miércoles, 24 de febrero de 2010

NUESTRO CUERPO: TEMPLO DEL DIOS VIVIENTE


Om Sai Ram

 
"Nuestro cuerpo es un templo del Dios Viviente"

Dios está adentro, debemos encontrarlo en el interior de este templo y adorarlo espiritualmente, no físicamente. Uno que verdaderamente ama a Dios automáticamente amará a sus compañeros seres humanos. La inclinación del alma es siempre hacia Dios ya que el amor es constantemente atraído por el amor.

Tan pronto comenzamos el viaje hacia el interior en la vida espiritual nos hacemos concientes del elemento aire; inhalamos y exhalamos aire desde el nacimiento hasta la muerte. Prana (el aliento vital) es un constituyente del aire. Cuando nos desestabilizamos emocionalmente, el ritmo se altera, por ello se comprueba una relación directa entre mente y respiración. Deberíamos, por ello, entrenarnos concientemente para respirar profunda y rítmicamente. Con la práctica, podremos reestablecer el balance emocional cuando este se altere por una u otra razón. Esto traerá aparejada tranquilidad y paz mental. La regulación del proceso respiratorio ayuda a reestablecer el balance de los cinco elementos en la naturaleza.

La práctica del "Mantra Soham" intensifica nuestra paz y dicha interior. Nuestro aliento entra con el sonido "So" y sale con el sonido "Ham". Naturalmente, repetimos el mantra So Ham cada vez que inhalamos y exhalamos. El significado de SoHam es "Yo Soy Eso", así, contemplamos nuestra unicidad con el Supremo Principio mientras practicamos el Mantra.

El proceso de "Sentarse en silencio", es un proceso de sintonía. Trae la conciencia interior al frente. Instala a la divinidad como a la fuerza que guía nuestra vida, monitoreando nuestros pensamientos y acciones. Sentarse en silencio ayuda a purificar la mente. Despierta nuestra intuición y revela la Verdad de nuestra existencia. Libera la fuerza del Amor interior y consigue paz mental. Sentarse en silencio y Meditación en la Luz, seguidas por el cantar del Mantra So-Ham deben ser practicadas con regularidad ya que así aumentaremos en gran medida nuestra autotransformación. Baba dice:

"Se inhala oxígeno y se exhala dióxido de carbono. Esto transmite el mensaje de que se deben adquirir buenas cualidades y abandonar malas tendencias. So ham proclama la divinidad inherente del hombre. Es en las profundidades del silencio donde se escucha la voz de Dios."

La ambición de un devoto Sai debe ser reforzar su Fé en la Verdad de que cada uno tiene a la Divinidad dentro de si, dentro de su taller humano y que cada uno de nosotros debe experimentar eso mismo en este tiempo de vida.

De los variados mensajes de Sri Sathya Sai Avatar, seleccionamos el sendero que nos conduzca a este objetivo. Baba dice:
"Si se ignora el sendero, no se llega al objetivo, y si no se tiene conciencia del Objetivo, no se puede elegir el sendero".

 
Los pensamientos tienen su origen en nuestros tres principales sentidos

De ahí que nuestro principal control debe ser el adecuado uso de los ojos, oídos y lengua, y la práctica de la Conducta Correcta. De modo que el deber de un devoto Sai es practicar la "conducta Correcta". Baba dice que la conducta correcta depende de nuestros pensamientos buenos y malos. Los principales instrumentos para guiarnos y darnos fuerza para practicar Conducta Correcta son Bhajan (Cantos devocionales), Meditación, Gayatri Mantra, Círculo de Estudios y buena compañía. A menos que tengamos fé en estos instrumentos y los pongamos en buen uso en nuestra vida diaria, estaremos errando el camino de nuestra vida espiritual.

La sabiduría es un relámpago de luz en medio de oscuras nubes del cielo interno, uno debe cuidar el rayo de luz y preservar su claridad. Eso es lo que transmite una persona educada, desapegada del vicio y del pecado y apegada a lo Divino en sí misma. La crisis de carácter que está en la raíz de todos los problemas, viene como resultado de la negligencia en este aspecto, la vida espiritual.

Las Upanishads (Escrituras sagradas), dejan en claro que el ser humano es una chispa del Amor Divino envainada en cinco capas: El Anna (lo grueso, material, basado en alimentos), el Prana (el aire vital, el aliento), el Manas (lo mental, emocional), el Vignana (lo racional, intelectual), y el Ananda (bienaventuranza, balance, equilibrio). Es la fragancia de este Amor Divino lo que emana de la mente como amor por todos los seres, pero los nudos de ego, ira, celos y miedo no permiten que esta chispa se expanda y fluya hacia afuera a través de las cinco envolturas.

Si de esta manera analizamos nuestro taller de humanidades, nuestro laboratorio espiritual, encontraremos que el ser humano está hecho de los cinco elementos, que no tienen casta, ni color, ni credo, ni raza. En otras palabras, la principal enseñanza de la sabiduría Védica es que hay una sola casta, la casta de la humanidad. Luego viene el aliento, como el más importante elemento, sin el cual no podemos vivir.

Simultáneamente todo ser humano está dotado de dos manos, dos piernas, dos ojos y demás. Así, todos los seres humanos son nacidos iguales como Dios los hizo y, por ello, son iguales en su estructura interior y en su forma exterior.

Llevemos este análisis un poco más allá. Podemos vivir sin manos, pies u ojos, pero debemos tener nuestro aliento. El proceso respiratorio y nuestra existencia física son idénticos. Así también podemos vivir sin techo, ropa, comida, pero no sin aliento - prana.

 
Prana dijo: "Yo solo mantendré este cuerpo"

Prana dijo: "Yo solo mantendré este cuerpo, dividiéndome a mi mismo en cinco partes." ¿Qué son esas cinco partes? Prana, apana, vyana, udana, y samana. Prana es responsable de inhalación y exhalación, apana es responsable de la eliminación de la comida, vyana permea los nervios del cuerpo, udana mantiene el calor del cuerpo y samana digiere y asimila la comida. A través de estas cinco funciones, el Prana controla todo nuestro movimiento físico y hace posible las actividades.

Los órganos, así y todo, no se dieron por aludidos. Por orgullo no pudieron aceptar lo que Prana decía.

Ofendido por su inatención, Prana pensó: "Ellos piensan que no soy importante. Bien, yo les mostraré! De modo que se hizo el que abandonaba al cuerpo. No bien Prana empezó a irse, todos los órganos empezaron a seguirlo. Cuando él se reinstaló, ellos también lo hicieron. La Upanishad dice que es como la abeja reina. Cuando ella deja la colmena, todas las abejas la siguen. Ella es su líder, y sin su líder ellas no funcionan. Todas dependen de ella. Del mismo modo, todos los órganos dependen del prana. Sin Prana no pueden funcionar. Hasta la mente es dependiente.

No debemos siquiera pensar para respirar o para hacer que corra nuestra sangre por nuestras venas. Cada célula nuestra tiene su propia función interna que cumplir, independiente de nuestra voluntad y de nuestra inteligencia. Esto tiene aplicación en todos los hombres y mujeres sin que importe su casta, color, credo o nacionalidad. En otras palabras, esto establece una conexión psicológica entre todos nosotros, el total de la humanidad. Esta es la plena verdad y no precisa soporte alguno de imaginación o razonamiento. Esto esclarece que hay un solo Dios, el Creador, o llámenlo con cualquier nombre y que nuestra atención debe ser dirigida a El, que reside dentro nuestro.

El Amor como energía sostiene a la creación entera

Los cinco elementos de la naturaleza tienen valores inherentes en ellos, porque el Amor como energía sostiene a la creación entera. Esta es la verdad de la creación. Porque hay conducta correcta en la naturaleza, hay paz en ella, y consecuentemente hay no-violencia y desde que el hombre es parte de la naturaleza no es diferente a ella.

Pero el hombre es privilegiado y mejor equipado porque él solo tiene la mente que le permite entender el cosmos y su relación con él. Para poder entender al cosmos lo que realmente hay que hacer, y que por ello todas las religiones se pueden unir, y que por ello todas las filosofías pueden converger y ser una, es manejar nuestro taller humano, y ahí, en resumidas cuentas, si preguntáis cual es la espiritualidad que necesitamos, la respuesta sería manejar correctamente el taller humano. La verdadera espiritualidad es por ello aprender el arte de integrar el amor con que reboza corazón, con la mente, logrando con ello integrar corazón, mente y los cinco sentidos en un sistema completo. Es sólo cuando se purifica la mente que se puede unir pensamiento, palabra y obra, y es sólo cuando se logra esta integración que se alcanza la divinidad.

Esta es la simple historia de pureza, unidad y divinidad. Esta simple verdad requiere una práctica muy rigurosa. Para esta práctica rigurosa, para experimentar la Divinidad interior que es nuestro objetivo en la vida, la Organización Sri Sathya Sai Baba ha planeado conferencias regionales con el tema: "Información para la Transformación". Información significa "Divinas Enseñanzas" y Transformación significa "Experimentar la Divinidad".

En estas Conferencias Regionales además de otros reconocidos científicos, el Dr. Art Ong Jumsai, Director del Instituto Sathya Sai de Educación, nacido en Tailandia, ingeniero de la Nasa, a quien se le atribuye la invención del primer artefacto que aterrizó en Marte, también participó con "Información para la Transformación". Quiero compartir con los devotos la percepción del Dr. Jumsai sobre el Taller humano, que es muy esclarecedor:

 
La información que recibimos

Veamos ahora como recibimos información. La primera parte indudablemente es con los cincos sentidos. A pesar de ello, notamos que aprendemos de varias otras maneras, no sólo a través de los cinco sentidos. Los cinco sentidos proveen sólo una fracción de toda la información que recibimos. ¿Sabemos cómo recibir correctamente la información a través de los cinco sentidos? Usamos toda clase de medios, televisión, videos, radios, etc. Toda clase de información, pero sin ninguna transformación.

 
Aprender a controlar nuestros sentidos

Nuestros sentidos están siempre demandando esto o aquello, quiero esto o quiero aquello. Cuando ven algo empiezan a crear un problema para nosotros, por causa de nuestros deseos, por ello no tenemos paz. Algunas veces vemos algo y nos ponemos emocionales, vemos otra cosa y nos ponemos celosos. A veces nos da ira, y a veces quedamos desconcertados. De modo que debemos aprender a controlar nuestros sentidos. Esta es la primera prioridad. Si no controlamos nuestros sentidos no hay manera de lograr transformación.

¿Cómo controlamos nuestros sentidos? Primero, debemos entender cómo funcionan. ¿cómo recibimos información a través de los sentidos? Si realmente entendemos eso, entonces podremos controlar los cinco sentidos. Veamos entonces como recibimos información. ¿Por qué es que cuando vemos algo, tenemos deseos? ¿Por qué nos ponemos incómodos? Vemos algo, apuntamos con los dedos y decimos, "Eso es dañino, eso es malo, Oh! Miren la situación del mundo, es terrible". ¿Qué pasa cuando hacemos esto? Naturalmente no tenemos paz.


¿Por qué vemos lo malo?

Si le preguntáramos a un científico que mal hay en la luz que entra en nuestros ojos, cuando vemos una cosa mala, que hace que nuestros ojos vean cosas malas; nos contestaría que la luz no es nada más que energía y que no hay nada, bueno o malo en ella. ¿Entonces por qué vemos el mal a través de nuestros ojos y quedamos afectados? La respuesta es que nada malo o dañino entra por nuestros ojos. Vemos al mal o lo dañino porque lo malvado o dañino está dentro nuestro desde el principio y debemos darnos cuenta que vemos lo malo desde que lo malo está en nuestro ser.

¿Por qué oímos lo malo?

Lo mismo con nuestros oídos. Cuando alguien nos insulta o nos critica, nos incomoda y nos enojamos. Preguntemos a los científicos, que es lo que entra por nuestros oídos que nos molesta. Ellos dirán sonido. ¿Qué es sonido? Sonido es vibración del aire, que consiste en moléculas de oxígeno, de dióxido de carbono y de nitrógeno. ¿Qué hay de malo en eso? Los científicos dirán que nada. Es aire común que respiramos. Es bueno para nosotros. Vivimos gracias a este aire. Así que, es sólo vibración de nuestro oído, entonces ¿por qué nos molesta? De ahora en más cuando alguien los insulte, cuando los critiquen, sonrían y digan: Es sólo vibración del aire! A pesar de todo, no es tan simple. Nos molesta y nos produce ira. Debemos entender que nos produce ira por lo que está dentro de nosotros, en nuestra mente.

Al darnos cuenta que todo está en nuestra mente, podremos resolver el problema. La primera cosa a realizar es que lo que a nosotros se nos trasmite es energía o vibración del aire. No contiene nada. Igualmente, debemos interpretar la información. Sin interpretación no hay información. ¿Cómo interpretamos? La información que nos es transmitida debe ser traducida en algo que podamos entender. Aquí viene el rol de la mente subconsciente. La mente subconsciente contiene información del pasado e impresiones de lo que hemos visto, lo que hemos oído, lo que sea que hayamos recibido del medio ambiente Todo eso es almacenado en la mente subconsciente y cuando recibimos nueva información la interpretamos en la mente subconsciente con referencia a toda la información pasada y los mensajes allí almacenados.

¿Por qué los niños se hacen agresivos o reaccionan con rabia?

Estudios en los Estados Unidos han demostrado que en un año, en promedio, cada niño ha visto unos 15000 asesinatos en su propia casa a través de la televisión, videos, videojuegos, y demás. Todo esto se almacena en la mente subconsciente. El comportamiento de un niño va a ser influenciado por lo que está almacenado en su mente subconsciente. Toda nueva información que reciban va a ser interpretada con referencia a la información almacenada. Si un niño es expuesto a asesinatos, con seguridad va a volverse muy agresivo.

Si conseguimos que nuestros chicos hagan seva, que hagan servicio, si llevamos a nuestros chicos a visitar un asilo de ancianos, ellos volverán llenos de amor! Se ha puesto buena información en su subconsciente. Sus vidas empezarán a cambiar cuando empiecen a hacer servicio. Debemos mantenerlos con la cultura y la tradición del país. Cuando reciban información, esa información debe contener valores constantemente.


Aprendamos a ver el bien y a tolerar todo

Desde el punto de vista del "receptor", cuando recibimos información, debemos entender primero que sólo es energía. Para conseguir buenos valores por nuestra cuenta, aprendemos a ver el bien en todo. Aprendemos a tolerar todo. Aprendamos a pensar bien sobre toda la información que está entrando. Aprendamos a distinguir la información con discriminación sobre "¿es esto bueno para mí? ¿es esto bueno para todos?" Así, cualquier información que está ingresando lo hace con el agregado de valores. Le sumamos algo. Traed amor y compasión a vuestras mentes. Recordad que siempre almacenamos información recibida en nuestro subconsciente.

Ahora somos concientes de que podemos cambiar. Anteriormente no lo éramos. Primero dejad que toda información sea llevada primero al corazón. Conseguid la aprobación! Permitid a vuestro corazón, a vuestra conciencia deciros qué hacer con esos pensamientos. El pensamiento puede ser una combinación de lo que veis y de la estimulación producida en el subconsciente. Es una combinación del presente y de información del pasado que comparamos en nuestro subconsciente. Se hace un pensamiento en nuestra cabeza. Id al corazón primero y después podremos actuar sobre ello. No reaccionéis de inmediato. Sed pacientes. Decíos "Esperemos, ¿qué es esto?" "¿Qué son todos estos pensamientos?"Llevadlo al corazón. Así nunca fracasarán. No podrán hacer nada que esté mal.

 
¿Cómo llevar la información, todos los pensamientos al corazón?

Es algo que debemos aprender. ¿Dónde está nuestro corazón? El corazón físico acá no tiene nada que ver. El corazón del que estamos hablando es la mente supraconciente. El Alma que está en todos nosotros. Dios que está en todos nosotros. Ese es nuestro verdadero corazón. Ahí es donde tenemos conciencia. Ahí es donde tenemos sabiduría. La sabiduría esta ahí, bien en la mente supraconciente, en el Alma. En Occidente no les gusta llamarle Alma o Dios. Le llaman mente Supraconciente!

De la cabeza, es decir de la mente conciente, llevamos la información a la mente supraconciente. Ahí obtenemos guía. Recibimos sabiduría. La mente conciente discriminará y nos dirá si algo es bueno o malo. Pero si queremos la respuesta correcta debemos ir al corazón, que nos dice lo que es bueno y lo que es malo. Entonces lo podemos traer de vuelta y hacer que nuestro cuerpo físico actúe. Cabeza, Corazón y Manos deben actuar en perfecta unidad. Bhagavan Baba nos dice:
"Debemos darnos cuenta que estos cinco valores son uno. Todo tiene que ver con educación, recibir información y lograr transformación, nuestra auto-transformación. Así elevamos la conciencia hacia la supraconciencia. Automáticamente el amor jugará una parte muy importante. Para poder transformarnos, la forma más rápida es a través del amor, porque el amor ayudará a traer los otros valores automáticamente. Cuando tenemos amor en nuestro pensamiento, nuestra mente se vuelve calma y pacífica. Cuando los pensamientos están llenos de amor, se aportan endorfinas a vuestra sangre, que es un compuesto que trae paz, dicha y felicidad."

Cuando este amor está en nuestros pensamientos, la mente se eleva automáticamente y se obtiene la verdad. Se empieza a entender la verdad de este Universo. Hay un solo Dios. Se puede ir más allá de "Maya" (La ilusión, que le da apariencia de realidad a lo irreal), que nos ha escondido la verdad. Así amor en nuestro pensamiento elevará la conciencia y llegamos automáticamente a la Verdad.

Cuando nuestras acciones están plenas de amor, sólo se puede tener Conducta Correcta. De modo que cualquier pensamiento que venga a nuestra mente, debe ser elevado al nivel de nuestro Corazón de amor. Entonces nuestros actos estarán automáticamente regidos por la Conducta Correcta. Cuando nuestros sentimientos están llenos de amor, el subconsciente se llena de amor. Entonces no se puede estar enojado, molesto o celoso con los demás. Sólo se perdona y se olvida todo. Cuando el amor está en los sentimientos, hay completa paz, porque ya no hay ira, odio o celos.

Cuando la comprensión se llena de amor, se entiende sobre uno mismo y sobre nuestro medio. Esto lleva a la No violencia. Se aprende a vivir en armonía con todos los seres humanos, animales y naturaleza. El Amor ayudará en esta transformación.


La práctica de "Conciencia Constante"

Esto está relacionado con la práctica de la "Presencia de lo Divino" en nuestro interior, llevándonos a un estado de Conciencia Integrada que es la base de la práctica de "Conciencia Constante".

La Conciencia Integrada florece cuando relacionamos nuestro Disciplina Espiritual Individual con el Familiar y con el Comunitario. Por estos medios compartimos nuestro amor con la familia y con la sociedad de mentalidad similar.

En esta escala ascendente de nuestra evolución espiritual nos convertimos en nuevos seres humanos viviendo una vida que no existe en el mundo de los sentidos, el mundo de ojos, oído y tacto. Nuestro propio proceso respiratorio se hace una fuente de éxtasis, inhalando los aspectos nobles de la vida y exhalando los aspectos amargos de ella.

Esta Conciencia Integrada Constante se transforma en la mejor veneración. La prueba de su validez descansa en el hecho de que nuestros sentidos se vuelven hacia adentro y nos ayudan a recordar continuamente lo divino y así rendirle tributo a El en nuestros corazones. Esta práctica se torna natural para nosotros de momento a momento, y tendemos a asirnos a ella aún cuando estamos ocupados en casa, en el trabajo, o dondequiera que las actividades nos lleven. Empezamos a sentir genuinamente que el tiempo que pasamos en nuestro trabajo o profesión no es distinto del que pasamos en oración. Esta virtud ilumina nuestro sendero hacia la conciencia constante.

Así, los planos para la práctica del recordar "la divina presencia interior" se tornan un fin por sí mismos. No es necesario que volvamos sobre los medios. Tampoco necesitamos ir a ningún santuario, ni templo, ni iglesia. Nuestro taller humano mismo se transforma en un santuario en movimiento.


Viajando de la Luz a la Luz

Cuando nuestra dedicación es sincera y absoluta, ya no viajamos de la oscuridad a la luz, sino de la luz a la luz, de conocimiento a conocimiento y de dicha a dicha.

Conocimos a Sri Sathya Sai Avatar con la ayuda de nuestros instrumentos exteriores. A través de nuestros ojos (Darshan), a través de nuestras manos (Sparshan - Pada Namascar), y a través de nuestros oídos (Sambhashan). Esta chance única debiera llevarnos a encontrarlo a El adentro de nuestro como "Alma", como "Supraconciencia" con la ayuda de nuestro instrumento interno del Aliento (Prana), una chispa el Sol, que sostiene al Universo. Me tomo aquí la libertad de referirme a lo que Sai BabaAvatar declaró:
"¿Quién soy yo? Yo no soy este cuerpo y El agregó después, olviden este cuerpo. No me sigan en absoluto. Este cuerpo de Sakar irá a Nirakar. Sigan ustedes este Nirakar Brahma. No me sigan a mí. Este cuerpo mío está aquí hoy y no estará allá mañana. Lo que sea que dejen ustedes para la próxima generación, este cuerpo no estará entonces. Por qué correr de aquí para allá por todo el mundo y a Prashanti Nilayan en busca de Dios y paz. Miren dentro de vuestro propio taller humano. Todo está en él. ¿Qué es lo que ustedes quieren? Se les ha dado manos, piernas y todas las partes del cuerpo. Educación, sabiduría todo está en el interior. Pero, por lo que ustedes no preguntan es por el "Aliento". ¿Qué es vuestro aliento? Consiste en aire que no pueden ver. Sólo pueden sentir. Este aire también está allí afuera. Si pueden vivir con ese aire en vuestro interior, ¿por qué no pueden vivir con el aire que está en el exterior?, no contaminéis, ni hablando, ni escuchando, haced buen uso del aire que esta en el exterior."
Sri Aurobindo dijo, que esta Superconciencia ha descendido a la tierra para cambiar la naturaleza del hombre. El dijo que esta Superconciencia está dentro de nosotros, en la forma del proceso respiratorio. El aliento. Cuiden ese aliento. El Dios en vuestro interior que está respirando. El está en vuestro interior y se está haciendo cargo. ¿Cómo es que se está haciendo cargo? No necesitan pensar en respirar ni hacer esfuerzo conciente para hacerlo. Dios está respirando pero ustedes no son concientes de ello. Si Dios los ha creado, El sabe como funcionan todos los componentes del taller humano, y esta es una de las funciones que El no ha entregado a ustedes, a saber, el proceso respiratorio. Si El lo quiere detener, El lo detendrá en su debido momento. El se ha quedado con el control de esta función, y este proceso respiratorio es Sai. Yo estoy ahí. Yo soy Sai. Tomen debido cuidado de esto. De lo que es este Mantra. Ya están ustedes repitiéndolo, pero no están concientes de ello. El nos ha cantado repetidas veces este Mantra y es "So-Ham". Si ustedes repiten "So-Ham" con cada aliento, será suficiente. Sean concientes del proceso respiratorio. Si están haciendo Japa (Rosario), mezclan Japa con "So-Ham", con el proceso respiratorio. Esto es la todo poderosa Super Conciencia hablándonos. "Yo estoy en todas partes, dentro de ustedes, alrededor de ustedes".

No debemos olvidar que El esta en mí y a mi alrededor, esto es relevante no sólo en la India y en Prashanti Nilayam, sino en todo el mundo y Universo. Es la vibración Universal. Después El habló de las Vibraciones, y es aquí que vuestra vibración se debe mezclar con la vibración de esta superconciencia de tal manera que ayude a cada ser humano a respirar de tal forma, que las vibraciones de la superconciencia se introduzcan en nuestro interior y afecten así, nuestro propio taller humano.

Todo aspirante espiritual tendrá que pasar por este ejercicio para lograr el objetivo de experimentar la "Divinidad Interior".

Los devotos que deseen ser bienvenidos por el Avatar Sai Baba en este nacimiento deben realizar los diversos ejercicios espirituales. Desde el Sadhana (Disciplina Espiritual) Individual, que es devoción espiritual en la que "yo" sólo está involucrado, debemos movernos hacia el Sadhana Familiar. Cuando hemos progresado en esto, hemos viajado del "yo" al "nosotros". Así todo "yo" se hace un instrumento para involucrar a los miembros de nuestras familias a ser bendecidos por Bhagavan Baba y a experimentar "Alegría con satisfacción", en este proceso de vida espiritual que se despliega.

Sri Sathya Sai Avatar dice que la Creación entera existe en armonía debido al balance de los cinco elementos, exhibiendo los cinco valores cardinales de Amor, Verdad, Rectitud, Paz y No Violencia. Como una parte integral de la naturaleza, nosotros también estamos felices cuando estamos en armonía con la naturaleza.

 
(Mensaje recopilado, del libro de Sri Indulal Shah,

"Reprogramando Nuestro Sadhana Espiritual", capitulo 8)


Sai Ram!

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨