jueves, 22 de diciembre de 2011

EXTRACTOS DE DISCURSOS DE SAI BABA DONDE HABLA SOBRE JESÚS, LA BIBLIA, EL CRISTIANISMO, LA NAVIDAD, ETC.



CORTESIA DE SAI BABA ROSARIO
Del discurso en Bombay. 16/may/69. Extraído de Mensajes.VII

“Deben leer buenos libros; sólo entonces podrán pretender ser buenos estudiantes. Pero ahora los buenos libros se están volviendo escasos; los libros y revistas baratas cuentan historias de mala vida, tratan de ladrones y hombres crueles, mentirosos y dañinos. Aléjense de tales libros; ensuciarán su mente y la llenarán de ira, de odio y maldad. Lean los libros de su religión y de otras religiones; lean el Mahabharata, el Ramayana, el Bhagavata, la Biblia, el Corán y otros libros sagrados.”



Del discurso en Bombay 12/may/69. Extraído de Mensajes. VII

“La verdad y la rectitud son los dos ojos de cada una de las religiones que han emanado del primigenio Sanathana Dharma (religión eterna), tales como el budismo, el cristianismo, el islám.”

“Mi deseo es que no hagan nada en contra ni censuren a otras religiones. Desarrollen sentimientos de hermandad con todos. ¡Dios es UNO; no hay muchos Dioses, uno para cada comunidad de hombres! El amor es uno; trasciende casta, color y creencia si ha de ser genuino. La verdad es una; no puede haber dos, pues dos pueden ser solo una ocurriendo dos veces. La meta es una, pues todos los caminos deben llevar al Dios Uno.”



Del discurso en Prashanti Nilayam. 29/jul/69. Extraído de Mensajes. VII

“Sean libres de la esclavitud del deseo, éste es el lema del Ramayana, el Mahabharata, el Bhagavata, la Biblia, el Corán y todas las escrituras de la humanidad.”

“Es bueno nacer en una iglesia, pero no es bueno morir en ella. Crezcan y sálvense de los límites y regulaciones, de las doctrinas que limitan su libertad de pensamiento, los ceremoniales y ritos que restringen y redirigen. Alcancen el punto donde las iglesias no importan, donde terminan todos los caminos y de donde salen todos los caminos.”



Del discurso en Prashanti Nilayan. 14/ene/70. Extraído de Mensajes.VII

“En otros países y en otras comunidades humanas hay una sola fe, un camino, un objeto de adoración, una forma de adoración, que se ha enraizado y dado frutos. Esta fe puede ser nativa o importada, pero la gente ha aprendido a asimilarla y son alérgicos a otros credos. En la India, por el contrario, desde edades remotas hay muchas fes y muchos caminos, que reflejan todos los impulsos que llevan al hombre hacia adentro y hacia arriba. Por lo tanto, hay múltiples alternativas de las cuales el hombre puede escoger una que se ajuste a su etapa de desarrollo espiritual y, con sus pies firmes en ese escalón, puede elevarse a mayores alturas.”



Del discurso del 23/12/71. Extraído de Mensajes. VIII

En la Biblia se dice que Cristo anunció primero que era el mensajero de Dios, luego que Él era el hijo de Dios, y finalmente dijo: “Mi Padre y Yo somos Uno”. Además existe una declaración adicional de la identidad con el espíritu santo. También en el Corán se proponen ideas similares. La organización Sathya Sai tiene que buscar oportunidades para estudiar y sostener esas similitudes básicas y promover el amor y la cooperación mutua.



Del discurso de Noche Buena en Bangalore. 24/12/1972. Extraído de Mensajes VIII:

“Las religiones surgen de las mentes de hombres buenos, los cuales buscan hacer buenos a todos los hombres y luchan por eliminar el mal y corregir a los malos. Los hombres buenos son numerosos, puesto que deben enmendar a los individuos, sus actividades, profesiones y actividades que desempeñan, caracteres y peculiaridades.

Por lo tanto, es apropiado celebrar el natalicio de Jesús, quien sintió la necesidad de salvar a la humanidad y luchó por lograrlo, pero la celebración debe consistir en adherirse a sus enseñanzas, ser leal a los principios, practicar las disciplinas y experimentar la conciencia de la Divinidad que él buscó despertar.

Los natalicios de los grandes personajes se celebran con hipocresía y pompa externa, sin existir interés alguno por examinar el mensaje que legaron, ni esfuerzo para practicarlo y obtener la bienaventuranza que promete.

Los grandes maestros pertenecen a la humanidad; es un error creer que Jesús pertenece solo a los cristianos y que la Navidad es un festival sagrado solo para occidente. Aceptar a uno de ellos como propio y desechar al resto por pertenecer a otros, es una muestra de mezquindad. Cristo, Rama, Krishna, son para todos los hombres de cualquier lugar.

Las aguas que fluyen en un río tienen a la luna en sus profundidades, así también las de un lago; el cielo tiene a la luna. La luna que vemos en el río parece que está fragmentada y fluye rápido, aparentemente con la corriente. La luna que observamos en el lago es serena, imperturbable. Éstas dos imágenes sólo son reflejos de la verdadera luna en el cielo. La luna reflejada en la corriente es el alma individualizada, envuelta en la actividad, en redada en maya (ilusión), causa y efecto. La luna reflejada en la plácida faz del lago es el yogui, el santo, que ha alcanzado equilibrio y paz, morando en el Uno. La verdadera luna en el cielo es el testigo eterno, el principio absoluto y primigenio. Cristo habló de ellos cuando hizo tres aseveraciones sucesivas. Refiriéndose a la activa alma individual, la luna que se mueve y agita, Él dijo: “Yo soy el mensajero de Dios”. Refiriéndose a sí mismo como yogui, quien se ha elevado por sobre las dualidades y alcanzado equilibrio, Él dijo. “Yo soy el hijo de Dios”. Al conocer que estos dos no son sino reflejos, y que la verdadera luna es el testigo en el cielo, que Él también es absoluto sin forma y sin nombre, Él declaró, hacia el final de su vida: “Yo y mi Padre somos Uno”.

Todas las religiones enseñan que debemos reverenciar a los padres y mostrarles gratitud; pero contrariarlos y olvidarse de ellos es lo que actualmente está de moda. Las religiones establecen que los ancianos deben ser venerados, dado que son los depositarios de la experiencia y su guía es indispensable; pero ahora los mayores y los ancianos son tratados con desprecio como si fueran estorbos. Las religiones insisten en la verdad, pero ahora el hombre que se apega a la verdad es ridiculizado como si fuera un tonto. La crueldad y violencia, condenadas por todas las religiones, se esgrimen como armas del progreso y medios para alcanzar cualquier fin. Sin embargo, las verdades básicas de la religión no son afectadas o manchadas por el mal que los hombres practican o las luchas despiadadas en que se recrean. Solo aquellos que no están dedicados a practicar el mensaje de la religión malgastarán sus energías en condenar a otras religiones y glorificar la suya. Y, una vez que practiquen sinceramente, desaparecerá la necesidad de encontrar faltas en los demás o hacer públicas las virtudes propias. Tales personas celebrarán el nacimiento de los fundadores con espíritu de dedicación, profundizando la fe en sus corazones y reverenciando sus doctrinas sólo a través de una práctica más intensa en vez de enfáticas argumentaciones.

Jesús enseñó sencillas y prácticas lecciones sobre elevación espiritual para el bien de la humanidad. Él manifestó poderes divinos para infundir fe en la validez de sus enseñanzas y señaló el camino que puede conferir a los hombres el dulce néctar de la bienaventuranza. Además, exhortó a la gente, por medio del precepto y el ejemplo, a cultivar las virtudes de caridad, compasión, paciencia, amor y fe. Éstas no son cualidades separadas y diferentes, solo son diferentes facetas de la Divinidad en el hombre, que éste tiene que reconocer y desarrollar.

La gente habla del sacrificio de Cristo según se evidencia por su crucifixión. Sin embargo estaba apresado y atado y fue coronado con espinas por la turba que lo capturó; poco después, fue clavado en la cruz por sus captores. Una persona atada y golpeada por sus enemigos no puede decirse que haya sacrificado algo, porque no es libre. Pongamos atención al sacrificio que Jesús hizo por su propia voluntad mientras estaba libre. Él sacrificó felicidad, prosperidad, bienestar, seguridad y posición, enfrentó la hostilidad de los poderosos, rehusó ceder o transigir y renunció al ego, lo cual es muy dificil de lograr. Venérenlo por esto. Él sacrificó voluntariamente los deseos mediante los cuales el cuerpo atormenta al hombre; este es un sacrificio mayor que el sacrificio del cuerpo ante el sometimiento. La Navidad debe ser celebrada sacrificando por lo menos uno o dos deseos y sometiendo al menos los más nocivos impulsos del ego.

Los seguidores de Jesús se han dividido y sufrido cismas en diversas ocasiones, pero la vida de Cristo es una lección de unidad. Cuando Cristo estaba en la cruz, lo invadieron ciertos resentimientos hacia los hombres que lo torturaban. De pronto escuchó una voz alertándole: “¡Toda vida es una, mi querido hijo! ¡Sé igual con todos!” A esto siguió otra exhortación: “La muerte es el ropaje de la vida”. Al igual que uno se quita la ropa usada y se viste otra, así el alma se quita y se pone cuerpos. De ese modo Jesús fue advertido en contra del odio y malos sentimientos, así como de lamentaciones a las que el hombre está propenso.

Las existencias de las grandes personalidades son vividas con el fin de establecer el bienestar de la humanidad, la prosperidad y paz del mundo y la liberación individual de la esclavitud por los deseos y pasiones sensuales. Esto se comprueba en los extraños fenómenos que ocurren al momento de su advenimiento.

Se cree que cuando Cristo nació, hubo tales manifestaciones. El rey había ordenado un censo y cada uno tenía que registrarse en su propio pueblo. María y su esposo iban por el camino que llevaba a su pueblo natal. María estaba encinta y los dolores empezaron a mitad del camino y como no conocían a nadie en la aldea por donde pasaban, se refugiaron en un establo. José la acomodó en el espacio que había entre dos vacas y salió a medianoche en busca de alguna mujer que pudiera ayudarlo. Pero de pronto, oyó el grito del niño.

Y la historia dice, había una estrella en el cielo que cayó con una nueva luz, y esto guió a algunos tibetanos y a otros al lugar donde nació el Salvador. Esta historia es leída y tomada como cierta por muchos: aunque las estrellas no caen ni siquiera se deslizan tan súbitamente. Lo que la historia significa es esto. Había una enorme aura de esplendor que iluminaba el cielo por encima de la aldea donde nació Cristo. Eso significa que había nacido aquel que iba a vencer la oscuridad del mal y la ignorancia, el que iba a difundir la luz del amor en el corazón del hombre y en los dirigentes de la humanidad. La aparición del resplandor y de otros signos para anunciar la era que se ha iniciado son naturales cuando se presentan las encarnaciones en la Tierra. Jesús habría de hacer añicos la oscuridad que había envuelto al mundo y el aura de luz era una señal que anunciaba el acontecimiento. Los maestros llegan en respuesta a la plegaria del hombre, guíanos de la oscuridad hacia la luz.

Este día de Navidad, cuando celebramos el nacimiento de Cristo, decidan llevar una vida de servicio amoroso al débil, al desvalido, al angustiado, al desconsolado. Cultiven la tolerancia y paciencia, caridad y magnanimidad. Atesoren los ideales que Él estableció y practíquenlos en su vida cotidiana. La forma en que actualmente se celebra la Navidad muestra cuanto se han alejado los hombres de estos ideales, ¡cuanta ignominia están acumulando en su nombre! Se reverencia la hora de medianoche; se adora con luces; se pone el árbol de Navidad y después se pasa la noche bailando y tomando. Es un día de felicidad sagrada; ¡pero la felicidad queda reducida a la excitación intoxicante de la embriaguez! La bebida es un hábito tan pernicioso que cuando el hombre toca la botella, queda preso en ella, ¡y no puede escapar!

Primero, el hombre bebe vino; después, el vino bebe más vino; y, finalmente ¡el vino se bebe al hombre mismo, que se queda hundido y ahogado en la bebida!

¿El licor destruye la humanidad en el hombre! ¿Cómo puede el licor desarrollar divinidad en él? Deben danzar con alegría divina, en vez de ello ¡se entregan al baile sensual como un sustituto pernicioso! Hagan puros sus corazones, santas sus actividades y benéficos sus sentimientos hacia todos. Ésa es la mejor manera de celebrar el nacimiento de Cristo.

Hay un punto que hoy no puedo dejar de presentar a su atención. En el momento en que Jesús se estaba fundiendo con el Principio Supremo de la Divinidad, comunicó algunas nuevas a sus seguidores. Esto ha sido interpretado de diferentes maneras por los comentaristas y por aquellos que disfrutan acumulando escritos sobre escritos y significados sobre significados, hasta que todo está inflado y hay una enorme confusión. La declaración misma ha sido manipulada y enredada hasta formar un acertijo, a pesar de ser tan sencilla: “Aquel que me envió entre ustedes volverá”, y apuntó a un cordero. El cordero es simplemente un símbolo, un signo del amor, y representa la voz Ba-Ba. Era el anuncio del advenimiento de Baba. “Su nombre será verdad”, declaró Cristo, Sathya (nombre de Sai Baba) significa verdad. “Él llevará una túnica roja, roja color sangre. (Baba señaló entonces la túnica que llevaba). Él será de baja estatura, con una corona (de pelo)”.

Cristo no declaró que Él mismo volvería, sino que dijo: “Aquel que me envió volverá”. Y Sai, el pequeño Baba con la corona de pelo ensortijado y la túnica roja, ha vuelto. No solo en su forma física, sino que Él está en cada uno de ustedes, como el morador en su corazón. Está allí con el traje del color de la sangre que lo llena.



Del discurso de Navidad en Brindavan. 25/12/76. Extraído de Mensajes X.

Hoy en día, no debemos luchar por una nueva religión, una nueva sociedad o un nuevo código de moralidad; ya existen en cada país y raza. También se tiene ya los planes básicos para el cultivo del espíritu establecidos en la mayoría de las religiones. Lo que necesitamos son personas que hayan alcanzado pureza en todos los niveles de conciencia. El hombre puede alcanzar la perfecta bienaventuranza cuando su corazón esté libre de envidia, egoísmo, codicia y otros rasgos malignos.

Hoy es un día sagrado, el día en que nació Jesús. Él se anunció como el mensajero de Dios. En realidad, todos los humanos nacen como mensajeros de Dios, su poder y su gloria. Nadie ha encarnado simplemente para comer y satisfacer sus sentidos. La vida humana es mucho más valiosa que eso. Es por eso que la capacidad de apreciar la belleza, la verdad y la bondad sólo ha sido otorgada al hombre.

Él, que se anunció a sí mismo como mensajero de Dios, a través del florecimiento de la Divinidad y la expansión de la compasión y el servicio, evolucionó hasta una etapa cuando se declaró como el hijo de Dios; finalmente se elevó hasta la posición de “Yo y mi padre somos Uno”.

Cuando Jesús declaró que él era el hijo de Dios, llegó a tener derecho a la majestad y el poder paternos, los cuales sólo se pueden reclamar cuando se han adquirido las cualidades que el padre tiene. Como resultado él logra la unión, que lo lleva a declarar: “Yo y mi padre somos Uno”. Las escrituras dicen: El que conoce a Brahman se vuelve Brahman (Dios).

El pensamiento hindú se refiere a estas tres etapas como dvaita, visistadvaita y advaita. El mensajero y el que lo envió están básicamente separados; esta etapa es dualista o dvaita. El hijo y el padre, aunque son dos entidades separadas, están unidos por el cariño y sentimientos y actitudes afines. Son como el todo y la parte, el cuerpo y el miembro. Esta etapa se llama visistadvaita o no dualidad calificada. Y cuando el hijo y el padre son uno, la etapa es la de advaita, la no dualidad.



Del discurso de Navidad en Prashanti Nilayam. 25/12/78. Extraído de Mensajes X.

Los seguidores de cada religión acuden en su propia forma y estilo al Dios único, que es omnipresente. Es el mismo Dios que da a toda la humanidad salud, prosperidad, paz y felicidad. ¡Ninguna religión tiene un Dios separado, que prodiga su gracia sobre los que declaran que siguen esa fe! Es el destino del hombre viajar de la humanidad a la Divinidad, como ya ha viajado desde la animalidad. En ese peregrinaje está sujeto a encontrar varios obstáculos y pruebas. Para allanar su camino y ayudarlo a vencer estos problemas, los sabios, profetas, almas realizadas, personalidades divinas y encarnaciones de Dios aparecen entre los hombres e iluminan el camino. Se mueven entre los afligidos, los buscadores que han perdido su camino o los que se han extraviado en el desierto, y los guían hacia la confianza y el valor. Ciertas personalidades nacen y viven para este solo propósito. Se les puede llamar Karana-janmas porque toman janma o nacimiento para una causa o propósito (Karana). Estos guías y líderes ejemplares aparecen entre los pueblos y en todos los lugares. Inspiran fe en los ideales más elevados y enseñan con la voz de Dios, aconsejando desde el corazón.

Por supuesto, hay muchos aspirantes que por su devoción y vidas disciplinadas, logran la visión del Uno Omnipresente, Omnipotente y Omnisciente. Están contentos con la bienaventuranza que han ganado para sí mismos. Hay otros que anhelan compartir su bienaventuranza con los que están más hallá de su círculo; ellos guían y dirigen y por eso son bendecidos. Enseñan que la multiplicidad es un engaño y que la unidad es la realidad.

Jesús fue un Karanma-janma, un maestro que nació con un propósito: restablecer el amor, la caridad y la compasión en el corazón del hombre. No tenía ningún apego al yo, nunca le prestó atención a la tristeza o al dolor, a la alegría o a la ganancia; tenía un corazón que respondía al llamado de la angustia. Anduvo por la Tierra predicando la lección del amor. Su vida fue una ofrenda por la elevación de la humanidad.

Como la mayoría de los buscadores, él primero buscó a la Divinidad en el mundo objetivo, pero pronto se dio cuenta de que la naturaleza es un cuadro caleidoscópico creado por la propia imaginación, y buscó a Dios dentro de sí. Su estadía en los monasterios de los Himalayas, en Kashmir y otros centros de ascetismo e indagación filosófica de Oriente, expandió su conciencia. Después de regresar del Oriente, su afirmación de que era un mensajero de Dios cambió a la de que era el hijo de Dios.

El vínculo se fortaleció: el ser ya no era alguna luz o entidad distante, la luz se volvió una parte del ser. Cuando predominaba la conciencia del cuerpo, era un mensajero. Con la conciencia del corazón en ascenso, se sintió cercano y querido, y así, en esta etapa, el vínculo padre-hijo parece natural. Después, a medida que se afirmaba la conciencia del Atma, Jesús pudo declarar: "Yo y mi padre somos uno".

Estas tres etapas pueden describirse como: “Yo estoy en la luz, la luz está en mí y yo soy la luz”. Pueden compararse con las etapas de dvaita, vishistadvaita y advaita descritas en la filosofía hindú. La etapa final ocurre cuando desaparece todo rasgo de dualidad. Ésta es la esencia de todas las enseñanzas y disciplinas religiosas.

Jesús fue honrado por el pueblo como Cristo, porque en sus pensamientos, palabras y acciones no encontraron ningún indicio de ego. No tenía ni envidia, ni odio; estaba lleno de amor y caridad, humildad y benevolencia.

El mismo nombre, Jesús, no es original. A él lo llamaban ISA, que al invertir las letras se convierte en Sai. Isa o Sai, ambos significan Isvara, Dios, el Eterno Absoluto.

En el manuscrito tibetano del monasterio donde Isa vivió algunos años, el nombre está escrito como Issa, que significa el Señor de todos los seres vivos.

Cuando Jesús proclamó que era el mensajero de Dios, lo que quería enfatizar que cada uno es un mensajero de Dios y que tiene que hablar, actuar y pensar como tal. Jesús declaró que cuando se progresa en este sentido, cada uno puede reconocer a todos como hijos de Dios, hermanos y hermanas de uno mismo y que por eso se deben adorar.

El cumpleaños de Jesús debe ser celebrado por toda la humanidad, porque esos Karanma-janmas pertenecen a toda la raza humana; no deben ser limitados a un solo país o una sola comunidad. Jesús encontró que los eruditos y los ritualistas habían oscurecido la verdadera religión. Se dedicó a la enseñanza de la espiritualidad y la moralidad, porque la educación es la luz misma de la vida. Jesús encontró que la gente andaba en busca de cuentas de vidrio imaginándose que eran diamantes. Visitó los lugares sagrados y descubrió que se habían convertido en mercados donde la gracia estaba siendo negociada y comercializada. Condenó al sacerdocio que toleraba y alentaba estas prácticas. Por todo esto atrajo la ira de los jefes de los templos y monasterios. Ellos tentaron a uno de sus discípulos de Jesús con treinta monedas de plata, para que lo traicionara y lo entregara.

A los gobernantes romanos les dijeron que Jesús estaba intentando hacerse pasar por rey y que debía ser castigado por traición. Su insistencia hizo que el gobernador ordenara su crucifixión. Cuando lo estaban clavando en la cruz, Jesús escuchó la voz del Padre que decía: “¡Toda vida es una, mi querido hijo! Sé como todos”, y pidió que los que estaban crucificando fueran perdonados, porque no sabían lo que estaban haciendo. Jesús se sacrificó por el bien de la humanidad.

Los villancicos y las velas, las lecturas de la Biblia y las pastorelas no son suficientes para celebrar el nacimiento de Jesús. Él dijo que el pan comido en la última cena era su cuerpo y que el vino era su sangre. Quiso decir que todos los seres vivos con cuerpo y sangre debían ser tratados como él mismo y que no se hiciera ninguna distinción entre amigo o enemigo, nosotros y ellos. Todos son su cuerpo, sostenidos por el pan; cada gota de sangre que fluye en las venas de todo ser humano es suya, animada por la fuerza que el vino le infunde.

Esto quiere decir que todo hombre es Divino y tiene que ser venerado como tal.

Ustedes trabajan como mensajeros o siervos; después, ustedes adoran igual que un hijo adora a su padre y, finalmente, logran la sabiduría de que ustedes y Él son uno. Ése es el camino espiritual, y Jesús enseñó el camino en términos precisos. Desde el inicio de su vida anunció que había venido para iluminar el camino espiritual. Aún cuando era un capullo, emitía fragancia. Tenía la luz dentro de él; si no, ¿cómo podría una pequeña luciérnaga encender una lámpara?



Del discurso de Navidad de 1979. Extraído de Mensajes XI

...”El hombre ha venido a este mundo como mensajero de Dios. Jesús se anunció como mensajero de Dios. Pasó muchos años en austeridad a fin de poder derramar compasión y amor sobre toda la humanidad. Después él se preguntó: “¿Soy solo un mensajero o estoy más estrechamente relacionado con Dios, soy una parte de Dios con lo divino como esencia?”

Jesús pasó 12 largos años errando solo por los desiertos dedicado a esta indagación. Al final de este período, retornó entre los hombres y anunció: “Yo soy el hijo de Dios”.

En esa época los sacerdotes de Jerusalén se habían vuelto corruptos y venales. Habían degenerado en hombres soberbios y egoístas. Jesús los condenó y trató de arrancar de raíz las costumbres perniciosas. Puesto que a sus ojos todas las formas eran divinas, él no podía tolerar ninguna acción que contradijera esa postura. Así, cuando la gente le preguntaba quién era, él tenía la convicción para responder: “Yo y mi padre somos uno”.

Jesús trató de enseñar a cada uno la paternidad de Dios y la hermandad del hombre. Hombres tradicionalistas y llenos de egoísmo consideraron a Jesús un falso profeta y emplearon todos los medios para impedir su misión. Sin embargo, él no vaciló, y enfrentando toda oposición, continuó siendo ejemplo de verdad viviente purificando a la sociedad. Muchos discípulos lo siguieron, pero a lo largo de la historia, como ha ocurrido con Rama, Krishna, Jesús y Mahoma, esos discípulos, pese a su cercanía, raramente se han consagrado por completo. La mayoría sólo son devotos a medias.

Jesús tuvo 12 discípulos, de los cuales la mayoría tuvieron fe en él y vivieron sus enseñanzas, pero Judas cedió a la codicia. Traicionó a su maestro por 30 monedas. No tuvo ya alegría en la vida después de éste acto, su mente le negó la paz y tuvo que buscar refugio en el suicidio.

La traición de gente que simula adorar ha ocurrido en todas las épocas. Gente corrupta, egoísta y ambiciosa esparce falsedades acerca de sus propios maestros. Oímos de Judas hace 2000 años. Pero en la era de Kali la gente está obsesionada por el dinero y los Judas se han multiplicado. Anhelan acumular mezquinas riquezas, cuando en realidad el buen carácter, la conducta recta y el conocimiento de Dios son los 3 verdaderos tesoros que deben ser reunidos. Tierras y edificios, oro y plata, dólares y otras divisas son temporales y triviales. Constituyen posesiones solo mientras dura la vida, pero aquellos 3 tesoros persistirán, los sostendrán y los fortalecerán a ustedes hasta que alcancen la unión con el infinito.

Jesús era una persona cuya sola alegría estribaba en esparcir Amor Divino, ofrecer Amor Divino, recibir Amor Divino y vivir en el Amor Divino.

Existen varias teorías sobre la fecha de nacimiento de Jesús, basadas en la brillante estrella que apareció durante su nacimiento. Se dice que esta estrella es visible una vez cada 800 años. Algunos argumentan que Jesús nació el 15 de septiembre, pero él nació a las 3:15 de la mañana del 28 de diciembre de hace 1980 años. Era domingo. La estrella que apareció ese día se ve cada 800 años. Su aparición no tiene relación alguna con el nacimiento de Jesús. No hay regla que diga que cuando la energía divina o la encarnación divina desciende a la tierra, deba aparecer una estrella.

Ésa es solo la opinión de los devotos. Sin embargo, Jesús fue él mismo una estrella de valor infinito que difundía brillantez de dimensión infinita. ¿Por qué colocar otro resplandor menos brillante?.

Hoy es el día del nacimiento de Jesús, celebrado entre las nevadas de diciembre, con luces, arbolitos y oraciones. Pero es inútil rezar sólo un día y olvidar a Dios el resto del año. Ese es un espectáculo frívolo; no emana del corazón. Somos verdaderos cristianos únicamente cuando vivimos de acuerdo con las enseñanzas de Cristo y las practicamos en nuestra vida diaria. Con que observáramos siquiera 2 de sus enseñanzas bastaría.

Cristo dijo: “Toda vida es una sola, querido hijo, sé igual con todos”. Si observáramos verdaderamente esto, bastaría para cumplir con nuestro destino. Cuando él estaba en la cruz vencido por la agonía, una voz surgida de lo invisible dijo desde los cielos: “La muerte es el vestido de la vida”. El cuerpo es el vestido que usa el espíritu Divino. Por consiguiente, no debemos llorar cuando el cuerpo se desecha, declina o se daña. La muerte es un incidente, esa es la naturaleza verdadera del cuerpo. Los hombres buscan la causa de la muerte; nadie, empero, busca el origen de la vida, dedíquense a la glorificación de Dios y a efectuar la obra de Dios.

Los hombres pueden tener lenguas y estilos de vida diferentes, pero Dios es uno, y está en todas partes. Todas las religiones hablan de él como amor y como alcanzable por medio del amor. Las formas de adorar a Dios difieren porque están modeladas por el tiempo y el lugar, pero el amor es el contenido básico de todas las formas. Todos los corazones hablan y entienden el lenguaje del corazón. Realmente, sólo hay una raza y ésta es la raza humana. Ahora consideramos esenciales las mezquitas, distinciones de nacionalidad, raza, religión y lenguaje y retenemos el amor que debe fluir desde nuestro corazón hacia cada uno. Tales fueron la vida y el mensaje de Jesús. Foméntenlos en su corazón. Sientan a Jesús como su mensajero enviado por Dios.

No malgasten su vida aspirando a los estrechos intereses del ego. ¡Amen! ¡Amen! Vuélvanse lo que realmente son: encarnaciones del amor. No importa como los traten los demás o lo que piensen de ustedes; no se aflijan. Sigan a JESUCRISTO. Amen para su propia evolución y no para lo que otros digan. No imiten a otros; cultiven su propia vida.

Hablen dulcemente, esparzan consuelo con cada mirada suya. No sean esclavos de sus deseos sensuales. Ustedes deben vencer la lujuria y abandonar la ira. Alejen de su mente la codicia, el odio y los celos y dediquen sus manos al servicio de la humanidad.

Jesús enseñó amor y compasión infinitas. Para resucitar el amor y la compasión, ustedes tienen que matar la envidia y el egoísmo y purificar sus corazones. Ganen la verdadera misericordia de Jesús. Sigan la senda enseñada por él y alcancen la posición que él tiene.”



Del discurso de Noche Buena en 1980. Extraído de Mensajes. XI

Dios es poder eterno, omnipotente, omnisciente. Él es la causa y la consecuencia, el alfarero, el barro y la vasija. Sin Dios no puede haber Universo. Él tuvo la voluntad y el Universo apareció. Es su juego, la manifestación de su poder. El hombre encarna su voluntad, su poder, su sabiduría, pero no está consciente de esa gloria. Una nube de ignorancia vela la verdad. Dios envía sabios, santos y profetas para develar la verdad y Él mismo aparece como avatar para despertarlo y liberarlo. Hace 2.000 años, cuando un orgullo estrecho y una gran ignorancia corrompían a la humanidad, Jesús vino como la encarnación del amor y la compasión, y vivió entre los hombres mostrando los altos ideales de la vida. Deben poner atención a la lección que él transmitió en las diferentes etapas de su vida. “Yo soy el mensajero de Dios”, declaró primero. ¡Sí! Cada individuo tienen que aceptar ese papel y vivir como ejemplo de amor y caridad divinos. El gurú debe actuar como el despertador; él debe hacer levantar al dormido para que cumpla su deber consigo mismo. ¡Levántate, despierta!, y da testimonio de Dios dentro de ti, en cada pensamiento, palabra y acto.

Este día se celebra la Navidad. Traigan a su memoria las palabras que expresó Jesús, el consejo que dio las advertencias que dio, y decidan conducir su vida diaria a través del sendero que él marcó. Sus palabras deben quedar impresas en sus corazones y ustedes deben decidir practicar todo lo que él enseñó...

Jesús sabía que Dios ordena todo. Así, aun en la cruz, cuando sufría la agonía, no abrigó ningún mal deseo contra nadie y exhortó a los que estaban con él a tratar a todos como instrumentos de la voluntad de Dios. “Todos son Uno; sean iguales con todos”. Practiquen esta actitud en su vida diaria...

Jesús vagó con un propósito determinado por sitios solitarios por doce largos años, entregado a estudios, ejercicios espirituales y meditación en Dios. Por supuesto, uno debe proteger y preservar el cuerpo, que es un regalo divino, un bote equipado con instrumentos con el cual el hombre puede cruzar el mar del cambio perpetuo y alcanzar la Divinidad. Esta meta de la vida tiene que ser alcanzada antes que el cuerpo-bote comience a hacer agua y se desintegre a causa de la enfermedad, la pereza y la senilidad. La salud física, mental y espiritual tiene que ser fomentada con especial cuidado. Sin embargo, uno tiene que estar listo para desechar el cuerpo en defensa del dharma (acción correcta) o de Dios. Tengan a Jesús como un ideal para esto. Él exhortó a todos a observar las enseñanzas de las antiguas escrituras y obtener paz y alegría de ello.

Los judíos observaban los rituales y regulaciones dadas por los profetas en los textos bíblicos considerándolos válidos para todos los tiempos, y por eso juzgaron como erróneas las enseñanzas de Jesús. No estaban movidos por el odio personal hacia él. Este problema surge en todas las épocas: el conflicto entre la letra y el espíritu, las doctrinas que son tenidas como santas, las diferentes prohibiciones y observancias que tienen que ser escrupulosamente seguidas, por un lado, y la verdad subyacente por otro...

La Navidad es la misa que se dice en el cumpleaños de Cristo. Es fundamentalmente un rito religioso, sagrado. Tratarlo como un festival para beber y bailar o solamente recordar a Jesús es muy errado. Este día debe pasarse en oración; y no solamente este día, sino que la disciplina de la oración debe ser una forma de vida.



Del discurso de Navidad de 1981. Extraído de Mensajes XI.

...Jesús era compasión venida en forma humana. Difundió el espíritu de compasión y confirió alivio y consuelo a los pobres y a los afligidos. Viendo el sacrificio de palomas y corderos en el templo de Jerusalén, reprendió a los vendedores y los echó fuera del recinto, y con eso atrajo la ira de los sacerdotes. Las buenas obras siempre provocan a los perversos, pero uno no debe vacilar o temer cuando un obstáculo se interpone. El reto da alegría; hace surgir escondidas fuentes de energía y fuerza; atrae la gracia que refuerza el empeño. La alegría surge en el intervalo entre dos penas. Uno tiene que enfrentarse a las dificultades para saborear el deleite de la victoria. Jesús enfrentó muchos obstáculos poderosos y los arrostró todos. Como resultado, su nombre, su vida y su mensaje esparcen luz esplendorosa en todo el mundo hasta hoy.

No solo Jesús; cada profeta, mensajero de Dios o maestro de la verdad y guía espiritual tiene que avanzar entre el escarnio, el desdén y la persecución. Aunque el diamante se arroje en un baúl polvoriento, su brillo permanece, su precio no disminuye. Aunque una calabaza dulce crezca en una cerca espinosa, su sabor permanece, su atractivo no disminuye. Aun si un huevo de pavo real se incuba en un gallinero, conserva su encanto y su naturaleza no cambia. La Divinidad, aunque se mueve entre todos y cada uno, colectiva e individualmente, nunca puede ser afectada o desviada. Gente envidiosa acumuló escarnio sobre Jesús, y aun entre sus discípulos, unos lo traicionaron y lo negaron. La gente dominada por el ego vuelca su envidia contra la grandeza y la bondad. Pero, puesto que el amor, el amor de Jesús, no tenía ninguna traza de ego, él no tenía miedo. Los que no tienen amor están dominados por el miedo; el amor infunde valor y alienta el arrojo. Se deleita en la valentía. Si siguen al maestro, pueden enfrentar al mal, luchar hasta el fin y terminar el juego.

Jesús era amor. Sathya Sai también es amor. Eso explica la reunión de cristianos de todas las iglesias que vemos aquí ahora. En Roma este día los católicos se reúnen para celebrar el advenimiento de Jesús. Los protestantes lo celebran también en sus templos. Los judíos no son bienvenidos en ninguna parte, pero en presencia de Sathya Sai todos son igualmente bien recibidos. Los judíos procesaron a Jesús y pidieron su castigo; en esta presencia, los judíos están adorando a ese mismo Jesús. El amor de Sathya Sai ha transformado y trascendido esos recuerdos, ha hecho que se den cuenta de que solo hay una casta: la casta de la humanidad; solo hay una religión: la religión del amor. Hace unos momentos, Al Drucker habló sobre Jesucristo. Tuvo el valor y la sabiduría de ofrecer un homenaje a Cristo, debido al impacto de la presencia de Swami. Él comprende que solo hay un Dios y que ese Dios es omnipresente. Los nombres y las formas difieren, naturalmente, pero todos son aspectos del Uno. El amor debe juntar a todos los creyentes, y unirlos; y no solo los creyentes sino también los no creyentes deben ser amados y servidos como su imagen.

El amor debe manifestarse como servicio. El servicio debe tomar la forma de alimento para los que tienen hambre, consuelo para los desamparados, alivio para los enfermos y los que sufren. Jesús se dedicó a tal servicio. El corazón lleno de compasión es el templo de Dios. Jesús abogó por la compasión; la compasión fue su mensaje. Él se ponía sumamente acongojado al ver a los pobres. Este día Jesús es adorado pero sus enseñanzas no son observadas. Se adora a Sai pero no se siguen sus enseñanzas. Por todos lados hay ostentación, exhibicionismo hueco. Discursos, discursos, discursos; ninguna acción, ningún amor, ningún servicio. Héroes (hero en inglés) mientras dan sermones, cero (zero en inglés) en poner en práctica lo que se dice. Desarrollen la compasión, vivan en el amor. Sean buenos, hagan el bien y vean lo bueno. Ese es el camino a Dios.



Del discurso de Navidad de 1992.

En todo ser humano existen cuatro tipos de potencialidades: animal, demoníaca, humana y divina.

Aquel que tiende a la cualidad divina será alguien que se dedica a la contemplación del Atma (alma) que mora en él, disfruta de la bienaventuranza átmica y santifica todo momento de su vida realizando actos sagrados. Se percata que dentro de todos los seres reside el mismo Atma, el ser interno, y vive una vida de bienaventuranza, desechando los pensamientos egoístas; es un alma realizada que está muy consciente de la verdad de que reverenciar a los demás es reverenciar al Señor... Personas como estas irradian la Divinidad aunque habitan un cuerpo humano.

Los “humanos” siguen la senda de la verdad y la rectitud. Desarrollan actividades acordes con la verdad y la rectitud y hacen uso del sentido del discernimiento de una forma correcta, sin el ansia por el poder, la posición, el nombre o la fama; viven en armonía con sus congéneres y llevan a cabo sus deberes con el firme convencimiento de los preceptos como el temor al pecado, amor a Dios y moralidad en la sociedad.

El siguiente tipo es el de las personas “demoníacas”. Una persona así no se preocupa por seguir el código de conducta de los seres humanos; abiertamente se dedica a la persecución de los placeres sensuales; está inflamada de orgullo y ego y para lograr sus fines egoístas no titubea en herir a sus semejantes. Imperturbable, va por la vida cometiendo actos malvados. El egoísmo es el aliento de su vida y el apego es su columna vertebral. Al que se comporta así se le llama demoníaco.

El hombre que no posee sabiduría es como un “animal”, una persona que está sumida en la ignorancia no se considera mejor que un animal, su vida se centra solamente en la gratificación de los sentidos, su pensamiento no va más allá de ellos debido a que ignora que la Divinidad se encuentra dentro de él. Considera que los placeres terrenales, transitorios, son la bienaventuranza celestial; vive en el engaño y no usa su discernimiento.

Todo hombre debe hacer un esfuerzo para elevarse hacia lo humano, desechar las cualidades animales y demoníacas y enseguida esforzarse en comprender su naturaleza Divina. En la actualidad, descubrimos que los hombres marchan por una dirección opuesta a esto; de lo humano van hacia los niveles animal y demoníaco.

El 25 de diciembre, cuando nació Jesús, llegaron tres reyes al lugar de su nacimiento. Cada uno de ellos expresó su visión acerca del niño que acababa de nacer. Uno de ellos, al ver al pequeño dijo: “Este niño amará a Dios”; el segundo rey dijo: “Dios amará a este niño”; el tercero declaró “En verdad este niño es Dios”. El primero vió al niño desde el punto de vista físico, el segundo, desde el punto de vista mental y el tercero tuvo una visión átmica o espiritual.

Estas tres declaraciones significan que podemos avanzar desde el nivel humano hasta el nivel divino; para ello es necesario destruir las cualidades bestiales y demoníacas que hay en el hombre. En la actualidad, el hombre adora ídolos e imágenes inanimados, pero no intenta amar a su prójimo, a los seres humanos de carne y hueso, éste fue el primer mensaje de Jesús, pero aunque no vea a su vecino todos los días, no lo ama, ¿cómo, entonces, podría creerse que alguien así ame a un Dios invisible? Si un hombre no puede amar a otro ser humano, que puede ver, ¿cómo podrá amar a alguien a quien ni siquiera ve? Esto es imposible. Sólo un hombre que ama a los seres vivos que lo rodean puede amar a lo Divino invisible. El amor empieza hacia los seres que tienen forma y luego se expande a todos los seres. Este es el primer nivel de la espiritualidad.

La espiritualidad no significa preocuparse por la meditación, la ceremonia de adoración, etc. No, la espiritualidad implica una extinción total de las inclinaciones irracionales y demoníacas que hay en el hombre, y la manifestación, por supuesto, de su divinidad inherente. Cuando se desechan los apegos y los odios en los cuales el hombre se involucra, se revela su divinidad.

No es necesario buscar la omnipresencia Divina en un lugar específico. ¿porqué buscan la Divinidad si ustedes mismos son divinos? Si lo hacen demuestran ignorancia.

Jesús realizó muchos actos milagrosos, liberó de sus sufrimientos a muchos que estaban al borde de la desesperación, predicó verdades sublimes y, finalmente, sacrificó su vida; durante más de cien años después de su martirio, el mensaje de Cristo no surtió ningún efecto en la vida de la gente, después de cuatro siglos, el cristianismo fue aceptado por los emperadores romanos; incluso ahora, mucha gente no se ha percatado de que la Divinidad es inherente en el hombre.

Cristo predicó la verdad y enseñó a la gente que el cuerpo debe usarse para servir a la sociedad.

Jesús fue crucificado un viernes y resucitó un domingo. Por lo tanto, el domingo se considera el día de adoración y de servicio en las iglesias cristianas. Los católicos le concedieron importancia a la Virgen María, la madre de Jesús, mientras que los protestantes le concedieron al nacimiento de Cristo. Los católicos celebran la Navidad el 24 de diciembre en la noche, adoran a María, y los protestantes celebran el día 25 para festejar el nacimiento de Jesús.

Existe la costumbre de poner un árbol de Navidad y adorarlo. Esta costumbre se originó en Alemania. Un predicador inglés de nombre Jensen visitó Alemania para cumplir una misión; durante su viaje observó a unos alemanes tratando de ofrecerle a un árbol la vida de un niño como sacrificio para complacer a Dios, pues creían que Dios vivía en un árbol de roble. Preocupado, el predicador les preguntó por qué le ofrecían a un árbol la vida de un inocente. Cuando le aseguraron que Dios vivía en el árbol, tomó un hacha y partió el árbol; para su sorpresa sintió una vibración que lo hizo estremecerse de la cabeza a los pies y vio la forma de un niño dentro de las dos porciones del árbol que había cortado.

Este incidente nos demuestra la verdad de que Dios vive no sólo dentro de los seres humanos, también en las plantas y en los árboles; desde entonces, la gente empezó a poner un árbol para adorarlo la noche de Navidad.

Hay sanyasines (renunciantes) incluso entre los cristianos: los hombres se llaman monjes y las mujeres monjas. No existe diferencia respecto a esto en las diversas religiones. En todas las religiones la finalidad es la misma, la cristiandad propagó la unicidad de Dios. Pero en la actualidad el principio puro, permanente y átmico se ha olvidado debido a la preocupación por alcanzar los objetos mundanos. (Enseguida, Baba explicó la forma en que se originó la costumbre de un abuelo que se vestía de rojo para repartir regalos en Navidad. Swami relató la historia de San Nicolás, que inició esta costumbre cuando fue jefe de una iglesia).

En todas las religiones se celebran los cumpleaños de las grandes personalidades, pero los ideales por los cuales vivieron no se recuerdan ni se acatan. Si no se preocupan en seguir sus enseñanzas, las celebraciones carecen de sentido y se vuelven artificiales. No se hace justicia cuando celebran los cumpleaños de la gente noble; Cristo enseñó a la gente a amar a todos los seres y a servir a todos con bondad. Sólo si se practican estos ideales se puede, en verdad, celebrar su cumpleaños.

La Divinidad que hay dentro debe reflejarse en cada acto. La morada de la verdad es su propio corazón. Adoración significa amar a los demás con todo su corazón. Deben vivir en el amor y vivir una vida de servicio basada en el amor. Esta es la única forma correcta de celebrar el nacimiento de Cristo. Dios, de hecho, no tiene nacimiento ni muerte. Dios es invariable, es permanente. El atma que hay dentro no es más que un reflejo de Dios y es la misma en todos los seres, como un testigo eterno. El nacimiento y la muerte pertenecen solo al cuerpo.

¡Encarnaciones del Atma Divino!

La Navidad se celebra en casi todas partes del mundo; sin embargo, no existe un lugar en el mundo en donde se celebre en la forma en que se celebra aquí, en Prashanti Nilayan. En todas partes, la gente la celebra asistiendo a alguna ceremonia en la iglesia, y después se recrean comiendo y bebiendo en fiestas.

Aquí, la gente de muchos países, que hablan diferentes lenguas, profesan diversas religiones y de diferentes culturas, se reúnen y empiezan el día cantando el nombre de Dios ignorando sus diferencias. Se reúnen y durante el día tratan de seguir el mensaje del amor universal. Esta es la unidad en la diversidad y es verdadero “Advaita” en acción.



Del discurso de Navidad en el Auditorio Purnachandra. 25/12/1994

Jesús ejemplificó el espíritu del servicio social. La inspiración vino de su madre, María. Desde su niñez María le enseñó buenas cualidades como la verdad, la bondad, la compasión y la justicia. En su duodécimo cumpleaños, Jesús y sus padres fueron a Jerusalén a un festival. Sus padres lo perdieron de vista entre la muchedumbre y lo buscaron por todas partes. Al no encontrarlo por ningún lado, María se sentó bajo un árbol y le oró a Dios para que la ayudara. En ese instante, un pensamiento relampagueó en su mente: que Jesús estaba quizá en un templo cercano. En efecto Jesús estaba sentado ahí, en un rincón del templo, escuchando las palabras del sacerdote. María corrió hacia él y lo abrazó amorosamente. “Hijo, ¡qué angustia pasé a causa tuya!”, dijo ella. Jesús le contestó: “Madre, ¿por qué tener temor alguno? Aquellos que creen en el mundo tendrán miedo, pero, ¿Cómo puede alguien que cree en Dios tener miedo? Yo estoy en compañía de mi padre, ¿por qué temes? Tú me enseñaste que Dios lo es todo para nosotros. ¿Cómo, entonces, puedes tú preocuparte así?”

Jesús había aprendido las lecciones de su madre y desarrollado su fe espiritual.

Después que regresaron de Jerusalén, Jesús sintió que el servicio a sus padres era su deber supremo, porque les debía todo a ellos. Con este espíritu, acostumbraba ayudar a su padre en el trabajo de la carpintería. José murió cuando Jesús tenía treinta años. Él le pidió permiso a su madre para dedicarse al servicio de los necesitados y desvalidos. Después de dejar su hogar, Jesús se bautizó con Juan. Luego durante cuarenta días Jesús realizó severas austeridades sin comer ni beber. En un principio el se consideró como un “Mensajero de Dios”. Después de las penitencias que llevó a cabo, comprendió que él era hijo de Dios. Empezó su misión con un grupo de pescadores como sus primeros discípulos. Les enseñó que primero debían buscar el reino de los cielos y que para entrar en ese reino tenían que cultivar un corazón amoroso; entonces sus corazones se volverían el reino de los cielos. Jesús declaró mas adelante: “Yo y mi padre somos uno”.

Hoy celebramos el nacimiento de Cristo. Se dice que cuando Jesús nació en un pesebre, tres reyes fueron guiados por una estrella hasta el lugar de nacimiento del niño. De hecho, ellos no eran reyes sino tres pastores. Uno de ellos viendo al niño Jesús, comentó: “Este niño será un amante de Dios”. Un segundo dijo: “No, Dios lo amará a él”. El tercero dijo: “De verdad que él es Dios mismo”.

El verdadero significado de estas tres afirmaciones es: Amar a Dios es ser su mensajero. Ser amado por Dios significa ser su hijo. La afirmación final equivale a ser uno con Dios. Como Jesús dijo: “Yo y mi padre somos uno”. De esta manera, todas las personas son mensajeras de Dios. Esto significa que deben Divinizarse. ¿Cuándo puede una persona llamarse a sí misma “hijo de Dios”? Cuando reconoce que las acciones puras son realizadas por Dios, sin egoísmo y por el bien de todos, que no hay traza de interés propio en él. Todo lo que él hace, dice o piensa es por el bien de los demás.

En esta época se celebran los nacimientos de los santos y profetas con fiestas y festivales. Ésta no es la forma de celebrarlos. Los seguidores deben vivir a la altura de las enseñanzas de los grandes maestros.

La Navidad se festeja hoy en muchos países. En cada país, pequeños grupos de gente van a sus respectivas iglesias, escuchan el sermón y regresan a sus casas, en otros lugares la gente come, toma y se divierte, pero en ningún lado del mundo pueden ustedes encontrar un lugar en el que se celebre la Navidad con la solemnidad y santidad que se da en Prashanti Nilayan. Aquí se han reunido hombres y mujeres de todos los países. Hay muchas denominaciones entre los cristianos y sus miembros, por lo tanto, celebran la Navidad en formas distintas.

Solamente en Prashanti Nilayan los cristianos de todas las corrientes y hombres y mujeres de otras creencias, se reúnen para celebrar la Navidad. Aquí hay devotos de Alemania, Rusia, Argentina, Estados Unidos y muchos otros países. Ellos hablan diferentes idiomas. Prashanti se ha convertido en un minimundo: todos ellos trabajan al unísono. Ustedes son testigos de que anoche se presentó una bella obra con los niños de muchos países, quienes transmitieron el mensaje Divino muy efectivamente. Aquí hay una manifestación concreta de la hermandad del hombre y la paternidad de Dios..



Del discurso de Navidad de 1996.

En la historia de la humanidad surgieron muchas religiones para promover el avance de la moral, la prosperidad y el bienestar de la humanidad.

Los vaishnavitas consideran a Vishnú como el Ser supremo.

Los saivitas le han otorgado a Shiva el más elevado lugar.

Los que adoran a Ganapathi le otorgan el más elevado lugar.

Los buscadores del conocimiento consideran a Sarasvati como el Ser supremo.

Los musulmanes consideran que Alá es el Señor supremo.

Los cristianos consideran a Jesús su salvador.

Los budistas adoran a Buda como el Ser iluminado.

Los jainas le otorgan a Mahavira el lugar más elevado.

Los parsis adoran a Zoroastro.

Los sikhs consideran a Nanak el maestro supremo.

Los devotos de Sai consideran que Sai es el supremo.

Los sabios consideran que todos ellos son iguales.

Todas las religiones se deben venerar de igual manera porque Dios es uno y el mismo para todas ellas.

Dios es verdad, él es rectitud, él es paz, él es la encarnación del amor.

¡Encarnaciones del amor!

La esencia de todas las religiones, el mensaje de todas las escrituras y el destino de toda la humanidad es el mismo. Sin embargo, debido al egoísmo, la estrechez de mente y la preocupación por el interés propio, la religión se usa como pretexto para promover diferencias y conflictos.

Todas las religiones enseñan sólo aquello que es bueno si se estudian inteligentemente. Si tu mente es buena, ¿qué religión puede ser mala?.

La moral y la integridad, la rectitud y la caridad, la verdad y la tradición, la tolerancia y la no violencia son los principios básicos de todas las religiones. Estas verdades básicas son comunes a todas ellas.

Sin embargo, a través de los años los hombres han olvidado estas verdades y han fomentado las tendencias divisivas en lugar de la unidad. Como resultado, el respeto por los valores humanos ha desaparecido. Es esencial reconocer la unidad divina que subyace en toda la diversidad de la existencia humana...

(Baba hizo un pequeño recuento del concepto judío de la creación del cosmos y se refirió al nacimiento de Jesús, hijo de María y José). A medida que el nombre y fama de Jesús se esparcían, la oposición a él también se desarrollaba entre un sector de los judíos. Después de la muerte de su padre, el joven Jesús consideró su deber ayudar a su madre y venerarla como divina. Jesús predicó la obligación primordial de todos, que es mostrar gratitud hacia los padres. Jesús fue con su madre a Jerusalén cuando tenía once años de edad. Su madre se preocupaba de las actividades de Jesús. Jesús no estaba de acuerdo con la forma en que los judíos administraban el templo y se pronunció en contra de las prácticas que se hacían en él, predicando la omnipresencia de Dios en todos los seres vivos. Él exhortó a la gente a no causar daño a nadie.

Lo que Jesús enseñó estaba de acuerdo con las enseñanzas básicas de todas las religiones. Él se comprometió en una misión de misericordia hacia los enfermos y los pobres, dio alimento a los hambrientos. Al ver estos actos de amor y bondad, la gente declaró que él era el mensajero de Dios. Jesús constantemente se refería a Dios como su padre. Mas tarde declaró: “Yo y mi padre somos uno”. Jesús dedicó su vida a la propagación de la fe en un Dios que era común a toda la humanidad...

Hoy los hombres celebran los cumpleaños de los hombres santos pero no siguen las enseñanzas que éstos difundieron. No hay nada grande en la celebración del cumpleaños de los maestros; la gente debe resolverse a sostener sus ideales y actuar de acuerdo con sus enseñanzas.

(Swami se refirió a un libro compilado en Bretaña alrededor de 1530, que contenía toda la información acerca de Jesús recopilada durante los siglos pasados. Los rusos condensaron todo este material en un pequeño libro que preservaron en un lugar de la costa del mar negro. Swami materializó el pequeño libro con un movimiento circular de su mano y lo sostuvo ante todo el Auditorio. Él dijo:) Éste es el libro. Pueden ver la cruz en la cubierta. El libro fue diseñado para demostrar las características comunes en todas las religiones. Lo que contiene este libro no se encuentra ni siquiera en la Biblia. En él se hace un relato absolutamente nuevo de la vida de Jesucristo.

No todos pueden comprender los caminos del Señor. Para saber acerca de Dios uno debe desarrollar sentimientos santos. En este libro se separa cada creencia con una estrofa o frase referente a ella.

La esencia de todos los credos es una y la misma. El deber primordial del hombre es entregarse a Dios. Entrega significa alcanzar el estado en el que el devoto siente que es uno con Dios. Este sentimiento surge de la convicción de que la misma Divinidad está presente en todos. Los cuerpos de los seres humanos son distintos como los focos, pero la corriente que pasa a travéz de ellos es la misma. El color de los focos o su voltaje varían, pero la corriente que los activa es la misma.

Este libro contiene también el dicho védico "Ekoham bahusyam", que expresa la unidad original de todo.

El mismo Dios habita en todos los seres. No hay justificación para las diferencias con base en las religiones; estas diferencias se deben al apego que existe por el cuerpo. No consideren al cuerpo como un ente permanente; es una burbuja en el agua; la mente es un mono loco. No sigan a ninguno de ellos; sigan a la conciencia. Ese es el mensaje principal que contiene este pequeño libro.

En la actualidad existen numerosas sectas en el cristianismo y todas se preocupan por propagar sus respectivas doctrinas. Se predica mucho pero se practica poco en la vida diaria. La práctica es lo más importante. La gente puede propagar su credo pero eso no le otorga nada perdurable, solo el ejemplo práctico es lo que importa. Cuando practiquen lo que predican otros se inspirarán con su ejemplo. A nadie le importará lo que predica una persona que no practica lo que dice. La tontería más grande del hombre es olvidarse de su Divinidad. Todos deben comprender que vienen de Dios. Todos son hijos de Dios. Todos deben estar cada vez mas cerca de Dios. Deben sentir que Dios vive en su corazón. Deben desarrollar compasión en el corazón porque sin ella el corazón es solo una piedra. Ése es el mensaje de Jesús: el mensaje del amor. El amor es Dios, vivan en el amor. Empiecen el día con amor, pasen el día con amor, terminen el día con amor; ese es el camino hacia Dios.



Del discurso de navidad de 1998.

Adorado por los Musulmanes como Alá,

Como Jehová por los Cristianos,

Como el Señor ojos de Loto por los Vaishnavas

Como Sambhu por los Saivitas,

Dios es adorado como el Ser Supremo de todos,

Aquel que confiere salud y riqueza,

La gente puede adorar a Dios en varios nombres y formas,

Pero Dios mismo responde a las plegarias de todos.

...”Habiendo nacido como ser humano, uno tiene que darse cuenta de la divinidad interior. El deber primordial de cada individuo, como mensajero de Dios, es practicar y dar a conocer los Principios de Verdad, Amor y Paz, y experimentar esta bendición y compartirla con los demás. Aquel que propaga los asuntos mundanos, transitorios y efímeros, no puede ser llamado un mensajero de Dios.

Cuando nació Jesús, tres reyes árabes fueron a verlo, estaban llenos de gran regocijo al ver al recién nacido. Ya para regresarse, el primer rey dijo a María:

- Madre, has dado a luz a un niño que ama a Dios.

El segundo rey dijo:

- Madre, has dado a luz a un niño que será amado por Dios.

El tercer rey dijo:

- Madre María tu hijo no es diferente de Dios, ambos son una misma cosa.

Una vez que entendamos el significado interno de estas tres frases, entonces conoceremos la verdad. Aquél que ama a Dios es un mensajero de Dios; aquel a quien Dios ama, es el Hijo de Dios y aquel que entiende el principio de unidad, se convierte en uno con Dios.

Hoy en día, apenas unos pocos difunden el mensaje de Dios, la mayoría está haciendo justo lo contrario. Siendo recipiente del Amor Divino, el hombre debería expandir el mismo principio hacia su prójimo. Esto fue lo que Jesús proclamó a la hora de abandonar su cuerpo mortal: "¡Todos somos uno, mi querido hijo! Sé uno con todos". Desháganse del apego corporal, el cuerpo está sujeto a cambios y finalmente, perecerá. Dios es la encarnación de la Verdad, la Verdad no cambia en los tres períodos de tiempo. Uno debe seguir el camino de la verdad para difundir el Principio de la Verdad y Amor Divino. Dios ama a aquellos que siguen el camino de la verdad. Jesús propagó el Divino mensaje del Amor. Él dijo: "La muerte es el vestido de la vida". Así que "Uno debe deshacerse del apego al cuerpo y desarrollar apego por el espíritu". El cuerpo es como una burbuja de agua, es meramente una vestidura del alma individual.

...En Jerusalén, Jesús se opuso a la práctica de los sacrificios de animales; como resultado, él tuvo que afrontar una fuerte oposición. La gente que ayuda a la humanidad es lastimada.

Las dualidades de la vida, tales como el dolor y el placer, van de la mano.

El dolor y el placer coexisten,

Es imposible separarlos,

El placer no existe por separado,

El fruto del dolor es el placer.

(Poema Télugu)

Este mensaje de verdad debe ser enseñado al mundo entero. Sin dolor uno no se da cuenta del valor del placer. El valor de la luz sólo puede ser reconocido cuando hay oscuridad. Esta fue la enseñanza de Jesús. Uno debe sobreponerse a las dificultades para tener éxito en la vida. Denles felicidad a aquellos que están sufriendo. Consideren cada actividad como el trabajo de Dios. Desde su mismo nacimiento el hombre ha estado experimentando dolor y placer, pero, él es incapaz de darse cuenta de que hay felicidad en el dolor. ¿Qué tipo de felicidad? ¿Acaso está relacionada con cuerpo o con la mente? No, está relacionada con el Atma.

La paz es esencial para el hombre en tres niveles: cuerpo, mente y espíritu. Esta es la razón por la que cantamos Shanti (paz) tres veces. El hombre solamente puede obtener paz en estos tres niveles, desarrollando el amor por Dios. Aquel que no tiene amor por Dios, nunca tendrá paz. Todos los placeres mundanos son efímeros y momentáneos.

No estén orgullosos de su juventud, progenie y riqueza, el curso del tiempo los destruye en un momento. ¿Qué es la felicidad? Es sentarse en una habitación con aire acondicionado o servirse una comida deliciosa. Estos dan felicidad solamente a nivel físico y mental, no a nivel del Atma (alma). La verdadera felicidad es aquella que está relacionada con el Atma. Ustedes no deberían temerle a las dificultades, ellas son nubes pasajeras. No titubeen, sigan al corazón, él es constante e invariable. La unidad de cabeza, corazón y mano es esencial para el hombre. Este es el verdadero significado que yace en la señal de la cruz de los Cristianos (aplausos) (Swami hizo el signo de la Santa Cruz para mostar como cubre el corazón, las manos y la cabeza). Instalen a Dios en sus corazones, contémplenlo a él y emprendan buenas acciones. Consideren cada actividad como un trabajo de Dios y actúen de acuerdo a él. Dar de comer a los pobres y distribuir ropa a los necesitados, no significa hacer Seva (servicio desinteresado), junto con esto uno debe cultivar amor, el cual es eterno. Desde el amanecer mismo hasta el ocaso, todas nuestras acciones deberían estar saturadas de amor.

Comienza el día con Amor,

Llena el día con Amor,

Pasa el día con Amor,

Termina el día con Amor,

Este es el camino hacia Dios.

Hay muy pocos que demuestran este mensaje, no es suficiente que se hagan llamar a ustedes mismos: mensajeros, tienen que esparcir el mensaje divino. Afortunados son aquellos que prestan oídos a las palabras de Dios. Si la gente escucha o no, cumplan con el deber de esparcir Su mensaje.

Mucha gente se autodenomina 'devoto', sin comprender la idea y significado del término devoción. La devoción no significa realizar ritos y rituales; la verdadera devoción reside en obedecer el mandato del Señor y esparcir Su mensaje.

Uno tiene que adorar a Dios, tanto en tiempos de dolor, como de placer. Desafortunadamente, debido al efecto de la era de Kali (era del mal en la que estamos hace 5000 años aprox.), la gente lo adora cuando todo va bien y lo acusa en tiempos de desazón. Cuando se ordenó que todos los devotos de Jesús deberían ser crucificados junto con él, aún sus más cercanos devotos, Pedro, Mateo y Pablo se negaron a identificarse como sus seguidores. ¿Pueden éstos ser llamados verdaderos devotos? Uno debería estar preparado para sacrificarlo todo, cualquier cosa por el amor de Dios. Bajo cualquier circunstancia, no desobedezcan el mandato de Dios, eso es determinación. La determinación causa sacrificio, el cual conduce a la inmortalidad.

Solamente el sacrificio confiere la inmortalidad, no así la riqueza, la descendencia, o las acciones. Si el dinero y la salud se pierden, ellos se pueden volver a obtener, pero si se pierde el carácter, se pierde todo. Hoy, el hombre se esfuerza grandemente por obtener la riqueza y felicidad, descuidando el carácter. La Verdad y el amor divino constituyen sus verdaderas riquezas. Si ustedes seriamente siguen el camino de la verdad, no encontrarán dificultades. ¿Cómo pueden esperar que Dios los proteja y confiera su gracia si ustedes no se adhieren a la verdad?

La verdadera devoción reside en aceptar el placer y el dolor con igual estado mental, tal mensaje divino debe ser transmitido a los demás. El verdadero mensaje es el mensaje del Amor. Compartan el amor con todo el mundo, no hay riqueza mayor que el amor.

Una vez, un ángel se le apareció a Juan, en un sueño, le dio un libro y le pidió que lo leyera y “digiriera” todo su contenido. Aquí, digestión significa poner en práctica la esencia que había en él.

Nunca se depriman cuando estén abatidos por las dificultades, Dios nunca les impondrá sufrimientos que ustedes no puedan soportar, él prueba a sus devotos de varias maneras. La prueba es la evidencia de Dios. Nunca le teman a ninguna prueba. Estén listos para sacrificar aún sus vidas en nombre de Dios, sólo entonces, Dios los protegerá.

Inicialmente Pablo odiaba a Jesús. Un día Jesús se le apareció en un sueño y le preguntó amorosamente: "Pablo, ¿Qué daño te he hecho, por qué me censuras? Todas tus aflicciones son consecuencias de tus propias acciones; Yo no soy responsable de tu sufrimiento". Entonces Pablo fue transformado y obtuvo la santidad; así fue como Jesús transformó a muchos pecadores en santos.

Adoren a Jesús siguiendo sus ideales. Jesús señaló tres etapas: La primera es: Yo soy el Mensajero de Dios. Él quiso difundir el mensaje de Dios. El segundo es: Yo soy el Hijo de Dios. El hijo reclama la propiedad del padre. ¿Cuál es la propiedad de Dios? La Verdad, el Amor, la Paciencia, la Paz y la Rectitud son las propiedades de Dios; así pues, el hombre tiene que luchar para lograr estas cualidades. Él tiene que practicar, experimentar y multiplicar estas virtudes, sólo entonces, el hombre merecerá ser llamado Hijo de Dios. La tercera es Yo y mi Padre somos Uno. Esta etapa es lograda cuando se toma conciencia del principio de Unidad. Cuando Jesús alcanzó esta etapa, no tenía ningún sufrimiento en absoluto. Él estaba dichoso y preparado para cualquier cosa. Aún en el momento de la crucifixión, Jesús estaba sonriendo, porque se había dado cuenta que él no era ese cuerpo, el cuerpo perece, pero el que vive dentro de él no tiene nacimiento ni muerte. Verdaderamente hablando, el que habita allí es Dios mismo; Jesús entendió que el cuerpo era solamente una vestidura y que él era su morador.

Mateo era un recaudador de impuestos. Él visitaba regularmente a los pescadores e indagaba acerca de cómo ellos adquirieron esa fe en Jesús. Tomás dudaba acerca de la divinidad de Jesús. Tales "Tomases" abundan en la era de Kali, nunca estén en compañía de esas personas, Dios es como el fuego y ustedes como el carbón; cuando el carbón entra en contacto con el fuego, el carbón se hace uno con el fuego, igualmente, cuando entran en contacto con Dios se hacen uno con Él; tengan total fe en Dios.

¡Encarnaciones del Amor!

Todos son mensajeros de Dios, todos son encarnaciones del amor, no hay nadie sin amor, pero ustedes están mal utilizándolo, al sumergirlo en las relaciones mundanas. No hay duda de que ustedes necesitan cuidar a su esposas e hijos, pero eso no lo es todo, sólo Dios es importante. El CERO gana valor cuando el UNO lo precede. La luna es cero, el sol es cero, el mundo es cero, sólo Dios es Héroe (juego de palabras en inglés entre ZERO y HERO). Todo se convierte en cero en ausencia de este Héroe. Un héroe se convierte en cero si olvida a Dios. Tengan total fe en el Héroe, en Dios, nunca den lugar a la duda, entonces, ustedes están destinados a ser exitosos. Jesús experimentó y difundió esta verdad.

El término Navidad ha sido derivado de la lengua romana; verdaderamente, la Navidad cae en el mes de marzo, no en diciembre. Como hace mucho frío en diciembre, las personas se recluyen en sus hogares y aprovechan esta temporada para celebrar la Navidad. Realmente Jesús nació en el mes de marzo. Con el transcurrir de los años, este hecho ha sido distorsionado y mal interpretado en la Biblia. Cada uno interpretó la Biblia a su modo, algunos escribieron que Jesús nunca nació, otros aseguran que quien fue crucificado fue el hermano de Jesús y no Jesús, pues Él estaba en Japón en ese momento, esto es pura imaginación, Jesús es Verdad.

Cuando Jesús era un muchacho pequeño sus padres lo llevaron a una feria en Jerusalén. A poco de encontrarse en la feria, su madre María vio que su hijo Jesús no estaba a su lado, creyó que él se había perdido en medio de la muchedumbre y lo buscó frenéticamente. Finalmente lo encontró escuchando extasiado al sacerdote que daba un sermón en el templo. Esa escena le recordó las palabras proféticas que dijera uno de los reyes árabes que visitaron a Jesús en el momento de Su nacimiento de que "Él amaría a Dios". Ella abrazó a su hijo derramando lágrimas de alegría. Jesús le dijo: "Madre, tu puedes encontrarme en la compañía de Dios, pero has estado buscándome en otra parte. Yo considero la proximidad divina como mi mayor riqueza".

Hay un mensaje profundo en esto. El hombre busca a Dios, sin darse cuenta que Dios es omnipresente. Él es la encarnación del amor y sólo puede alcanzarse a través del amor. Cuando se den cuenta de que están con Dios, para Dios y que provienen de Dios, encontrarán a Dios en todos lados. Fortalezcan el sentimiento de que Dios está en ustedes, con ustedes, sobre ustedes, debajo de ustedes y alrededor de ustedes. ¿Cómo pueden buscar a Dios si él es omnipresente?

Hay muchos obstáculos a lo largo del camino de la devoción. Algunas personas acusan, critican y censuran a Dios en tiempos de dificultad, cada quien debe asumir las consecuencias de sus propias acciones, Dios permanece impasible, Dios es puro, no tiene mancha y es sagrado. Dejen que la gente diga cualquier cosa, permanezcan serenos y calmados, no entren en discusiones innecesarias, esto sólo engendra enemistad. Hablen suave y dulcemente con el rostro sonriente, eso silenciará la crítica, la sonrisa es la mejor respuesta a la crítica. Cuando Pablo continuó criticando a Jesús, Jesús se le acercó amorosamente y le ofreció una sonrisa placentera. La dulzura en la sonrisa nectarina de Jesús transformó el emponzoñado corazón de Pablo.

Estén siempre alegres, aún en tiempos de adversidad, siempre ofrezcan un rostro sonriente, nunca una cara llena de amargura. Felicidad es union con Dios.

¡Encarnaciones del Amor!

Todos los años hemos estado celebrando la Navidad en este lugar. ¡La verdadera Navidad es celebrada solamente en Prasanthi Nilayam, donde se reúnen personas de todas las religiones! Generalmente, los hindúes celebran los festivales hindúes, y de igual manera hacen los musulmanes o los cristianos con sus festividades. Es solamente en Prasanthi Nilayam (morada de la paz suprema – Asrham de Baba) en donde gente de todas las religiones - hindúes, musulmanes, cristianos, parsis, etc.- se reúnen para celebrar la Navidad. Prasanthi Nilayam simboliza la unidad de todas las religiones. En cualquier otra parte, la gente bebe, consume comida no-vegetariana, se divierte en nombre de la Navidad, pero en Prasanthi Nilayam la Navidad es celebrada en una atmósfera sagrada; la Navidad en Prasanthi Nilayam es un día sagrado, no un día feriado.



Del discurso de Navidad de 1999, en Prashanti Nilayam.

...”Vemos formas diversas, como montañas, lagos, árboles, animales y hombres, pero todas estas diferencias son sólo aparentes y son en realidad solamente formas de la Divinidad. Si miran al mundo con ojos materiales, ven variedad. Si lo miran con comprensión de la Divinidad todo él aparecerá siendo la forma de Dios.

Allah, Jesús, Zoroastro, todos estos son nombres de la misma Divinidad. Hoy (Navidad), es celebrada principalmente por los Cristianos, pero no cometan el error de pensar que es sólo para los Cristianos. Es una ocasión sagrada y feliz para ser celebrada por la humanidad entera. Libérense de las diferencias religiosas y filosóficas y ensanchen sus mentes. Ustedes albergan la misma divinidad sólo en sus corazones, entonces la humanidad entera se vuelve una sola raza. Hay una sola religión en el Universo y ella es Amor Divino (Prema). El que no tenga este principio de amor en su corazón no es un Cristiano, un Musulmán ni un Sikh y no es mejor que un demonio. Este principio de unidad completa de todas las religiones está ahora manifestado únicamente en Prashanti Nilayam. Imagínense que fenómeno es este, que Cristianos de tantos países del mundo se han reunido aquí para celebrar la Navidad. Hay gente de sesenta y cuatro países reunida aquí. Todos ellos son de un solo corazón. Esto es verdadera devoción. Swami reitera que no es una celebración únicamente para los Cristianos sino que es una ocasión sagrada para la humanidad entera. Es el deseo de Swami que tales diferencias sean erradicadas completamente....”



Del discurso de Navidad de 2000 en Brindavan.

Hoy, ustedes deben recordarse a sí mismos los ideales que Jesús dejó.

Desde la antigüedad, muchas almas nobles, dotadas de inmenso poder espiritual, han nacido de edad en edad, para propagar al mundo las enseñanzas sagradas. Ellos se esforzaron para hacer del mundo un mejor lugar para vivir. Pero sin entender sus nobles intenciones, personas necias trataron de ridiculizarlos y perseguirlos.

Justo desde su nacimiento, Jesús tuvo que enfrentar muchas pruebas y tribulaciones. Cuando el nombre y la fama de las almas nobles se esparce a todo lo ancho y largo, muchas personas se ponen celosas. Asuya (celos) y Anasuya (quien está exento de celos) son hermanos. La historia de Bharat está repleta de múltiples testimonios que sostienen esta verdad. Asuya tiene tres hijos, Kama, Krodha y Dwesha (deseo, ira y odio). La Divina Trinidad de Brahma, Vishnu y Maheswara nacieron de Anasuya. Los tres malvados hijos de Asuya (a saber: deseo, ira y odio) causaron una gran cantidad de sufrimiento a Jesús, quien luchó incansablemente por la paz y el bienestar de la sociedad. Jesús fue el epítome de la compasión y el refugio de los pobres, necesitados y desamparados. Pero muchas personas trataron de crearle problemas a Jesús, en vista de que no les gustaban sus actividades y enseñanzas sagradas. Su odio por Jesús se incrementaba día a día. Incluso los sacerdotes se volvieron contra Jesús, porque estaban celosos de su creciente popularidad. Los pescadores tuvieron en alta estima a Jesús. Ellos empezaron siguiendo sus enseñanzas y se convirtieron en sus discípulos. Muchas personas, por celos, obstaculizaron su camino e incluso trataron de matarlo.

Jesús tuvo doce discípulos. Judas fue el duodécimo discípulo quien finalmente traicionó a Jesús. En aquel entonces había un solo Judas, pero hoy día hay muchos ‘Judas’. Hoy el mundo está sumergido en el desasosiego por el incremento del número de traidores como Judas. Hay tantas mentes mezquinas que son fácilmente tentadas por dinero. Judas traicionó a Jesús sólo por unos pocos trozos de plata. Aún dos mil años atrás, el dinero se convirtió en el objetivo primario del hombre. Por su ambición al dinero, las personas recurren a medios injustos y diabólicos, distorsionan la verdad y hacen falsa propaganda. Ese fue el caso de entonces y lo es aún hoy día. Nadie necesita tener miedo de tales alegatos falsos. ¿Por qué debería alguien tener miedo de errores que no ha cometido? En el pasado, mucha personas de mentes diabólicas estuvieron celosas de las personalidades Divinas que consiguieron fama alrededor del mundo a través de sus enseñanzas de verdad y rectitud. Aún hoy no son pocas esas personas malvadas. Hoy muchas personas están celosas de Sai, a medida que Su nombre y fama se está esparciendo a lo largo y ancho. Ellos, ni emprenden alguna buena actividad ni pueden tolerar que alguien más esté haciendo el bien. La región Rayalasema sufrió la escasez de agua potable desde los tiempos de los Británicos. Hubo muchos líderes y hombres de influencia, pero ninguno tomó la tarea de proveer agua potable a esta región. Fue Sai Baba quien apagó la sed de miles de personas de Rayalasema.

Hoy, el costo de las cirugías de corazón son de miles de rupias. De nuevo es Sai Baba quien ha instalado un Hospital de Súper Especialidades, donde las más costosas cirugías de corazón son realizadas totalmente libres de costo.

El campo de la educación, actualmente, está corrompido por el dinero a tal grado que uno debe pagar 20,000 rupias como donación, para que un niño sea admitido en la escuela primaria. Pero Sai Baba está proveyendo educación gratuita, desde el nivel "Jardín Infantil" hasta el de Post Grado. Ningún otro individuo o ente gubernamental ha sido capaz de proveer educación gratuita o asistencia médica gratuita. Aquellos afortunados con educación superior se han vuelto tan mezquinos que han perdido el sentido para entender y apreciar la santidad asociada con estas actividades. ¿Ha sido alguno de ellos capaz de realizar al menos una milésima parte de lo que Sai Baba está haciendo? No, no, no! Solamente Sai Baba ha asumido causas tan nobles, sin trazas de egoísmo. El corazón de Sai es puro, Sus sentimientos son sagrados, y Él es totalmente carente de ego. Sathya Sai Baba significa 3 P, a saber: Pureza, Paciencia y Perseverancia. No hay trazas de egoísmo en Sai Baba, de la cabeza a los pies. Él está rindiendo un servicio totalmente desinteresado. ¿Por qué aquellos con una pizca de inteligencia son incapaces de reconocer esta verdad?¿Por qué se están entregando a la falsa propaganda? Están haciendo eso debido a su ambición por el dinero. No solo eso. Personas de una religión se están convirtiendo a otra religión solo por amor al dinero. Incluso aquellos que llevan túnicas color ocre están siendo presas de esta tendencia diabólica. Un Swamiji (maestro espiritual) se pone celoso de la prosperidad de otro Swamiji y promueve falsa propaganda contra él.

Incluso algunos de los así llamados Sadhus se están entregando a esta mezquina actividad. No se necesita hablar del rol de Petadhipathis en esto. No deberíamos criticar a nadie pero estoy forzado a decirles todo esto porque la situación lo demanda. No teman por ninguna falsa publicidad.

He iniciado otro Hospital de Súper Especialidades en Bangalore, a un costo de Rs 300 crores. En esta vasta tierra de Bharat, ¿encuentran ustedes algún político en el poder, asociado con tales causas nobles? Por el contrario, mas bien van hablando mal de otros, desvergonzadamente. Los que tratan de poner obstáculos en el camino de las actividades sagradas no son, en absoluto, seres humanos. Son en verdad demonios. Aún si todo el mundo se llenara de tales demonios, la resolución de Sai nunca cambiará. Algunas personas, producto de sus mentes mezquinas, están tratando de empañar la imagen de Sai Baba. Yo no anhelo nombre y fama. Por tanto, no pierdo nada por su falsa propaganda. Mi gloria irá en incremento día tras día. Nunca disminuirá en lo más mínimo aunque publicasen en todo el mundo, falsa propaganda con letras remarcadas. Algunos devotos parecen estar perturbados por estas declaraciones falsas. Ellos no son verdaderos devotos, en absoluto. Habiendo conocido la fuerza poderosa de Sai, por qué deberían temer al graznido de los cuervos? No hay que dejarse llevar por todo lo que se escribe en las paredes, se dice en reuniones políticas o por historias vulgares de los medios escritos. Resolvamos, firmemente, propagar los principios de verdad, rectitud y amor. Sathya Sai no tiene rastro de egoísmo en Él. Estoy listo para gastar crores de rupias para aliviar el sufrimiento de los pobres y pisoteados. Mi resolución es alimentar al hambriento e impartir educación a los niños pobres. Hay muchos millonarios en este mundo, que son tan mezquinos y de mente tan estrecha que lanzan sus perros sobre quienes van a pedir limosna a su puerta. Es una vergüenza considerarlos como seres humanos. Estas personas son incapaces de hacer ni una milésima parte de lo que Sathya Sai está haciendo por la sociedad, mas bien se entregan a falsos argumentos, sin vergüenza alguna. Sería mucho mejor si, por el contrario, siguieran a Sathya Sai Baba y establecieran un ideal para el resto del mundo. Yo no tengo deseos o ambición. No hay huellas de celos en Mi. Soy el amor personificado. El Amor es mi vida. La Sabiduría es el fruto que concedo. Estas dos formas son las bases de Mi vida.

Las personas que se complacen en falsas argumentaciones están destinados a arruinarse. Aquellos que promueven este tipo de publicidad falsa también encontrarán su condena. El dinero debe ser utilizado para acometer acciones correctas. No debería ser usado para propósitos diabólicos. Sírvanle al prójimo con todo el amor y compasión. Pónganles en el camino correcto y háganles felices. Yo no tengo miedo de ninguna propaganda falsa que la gente pueda hacer. ¿Por qué debería temer, cuando sigo el camino de la verdad, la rectitud y el amor? Dejen que digan lo que quieran; no estoy perturbado por eso.

Hoy les estoy explicando, en detalle, el principio de amor que represento. En el tiempo de cada Avatar, gente malvada hizo sus jugarretas. En la época de Krsihna, hubo personas demoníacas, como Kamsa, Sisupala y Dantavakra, que hicieron todo lo posible para hacerle daño. Cuando Rama encarnó para el establecimiento del Dharma, Él también fue expuesto a muchas penurias. Fue enviado al exilio al bosque por 14 años y Ravana se llevó por la fuerza a Su consorte. Finalmente, ¿qué pasa con aquellos que tratan de crearles problemas a las Divinas Personalidades? Aquellos que acusan a las Divinas Personalidades y las someten a sufrimiento están cometiendo el peor de los pecados. Si uno no puede realizar hechos meritorios, es mejor quedarse quieto en vez de entregarse a tales acciones pecaminosas. Hay algunas personas que proclaman ser devotos y toman caminos diabólicos. Sienten que su apariencia física les hará ganarse respeto. Se puede tener una buena personalidad y no ser bueno en otros aspectos. La palabra personalidad tiene su origen en la palabra persona, que simboliza santidad. Por tanto, deberían conducir sus vidas en la verdad y la rectitud. El principio del amor es el mismo en uno y en todos. Todos deberían permanecer unidos por el lazo del amor. Entonces, todo el mundo se convertiría en una familia. Aquel que fragmenta el amor y desarrolla odio jamás podrá tener felicidad en su vida.

Yo llevo una vida impregnada de amor desde el alba hasta el crepúsculo. Estoy dando educación gratuita a miles de estudiantes. No meramente educación gratuita, les estoy mostrando, con el ejemplo, la forma de conducir vidas ideales. Cuando estos estudiantes salen, algunas personas tratan de corromper sus mentes con sentimientos malvados. Aunque otros puedan decir lo que sea, nuestros estudiantes son como oro. El mismo polvo de sus pisadas va a obstaculizar la maldad de otros. Todos los alumnos, tanto muchachos como muchachas de nuestra institución, están llevando vidas sagradas y ejemplares. La asociación de alumnas "Mensajeras de Sathya Sai" está asumiendo varias actividades de servicio en diversos países. Incluso están haciendo que sus esposos tomen el camino del servicio. Nuestros viejos estudiantes están trabajando en varios países, como Suiza, América, Japón, China, Rusia, etc. Algunos extranjeros están tratando de sobornarles, pidiéndoles que inventen historias en contra de Sai Baba. En Suiza, cuando una de nuestras estudiantes fue abordada por alguien, quien le pidió que inventara historias contra Sai Baba, ella se enfureció tanto que inmediatamente tomó su zapato y, a punto de abofetear a la persona, le dijo: "¿Es esto lo que tu religión enseña? ¿Es el ideal que tu religión propaga? ¡Me das asco! Fuera!" Pero hay algunos traidores, como Judas, que están siendo sobornados para levantar falsos testimonios contra Sai Baba.

Finalmente, ¿qué pasó con Judas? Se sintió miserable por haber traicionado a Jesús por ganancias monetarias. Derramó lagrimas de arrepentimiento. Se golpeó a sí mismo diciendo: ¡"Me doy asco" ¡. Soy un traidor. Traicioné a mi propio maestro y a Dios". La traición a Dios es el peor de los pecados. Tal traición nunca puede ser expiada, en ningún número de vidas. Por tanto, nunca traten de traicionar a Dios. Amen a todos. Saluden incluso a aquellos que les critican porque la Divinidad está presente en todos. No le den cabida a la cólera ni corrompan sus mentes. Oren a Dios con amor. Incluso en el pasado, las encarnaciones y almas nobles han tenido que lidiar con las críticas. Ustedes pueden preguntarse ¿por qué deberían surgir estas críticas?. Las críticas solo incrementarían su gloria.

Se llega a ser un devoto en el verdadero sentido solo cuando se cultiva la paciencia y se vencen las cualidades malignas de la ira, el odio y los celos, reemplazándolo todo con amor. No se entusiasmen por las alabanzas ni se depriman por las calumnias. No es correcto de su parte amar solo a los que les alaban y odiar a los que les critican. Sean ecuánimes ante las dos, la alabanza y la crítica. La crítica solo les ayudará a progresar. Así que no guarden odio en contra de los que les critican. Acepten cualquier cosa buena que se ponga en su camino. Ignoren todo lo malo. La gente podrá alabar y criticar, pero nada podrá estremecer a Sai. Sai vive en la verdad. Nadie puede hacer estremecer la verdad, en ningún momento. Vivan sus vidas con tal convicción. Desarrollen fe en Dios día a día. En tanto que la fe aumenta, toda la maldad desaparece. No renuncien a las prácticas espirituales que han hecho todo este tiempo. Debido a que Jesús soportó todas las dificultades con fortaleza, Él es adorado y alabado hasta el día de hoy.

Una vez, un joven discípulo le pregunto a Jesús, "Oh señor, cuando se me presentan dificultades, ¿cómo las resuelvo? Jesús le contestó, "Oh iluso, no busques soluciones a tus problemas. Ama a Dios, Quien está dentro de tu corazón. Aún más, ama a aquellos que te odian porque Dios está presente en ellos también. ¿Cómo podrás sufrir si amas a todos? Tu corazón estará lleno de felicidad cuando ames a todos." Una vez, Arjuna le pregunto a Krishna, "Swami, existe alguien a quien ames mucho?" Krishna le contesto, "Oh, iluso, Yo no tengo ni amigos ni enemigos. Estoy presente en tu corazón. Resido hasta en los corazones de aquellos que me critican. El que vea a Dios en todos y ame a todos, es muy amado por Mí. Quien esta íntimamente relacionado a Mí no lo está por nacimiento, sino por el intenso amor hacia Mí. Estando tanto tiempo conmigo, me sorprende que no hayas entendido esta verdad. Arjuna, tú me has hecho sentarme en tu carroza, pero no en la carroza de tu corazón." Se debe colocar a Dios en el corazón. Es más, no necesitas colocarlo; Él ya esta ahí. Es suficiente saber la verdad de que Dios está presente en tu corazón. En el momento en que realices esta verdad, te convertirás en Dios tú mismo.

Lo que tienen que propagar al mundo es solamente amor. Nada más que amor existe en este mundo. Amor es Dios. Amor es vida y amor es todo. Así que, despliega más y más amor.

Consideren el amor como su propia vida. Solamente amar hace una vida sagrada. El que solamente ama, es un verdadero ser humano. El Amor es el ser. El ser es amor. El ser es Dios y Dios es amor. Amor es lo que une todo. Así que desarrollen amor. Caminen por el sendero del amor y la rectitud, y vivan una vida pacífica.

Ustedes pueden adorar a Dios en la forma de Jesús, Rama, Krishna, etc., pero recuerden que Dios es uno, la meta es una, la verdad es una y el amor es uno. Tengan una fe firme en esto. No fragmenten su amor persiguiendo ocupaciones inferiores. Entiendan el principio de la unidad y aférrense a él. Luego, donde sea que estén, ya sea en el bosque o en el cielo, en la ciudad o en un pueblo, en el pico de una montaña o en medio de un profundo océano, Dios seguramente les cuidará. ...Sigan el camino del servicio. Vayan a cada pueblo. Sirvan y ayuden a todos. La mejor manera de amar a Dios es amando y sirviendo a todos.



Del discurso de Navidad de 2001 en Prashanti Nilayan.

...”La gente debe reconocer la relación íntima e inseparable que existe entre la unidad, la pureza y la Divinidad. Cuando Jesús nació, tres reyes árabes le visitaron para rendirle homenaje. Uno de ellos sintió que el niño sería amante de Dios. El segundo dijo que él sería amado de Dios y el tercero pensó que él realmente era Dios. Las opiniones varían de persona a persona ya que cada uno es diferente del otro.

El atma trasciende las limitaciones de la forma. Buda y Jesús hicieron esfuerzos concertados para tener la visión del Atma. Buda se dio cuenta de que los nombres, formas y relaciones físicas son transitorios. Él dijo que uno no debe dejarse engañar por ellos. Todo lo que se ve, va a perecer un día. Estudió varios textos sagrados y tenía una audiencia de muchos estudiosos, pero no estaba satisfecho, sin embargo, finalmente, llegó a la conclusión de que uno podía alcanzar el Nirvana sólo por medio del uso apropiado de los cinco sentidos. Ninguna práctica espiritual puede dar el resultado deseado si los sentidos son usados mal. El tener una visión sagrada. El hablar palabras buenas. El escuchar sólo lo que es bueno. El tener pensamientos nobles. No hay práctica espiritual más grande que ésta. Esa fue la enseñanza de Buda. Jesús enseñó lo mismo también. Los pescadores querían que Jesús les cumpliera sus deseos mundanos. Pedro quería más pescado. Finalmente, se dio cuenta de la futilidad de los deseos mundanos, quiso ir más allá del cuerpo y de la mente de acuerdo a las enseñanzas de Jesús.

Jesús les dijo que desecharan el odio y amaran a todos y sirvieran a todos. Él los exhortó que desarrollaran fe en el principio de unidad. Muchos discípulos de Jesús interpretaron las enseñanzas de Jesús a su manera.

Cuando iba a ser crucificado, oyó una voz etérea que decía: “Todos son uno, mi amado hijo, se igual con todos”. Cuando la Madre María estaba llorando, Jesús le dijo: “La muerte es el vestido de la vida”. La muerte es como cambiar de vestido. ¿Encuentran a alguien que lleva el mismo vestido cada día? Lo mismo que ustedes cambian de vestido cada día, cambian de cuerpo de nacimiento en nacimiento. Es el cuerpo el que muere, no el principio vital. El espíritu es inmortal y no dual. El realizar la naturaleza no dualista del espíritu es verdadera sabiduría, dijo Jesús. La percepción del uno sin segundo es verdadera sabiduría. Dios es uno sin segundo.

Una madre tiene cuatro hijos. El primer hijo le pide jugo de color rojo, el segundo, jugo de color verde, el tercero jugo de color negro y el cuarto, jugo de color blanco. Entonces ¿que hace la madre? Siendo una madre inteligente, ella vierte el mismo jugo en vasos de vidrio de color rojo, verde, negro y blanco para satisfacer a sus hijos. Nuestros cuerpos son como esos vasos. No deberíamos ponerle atención a las diferencias en los cuerpos. Debemos tomar conciencia de la unicidad del espíritu que está dentro nuestro. Los vasos y colores pueden ser diferentes pero el dulce jugo (Atma) es el mismo en todos. Es seguro que el cuerpo va a perecer un día u otro. Tendrán que enfrentarse a dificultades si se apegan al cuerpo. A fin de alcanzar la inmortalidad y experimentar la bienaventuranza, deben trascender nombre y forma. Mientras tienen un cuerpo, tienen que cuidar de él. Pero no deben apegarse ni preocuparse indebidamente por él. La ignorancia es la causa raíz de la preocupación. Lo que ha de suceder sucederá. Así que no dejen nunca campo a la preocupación. Desarrollen fe en el principio del Atma. Ésta fue la principal enseñanza de Jesús.

Mateo era uno de los doce discípulos de Jesús. Él era por profesión cobrador de impuestos y solía encontrase con los pescadores para cobrar los impuestos. Jesús solía impartir enseñanzas sagradas a los pescadores cada día. Mateo anotó todas sus enseñanzas y escribió el evangelio. Luego, muchos otros escribieron el Nuevo testamento basados en sus propios sentimientos. En ninguna parte afirmó Jesús que él era Dios o el Maestro. Él siempre se dirigía a Dios como su padre. Él ha mostrado el camino para experimentar la unidad. Él nunca le dio lugar a la multiplicidad. Él siempre dijo que todos eran divinos.

Desde el comienzo, Jesús nunca dijo que él era Dios. Él sólo dijo que Dios era su padre. Él le enseñó a la gente que había solo Dios y que todos eran sus hijos. Sus críticos se quejaron con el primer sacerdote en su contra. El sacerdote sabía que Jesús estaba hablando la verdad, pero no apoyaron a Jesús a fin de salvaguardar su propia posición. Se decidió que Jesús debía ser crucificado. El gobernador emitió las órdenes, pero luego se arrepintió. Cuando Jesús se levantó de la cruz, él andaba propagando la gloria de Jesús.

Los romanos se dirigieron a Jesús como “persona”, significando una persona santa. La palabra persona ha sido derivada de esto. Significa que hay Divinidad en cada cual. Por ello yo me dirijo a ustedes como personificaciones de la Divinidad. Tú y yo somos uno. Hay espíritu divino en cada cual. El mismo ser es llamado persona. No hay principio vital sin divinidad. La Divinidad permea todas las formas. La Biblia y el Corán contiene muchas enseñanzas sagradas. Pero la gente tonta no entiende sus enseñanzas, se está desviando por malos caminos.

Ustedes le atribuyen varios nombres y formas a Dios para su propia satisfacción, pero Dios es esencialmente uno. Sea Rama, Krishna, Alá o Jesús, todas sus enseñanzas son para la emancipación del hombre. Ninguna religión predica la violencia o el hacerle daño a nadie. Algunas personas malvadas están interpretando mal las sagradas enseñanzas y cometiendo actos malvados. Todas las nobles almas han enseñado cosas sagradas. Ellos dijeron: “amen todo”. No predicaban el odio. Dios nunca le dice a nadie que mate a otros. En el nombre de Dios la gente comete crímenes odiosos.

Cuando Jesús era pequeño, sus padres le llevaron a Jerusalén. Después de un tiempo, la Madre María no encontrando a su hijo Jesús a su lado pensó que se había extraviado entre la gente y le buscó frenéticamente. Finalmente, le encontró escuchando con atención el sermón de un sacerdote en una sinagoga, le abrazó y derramó lágrimas de alegría. Entonces, Jesús dijo: “Madre, ¿por qué te preocupas cuando yo estoy en la compañía de Dios, mi Padre?”.

En aquellos días, la gente solía sacrificar palomas en el templo de Jerusalén pensando que Dios se complacería. Jesús buscó poner fin a estas crueles prácticas. Al igual que Buda, él predicó la no violencia. Él fue al lugar donde se vendían las palomas y las soltó todas. Las personas afectadas se pusieron en contra, pero Jesús siguió adelante sin importarle su hostilidad. Él no le daba ninguna importancia a la alabanza o a la censura ya que pertenecían al cuerpo, no al Ser.



Discurso de Navidad de 2002 en Prasanthi Nilayam

Dios es uno, pero tiene muchos nombres. Han surgido diferentes religiones pero todas ellas llevan a la misma divinidad.

Las religiones son muchas, pero la meta es una.

Las ropas son muchos, pero el hilo es uno.

Las joyas son muchas, pero el oro es uno.

Las vacas son muchas, pero la leche es una.

Los seres son muchos, pero el aliento es uno.

Las castas son muchas, pero la humanidad es una.

(Poema en Telugú)



Por lo tanto, si cada uno inquiriere en su verdadera naturaleza, podría experimentar la verdad. Jesús fue un alma noble. Él declaró que él era hijo de Dios, pero nunca dijo que Él era Dios. Cuando Jesús nació, tres sabios reales de Oriente fuero guiados por una estrella a un establo en Belén donde el bebé Jesús yacía en un pesebre. Él irradiaba una refulgencia divina. El primero de ellos dijo, "Este niño amará a Dios". El segundo dijo, "Él será amado por Dios". El tercero dijo, "Él amará a todos y cada uno. Él no es diferente de Dios." El que ama a Dios es el mensajero de Dios; el a quien Dios ama es el hijo de Dios; el que comprende el principio de la unidad se vuelve uno con Dios. Éste es el significado interno de las declaraciones dadas en la Biblia. El que piensan que son; el que otros piensan que son y el que realmente son. Deben comprender la importancia de estas declaraciones.

El niño fue criado por su madre María. Su padre trabajaba como carpintero. Era tiempo de festival en Jerusalén y el niño Jesús fue llevado allí junto con sus padres. Perdieron al niño en la multitud y no podían encontrarlo en ninguna parte. La Madre María naturalmente, estaba muy preocupada. Finalmente, fueron al templo a orar. Para su asombro, encontraron al joven Jesús saliendo del templo. Todo el tiempo el niño había estado en el templo, escuchando el santo discurso del rabino. La ansiosa madre agarró a su niño y empezó a hacerle varias preguntas sobre lo que había estado haciendo todo ese tiempo. El niño respondió, "Madre, ¿por qué tuviste miedo? Todo el tiempo estaba en las manos de Dios. He estado escuchando las palabras de Dios expuesta por el rabino en el templo". Así, el niño demostró amor por Dios desde temprana edad.

Después de algún tiempo, el padre José murió. María le dijo a su hijo, "Ahora que tu padre ha muerto, debes continuar con su profesión, para que podamos ganar nuestra vida". Pero el muchacho no estaba inclinado a continuar con la profesión de su padre. La madre tampoco estaba interesada en oponerse a las inclinaciones naturales del joven Jesús. Un día, el joven Jesús fue a una solitaria colina. La madre estaba muy preocupada, es decir, deprimida debido a la ausencia de su hijo, Jesús estaba sentado meditando en Dios todo el tiempo. Después de un tiempo, él regresó. En su camino de regreso, él se encontró con un grupo de hombres preocupados en la costa del mar de Galilea. Al inquirir Jesús sobre la causa de su preocupación, dijeron que eran pescadores y que por bastante tiempo ya, no habían podido atrapar ningún pescado en sus redes. Jesús dijo, "Síganme, ¿hay algunas aguas que no tengan peces?" Fue con ellos en sus botes hasta el centro del mar y les pidió que tiraran sus redes en un lugar particular. Para su total asombro y gran alegría, los pescadores encontraron sus redes llenas de pescados. Este evento creó mucha fe en las mentes de los pescadores. Por esto, la fe es indispensable para la humanidad.

Donde hay fe, hay amor;

Donde hay amor, hay verdad;

Donde hay verdad, hay paz;

Donde hay paz, hay bienaventuranza;

Donde hay bienaventuranza, ahí está Dios.

Jesús podía inspirar tal fe en esas gentes. Uno de esos pescadores fue nombrado Pedro por Jesús. Él desarrolló intenso amor y fe hacia Jesús. A partir de entonces, los pescadores solían llevar regularmente a Jesús en sus expediciones de pesca y después del regreso, en la tarde, Jesús solía exponerles asuntos espirituales. Cuando el padre de Pedro se murió, su madre estaba muy afligida, pero Jesús la consoló diciéndole, "La muerte no es sino el vestido de la vida. ¿Por qué derramas lágrimas? La muerte es como cambiar el vestido de uno. Por lo tanto, deja de afligirte. Estos cuerpos físicos vienen y se van. Por lo tanto, no desperdicies tu pensamiento en esas cosas efímeras. El morador interno que vive dentro de este cuerpo es la verdadera divinidad."

"El cuerpo está hecho de cinco elementos y está destinado a perecer

tarde o temprano, pero el morador interno no tiene nacimiento ni muerte.

No tiene apego a nada. En verdad, el morador interno es verdaderamente

Dios mismo quien está en la forma del atma”

(Poema en telugú)

De esta manera Jesús predicaba e instilaba confianza en la gente a su alrededor. Así, la comunidad de pescadores estaba pasando el tiempo feliz en la compañía de Jesús. Para esa época un tal Mateo, que era recaudador de impuestos para los romanos solía visitarlos en trabajo oficial y, durante sus visitas, también solía escuchar a Jesús y tomaba nota de sus enseñanzas. Finalmente, él se hizo discípulo de Jesús.

Después de un tiempo, Jesús empezó a enfrentar obstáculos y oposición a sus prédicas. Cualquiera que asume un cuerpo físico no puede escapar a tales vicisitudes de la vida. Sin dificultades el hombre no puede existir. La muerte sigue al nacimiento y con la misma certeza, la miseria sigue a la felicidad. Debe uno permanecer ecuánime en la felicidad y la aflicción, en la ganancia y la pérdida, en la victoria y la derrota. El placer es un intervalo entre dos dolores. La vida humana es con el propósito de investigar la suprema realidad y no meramente para comer, beber y procrear. Cada ser humano debe hacer un esfuerzo por conocer su naturaleza interna y comprender su verdadera identidad. Jesús estaba predicando esa verdad sagrada y por lo tanto, se hizo muy popular entre sus contemporáneos. El volverse popular en el mundo automáticamente crea celos y envidia. Los celos, la pomposidad y el egoísmo son rasgos malignos que al final llevan a la ruina. Nadie perdona a la gente con esos rasgos.

La grandeza no está en adquirir riqueza. El cultivar nobles cualidades es de suprema importancia. Hablen menos, pues, cuanto más se dediquen a las habladurías, más estarán propensos a las malas cualidades. De nada sirve unirse a una organización de servicio si no cultivan las virtudes y transforman su comportamiento en uno bueno. Algunas personas hablan dulcemente, pero en el fondo de su corazón, son perversos. Esa dicotomía no los llevará a ninguna parte. Deben primero desarrollar suavidad y dulzura en su corazón. Merecerán ser llamados hombres sólo cuando su corazón esté lleno de amor y compasión.

Jesucristo desarrolló tales nobles cualidades. Él dio protección a muchos pobres y desvalidos con amoroso corazón. De hecho, varias de tales personas buscaron refugio en él. En el proceso, él tuvo que enfrentar la ira de varios enemigos. Deben ayudar a las personas aun si tienen que sufrir algunas dificultades. Nunca se dediquen a vilipendiar a otros, pues el mismo Atma está permeando cada ser viviente. Si abusan de otros, es igual que si abusaran a su propio ser. Si no los quieren, aléjense de ellos, pero nunca abusen de ellos. Cualquier cantidad de buenas obras hechas por ustedes no les servirán de nada si no dejan sus malas cualidades. Si no pueden hacer bien a otros, por lo menos hablen con buenas palabras. No siempre pueden complacer, pero siempre pueden hablar de manera amigable". Si encuentran a alguien sufriendo, traten de ayudarle. Hoy es su turno, pero mañana podría ser el suyo. Siempre tengan esto en mente. Nadie puede escapar del dolor y del sufrimiento. Siempre oren por el bienestar de todos.

¡Encarnaciones del Amor!

Dios no es conmovido simplemente con dulces palabras. Deben traducir esas dulces palabras a la acción. Pueden no ser grandes héroes en lo de dar charlas en una plataforma, pero si son ceros en ponerlas en acción, de nada servirán. Deben volverse héroes en la vida práctica. Eso es lo que le da felicidad a Swami. Jesucristo y Mahoma eran altamente nobles. ¿Cómo adquirieron tal grandeza y bondad? Sólo por sus buenas acciones.

¡Encarnaciones del Amor!

Hoy, no se encuentran paz en ninguna parte en el mundo. ¡Ven sólo pedazos! (Juego de palabras en que la paz, peace, y pedazo, piece, se pronuncian igual en inglés.) De hecho, la gente está rompiendo sus corazones en pedazos. ¿Cómo entonces pueden obtenerse la paz? Hay una sola solución a este problema. Amen a Dios. Tengan fe en Dios. Entréguense a Él. Dediquen toda su vida a Dios y lleven a cabo cada actividad como una ofrenda a Él. ¡Que todas sus actividades sean de ayuda a los demás! Ayuden Siempre, No dañen Nunca." No pueden decir que están llevando una vida libre de problemas. ¡Quién sabe lo que el siguiente momento les reserva! Si desean estar siempre felices, oren por el bienestar de otros. Esa es una verdadera práctica espiritual. La espiritualidad no significa sólo cantar bhajans y realizar algunos actos de adoración. Cultiven nobles cualidades. Siempre sean serviciales con los demás y gánense un buen nombre. Jesús se ganó tan buen nombre sacrificando su cuerpo en la cruz.



Mensaje Sai del Día – 18/04/03 – Pizarra en Prasanthi Nilayam.

El Amor debe manifestarse como Servicio o Seva.

El Seva debe tomar la forma de alimento para el hambriento, solaz para el desamparado, consuelo para el enfermo y el que sufre.

Jesús mismo llevó a cabo este Seva.

El corazón lleno de compasión es el templo de Dios. Jesús es reverenciado, pero no se practican sus enseñanzas.

Sai es reverenciado, pero no se practican sus enseñanzas. ¡En todas partes hay pompa, ostentación, exhibicionismo hueco y disertaciones! Pero nada de actividad, nada de amor ni de Seva. Son héroes para disertar, pero son ceros para poner en práctica lo que dicen. Desarrollen la compasión. Vivan en Amor. Sean buenos, hagan el bien y vean lo bueno.

Este es el camino hacia Dios.



Sathya Sai Baba

(Pizarra de Prashanti Nilayam - 18/04/03)



El Amor debe manifestarse como Servicio o Seva.

El Seva debe tomar la forma

de alimento para el hambriento,

solaz para el desamparado,

consuelo para el enfermo y el que sufre.

Jesús mismo llevó a cabo este Seva.

El corazón lleno de compasión es el templo de Dios.

Jesús es reverenciado, pero no se practican sus enseñanzas.

Sai es reverenciado, pero no se practican sus enseñanzas.

¡En todas partes hay pompa, ostentación,

exhibicionismo hueco y disertaciones!

Pero nada de actividad, nada de amor ni de Seva.

Son héroes para disertar,

pero son ceros para poner en práctica lo que dicen.

Desarrollen la compasión. Vivan en Amor.

Sean buenos, hagan el bien y vean lo bueno.

Este es el camino hacia Dios.



Sathya Sai Baba

(Pizarra de Prashanti Nilayam - 18/04/03)

1 comentario:

Brais Alonso dijo...

Hola, sabes donde puedo conseguir una copia el libro que materializo sai baba sobre la vida de jesus pero en español??. Gracias :)

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨