sábado, 28 de enero de 2012

LA ENCARNACIÓN DIVINA (POR INDULAL SHAH SARLA SHAH)


Encarnación Divina
HAY una Energía Cósmica Suprema (popularmente llamada Dios, Ser Divino) que no tiene límites, ni tiempo, ni espacio, ni condiciones, ni atributos y está llena de conciencia. A través de las vibraciones de esta energía emergió el universo con los Panchamahabhutas (espacio, aire, fuego, agua y tierra) seguidos por la aparición de los organismos vivos debido a las permutaciones y combinaciones de la interacción de estos Panchamahabhutas (elemento básico). Las interacciones de los seres vivos y no vivos, dentro y fuera, en el cosmos, produjo desincronización, desarmonía, falta de orden y en general caos en el cosmos. En tales etapas, La Suprema Energía Cósmica Divina asume una forma viviente densa, un cuerpo humano, con el fin de ocuparse de los seres vivos y no vivos para establecer orden en el juego cósmico mediante la fijación de normas, códigos, procedimientos, directrices, principios, teorías, etc. Tal cuerpo humano que posee Suprema Energía Cósmica Divina en forma condensada se llama Avatar (Encarnación Divina).

En el pasado, esas encarnaciones tomaron los nombres de Rama, Krishna, Buddha, Jesús y otros. En nuestros tiempos, la más reciente es Sri Sathya Sai Baba, precedida por Shirdi Sai Baba. La siempre presente Suprema Energía Cósmica Divina en la forma de Sri Sathya Sai Baba operó físicamente desde 1926 hasta 2011 y desde entonces ha estado operando cósmicamente.

El legado perpetuo de Baba
El Mandir de Prasanthi Nilayam es la sede prístina de la Divina Energía Universal. Con la morada perpetua de Swami en la forma de Su Maha Samadhi, ahora este Mandir se ha convertido en el núcleo de la Suprema Energía Divina irradiándose hacia todos los rincones del mundo, además de ser el océano de paz y bienaventuranza para todos los peregrinos. Forman parte del legado perpetuo de Bhagavan centros espirituales similares establecidos por Bhagavan en varias partes del país como Dharmakshetra en Mumbai, Sivam en Hyderabad, Sundaram en Chennai, el Centro Internacional Sri Sathya Sai en Delhi, Anand Vilas en Shimla, Trayee Brindavan en Bengaluru y Chaitanya Jyoti en Puttaparthi, como también un gran número de este tipo de centros en todas partes del mundo.
Su proyecto modelo de agua, Sus instituciones educativas y hospitales únicos y una amplia red de centros de Bal Vikas en todas partes del mundo, beneficiando a millones de estudiantes y personas necesitadas, son un magnífico ejemplo de su preocupación por la humanidad.

El Trust Central Sri Sathya Sai y una vasta red de Organizaciones de Servicio Sathya Sai totalizando 2.033 en 135 países que prestan Grama Seva, Narayana Seva y otros servicios desinteresados en una serie de campos sociales, son instituciones ejemplares para el servicio a la humanidad.
Su precioso legado también incluye libros escritos por Él, publicaciones como el Sanathana Sarathi y Bal Vikas y gran cantidad de literatura Sai.
Por último, pero no menos importante, están sus seguidores de gran devoción y desinterés que contemplan constantemente en Él y llevan a cabo Su Misión Divina con cada aliento de su vida.
Las referencias anteriores son sólo un vistazo del Divino Legado de Swami. Este legado debe crecer constantemente y fluir vigorosamente a lo largo y a lo ancho del país y del mundo.

Revolución espiritual silenciosa
Hemos conocido revoluciones en los campos político, social y económico e incluso revoluciones en el arte y la cultura, pero no una revolución espiritual, lo que significa una transformación completa o la  revisión de un orden existente en una sociedad dada.  Nosotros, que vivimos en esta época, somos grandemente bendecidos por ser testigos de la Revolución Espiritual que está teniendo lugar por primera vez en la historia de la humanidad. “Revolución” es la palabra más adecuada para el cambio fenomenal que Bhagavan Sri Sathya Sai Avatar comenzó a lograr en la vida de la gente de la India y otros países, orientales y occidentales, a través de Su Misión Divina. De hecho, esta Misión Divina tiene como fin elevar a toda la humanidad desde el pantano del materialismo egoísta (que está poniendo al hombre en contra del hombre) y unir a la humanidad en un vínculo de amor.

Hay varias olas en la marea unificadora de la “Revolución Espiritual Silenciosa” de Bhagavan que está en camino de entretejer a toda la humanidad en una sola familia bajo la protección divina de Sathya, Dharma, Santhi y Prema. Es “espiritual” porque deja en cada corazón huellas permanentes del Amor Sai que une a la humanidad en un espíritu eterno que es Dios; es “silenciosa” porque este despertar del Amor Divino aparece suavemente como la aurora, dentro de nuestro propio corazón. Incluso hoy en día, en que esta revolución ha comenzado, en el cambio de milenio, nosotros los devotos de Sai que somos millones, pertenecientes a diferentes religiones, culturas, nacionalidades y estamos diseminados por todo el mundo, sentimos un fuerte vínculo de parentesco divino entre nosotros, que con razón llamamos “Familia Sai”.  En este sentido, vale la pena ver lo que dice Swami:
“Una revolución, más poderosa y penetrante que cualquiera que el hombre haya experimentado hasta ahora, ni política, ni económica, ni científica ni tecnológica sino que más profunda y más básica.  Es la Revolución Espiritual. La revolución tiene al amor como medio y como fin. Despertará los manantiales del amor en todo el mundo en los campos de la educación, la moral, el derecho, la política, el comercio y la ciencia. Inspirará al hombre a amar el servicio revelando la Hermandad del Hombre y la Paternidad de Dios. Cada cual donde quiera que esté, sea cual fuere su status y su fe, puede participar en esta revolución y ser un instrumento para la liberación de la humanidad de su propia ignorancia".

Dos planes: individual y global

Es de destacar igualmente que esta revolución espiritual conducida por Bhagavan Baba se está llevando a cabo simultáneamente en dos planos, individual y global. En primer lugar, Bhagavan está revolucionando el enfoque individual hacia la espiritualidad dándole nuevas dimensiones al Sadhana individual en consonancia con las exigencias de la época actual. En este nuevo enfoque, la espiritualidad se sintetiza con la ciencia, entretejida en nuestra vida cotidiana y el Sadhana espiritual del individuo se expande a la familia y a la comunidad, sobre todo, se ha transformado el servicio al hombre en un ejercicio espiritual para tomar conciencia de la divinidad en todos. En el plano global, Bhagavan comenzó a revolucionar el vínculo entre el hombre y el hombre al manifestar que para toda la humanidad hay un solo Dios (la verdad de la divinidad en el hombre), una religión (el amor desinteresado), un lenguaje (el del corazón) y una casta (la humanidad). La característica más importante de esta revolución es la firme negativa de Baba a permitir que alguien cambie la religión en la que nació y se crió. “He venido”, dice Baba, “no a perturbar o a destruir ninguna fe, sino a construir y confirmar a cada uno en su propia fe, para que el cristiano se convierta en un mejor cristiano, el musulmán en un mejor musulmán y el hindú en un mejor hindú”.

Amor sin límites
¿Cuál es el “arma” que esgrime Bhagavan Baba para llevar adelante esta revolución espiritual para transformar la existencia humana en un peregrinaje hacia Dios para toda la humanidad? Es el “Amor sin límites”. Hace algunos meses, en una reunión informal, un devoto le preguntó a Bhagavan: “Swami, ¿cuál es el secreto de la transformación que tantas personas afligidas experimentan en Tu presencia?” Baba respondió: “Yo vivo en la experiencia de que soy uno con todo. Soy uno con todo y con todos los seres humanos. Mi amor fluye hacia todos y veo a cada uno como a Mí Mismo. Si una persona corresponde Mi amor desde lo profundo de su corazón, Mi amor y su amor se encuentran en consonancia y es curada o transformada". Así, el amor de Baba no conoció fronteras, ni barreras y, como el sol universal, brilló en todo, ya sea que fuera un adorador del sol o un búho nocturno. Pero Su amor tenía ojos, un millón de ojos diseminados por todos lados como las estrellas. Ese amor acercaba hacia sí a un corazón que era puro, mientras se derretía y se convertía en compasión a la vista del sufrimiento extremo.

Es esta revolución para difundir el amor y la templanza en estos tiempos turbulentos a través de la paz y la espiritualidad que da alegría la misión principal de Bhagavan. Anunciada por Bhagavan Baba, esta revolución está destinada a triunfar ya que el énfasis de Baba está en el cambio individual. Si el individuo mejora, la sociedad y el mundo del cual el individuo es miembro también mejorarán. Baba dijo: “Esparce las semillas del amor en los corazones desiertos y lúgubres, y luego los brotes del amor harán la estepa verde de alegría; las flores del amor harán el aire fragante; los ríos de amor murmurarán a lo largo de los valles, y todas los pájaros gorjearán, todos los niños cantarán la canción del amor…”

El invaluable servicio a la humanidad de Swami
Swami había estado haciendo servicio humanitario desinteresado a gran escala desde 1965. Cientos de miles de devotos del extranjero y de la India respondieron y ofrecieron sus servicios física, mental y financieramente para la realización de varios proyectos de Swami por amor y gratitud hacia Swami quien no sólo resolvió sus problemas materiales sino que también transformó sus vidas desde una actitud altamente individualista hacia amplios objetivos filantrópicos humanitarios.  Swami emprendió y completó este tipo de proyectos de capital concentrado y bienestar social de los cuales debería haberse ocupado el gobierno pero que no pudo por razones económicas, administrativas o políticas.  Ningún medio de comunicación durante los últimos 45 años se ha tomado la molestia de difundir la información de estos proyectos que cubrían la propagación de la educación real basada en los valores desde el nivel de kindergarten hasta el de post grado, proporcionando centros de salud y asistencia médica a los pobres, necesitados y desamparados, emprendiendo, continuando y completando los servicios hacia el desarrollo de las aldeas, brindando oportunidades de autoempleo y profesionales a los habitantes y así sucesivamente. Estas contribuciones estupendas de una persona que dejó Su educación escolar a los 14 años y se sumergió en la tarea titánica de elevar a la humanidad material, social y espiritualmente, y la realizó de forma maravillosa, son tan grandes, incomparables y sin precedentes en la historia de la humanidad que en ningún lugar del mundo se ha instituido un premio adecuado a tal trabajo humanitario titánico. Los premios disponibles como el Premio Nobel o un título como el de Bharat Ratna están muy por debajo del nivel de logros de Swami. Ningún título o premio sobre la tierra puede glorificar la contribución de Swami hacia la humanidad sufriente. Por lo tanto, la gente en general Le ha dado el título de “Bhagavan”, reconociéndolo como Avatar, el emancipador de la humanidad desde Sus días de escuela.

Nuestro compromiso
Nosotros, los devotos e instrumentos activos elegidos por Swami (organizadores de todas las Instituciones Sathya Sai, Organizaciones de Sathya Sai Seva en la India y en el extranjero, titulares de los cargos de todas las unidades administrativas y síndicos), debemos tener en cuenta los siguientes puntos en el cumplimiento de Su Misión:
Swami sólo ha dejado Su cuerpo físico. Pero todavía está allí como un Espíritu Divino Supremo observando todo desde Su Maha Samadhi y siendo constante testigo de todo acto u omisión cometidos por nosotros o de cada palabra pronunciada por nosotros o de cada pensamiento alentado por nosotros, o de cualquier trama o plan estructurado por nosotros.

Swami se va a manifestar una vez más como Prema Sai en el momento oportuno.  Ha colocado la caravana de Su Misión sobre los hombres de Sus instrumentos activos confiando en que Sus dedicados devotos la seguirán llevando adelante. De hecho, es Swami el que la seguirá llevando adelante pero Él quiere que ese Trabajo Divino sea realizado por Su ejército de devotos de forma de asegurarse Su Gracia. Por lo tanto, Su ejército debe llevar a cabo la Misión de Swami siguiendo estrictamente Sus enseñanzas y su Código de Nueve Puntos exactamente de la misma forma en que Bharata, el hijo del Rey Dasaratha, llevó el gobierno de Ayodhya durante el período de 14 años del Vanvas (morar en el bosque) del Señor Sri Rama conservando y adorando las Padukas (sandalias sagradas) del Señor Sri Rama en el trono.

Los devotos y los instrumentos activos deben poner los principios de Sai en acción en su conducta cotidiana y en la interacción con los otros de tal manera que el reflejo de Swami debe ser visto y experimentado por los otros.
Las escuelas, colegios superiores, universidades, institutos, alojamientos, hospitales, proyectos de prestación de servicio, centros espirituales, planes, emprendimientos, etc. de Swami, deben continuar y avanzar con rapidez en su realización. Se deben fundar cada vez más instituciones en cada zona.
Las Organizaciones Sathya Sai tienen que asegurar que el mensaje de Swami llegue a cada rincón de la tierra. La Organización debe utilizar en pie de guerra las bibliotecas, exhibiciones, presentaciones audiovisuales, medios de comunicación, el software espiritual Sai y los sitios web sagrados.

Se deben crear nuevas instituciones, organizaciones y establecimientos en todo el mundo para promover las artes, las artesanías, la educación técnica, los cursos vocacionales, etc., para ofrecer mano de obra bien desarrollada, experta y adecuadamente calificada de alta integridad y normas morales a este país.
El movimiento de Bal Vikas, que ha pasado con éxito la prueba de las cuatro décadas, debe ser convertido en un camino más eficaz para la regeneración espiritual de la juventud. Se deben introducir cambios en los programas de estudio, con nuevos programas acordes con los rápidos cambios tecnológicos y talleres para la reorientación de los maestros.

Desde cada zona, devotos Sai bien educados y totalmente dedicados deben ser seleccionados para formar un equipo de Sathya Sai Sevaks que deben interactuar con cada institución educativa de la zona para ofrecer sus servicios para la resolución de los problemas educativos de estas instituciones en forma gratuita.
La Organización Sathya Sai en cada estado debe explorar las aldeas y pueblos hasta ahora descuidadas, y adoptarlas para su desarrollo integral en los campos de la producción agrícola, la difusión de la educación, la promoción industrial y el establecimiento de centros espirituales.

Si se toman estas medidas, entonces, como dice Swami, “todo el mundo será transformado en la Organización Sathya Sai y Sathya Sai será instalado en los corazones de todos y cada uno". Esa es la visión profetizada por Bhagavan. Todos los hermanos y hermanas tendrán a Sai profundamente arraigado en sus corazones. El término Familia Sai se tornará redundante. No habrá hermanos y hermanas Sai; toda la humanidad se impregnará de Sai.

Sarvam Saimayam Jagat (el mundo entero está permeado por Sai) debe ser nuestra meta. Debemos construir la infraestructura antes de la llegada de Swami en la forma de Prema Sai con el fin de trabajar bajo Su dirección hacia el cumplimiento de nuestro objetivo. Comencemos, entonces, a trabajar con amor, desinteresadamente, viendo a Sai en todos, sin ninguna intención de lograr un beneficio personal, dedicando los frutos a nuestro Amado Sai. ¿Qué mayor homenaje podemos rendir a nuestro Amado Señor que tomar esta promesa solemne ante Su Maha Samadhi?
Samasta Lokah Sukhino Bhavantu

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨