jueves, 26 de abril de 2012

TESTIMONIO INSPIRADOR (24/04/2012)


Queridos Hermanos en Sai
Om Sai Ram

Les adjuntamos un inspirador testimonio de Aravind Balasubrhamanyam.
Aravind es un ex estudiante de los colegios de Sai y es miembro del staff de Radio Sai en Prashanti Nilayam, encargándose, entre otras tareas, de las fotos en el Mandir. Todos conocemos una de sus fotos: La de Bhagavan con las palmas de Su mano juntas en uno de Sus últimos Darhan antes de ser internado.
El relato es de un hecho ocurrido el mismo 24 de abril de este año en ocasión del 1° aniversario del MahaSamadhi
con amor

Marcelo Berenstein
Coordinador de Comunicaciones de Zona 2
Organización Sri Sathya Sai
www.h2hlatino.org
www.saibabavideos.org
www.eternoconductor.org
..........................................................................................................
24 de abril de 2012: El "día de Su Llegada"
Por Aravind Balasubrahmanyam
Hoy es 24 de abril de 2012. Es un día muy significativo para todos los
devotos del mundo entero. Sin embargo, su importancia es a menudo
acompañada por un intenso dolor. El dolor se debe al hecho de que en este
día, hace un año, Bhagavan Sri Sathya Sai Baba dejó Su envoltura mortal
para asumir Su forma cósmica universal. Hoy fue el aniversario de ese
"pasaje", el cual estuvo señalado por una trascendental y solemne
ceremonia en Prasanthi Nilayam, Puttaparthi, y así también en todas partes
del mundo.
Me levanté temprano por la mañana y me dispuse a enfrentar el día.
Después de la milagrosa aparición de vibhuti en mi casa hace unas
semanas, hemos adquirido la práctica de colocar en el altar alimentos y agua
para Swami. Yo estaba tomando un desayuno temprano y apurado. Mientras
me servía un poco de Semiya (fideos al estilo indio), mi madre preguntó
desde lejos "¿Le dejaste el desayuno a Swami?"
Ya eran las 7 y tenía que apurarme para ir al mandir. Pero habíamos
decidido que no íbamos a comer sin antes haber apartado comida para
Swami. Entonces tomé el plato de Swami y puse fideos en él. Luego lo
ubiqué sobre el altar. Noté que el vaso de plata de Swami tenía agua del día
anterior. Mientras volcaba el agua en mi propio vaso para poner agua fresca
para Él, un pensamiento cruzó por mi mente. Había oído a muchos relatar
cómo Swami había venido en sus sueños, y les había dicho que no se
estaban portando bien con Él.
"Quieren que esté en sus hogares, pero no me dan alimentos ni agua", había
sido Su queja.
Entonces pensé: "Swami, tener listas la comida y el agua para Ti es como un
trabajo de mantenimiento. Sólo se nota cuando no se lo hace. No aprecias
cuando te dejamos la comida cada día, pero si lo omitimos, te quejas".
Sonreí para mis adentros al pensar esto. Como aquí hace un caluroso
verano, mezclé medio vaso de agua helada, coloqué el vaso de plata en el
altar y dije: "Aquí está, agua fresca para un día caluroso".
Enseguida engullí el desayuno y pronto todos, es decir mi madre, mi padre,
Pooja y yo, partimos hacia el mandir. Los demás pensaban tomar el
desayuno después del programa matutino en el mandir.
Siendo miembro del equipo de Radio Sai, yo tenía que ir al mandir como
parte de mi tarea de cubrir los eventos del día. El gobernador de Andhra
Pradesh, E. S. L. Narasimhan, iba a ser el invitado de honor en este día, en
el que había un programa de música "Guru Vandana" a cargo de los
estudiantes, y el lanzamiento de un libro titulado "El mensaje de Amor Puro",
del cual es autor el Prof. G. Venkataraman.
El programa de los estudiantes trajo copiosas lágrimas a mis ojos. Cantaban
todas las canciones favoritas de Swami, y había hermosos videos
mostrándolo a Él en los televisores y las pantallas gigantes. Ver esto
provocaba tal nostalgia que uno hubiera deseado tener los ojos fijos en la
pantalla, olvidando todo lo demás. Pero lamentablemente no pude hacerlo
porque estaba a cargo de una cámara fotográfica. Esos hermosos 30
minutos fueron seguidos por el lanzamiento del libro, y luego por la charla del
gobernador. Su charla tomó a todos casi como por asalto.
Simplemente descartó el escrito que había preparado, y habló directamente
desde el corazón. Dejó en claro que no había ido como gobernador sino
como un "admirador de Swami". Dijo: "Me avergüenza que gobiernos
enteros no fueran capaces de hacer por la gente lo que hizo una sola
persona. Swami es una fuerza tan positiva que les dio un significado
fantástico hasta a los vicios. Dijo que debemos tener Kama (deseo) de hacer
servicio, Krodha (ira) cuando no podemos servir, Lobha (codicia) de servir
más, y celos, para servir más. Luego relató su experiencia personal con
Swami.
Derramando lágrimas contó cómo Swami había curado a alguien muy
querido por él, con sólo una frase: "No te preocupes. No pasará nada." Y
mientras el gobernador sollozaba, los despiadados fotógrafos disparaban sin
cesar sus flashes sobre él. "Lamento que me domine la emoción" - se
disculpó el hombre - "Simplemente no lo puedo evitar". Yo lloraba. Pensaba
que Swami es un verdadero trabajador silencioso. Sin el menor anuncio o
publicidad, estaba transformando y cambiando vidas por todas partes. !Y yo
lo extrañaba!
Lo extrañaba con todo mi ser. Mi corazón se consumía de dolor por Él. ¡Ah,
Swami! Cuánto deseo verte ...
Entonces el gobernador dijo: "No debemos ver a Swami. ¡Debemos
experimentarle!"
Fue como si Swami me hubiera echado la respuesta a la cara. Enjugué mis
lágrimas, pero se rehusaban a detenerse. Entonces recordé todas las
palabras reconfortantes de Swami. "Estoy siempre en ti, sobre ti, a tu
alrededor, debajo de ti y contigo". "Puede que tú me abandones, pero Yo
nunca te abandonaré, hasta que te deposite en tu lugar de destino, que eres
Tú Mismo."
Me sentí mejor. Mi corazón rebosaba de gratitud y amor por Él. Me sentí
bendecido de que Swami me hubiera dado la posibilidad de conocerle y
reconocer Su divinidad. ¡En serio! ¿No somos acaso bendecidos por saber
que el Señor está en medio de nosotros? Este es un aspecto en que para mí
la ignorancia no significa en absoluto bienaventuranza.
El discurso de Swami era la parte final del programa. Swami exhortó a todos
a que Le vieran en todos, y a que "nunca dejen a Dios fuera de sus vidas".
Después de esa conmovedora sesión en el mandir, yo volvía con papá en la
motocicleta, cuando encontré a mamá y a Pooja en el puesto de venta de
cocos.
Cuando nos detuvimos, Pooja me dijo: "Sabes, hoy Le extrañé muchísimo.
Lloré mucho durante el programa". También mamá contó lo mismo. Papá, el
más sabio en estas cuestiones, tenía una sonrisa en el rostro. Era como si
estuviera volviendo de haber tenido el darshan de Swami en el mandir.
Todos disfrutamos de un fresco trago de agua de coco, y luego volvimos a
casa. Fatigado por haber estado de pie cerca de 3 horas tomando fotos, me
desplomé en el sofá. Mamá fue a su cuarto a cambiarse.
"¡Aravind ... Pooja! ... ¡Aravind ... Pooja! ..." sus gritos eran frenéticos.
Pensé que se había caído o algo así, y corrí hasta su cuarto. Ella estaba en
un atontado silencio, y rígida. Su mano estirada, y el dedo apuntando a la
foto de Swami en el armario. Seguí su dedo y quedé con la boca abierta.
¡Formando un suave halo alrededor de la cabeza de Swami, había vibhuti!
Mientras yo corría a tomar la cámara, mamá corrió hacia mi cuarto para
contarle a Pooja lo que había pasado. Quise decirle que fuera más despacio,
pero ella estaba demasiado excitada.
"¡Aravindddd ...!” Otro grito de mamá, y esta vez yo estaba seguro de que se
había caído y herido. "Te dije que no te pusieras así y fueras más
despacio ...!" grité mientras corría para ver qué le había pasado.
Estaba inmóvil otra vez. Sin embargo ahora había otra figura inmóvil a su
lado: Pooja. Ambos miraban el altar. Y cuando fui, ¡vi que una copiosa
cantidad de vibhuti había emergido de una foto enmarcada que está allí!
Quedé verdaderamente atontado. ¿Qué puede uno decir en esos
momentos? Papá también vino, y todos estábamos fascinados. Todos
caminaron lentamente hasta la sala de estar, dejando que la Presencia se
asentara en el Ser. Yo me quedé parado ante el altar. Miré hacia abajo, y vi
unas hormigas que avanzaban hacia los fideos que antes había dejado para
Swami.
“¡Papá! ¡Mamá! ¡Pooja!”, grité lo más fuerte que pude. Habrán pensado que
yo había recibido un choque eléctrico, y en parte era cierto, porque así era
como me sentía: agradablemente conmocionado y electrificado.
Cuando tomé el pequeño plato que contenía los fideos de Swami, ¡pude ver
vibhuti esparcido sobre todos los fideos! Era como si Swami hubiera decidido
darnos de comer fideos con vibhuti como aderezo.

The picture on mom's cupboard. A nice and gentle halo of vibhuti is seen around Swami's face.

La foto sobre el armario de mamá. 
Un bonito y delicado halo de vibhuti se ve 
alrededor del rostro de Swami.


Profuse vibhuti in the shrine. It has fallen on the sheet below the picture too.
Profuso vibhuti en el altar. 
También ha caído sobre el mantel, 
debajo de la foto.


The vermicelli with 'added flavors'! :)
Los fideos con "sabores añadidos".


Y luego, los hechos se conectaron uno a uno.
"Swami nació en el año de Akshaya. Akshaya significa aquello que nunca
disminuye y nunca puede ser destruido."
"Hoy es Akshaya Tritiya. En este día el Señor Krishna le entregó a Draupadi
el Akshaya Patram (el recipiente inagotable). Todo lo que es adquirido en
este día será vuelto a completar, incesantemente." Es por esta razón que la
gente en toda India compra oro en este día. ¡Hoy habíamos recibido algo
mucho más valioso que el oro!
Todos quedamos unos momentos sentados en silencio. La ironía me golpeó:
este era el día observado solemnemente como el "día de Su fallecimiento". Y
aquí, Él se había casi "desmandado" y se había "divertido" en casa. Decidí
que a partir de ahora, el 24 de abril, el día de Aradhana, será un día para ser
observado alegremente como el "día de Su llegada" a nuestros corazones.
Swami se ha mudado del Yajur Mandir (Su residencia anterior) al Hridaya
Mandir (el templo de nuestros corazones).
http://aravindb1982.hubpages.com/hub/24th-April-2012-The-Day-of-His-Arrival

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨