Dios, vivan en el Amor, porque la Meta es Una!
Unicamente siguiendo esta determinación podrá hacerse realidad la unidad del género humano. Tomen como guía los positivos dichos de todos los profetas. No desprecien a nadie, porque tienen el derecho de recoger enseñanzas de todas las religiones. No hay castas ni religión ni color, ¡existe una sola casta: la casta de la Humanidad!
Existe una sola casta: la casta de la Humanidad; existe una sola religión: la religión del Amor; existe un solo lenguaje: el lenguaje del corazón; ¡un solo Dios y El es Omnipresente! Deben tratar de evitar que la gente pregone una falsa propaganda. Todos los países deberían llegar a ser uno solo, toda la humanidad debe llegar a ser una. Si cada uno decide seguir su propio camino, el país caerá a pedazos. Por un lado, los rusos dicen que usarán esta y aquella bomba, por otro, los americanos declaran que harán uso de la bomba nuclear, y ambos declaran que no destruirán sus armas. ¡Toda esta falsa propaganda es la que ha arruinado el corazón del hombre!
Todas estas cosas se están convirtiendo en poderosas bombas y ello es un gran pecado. ¡Lo que están destruyendo es la unidad! La gente de mente estrecha es la que cae en esta propaganda. ¡Expandan sus corazones, expandan su amor! ¡LO QUE DEBEN LOGRAR ES LA EXPANSION DEL AMOR NO SU CONTRADICCION! Deben mantener alejada de ustedes toda estrechez mental... Pueden cantar ¡Rama! ¡Krishna! ¡Govinda! ¡Jesús! ¡Alá!... nada de malo hay en ello... ¡Prabhu! El Señor es Uno, mas sus nombres son muchos. No salgan a atacar a nadie debido a su credo. Si incrementan la propia fe, destruyen la estrechez mental, fomentan el satsang, lograrán plenitud en sus vidas, esta vida humana con la que han sido dotados.
Después de haber venido de tan lejos y de haber gastado tantos miles de rupias, no es posible que tomen por la senda equivocada. NO SE ASOCIEN CON GENTE DE MENTE MEZQUINA, manténganse junto a la gente que tiene una visión amplia, acepten y asimilen todas las grandes enseñanzas y pongan en práctica al menos una o dos de ellas. Esto colmará sus vidas. Ello debe ser la razón para que viajen, ya que de lo contrario estarían perdiendo el tiempo. ¡El tiempo es importante, no deben malgastarlo: el tiempo desperdiciado es vida desperdiciada!

martes, 15 de diciembre de 2009

¿QUIEN ERA JESÚS?


PENSAMIENTOS DE BHAGAVAN SRI SATHYA SAI BABA
(Extraidos de diferentes discursos)

"Jesús restableció el amor y la compasión en el corazón del hombre.
"Jesús fue un maestro que nació con un propósito: restablecer el amor, la caridad y la compasión en el corazón del hombre. No tenía ningún apego al yo, nunca le prestó atención a la tristeza o al dolor, a la alegría o a la ganancia; tenía un corazón que respondía al llamado de la angustia. Anduvo por la Tierra predicando la lección del amor. Su vida fue una ofrenda por la elevación de la humanidad.
Como la mayoría de los buscadores, Él primero buscó a la Divinidad en el mundo objetivo, pero pronto se dio cuenta de que la naturaleza es un cuadro caleidoscópico creado por la propia imaginación, y buscó a Dios dentro de sí. Su estadía en los monasterios de los Himalayas, en Kashmir y otros centros de ascetismo e indagación filosófica de Oriente, expandió su conciencia. Después de regresar del Oriente, su afirmación de que era un mensajero de Dios cambió a la de que era el hijo de Dios.
El vínculo se fortaleció: el Ser ya no era alguna luz o entidad distante, la luz se volvió una parte del Ser. Cuando predominaba la conciencia del cuerpo, era un mensajero. Con la conciencia del corazón en ascenso, se sintió cercano y querido, y así, en esta etapa, el vínculo padre-hijo parece natural. Después, a medida que se afirmaba la conciencia del Alma, Jesús pudo declarar: ‘Yo y Mi Padre somos Uno’.
Estas tres etapas pueden describirse como: ‘Yo estoy en la luz, la luz está en Mí y Yo soy la luz’.
Jesús fue honrado por el pueblo como Cristo, porque en sus pensamientos, palabras y acciones no encontraron ningún indicio de ego. No tenía ni envidia, ni odio; estaba lleno de amor y caridad, humildad y benevolencia.
El mismo nombre, Jesús, no es original. A él lo llamaban Isa, que al invertir las letras se convierte en Sai. Isa o Sai, ambos significan Isvara, Dios, el Eterno Absoluto. En el manuscrito tibetano del monasterio donde Isa (Jesús), vivió algunos años, el nombre está escrito como Isa, que significa el Señor de todos los seres vivos.
El cumpleaños de Jesús debe ser celebrado por toda la raza humana; no deben ser limitados a un solo país o una sola comunidad. Jesús encontró que los eruditos y los ritualistas habían oscurecido la verdadera religión. Se dedicó a la enseñanza de la espiritualidad y la moralidad, porque la educación es la luz misma de la vida. Jesús encontró que la gente andaba en busca de cuentas de vidrio imaginándose que eran diamantes. Visitó los lugares sagrados y descubrió que se habían convertido en mercados, donde la gracia estaba siendo negociada y comercializada. Condenó al sacerdocio que toleraba y alentaba estas prácticas. Por todo esto atrajo la ira de los jefes de los templos y monasterios. Ellos tentaron a uno de sus discípulos de Jesús con treinta monedas de plata, para que lo traicionara y lo entregara.
A los gobernantes romanos les dijeron que Jesús estaba intentando hacerse pasar por rey y que debía ser castigado por traición. Su insistencia hizo que el gobernador ordenara su crucifixión. Cuando lo estaban clavando en la cruz, Jesús escuchó la voz del Padre que decía: ¡Toda vida es una, mi querido hijo! Sé como todos. Y pidió que los que estaban crucificando fueran perdonados, porque no sabían lo que estaban haciendo. Jesús se sacrificó por el bien de la humanidad.
Los villancicos y las velas, las lecturas de la Biblia y las pastorelas no son suficientes para celebrar el nacimiento de Jesús. Él dijo que el pan comido en la última cena era su cuerpo y que el vino era su sangre. Quiso decir que todos los seres vivos con cuerpo y sangre debían ser tratados como él mismo y que no se hiciera ninguna distinción entre amigo o enemigo, nosotros y ellos. Todos son su cuerpo, sostenidos por el pan; cada gota de sangre que fluye en las venas de todo ser humano es suya, animada por la fuerza que el vino le infunde. Esto quiere decir que todo hombre es Divino y tiene que ser venerado como tal.
Ustedes trabajan como mensajeros o siervos; después, ustedes adoran igual que un hijo adora a su padre y, finalmente, logran la sabiduría de que ustedes y Él son Uno. Ése es el camino espiritual, y Jesús enseñó el camino en términos precisos. Desde el inicio de su vida anunció que había venido para iluminar el camino espiritual. Aún cuando era un capullo, emitía fragancia. Tenía la luz dentro de Él; si no, ¿cómo podría una pequeña luciérnaga encender una lámpara?" Sai Baba, 25/12/78
Jesús habría de hacer añicos la oscuridad que había envuelto al mundo
"La gente habla del sacrificio de Cristo según se evidencia por su crucifixión. Sin embargo estaba apresado y atado y fue coronado con espinas por la turba que lo capturó; poco después, fue clavado en la cruz por sus captores. Una persona atada y golpeada por sus enemigos no puede decirse que haya sacrificado algo, porque no es libre. Pongamos atención al sacrificio que Jesús hizo por su propia voluntad mientras estaba libre. Él sacrificó felicidad, prosperidad, bienestar, seguridad, y enfrentó la hostilidad de los poderosos, rehusó ceder o transigir y renunció al ego, lo cual es muy difícil de lograr. Venérenlo por esto. Él sacrificó voluntariamente los deseos mediante los cuales el cuerpo atormenta al hombre; este es un sacrificio mayor que el sacrificio del cuerpo ante el sometimiento. La Navidad debe ser celebrada sacrificando por lo menos uno o dos deseos y sometiendo al menos los más nocivos impulsos del ego.
Y la historia dice, había una estrella en el cielo que cayó con una nueva luz, y esto guió a algunos tibetanos y a otros al lugar donde nació el Salvador. Esta historia es leída y tomada como cierta por muchos: aunque las estrellas no caen ni siquiera se deslizan tan súbitamente. Lo que la historia significa es que había una enorme aura de esplendor que iluminaba el cielo por encima de la aldea donde nació Cristo. Eso significa que había nacido aquel que iba a vencer la oscuridad del mal y la ignorancia, el que iba a difundir la luz del amor en el corazón del hombre y en los dirigentes de la humanidad. La aparición del resplandor y de otros signos para anunciar la era que se ha iniciado son naturales cuando se presentan las encarnaciones en la Tierra. Jesús habría de hacer añicos la oscuridad que había envuelto al mundo y el aura de luz era una señal que anunciaba el acontecimiento. Los maestros llegan en respuesta a la plegaria del hombre, guíanos de la oscuridad hacia la luz.
Este día de Navidad, cuando celebramos el nacimiento de Cristo, decidan llevar una vida de servicio amoroso al débil, al desvalido, al angustiado, al desconsolado. Cultiven la tolerancia y paciencia, caridad y magnanimidad. Atesoren los ideales que Él estableció y practíquenlos en su vida cotidiana.
La forma en que actualmente se celebra la Navidad muestra cuanto se han alejado los hombres de estos ideales, ¡cuanta ignominia están acumulando en su nombre! Se reverencia la hora de medianoche; se adora con luces; se pone el árbol de Navidad y después se pasa la noche bailando y tomando. Es un día de felicidad sagrada; ¡pero la felicidad queda reducida a la excitación intoxicante de la embriaguez! La bebida es un hábito tan pernicioso que cuando el hombre toca la botella, queda preso en ella, ¡y no puede escapar!
Primero, el hombre bebe vino; después, el vino bebe más vino; y, finalmente ¡el vino se bebe al hombre mismo, que se queda hundido y ahogado en la bebida!
¡El licor destruye la humanidad en el hombre! ¿Cómo puede el licor desarrollar divinidad en él? Deben danzar con alegría divina, en vez de ello ¡se entregan al baile sensual como un sustituto pernicioso! Hagan puros sus corazones, santas sus actividades y benéficos sus sentimientos hacia todos. Ésa es la mejor manera de celebrar el nacimiento de Cristo."
Sai Baba, 24/12/1972
Jesús predicó la verdad y enseñó a la gente
que el cuerpo debe usarse para servir a la sociedad
"Aquel que tiende a la cualidad divina será alguien que se dedica a la contemplación del Alma que mora en él, disfruta de la bienaventuranza átmica y santifica todo momento de su vida realizando actos sagrados. Se percata que dentro de todos los seres reside el mismo Alma, el ser interno, y vive una vida de bienaventuranza, desechando los pensamientos egoístas.
El hombre que está sumido en la ignorancia no se considera mejor que un animal, su vida se centra solamente en la gratificación de los sentidos, su pensamiento no va más allá de ellos debido a que ignora que la Divinidad se encuentra dentro de él. Considera que los placeres terrenales, transitorios, son la bienaventuranza celestial; vive en el engaño y no usa su discernimiento.
Todo hombre debe hacer un esfuerzo para elevarse hacia lo humano, desechar las cualidades animales y demoníacas y enseguida esforzarse en comprender su naturaleza Divina. En la actualidad, descubrimos que los hombres marchan por una dirección opuesta a esto; de lo humano van hacia los niveles animal y demoníaco.
En la actualidad, el hombre adora ídolos e imágenes inanimados, pero no intenta amar a su prójimo, a los seres humanos de carne y hueso, éste fue el primer mensaje de Jesús. Si un hombre no puede amar a otro ser humano, que puede ver, ¿cómo podrá amar a alguien a quien ni siquiera ve? Esto es imposible. Sólo un hombre que ama a los seres vivos que lo rodean puede amar a lo Divino invisible. El amor empieza hacia los seres que tienen forma y luego se expande a todos los seres. Este es el primer nivel de la espiritualidad.
La espiritualidad no significa preocuparse por la meditación, la ceremonia de adoración, etc. No, la espiritualidad implica una extinción total de las inclinaciones irracionales y demoníacas que hay en el hombre, y la manifestación, por supuesto, de su Divinidad inherente. Cuando se desechan los apegos y los odios en los cuales el hombre se involucra, se revela su Divinidad.
No es necesario buscar la omnipresencia Divina en un lugar específico. ¿Por qué buscan la Divinidad si ustedes mismos son Divinos?
Jesús realizó muchos actos milagrosos, liberó de sus sufrimientos a muchos que estaban al borde de la desesperación, predicó verdades sublimes y, finalmente, sacrificó su vida; durante más de cien años después de su martirio, el mensaje de Cristo no surtió ningún efecto en la vida de la gente, después de cuatro siglos, el cristianismo fue aceptado por los emperadores romanos; incluso ahora, mucha gente no se ha percatado de que la Divinidad es inherente en el hombre. Cristo predicó la verdad y enseñó a la gente que el cuerpo debe usarse para servir a la sociedad.
¿Cuál es el propósito del nacimiento humano? No es sólo comer, beber y divertirse. El cuerpo humano está hecho para servir a otros. El hombre debería dedicarse al servicio de la sociedad. Dios ha dotado al hombre con todos los poderes. El cuerpo humano está atado por los sentidos que son los responsables de lo bueno y de lo malo. Por lo tanto, es la obligación máxima del hombre hacer un uso adecuado de los sentidos. El que no controla los sentidos es peor que un animal. Aún los animales ejercitan algún control sobre sus sentidos. Pero el hombre, no está haciendo ningún esfuerzo por controlar sus sentidos... Deseo, ira, codicia, capricho, orgullo y envidia, son tendencias bestiales. Hoy el hombre está cultivando tales tendencias animales y se está convirtiendo a si mismo en un animal. El hombre no es un animal, ni esta hecho de materia inerte. Él es de hecho, encarnación de la conciencia y la bienaventuranza. Es una vergüenza que un ser humano esté cultivando cualidades animales. El hombre debería controlar sus sentidos en primera instancia. Hay prácticas espirituales prescritas para controlar los sentidos.
Jesús fue crucificado un viernes y resucitó un domingo. Por lo tanto, el domingo se considera el día de adoración y de servicio en las iglesias cristianas. Los católicos le concedieron importancia a la Virgen María, la madre de Jesús, mientras que los protestantes le concedieron al nacimiento de Cristo. Los católicos celebran la Navidad el 24 de diciembre en la noche, adoran a María, y los protestantes celebran el día 25 para festejar el nacimiento de Jesús.
Existe la costumbre de poner un árbol de Navidad y adorarlo. Esta costumbre se originó en Alemania. Un predicador inglés de nombre Jensen visitó Alemania para cumplir una misión; durante su viaje observó a unos alemanes tratando de ofrecerle a un árbol la vida de un niño como sacrificio para complacer a Dios, pues creían que Dios vivía en un árbol de roble. Preocupado, el predicador les preguntó por qué le ofrecían a un árbol la vida de un inocente. Cuando le aseguraron que Dios vivía en el árbol, tomó un hacha y partió el árbol; para su sorpresa sintió una vibración que lo hizo estremecerse de la cabeza a los pies y vio la forma de un niño dentro de las dos porciones del árbol que había cortado.
Este incidente nos demuestra la verdad de que Dios vive no sólo dentro de los seres humanos, también en las plantas y en los árboles; desde entonces, la gente empezó a poner un árbol para adorarlo la noche de Navidad.
La Divinidad que hay dentro debe reflejarse en cada acto. La morada de la verdad es su propio corazón. Adoración significa amar a los demás con todo su corazón. Deben vivir en el amor y vivir una vida de servicio basada en el amor. Esta es la única forma correcta de celebrar el nacimiento de Cristo. Dios, de hecho, no tiene nacimiento ni muerte. Dios es invariable, es permanente. El atma que hay dentro no es más que un reflejo de Dios y es la misma en todos los seres, como un testigo eterno. El nacimiento y la muerte pertenecen solo al cuerpo."
Sai Baba, 25/12/1992
Jesús ejemplificó el espíritu del servicio social
"Jesús ejemplificó el espíritu del servicio social. La inspiración vino de su madre, María. Desde su niñez María le enseñó buenas cualidades como la verdad, la bondad, la compasión y la justicia. En su decimosegundo cumpleaños, Jesús y sus padres fueron a Jerusalén a un festival. Sus padres lo perdieron de vista entre la muchedumbre y lo buscaron por todas partes. Al no encontrarlo por ningún lado, María se sentó bajo un árbol y le oró a Dios para que la ayudara. En ese instante, un pensamiento relampagueó en su mente: que Jesús estaba quizá en un templo cercano. En efecto Jesús estaba sentado ahí, en un rincón del templo, escuchando las palabras del sacerdote. María corrió hacia él y lo abrazó amorosamente. ‘Hijo, ¡qué angustia pasé a causa tuya!’, dijo ella. Jesús le contestó: ‘Madre, ¿por qué tener temor alguno? Aquellos que creen en el mundo tendrán miedo, pero, ¿Cómo puede alguien que cree en Dios tener miedo? Yo estoy en compañía de mi padre, ¿por qué temes? Tú me enseñaste que Dios lo es todo para nosotros. ¿Cómo, entonces, puedes tú preocuparte así?’
Jesús había aprendido las lecciones de su madre y desarrollado su fe espiritual. Después que regresaron de Jerusalén, Jesús sintió que el servicio a sus padres era su deber supremo, porque les debía todo a ellos. Con este espíritu, acostumbraba ayudar a su padre en el trabajo de la carpintería. José murió cuando Jesús tenía treinta años. Él le pidió permiso a su madre para dedicarse al servicio de los necesitados y desvalidos. Después de dejar su hogar, Jesús se bautizó con Juan. Luego durante cuarenta días Jesús realizó severas austeridades sin comer ni beber. En un principio El se consideró como un 'Mensajero de Dios'. Después de las penitencias que llevó a cabo, comprendió que El era hijo de Dios. Empezó su misión con un grupo de pescadores como sus primeros discípulos. Les enseñó que primero debían buscar el reino de los cielos y que para entrar en ese reino tenían que cultivar un corazón amoroso; entonces sus corazones se volverían el reino de los cielos. Jesús declaró más adelante: ‘Yo y Mi Padre somos Uno’.
El 25 de Diciembre celebramos el nacimiento de Cristo. Se dice que cuando Jesús nació en un pesebre, tres reyes fueron guiados por una estrella hasta el lugar de nacimiento del niño. De hecho, ellos no eran reyes sino tres pastores. Uno de ellos viendo al niño Jesús, comentó: ‘Este niño será un amante de Dios’. Un segundo dijo: ‘No, Dios lo amará a El’. El tercero dijo: ‘De verdad que él es Dios mismo’.
El verdadero significado de estas tres afirmaciones es: Amar a Dios es ser su mensajero. Ser amado por Dios significa ser su hijo. La afirmación final equivale a ser uno con Dios. Como Jesús dijo: ‘Yo y Mi Padre somos Uno’. De esta manera, todas las personas son mensajeras de Dios. Esto significa que deben Divinizarse. ¿Cuándo puede una persona llamarse a sí misma ‘hijo de Dios’? Cuando reconoce que las acciones puras son realizadas por Dios, sin egoísmo y por el bien de todos, que no hay traza de interés propio en él. Todo lo que él hace, dice o piensa es por el bien de los demás."
Sai Baba, 25/12/1994
Jesus dio protección a los pobres y desvalidos con amoroso corazón
"La grandeza no esta en adquirir riqueza. El cultivar nobles cualidades es de suprema importancia. Hablen menos, pues, cuanto mas se dediquen a las habladurías, mas estarán propensos a las malas cualidades. De nada sirve unirse a una organización de servicio si no cultivan las virtudes y transforman su comportamiento en uno bueno. Algunas personas hablan dulcemente, pero en el fondo de su corazón, son perversos. Esa dicotomía no los llevara a ninguna parte. Deben primero desarrollar suavidad y dulzura en su corazón. Su corazón debe estar lleno de compasión. Merecerán ser llamados hombres solo cuando su corazón este lleno de amor y compasión.
Jesucristo desarrollo tales nobles cualidades. El dio protección a muchos pobres y desvalidos con amoroso corazón. De hecho, varias de tales personas buscaron refugio en El. En el proceso, El tuvo que enfrentar la ira de varios enemigos. Deben ayudar a las personas aun si tienen que sufrir algunas dificultades. Nunca se dediquen a vilipendiar a otros, pues el mismo Alma esta perneando cada ser viviente. Si abusan de otros, es igual que si abusaran a su propio ser. Si no los quieren, aléjense de ellos, pero nunca abusen de ellos. Cualquier cantidad de buenas obras hechas por ustedes no les servirán de nada si no dejan sus malas cualidades. Si no pueden hacer bien a otros, por lo menos hablen con buenas palabras. No siempre pueden complacer, pero siempre pueden hablar de manera amigable. Si encuentran a alguien sufriendo, traten de ayudarle. Hoy es su turno, pero mañana podría ser el suyo. Siempre tengan esto en mente. Nadie puede escapar del dolor y del sufrimiento. Siempre oren por el bienestar de todos. Es solo en este contexto, que se usa la oración universal de Loka Samastha Sukhino Bhavantu (Que todos los seres de todos los mundos, sean eternamente felices).
Su corazón debe transformarse. Solo cuando cultiven buenos sentimientos es que podrán volverse buenas personas. No necesitan ser grandes hombres, pero deben aspirar a ser buenos hombres. Deben ganarse el amor de todos. Dios es amado por cada cual. El esta siempre feliz y lleno de bienaventuranza. No siente odio hacia nadie. Todo lo que El hace es para el bien de ustedes. Cada cual debe cultivar ese mismo amor divino hacia los demás. Anden siempre por el camino de la verdad y la moralidad. El mero dar charlas sobre moralidad no será suficiente, el amor debe permear cada actividad emprendida por ustedes."
Sai Baba, 25/12/2002

Om Sai Ram!

Blogalaxia Tags:

viernes, 11 de diciembre de 2009

EL AMOR ES DIOS


El Amor es el disolvente para los corazones más duros.
El Amor puede dar paz, alegría y sabiduría; cultiven Amor, expresen Amor.
Dejen que el Amor sea su aliento, dejen que el Sol del Amor ayude a florecer el loto de su corazón.
El Amor es Mi Milagro más elevado. El Amor puede lograr reunir el afecto de toda la humanidad.
El Amor no tolerará ningún fin o enfoque egoísta.
El Amor es Dios; vivan en Amor.
Expandan su corazón para que pueda abarcar todo. No lo reduzcan a ser un instrumento de Amor restringido.
El hombre es el Amor encarnado. Tiene sed de Amor y encuentra verdadera alegría al amar y recibir Amor desinteresado. Amen a todos como encarnaciones del mismo Principio Divino.
Solamente la Bienaventuranza que dan y el Amor que comparten, serán sus posesiones eternas.
Amor. Sólo el Amor puede unirlos a otros y a Dios, que es la encarnación del Amor. El Amor no conoce el temor, ni la mentira, ni la ansiedad, ni el dolor. Yo soy Amor; Yo lo derramo.
Amor. Yo comparto el Amor, me complace el Amor; los bendigo para que tengan más y más Amor para más y más seres.
El Amor puede transformar al hombre en un Ser Divino; lo ayuda a manifestar lo Divino, que es su esencia.
El Amor puede amansar a la más feroz de las bestias.
Comiencen vertiendo Amor en todos los miembros de su comunidad y gradualmente expandan ese Amor para incluir a toda la humanidad y hasta a las criaturas inferiores.
Impregnen cada momento en Amor, es decir, en Dios.
Nazcan en Amor, mueran en Amor, vivan en Amor, es decir, surjan de Dios y fusiónense en Dios. Sean la ola en el Océano del Amor.
No deberían morir, deberían fusionarse y realizarse. Ese es el destino, ésa es la meta.
Expandan Amor; estén llenos de Amor. Si no pueden amar al hombre, ¿cómo esperan amar a Dios?
El Amor debe ver lo mejor en los otros y no lo peor.
El Amor no puede ignorar la Divinidad en los otros. La más grande de las virtudes es el Amor. El Amor es la base del carácter.
Dios es Amor y se lo puede ganar sólo a través del cultivo y ejercicio del Amor.
El Amor es expansión y la expansión es la Vida Divina. Siembren Amor, que florece como compasión y tolerancia y da el fruto de la Paz.
Si no cultivan Amor, Tolerancia, Humildad, Fe y Reverencia, ¿cómo es posible para ustedes realizar a Dios?
El Amor activa. El Amor colma. Llenen sus corazones con la dulce y fragante agua del Amor. Entonces, cada uno de sus actos, cada una de sus palabras (que son como el agua sacada del tanque a través de las canillas, y que surgen a través de la lengua, la mano, el cerebro, etc.), serán dulces y fragantes. Si el tanque está contaminado, ¿cómo puede la palabra ser útil o el pensamiento beneficioso o el acto loable?
Cuando sepan que no son más que una chispa de lo Divino y que todo lo demás es la misma chispa Divina, considerarán a todo con reverencia y verdadero Amor. Su corazón estará lleno de felicidad suprema y el cáncer del egoísmo se tornará ineficaz. El hombre busca la felicidad en lugares remotos, en lugares tranquilos, sin saber que el manantial de la felicidad está en su corazón, el puerto de la Paz está en sí mismo. El Amor es Dios. Dios es la encarnación del Amor perfecto. Por lo tanto, se lo puede conocer y realizar, alcanzar y ganar sólo mediante el Amor. Pueden ver la luna sólo con la ayuda de la luz de la luna. Pueden ver a Dios a través del rayo del Amor.
Una clase de Amor se expresa como un apego a las cosas, el afecto hacia parientes y amigos, el deseo de objetos. Otra ciase de Amor se revela en las relaciones humanas, en la reverencia hacia lo elevado y la devoción a Dios. Cultiven el Amor y todos sus aspectos serán alimentados e impulsados. Hay sólo un camino real para el viaje espiritual: el Amor. Amen a todos los seres como manifestaciones de la misma Divinidad, que es su propia esencia. Amen a todos los seres; eso es suficiente.
Vean a Dios en todos, aun en personas que consideren sus enemigos. Practiquen este tipo de Amor, amplio y que todo lo incluye.
Recuerden: Cuando el Amor se instala en el corazón, los celos, el odio y la mentira no encontrarán lugar allí.
La expansión es vida. La expansión es la esencia del Amor. Vivan en Amor.
El Amor se expresa a sí mismo como Servicio. El Amor crece a través del Servicio. El Amor nace en la matriz del Servicio. Y Dios es Amor.
La correcta conducta debe surgir del corazón, como la fresca y energetizante agua de Amor y Paz.
Se puede alcanzar la meta sólo mediante la purificación del carácter y el cultivo del Amor desinteresado.
Para llegar a Dios, el Amor es suficiente. El Amor es la llave para abrir la puerta cerrada por el egoísmo y la codicia.
El Amor por todos debería fluir espontáneamente de sus corazones y endulzar todas sus palabras. La mejor disciplina espiritual que puede ayudar al hombre es el Amor. Nutran la pequeña semilla de Amor que se adhiere al "mi" y lo "mío", déjenla germinar en Amor para el grupo que los rodea y crecer en Amor para toda la humanidad y que expanda sus ramas sobre los animales, los pájaros y todos aquellos que se deslizan y se arrastran, y dejen que el Amor envuelva a todas las cosas y seres en todo el mundo. Avancen desde un Amor menor a un Amor mayor, de un Amor estrecho a un Amor amplio.
Expándanse hacia el Amor Universal, hacia la virtud firme, ecuánime, siempre activa. Este es el Sendero que llevará la Divinidad en ustedes, a su plenitud.
La característica natural del hombre es el Amor Divino; su naturaleza es el Amor Divino; su aliento es el Amor Divino.
Dios es la fuente de todo Amor. Amen a Dios. Amen al mundo como la vestidura de Dios, ni más ni menos. A través del Amor pueden fundirse en el Océano del Amor. El Amor cura la mezquindad, el odio y el dolor. El Amor afloja las ataduras. Salva al hombre del tormento del nacimiento y de la muerte. El Amor liga a todos los corazones en una suave y armoniosa sinfonía. Vistos a través de los ojos del Amor, todos los seres son hermosos, todos los actos son consagrados, todos los pensamientos son inocentes. El mundo es una gran familia.
Amor, Amor. Lo primero es el Amor. Amen tanto como les dure la Vida.

Mi Vida es Mi Mensaje.
Mi Mensaje es Amor.

Blogalaxia Tags:
PODÉS BAJAR O ESCUCHAR DESDE AQUÍ CUALQUIER PROGRAMA DE ¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨ DE RADIO UNIDAD SAI www.radiounidadsai.org QUE TRANSMITE TODOS LOS JUEVES A PARTIR DE LAS 19,00 Hs.
BAJATE EL AUDIOLIBRO DEL SRI SATHYA SAI UVACHA VOL 1 (Discursos de Swami en cuerpo Sutil)

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨