viernes, 28 de octubre de 2011

ARMONÍA ENTRE PENSAMIENTOS, PALABRAS Y ACCIONES

Si el hombre practicara lo que predica, creyendo firmemente en sus propias palabras, podría realmente convertirse en una gran personalidad. Pero si no aprende a armonizar sus pensamientos, palabras y acciones, corre el riesgo de convertirse en un animal de la más baja especie posible.

La Naturaleza Humana

Un animal es una criatura que, porque no tiene visión interior, puede dar solamente una valoración superficial de las cosas con las cuales toma contacto. El hombre, por otra parte, es capaz de seguir sus aspiraciones y comprender su naturaleza verdadera. Para descubrir su verdadera naturaleza debe armonizar sus pensamientos, palabras y acciones, y esto representa su cualidad fundamental.

Para llegar a conocer su verdadera naturaleza debe eliminar completamente los seis vicios: la ira, el odio, los celos, el orgullo, la gula y la avaricia, que se originan en el cuerpo, dejando lugar para las cualidades nobles que vienen del Alma tales como la verdad, el amor, el sacrificio, la simpatía, la tolerancia y la compasión.

Hoy nos hemos olvidado cómo apreciar estas cualidades nobles, tendiendo a correr tras los placeres pasajeros y, al hacerlo, nos perdemos el objetivo principal. Todos los valores de la educación están incluidos en estas seis cualidades.

Primero de todo, veamos qué significa el carácter hoy en día. Su verdadero significado ha sido olvidado y la gente ya no cree en la eficacia de la virtud, la bondad y la renuncia, que son las bases de un buen carácter. Los hombres buenos no olvidan las acciones buenas que han recibido, mientras que olvidan el mal que se les ha hecho. También desean compartir su gozo con otros y están siempre esperando esta oportunidad. Del mismo modo los estudiantes esperan que sus maestros los guíen y los ayuden.

La Renuncia

Esto no significa renuncia a la vida o ala riqueza. Eliminen los malos pensamientos de su mente; este sacrificio será verdaderamente la más alta renuncia. Hoy no hacemos diferencia entre el apego y la renuncia. ¡Si sólo pudiéramos hacer un esfuerzo para comprender nuestra verdadera naturaleza! Hoy nos apegamos a todos aquellos que están cerca de nosotros, por ejemplo: pensamos en el bienestar de nuestros familiares. Naturalmente, una cuota de egoísmo es necesaria para obtener su bienestar, pero se necesita fortaleza para tener una visión más alta. Una vez que comprendan lo que significa el desapego, estarán listos para comprender la Verdad fácilmente. Hoy la gente busca el confort para el cuerpo, sin darse cuenta de que éstos son sólo placeres pasajeros. El cuerpo es como una burbuja, y las riquezas son como la espuma de las olas. La vida es como el hielo que se derrite cerca del calor.

Desarrollen la renuncia y dense cuenta de que el cuerpo no es nada más que una masa inerte. En el estado despierto o consciente está esa entidad sutil llamada Maya (Ilusión), que puede ser definida como el proceso que tiende a probar la existencia de un fenómeno que en la realidad no existe. Este Maya sutil es la causa secundaria que produce la imagen, pero la causa primaria yace detrás de él. El estado de sueño profundo está más allá de la comprensión y está más cerca de nuestra verdadera y auténtica naturaleza. Una vez que el hombre alcanza este estado, el mundo ya no existe para él. Lo mismo sucede cuando lleva a cabo sus deberes con total desapego. He aquí un ejemplo: el océano es muy vasto, no tiene límites, muchas criaturas viven en sus aguas pero no hay ligazón entre el agua y la experiencia de estas criaturas.

El océano no está para nada afectado por ellas, se mantiene perfectamente calmo y desapegado. El hombre es como el océano y debe permanecer inconmovible por las críticas y por toda suerte de problemas. Es sólo cuando estamos en grandes problemas que tenemos una oportunidad de comprender nuestra verdadera naturaleza. Miren al cucú; aun cuando come hojas amargas, canta con una voz muy melodiosa; miren a la vaca; la vaca come el pasto que nadie quiere, sin embargo, le brinda al hombre la comida que le da sustento.

El hombre vive hoy una vida impura y es más y más esclavo de sus sentidos. Cuando sus casas se incendian, ustedes pueden salvarse corriendo hacia afuera, pero cuando los sentidos queman dentro de ustedes, ¿adónde pueden correr?

La primera causa de la ignorancia es el apego, los deseos. Durante su vida en la Tierra, el hombre piensa acerca de su pequeña individualidad y tiene ambiciones materiales. Cuando sus deseos se satisfacen, se siente feliz y contento; pero en el momento en que sus deseos no son satisfechos se enoja. Esta ira es la hija de la ignorancia y surge de emociones que nos hacen olvidar nuestra verdadera naturaleza, y que nos impulsan a hacer cosas que, normalmente, no haríamos.

El hombre no debe vivir para sus sentidos, pero sí para sus ideales, transformándolos en acción.

Los Catorce Mundos

Tenemos dentro nuestro catorce mundos: siete superiores y siete por debajo nuestro. Los siete mundos superiores están situados en la región de la cabeza: una nariz, dos ojos, la boca, dos oídos y el tacto.

Si el hombre desea ganar una reputación debe hacer uso correcto de estos siete mundos. Esto es: gustar, escuchar, ver, sentir y tocar cosas buenas. Nos han sido dados ojos para ver a Dios, y no cosas indeseables. Se nos ha dado la boca ciertamente no sólo para comer sino para repetir el Nombre sagrado de Dios. Cada día escuchamos a la gente parloteando de cosas inútiles y pasajeras. ¿Por qué debemos permitir que nuestros oídos escuchen tales conversaciones? Los oídos deben usarse para oír los cuentos de! Señor. Éste es el sentido de los siete mundos superiores. Si los usamos correctamente, ciertamente llegaremos a nuestro objetivo.

El cuerpo está rodeado por una fuerza latente que los científicos han individualizado como un rayo de energía.

Desde el amanecer hasta el atardecer hablamos incesantemente con nosotros mismos, y esto continúa, desde la edad de cinco hasta los setenta años. Perdemos nuestra energía en actividades inútiles. Si tiene enchufada la radio y baja el volumen, gastará la misma cantidad de electricidad, la escuche o no. Lo mismo sucede con ustedes. Ustedes gastan la misma cantidad de energía si hablan con los otros o si hablan consigo mismos. Ustedes saben que el cuerpo está lleno de energía, pero debe ser canalizada a través de los siete mundos superiores. Ahora miremos a los siete mundos inferiores: dos manos, un estómago, que es como un tanque de petróleo que transforma el combustible, que es la comida, en energía; dos órganos de excreción y dos piernas. Estos siete mundos están en una posición más baja, pero son el acceso para el mundo superior.

Para vivir necesitamos los catorce mundos. Cuando vemos un fruto, tendemos a olvidarnos de las raíces del árbol que son la base y el sostén del tronco, las ramas y las hojas.

Purificación de la Mente

Nuestras Sagradas Escrituras nos dicen que nunca podremos tener placer a través de otros placeres. De ahí el dicho: "El placer es sólo un intervalo entre dos dolores". Ésta es la realidad básica y si ustedes aprehenden esta verdad, pueden progresar y alcanzar la meta.

Para ser felices deben purificar su mente, tal como para ser sanos deben seguir ciertas reglas de higiene. La pureza de la mente es comparable a la beatitud y la pureza del cuerpo es comparable a la salud. Esto es muy difícil de comprender y solamente es posible a través de la experiencia directa. Es por esto que debemos tomar una disciplina espiritual y la mejor disciplina es aquella de la investigación interior que ningún libro o maestro pueden enseñar. Nuestros antiguos sabios aprendieron esta verdad a través de su propio esfuerzo y de su propia disciplina espiritual, que luego transmitieron a sus discípulos.

La Esencia de lo Divino

Alguien me preguntó si es posible tomar algo de Purna, que significa lleno o completo. La respuesta es que Purna es entidad completa; si nosotros tenemos un círculo que no tiene principio ni fin, siempre permanecerá un círculo. ¿Cómo podemos tomar algo de él? Por ejemplo: si rompemos un pequeño terrón de azúcar y ponemos ese pedacito en el café y el otro pedacito en la boca ¿qué le podemos restar o qué le podemos sacar de su dulzura? ¿Hemos disminuido la dulzura del azúcar, sólo porque hemos tomado algo como parte de él? Su dulzura siempre permanecerá y nunca disminuirá. Ustedes conocen el gusto del océano y no es necesario beberlo todo, unas pocas gotitas son suficientes. Así que no es posible separar la esencia de la Divinidad. Desde el más pequeño insecto hasta la criatura más grande, la chispa de Dios brilla alrededor nuestro y es una luz penetrante.

La Vida Humana

Durante sus primeros años, y hasta los veinte, el ser humano juega y se divierte. Más adelante, en su madurez, busca la fama. Más tarde se pone viejo y se preocupa por todo. Es demasiado tarde para librarse de viejos y malos hábitos que ha adquirido. Hábitos que queman el efecto de todas las acciones que haya realizado, para convertirse, finalmente, en polvo. Para ser o convertirse en polvo no se necesita ningún esfuerzo. Cuando la olla está entera puede ser usada para líquidos, pero una vez que se rompe vuelve nuevamente a convertirse en tierra, así como era originariamente.

Hagan el mejor uso posible de su cuerpo y llegarán a su destino. Han venido de alguna parte y deben retornar allí. La energía debe ser transformada. Esta es la naturaleza de la materia que ustedes deben usar para tratar de comprender su verdadera naturaleza, que es Divina. El hombre es el más elevado de los animales porque posee conocimiento. Pero ¿qué debe tratar de comprender de todo esto? Debe estudiar y no burlar a los demás. Hoy en día muchos seminarios tienen lugar a través de todo el mundo, pero ¿cuáles son los resultados? Nuestro seminario no debe pertenecer a esta categoría.

El Proceso Educativo

Durante los últimos dos días hemos oído conferencias acerca de altos ideales y cómo ustedes deben tratar de asimilarlos y transformarlos en acción. Hoy, el proceso educativo está centrado sobre el conocimiento libresco, pero éste es insuficiente. Lo que es necesario es poner el contenido de los libros en la práctica. Un corazón lleno de Amor y de compasión es el templo de Dios. Aun si ustedes miman a un animal salvaje, un día él los puede devorar. Lo mismo pasa con las malas compañías. Son muy peligrosas. Sus manos deben estar ocupadas con el trabajo y su corazón con Dios; éste es el secreto de la acción pura que nunca hace uso de palabras duras.

Nuestros maestros deben tener amor y afecto por sus alumnos y ser su guía. La educación en nuestra cultura no alienta a la gente a convertirse en esclavos de su trabajo. Pero hace a los estudiantes sublimes en el arte del sacrificio y en el cumplimiento de sus acciones. ¿Creen ustedes que están trabajando cuando están sentados todo el día ante un escritorio firmando papeles en un cuarto con aire acondicionado? Esto no es trabajo.

El sistema indio de la educación debe ser diferente al de Occidente. Uno debe trabajar para la prosperidad de la Nación, y no convertirse en máquinas que dan información. Uno debe desear la transformación y no la información.

La Verdadera Libertad

En la actualidad sólo existen intereses egoístas. Solamente cuando este egoísmo los abandone se tornarán ustedes libres. Las almas nobles son las que sostienen el mundo; a pesar del hecho de que esta tierra ha tenido muchas dominaciones, su base cultural tradicional ha permanecido sin cambio. Hemos conocido a los franceses, a los británicos, a los musulmanes y a otras culturas, pero nuestra única cultura ha sobrevivido. ¿Por qué nos convertimos en esclavos de otra gente? Nuestra falta de unidad nos hizo entregar nuestra tierra en bandeja de plata a los conquistadores extranjeros. Debemos amar a nuestra madre tierra y al mismo tiempo desarrollar el respeto por otros países y considerar al mundo como una casa con muchos cuartos. Las joyas son diferentes, pero la base de oro es la misma. Hay muchas formas, pero Dios es Uno. Hay muchos modos de adoración, pero las flores que se usan en los rituales son las mismas. Desgraciadamente, el hombre ignora estas verdades básicas y ha absorbido valores artificiales para el confort de su cuerpo, este cuerpo que se cae a pedazos tan sólo con un estornudo. No vivan sólo para él, sino para su patria y para servir a los demás.

Toda esta charla sobre liberación no tiene sentido. Cancelen su ego, ése es el verdadero servicio que ustedes pueden brindar.

Maestros: Usen toda su energía para el bien de los demás y para comprender su verdadera naturaleza.

Prashanti Nilayam

28 de mayo de 1982







ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨