miércoles, 28 de septiembre de 2011

FESTIVAL DE DASARA

DASARA Y VICTORIA FINAL

"El Festival de Dásara se desarrolla a través de nueve noches y un décimo día: Día de la Victoria Final o Vijaya Dasami. Las nueve noches se dividen en períodos de tres noches cada uno, durante las cuales se invoca en adoración, a cada una de las Devi, los aspectos de la Madre Divina que representan las tres cualidades de la naturaleza:

Tamas: inercia, inacción
Rajas: acción, pasión
Satva: equilibrio, pureza.
Esta festividad de introspección y reflexión, simboliza la liberación de la oscuridad en la que está envuelto el hombre, luego de la batalla de purificación de la mente e iluminación del Alma, siendo la victoria del bien sobre el mal el resultado final."
28 al 30 SETIEMBRE - MADRE DIVINA DURGA  

La Madre Divina Durga representa la pureza de acción. Es la que enfrenta y vence los vicios demoníacos que surgen de la influencia de la naturaleza sobre la mente del hombre, siendo el cuerpo físico el medio por el que se ejecuta la acción correcta . 




1 al 3 Octubre - MADRE DIVINA LAKSMI

La Madre Divina Lakshmi simboliza el poder de pensamiento, purifica la mente; es la Encarnación del Amor y la Misericordia, por eso, el órgano que la representa es el corazón, y su color es el rojo. Provee Pureza, Generosidad, Bienestar, Prosperidad y Fortuna; el logro del Conocimiento Supremo, obtenible solamente a través del desarrollo de los Valores Espirituales, que es la verdadera Fortuna del Ser .  

lakshmi3.jpg


4 al 6 Octubre - MADRE DIVINA SARASVATI
La Madre Divina Sarasvati posee el "don" de la palabra, la pureza del habla y la expresión. Su color es el blanco inmaculado. Es la deidad de las Ciencias, las Artes y la Sabiduría, y se la invoca para despertar el Buddhi (intelecto superior, capacidad intelectual de discernir) .



7 de octubre – VIJAYA  DASAMI

La victoria sólo ha de obtenerse mediante el Verdadero Conocimiento: el Conocimiento de Dios en nuestro ser interno.

Los seis enemigos del hombre están consumiendo su fuerza vital, incrustados como están en su propia conciencia interna. Éstos son los demonios que deben matarse:
la lujuria
la ira
la codicia
el apego
el orgullo
la envidia.
Reducen al hombre al nivel de un demonio; deben ser dominados y transmutados por la suprema alquimia del impulso divino.

Entonces las nueve noches de lucha serán como una nueva clase de noche dedicada a la purificación de la mente y la iluminación del Alma,
Dobleguen a sus seis enemigos que minan la bienaventuranza natural del hombre, asciendan al estado yóguico en donde las agitaciones se calman, y permitan que brille el esplendor de la Divinidad interior (el Alma), envolviendo todo para siempre". 

CORTESÍA DE MIRIAM Y SILVINO

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨