domingo, 21 de febrero de 2010

EL ES MI SWAMI 4º PARTE

“EL ES MI SWAMI”

CONVERSACIÓN CON LA SRA. PADMA KASTURI

Parte IV



Esta es la segunda parte de la segunda entrevista a la

Sra. Padma Kasturi, hija de Sri N. Kasturi el biógrafo de Swami,

que le hiciera la Srta. Rajeswari Patel y que fuera transmitida

por la Radio Sai hace algunas semanas.

Con esta parte termina la serie que esperamos hayan disfrutado.



PK : También tengo, como recuerdo, algunas cartas que Swami me escribiera.

RP : Ante todo, háblame de ese marcador de páginas que te viera; es muy inusual.

PK : En esos días, cuando Swami solía pasearse en el jardín, la gente Le salía al encuentro y Él hablaba con ella. De pronto, cuando estaba cerca de un cocotero, le sacaba una hoja...

RP : ¿Una hoja seca?

PK : No, una verde.

RP : Ah sí, resulta más fácil el doblarla.

PK : Sí. Entonces la iba partiendo y sacando las fibras ¡y luego las entretejía!

RP : ¿En diferentes formas?

PK : Sí.

RP : ¡Esta luce casi como un ciervo!

PK : Cierto se veía casi como la silueta de un ciervo. Se lo dió a una persona que estaba cerca y que dijo que la usaría para marcar las páginas en un libro. Y a mí también me tocó uno.

RP : ¡Con razón yo quería saber qué es lo que llevabas contigo! ¡De modo que este es otro recuerdo, entonces!

PK : ¡Sí, por supuesto!

RP : ¡Y muestra la Divina artesanía de Swami! ¡Aun siendo Él el Creador, uno puede ver el delicado toque del Creador también en este marcador de páginas! Muy bien, ahora háblanos de tus cartas.



Las Cartas de Swami de Ayuda en Asuntos Familiares

PK : Como me casé muy joven, hubo algunos malentendidos entre mi marido y yo. Y para resolverlos, Swami solía llamarnos a veces a entrevista para aclararnos los problemas. Mas, de algún modo, no se resolvían tan fácilmente – no podíamos entendernos bien.

Entonces, para convencerme, para aconsejarme y guiarme en cuanto a como debía llevar la vida en la familia, Swami solía a menudo escribirme cartas. Leeré algunos extractos. Las leeré en el idioma en que Swami escribiera. ¿Puedes traducir?

RP : Sí, después que termines de leer, traduciré al inglés.

PK : En un principio Él solía escribirme en Kannada, puesto que vengo de Mysore y Bangalore. Después comencé a estudiar Telegu y cuando ya manejaba bien el idioma, Swami comenzó a escribirme en Telegu. ¡Pero Swami tiene Su propio estilo para escribir! ¡Lo hacía en el alfabeto latino, aunque el idioma fuera diferente!

RP : De modo que te escribía las cartas en Kannada o Telegu, ¿pero la escritura usada era la latina?

PK : Sí.

RP : Era para que lo leyeras sin dificultades.

PK : Si.

RP : “Sean cuales fueren los problemas, ya sea en la alegría o el pesar, debiera haber un ajuste entre ustedes dos. Deben comunicarse el uno con el otro. En cualquier situación, debieran estar unidos, felices y vivir sin malentendidos ni dudas. Tienes que sentirte siempre dichosa. Sólo eso Me produce felicidad. ¿Qué más que eso necesito? Sean cuales fueren las vicisitudes de la vida, tu Swami es el residente en tu corazón y cuidará de tí. Como la burbuja que sale del agua y vuelve a sumirse en el agua, Swami se quedará en tu corazón y se paseará en tu dicha mental. Él siempre derramará felicidad, consuelo y contento sobre tí. Para esto, sean cuales sean las dificultades, no des lugar a la depresión. El Namasmarana o la repetición del nombre de Dios lo resolverá todo.”

PK : Otra carta.

RP : Cuando escribía estas cartas, ¿cómo se dirigía a tí?

PK : Lo primero que escribía era : ‘Padmamma, acepta Mis bendiciones.’

RP : ¿Y cómo las firmaba?

PK : ‘Tuyo, Baba’.

RP : La próxima carta.



Carta de Swami sobre el ‘Samsara’

“Samsara es el saara o esencia de todos los vishayas o tendencias mundanas. Samsara es una mezcla de difi -

cultades y comodidades, verdad y mentira, risas y lágrimas. En ésto, sin embargo, deberán seleccionar lo dhármico, solamente lo recto – no necesitan preocuparse por otras cosas. El samsara no trata de un individuo aislado; sino trata de marido y mujer. La mujer no debe hacer nada sin el conocimiento del marido; y el marido a su vez, no debe hacer nada sin el conocimiento de la mujer.

El Samsara es la confluencia del marido y la mujer; cada cual debiera compartir las alegrías y los pesares del otro. Si hubiera un problema, deberá ser resuelto entre ustedes mismos; no debe serle revelado a una tercera persona. Marido y mujer son como los dos ojos del rostro; si se presentara cualquier dolencia en un ojo, ella afectará al rostro entero. Ustedes debieran vivir ambos correctamente en la fe y la dicha.

Repitan incesantemente el nombre de Sairam; todo estará bien. Yo me haré cargo de todos los asuntos que les conciernan a ambos. Ustedes deben mantenerse felices, tal como Yo les he dicho. ¡Deben estar contentos de haber llegado a saber una cantidad de cosas! Sepan que Swami ha hecho todo esto para dirigirles hacia la senda correcta. He escrito todo esto llevado por Mi compasión y Mi interés, y para velar por que su vida de familia avance por la senda correcta.”



Otra Carta

RP : “En la vida humana hay muchos altibajos; y errores también. Deben controlarlos. Ambos debieran ser felices; sin dudar el uno del otro, debieran vivir contentos. Esa es la característica de la vida mundana o samsara.”

Antes, en la carta previa, Él definió al samsara como una mezcla de verdad y mentira. De modo que pienso que Él estaba tratando de decir que la característica de la vida es la de nadar entre estas dificultades sin ahogarse en el océano de la existencia mundana – que es el samsara.

PK : Después de eso, los problemas aumentaron – mi marido perdió su empleo y mi suegro sufrió de una dilatación cardíaca y tuvo que retirarse – no podía trabajar. De manera que surgieron problemas financieros y psicológicos en la casa.

RP : ¡Naturalmente!

PK : Y como ya tenía tres niños, era un problema realmente serio y no sabía qué hacer.

RP : ¡Las dificultades generalmente llegan en grupo!

PK : Si. De modo que Le escribí una carta y esta es la respuesta que me envió. Mas ahora está en Telegu, ya que para entonces yo ya sabía leer y escribir en el idioma. La carta dice así :

“Amavasya o la noche de luna nueva – una noche oscura – no es duradera. Poornima o la luna llena de seguro habrá de seguirla. Sólo sé paciente por un tiempo. Sabe que la mirada protectora y los atentos ojos de Swami están siempre puestos en tí. Swami no te pondrá en dificultades. Mas debido a que las dificultades llegaran una tras otra, en sucesión, tu mente está agitada. Este es el momento para hacer uso del nombre de Swami para darte valor.

¿Habrá alguien que use ropa de lana en verano o delgadas prendas de algodón en el invierno? ¡Nunca, jamás! Para el actual acalorado estado de tu mente, lleva las frescas ropas del Bhagavat chintana o el recuerdo de Dios. No aumentes el calor en tu mente vistiendo las prendas de lana del Prakrit chintana o pensamientos del mundo.”

RP : Después de escuchar ésto, se me viene a la memoria el que Shelley, en uno de sus poemas, escribió : ‘Si ha llegado el invierno, ¿podrá estar muy lejos la primavera?’



La Bondad del Señor no Conoce Límites

PK : Me gustaría narrar un incidente relacionado con esta situación con el que vas a entender la preocupación de Swami y Su Compasión. Verás, cuando estaba pasando por esos difíciles momentos financieros y con mis tres hijos, un día, el menor de ellos, Rajaram quien naciera aquí y que tenía tres años entonces, tenía la costumbre de comer una galleta antes de tomarse su leche. Ese día, no había galletas y no tenía tampoco dinero para comprarlas, ya que la situación era tan mala. Comenzó a llorar y le dió una pataleta y fue muy difícil calmarlo.

RP : ¡Sólo porque quería comer su galleta!

PK : Sí, y debido a la situación, hasta mi suegra se molestó conmigo, y me enrostró que lo había criado así y que le había formado ese hábito.

RP : ¡Por haberlo entrenado para comer una galleta con su leche!

PK : Como fuera, ¡no sabía qué hacer! ¡Mi único consuelo era Swami! Le escribí una carta: “¡Swami! ¿No oyes el llanto de mi hijo?” Simplemente, en esa carta vertí todo lo que llevaba adentro y la envié a Puttaparthi. Era lo que siempre había hecho. Mas, lamentablemente, Swami no estaba en Puttaparthi en esos momentos. Y yo no sabía que andaba en una gira. Él me escribió después de 4 o 5 días. Mis padres estaban en Puttaparthi en esos momentos, pero no les informé acerca de mis dificultades ni nada. De modo que nada sabían de lo que me estaba ocurriendo.

Parece que tan pronto como Swami bajó de Su coche, le dijo a mi padre, “Averigua si hay alguien que viaje hasta Bangalore mañana.”

RP : Tu estabas en Bangalore.

PK : Si. De modo que papá buscó y consiguió a alguien y le dijo a Swami, “Swami, hay unas personas que quieren ir urgentemente a Bangalore mañana.”

RP : ¡Mas tu Le habías enviado la carta a Puttaparthi! Y Swami, ¡recién bajando del coche estaba instruyendo a tu padre! Lo cual significa que tal vez no hubiera recibido físicamente tu carta, ¡pero que escuchó tu agonía!

PK : Si. Bajando del coche al regresar de Su gira, pidió eso. Luego le pidió a mi padre que pusiera a esas personas en primera fila para entrevista – se solía sentar a la gente en la veranda para las entrevistas. Y Swami le dijo además, “Por favor, dales la dirección de Padma.” Mi padre se preguntaba qué era todo eso que le estaba pidiendo Swami – que si alguien viajaba a Bangalore y, luego, de darle la dirección de su hija.

RP : ¡Él no sabia nada! ¿Swami no le informó de nada?

PK : No. Swami llamó a esas personas a entrevista y les pasó una gran caja de cartón, diciendo, “Tomen esta dirección, vayan a esa casa y entréguenle la caja a esa señora.” El mismo día, en la tarde vinieron esas personas y me entregaron la caja, la cual contenía frutos secos de Delhi. ¡No sabía cómo expresar mi gratitud!

RP : ¡Ese es Swami!

PK : ¡Mi Swami!

RP : Tenías razón cuando dijiste que no podías describir a este Swami. ¡Es simplemente Swami!

PK : Luego, cuando pasaron estos problemas, mi marido quería encontrar un empleo. Pensó en conseguir algo en Bombay. Fue allá pero le resultó muy difícil establecerse en Bombay. Yo había vuelto a Puttaparthi con mis tres hijos. En aquel entonces no había una escuela adecuada en Puttaparthi. De modo que hice planes para volver a Bangalore de nuevo, para cuidar de la educación de los niños. Mas, ¡en esa época yo tenía sólo 28 años! ¡No tenía el valor como establecerme allá y vivir sola con tres niños! Mas, si Swami me hubiera dado permiso físicamente, no me habría importado.

De modo que Le mandé decir con mi padre que había decidido ir a Bangalore y vivir sola con los niños, pero que quería Su permiso directamente. Swami no me dió permiso ahí; era verano de modo que viajó a Bangalore y, después de ir a Bangalore, me escribió una carta.

RP : ¿Te escribió una carta?

PK : Si y en ella me dió el permiso y la valentía para ir y quedarme en Bangalore.

RP : Estoy segura que ella es para todas las madres.



“Cumple alegremente con tus deberes.” -- Baba

“En estos momentos, en lugar de estar preocupada con otras cosas, ocúpate en cuidar del progreso de tus hijos, querida. Hazlos virtuosos y peritos en el sath vidya – conocimiento de la Verdad. ¿No es ésta la responsabilidad de la madre? Puedes estar preguntándote cuánto tiempo habrá de durar esto; mas no pares mientes en el tiempo. Cumple con tu deber y entonces el tiempo desaparecerá en él. En estos asuntos el karma o acción es más importante que kala o tiempo. Incluso si el tiempo no fuera bueno, si la acción fuera pura y buena, ella transformará y purificará también al tiempo. Los buenos y los malos tiempos son resultado de las acciones, ¿no es así? Por lo tanto, sigue los mandamientos de Swami y cumple con tus deberes alegre y correctamente.

No derrames lágrimas por los kashta y los nashta – las dificultades y las pérdidas; llora en cambio por el karuna o la misericordia de Dios. No hay nadie en este mundo que no tenga problemas, aunque hay muchos que carecen de Gracia. De modo que debes adquirir aquello que no tienes y no regocijarte por lo que ya tienes. No sigas pensando en el pasado; el pasado ha pasado. La comida rancia no puede hacerse fresca de nuevo, ¿no es así? Piensa ante todo en el apoyo y la dicha de la vida. Eso es muy importante para nosotros; también es nuestro apoyo. Usa tu vida en hacer que se eduquen tus hijos y en hacerles individuos buenos y virtuosos.”

PK : Es así que, atravesando por estos problemas llegué a entender lo que Swami me había dicho una vez en una entrevista – Swami es el único pariente real y verdadero y los otros son veer bandham – apegos compulsivos.

RP : La relación con Swami es Eterna.

PK : Y Verdadera.

RP : Viene desde antes del nacimiento y continuará para siempre.

PK : Si. De modo que me hizo realizar esto y ahora pienso que valió la pena pasar por estos problemas para que pudiera llegar a la conclusión y la realización. Hay una carta más que me gustaría leer.



La Fortaleza para Superar el Sufrimiento

RP : ¡Un minuto! Tengo aún una pequeña duda sobre la que pienso me gustaría tener tu opinión. Y estoy segura que habrá otros que tengan dudas similares; de modo que tal vez seas la mejor persona para responderla.

Uno pensaría que la vida, en general, debiera ser mucho más llana y menos difícil cuando Swami está físicamente cerca de uno. Tu eras una de los círculos íntimos. Entonces, ¿qué piensas? ¿Hay un significado interno en el hecho que, a pesar de la presencia física Divina, muchos de los devotos de Swami, que eran los ‘in’ por así decir, experimentaran algunas de las situaciones más difíciles?

Muchos de nosotros – no hablo solamente de tí – sentimos que existe probablemente algún significado. ¿Nos está haciendo Swami pasar por estas dificultades en Su presencia física para enseñarnos algo? Porque, en general, la gente que lo ve desde afuera, pensaría : si tienen a Dios – saben lo que les pasó a los Pandavas – si tienen a Dios, no deberían tener dificultades. Aunque muchos que están en el círculo íntimo, en la Gracia y la presencia de Bhagavan, experimentan algunas de las situaciones más difíciles y extremas. ¿Podrías darnos alguna visión interna, basada en tu propia percepción al respecto?

PK : Si. Tal vez hemos de pasar por estos problemas debido a nuestros karmas pasados. Swami nos acerca tanto a Él y nos da la fuerza para pasar por estos problemas, para que más adelante, nos demos cuenta de qué es lo real y qué lo irreal.

RP : Muy bien. Y luego hay una cosa más que he notado en estas cartas y en algunos de los libros que he leído. Swami nos aconseja constantemente – y creo que sigue diciendo lo mismo hasta ahora – también por supuesto en tus cartas – a Sus devotos de hacer el namasmarana. ¡Que el nombre lo es todo! ¿No lo piensas así? Porque incluso ahora, repite que los tiempos son malos, que son difíciles, mas sigan aferrados al nombre de Dios y todo volverá a estar bien.

PK : Si, porque nos ayuda a mantener nuestra mente en calma y encarar los problemas.

RP : Entonces, ¿hay un gran poder en el Nombre de Dios?

PK : Si.

RP : Por favor, háblanos al respecto.

PK : Mira, usualmente escribimos cartas y se las pasamos a Swami, mas a veces no podemos dárselas, y luego lamentamos no haberlo podido hacer.

RP : Nos sentimos desilusionados de que Él no las haya tomado o que no se las hayamos podido entregar.

PK : Si. Pero eso no tiene importancia, porque mientras las escribimos, Él ya conoce la esencia de las cartas.

RP : ¿Él ya lo sabe?

PK : Si. ¡Tengo una prueba de ello!

RP : Por favor, cuéntanos.



Yatra Darshan

PK : Sólo para darte antecedentes de esta carta antes que la escribiera. Antes de su retiro, Swami le había pedido a mi padre de llevar a su madre a un teertha yatra – como Kashi, Mathura, Brindavan. Y Swami le dijo, “Compra tres billetes y cuatro de nosotros vamos a viajar.” Debido a que Swami decía, “¡Yo soy un viajero sin pasaje!” Habían estado en Delhi y en Kashi y en todos esos lugares. Durante ese tiempo, mi marido enfermó de tifus. Tenía fiebre muy alta y yo estaba muy preocupada. No tenía a nadie cerca y mis padres no estaban ahí, ¡de modo que sentí que debía escribirle una carta a Swami!

Así es que escribí la carta y la remití a Puttaparthi. Lamentablemente, no sabía que Swami estaba en Kodaikanal.

RP : ¿Tampoco conocías la dirección en Kodaikanal?

PK : ¡Ni siquiera sabía que estaba en Kodai! Pensé que estaba en Puttaparthi. Después de una semana o diez días, mi marido comenzó a mejorar y mis padres volvieron de su viaje. Mi padre también Le había escito una carta a Swami acerca de su peregrinación – ¡parece que había tenido el Darshan de Swami en Kashi, Mathura y también en Brindavan!

RP : ¡A dondequiera que fuera!

PK : ¡Sí! Por eso le escribió al respecto... ¡Estaba tan feliz!

RP : Como Shyana en el Sai Charitra de Shirdi. ¿De modo que tuvo el Darshan de Swami en todos esos lugares?

PK : ¡Sí! Y en respuesta, Swami le escribió una carta a mi padre. En ella, también mencionó la carta que yo le había escrito. En otras cartas, Swami no suele poner fechas, ¡mas sí lo hizo en esta! Esta carta está escrita el 26 de mayo de 1955 – está en Kannada.



“Cuando Swami está contigo, ¿qué más se necesita?” – Baba

“Kasturi, la carta que escribiste, Me llegó en Kodai. Como estaba por dejar Kodai ese mismo día, no tuve tiempo de responder. Llegué a Madras el 25 en la noche, a las 24:00 hrs. Kasturi estoy feliz que la peregrinación con tu madre haya resultado tan bien.

Cuando Swami está contigo, ¿qué más se necesita? El Nombre no es diferente de la Forma; el Nombre apunta a la Forma. Cuando ves la Forma, recuerdas el Nombre. Cuando es ese el caso, ¡que Mi Nombre esté danzando en tu corazón, naturalmente ves la Forma! Podrías decir que todo es el Sankalpa o la Voluntad de Swami. ¡No! Primero el Sadhana; luego el Sankalpa. Vale decir, primero el esfuerzo humano, y entonces toma forma la Voluntad Divina. La Voluntad Divina es siempre proporcional al poder del Sadhana del devoto. Por eso es importante el poder del Sadhana. El maestro o el profesor pone notas de acuerdo a las respuestas que escriba el alumno. Así también, la Voluntad Divina se manifiesta basada en el Sadhana. Mas, también para ésto se requiere del Anugraha o la Gracia de Dios.

Pobre Padma está en gran dificultad. La salud de Chandran no es un problema. Cuando el daya o compasión de Swami está presente en plenitud, ¿en dónde habrá razón para temer? Vine y ví esa noche que Padma Me estaba escribiendo una carta a Parthi. La carta no Me ha llegado, aunque sí recibí el contenido y los sentimientos.”

PK : ¡Bella carta! Estos son los recuerdos que tengo.

RP : ¿Alguna vez has pensado en reunir todo esto en forma de un libro?

PK : Si, lo estoy pensando; ya he escrito un libro en mi idioma, el Kannada.

RP : ¿Cuál es su título?

PK : No lo he decidido aún.

RP : ¿Lo estás compilando todavía?

PK : Si.

RP : ¿De cuántas páginas?

PK : No será mucho – tal vez 100 a 120 páginas. Será un libro pequeño con todas mis experiencias; y también incluirá estas cartas.

RP : ¿Tal vez un número mayor de cartas?

PK : No, no más cartas, sólo éstas. Aunque tal vez más experiencias.

RP : Muy bien. Pienso que esto es todo por ahora. Muchísimas gracias. Como dijera la última vez, hablar contigo es como develar secretos. Fue un placer conversar contigo y estoy segura que los auditores de Radio Sai Global Harmony te estarán muy agradecidos por compartir con ellos estas raras y hermosas experiencias que has tenido con Swami.

PK : Gracias a tí, Rajeswari y a Radio Sai por haberme brindado la oportunidad de compartir mis experiencias con todos los auditores. Y el que haya podido expresarlo como una forma de sumo tributo a Swami. Sai Ram.

RP : Gracias. Sai Ram.



oo—oo—oo—oo—oo—oo—oo

Traducción de Herta Pfeifer

Santiago, septiembre 2007



Gentileza de:

BIBLIOTECA SAI BABA AVATAR

http://groups.google.com/group/sai_baba_avatar

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨