viernes, 15 de febrero de 2013

UN FLUJO SIN FIN

Richard Bock, de EEUU, filmó en 1974 esta película en India. Nos muestra a Sathya Sai Baba cuando su cuerpo físico tenía 48 años de edad. Para los devotos veteranos estas escenas son joyas, y para las personas que averiguan por primera vez sobre Sai Baba, son igualmente valiosas al permitirles atisbar esos instantes históricos para la humanidad, que muchos tuvieron el privilegio de vivir personalmente.

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨