viernes, 25 de febrero de 2011

LEYENDAS DEL MAHASHIVARATRI

shiva

LEYENDAS DEL MAHA SHIVARATRI

Existen muchas historias relacionadas con el origen del Shivaratri. Vamos a citar varias de ellas:
Samudra manthan (La agitación del océano)
Durante el Samudra manthan (la agitación del océano) producido por los dioses y demonios, un veneno llamado haalaa-hala llegó desde el océano. Ese veneno era muy tóxico, podría haber eliminado a toda la creación. Ante esta coyuntura, y por consejo de Vishnu, los dioses acudieron a Mahadev y le rogaron que protegiera las vidas de todos evitando el consumo de ese veneno. Agradecido por sus ruegos, sin tener compasión por su vida, el dios Shiva bebió el veneno y lo mantuvo en su garganta. La garganta se le volvió azul debido al veneno (es por ello que a Shiva se le conoce también como Neelakantha), y él, Shiva, resultó ileso. Este incidente nos muestra que Shiva, conocido como el divino destructor, es también el protector.

Pralaya (El diluvio)

En una versión diferente, se cree que el mundo entero estuvo a punto de ser destruido y la diosa Parvati rezó a su esposo Shiva para que lo salvara. Ella rezó por las almas (pequeñas partículas) que quedaban vivas durante el largo periodo de la noche del diluvio, y que deberían ser activadas otra vez.
Sus rezos fueron escuchados y Parvatí llamó a esa noche la gran noche de Shiva.

Día favorito de Shiva

Después de que la creación fuera terminada, Parvati preguntó a Shiva cual era el ritual que más le gustaba. El dios respondió que era la noche 14 de la nueva luna durante el mes de Maagha. Parvati transmitió estas palabras a sus amigos y más tarde esas palabras recorrerían todos los lugares de la creación

La historia del rey Chitrabhanu

En el capítulo Shanti Parva de la obra épica Mahabharata, Brishna, el cual estaba descansando en su cama de flechas y disertando sobre la justicia, se hace referencia al Maha Shivaratri por el rey Chitrabhanu. La historia dice lo siguiente:
Hubo una vez un rey de la dinastía Ikshvadu llamado rey Chitrabhanu, el cual gobernaba toda la tierra y que guardó ayuno con su mujer justo el día de Maha Shivaratri. En esos días el sabio Ashtavakra hizo una visita al rey.
El sabio le preguntó al rey cual era el propósito de su ayuno. El rey Chitrabhanu le explicó que tenía el don de recordar incidentes acaecidos en sus vidas pasadas, y en su vida anterior había sido un cazador de Vanarasi y se llamaba Suswara. Su único medio de subsistencia era matar y vender los pájaros y animales que cazaba. El día anterior a la nueva luna, mientras recorría el bosque en busca de animales vio un ciervo, pero justo antes de que su flecha saliera disparada se dio cuenta que el ciervo estaba con su familia y la pena le impidió darle muerte. Así pues le dejó vivir. Todavía no había cazado nada cuando la noche llegó de repente y entonces trepó por un árbol para refugiarse. El árbol era un Bael. Su recipiente de agua que llevaba se rompió y perdió toda el agua que tenía, además de estar hambriento. Estuvo toda la noche despierto y no paraba de pensar en su mujer y su hijo que estarían hambrientos y esperando su vuelta. Para pasar el tiempo se entretuvo cogiendo hojas del árbol y tirándolas al suelo.
Al día siguiente volvió a casa y compró algo de comida para él y para su familia. El momento en que él rompió su ayuno un extraño se le acercó pidiéndole comida. Entonces le dio comida al extraño primero y luego se sirvió él.
En el momento de su muerte, vio a dos mensajeros del dios Shiva que condujeron su alma hasta Shiva. Conoció entonces el gran mérito que había ganado con la adoración inconsciente hacia el dios Shiva durante la noche del Shivaratri. Los mensajeros le dijeron que había ocurrido un Lingam (el símbolo de la adoración de Shiva) a los pies del árbol. Las hojas que había dejado caer, así como mojarlas con el agua del recipiente que se le rompió y al ayuno durante la noche y el día, fue una adoración inconsciente hacia el dios Shiva.
Como conclusión de esta historia el rey le dijo al sabio que vivía junto a dios y que disfrutaba de una dicha divina durante años siendo justo ahora cuando había renacido como Chitrabhanu y que por ello seguía ayunando en Maha Shivaratri. Esta historia es conocida también como Garuda Purana.

RITUALES EN EL MAHA SHIVRATRI

Se llama tripundra a las tres líneas horizontales de ceniza sagrada que se aplica en la frente de los seguidores del dios Shiva. Estas líneas simbolizan el conocimiento espiritual, la pureza y la penitencia (práctica espiritual en el yoga), y además representan los tres ojos de Shiva.
Vestir una rudraksha es ideal para adorar al dios Shiva. Rudraksha son semillas del árbol rudraksha que se dice brotaron de las lágrimas de Shiva. Son de color rojo con rayas amarillas y planas como un pez.
En el día de Shivaratri sólo se ofrecen hojas de bael y agua fría en el Lingam (una piedra redonda que a veces se llama pindi). Según otras tradiciones también se puede ofrecer un baño en leche, o en una mezcla de leche, cuajada, ghee, azúcar y miel, como símbolo de sustento. También hay quien se frota la piel con cúrcuma, bermejo o arroz blanco consagrado.
Durante este día no se utilizan símbolos de fertilidad o creación ya que se adora al dios Shiva como dios de la disolución.

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨