lunes, 21 de marzo de 2011

EL AVATAR HABLA SOBRE SI MISMO


Extractos del libro “El Avatar habla sobre Sí Mismo”, donde el propio Bhagavan explica los motivos por los cuales Su Forma Física asume aparentes enfermedades. Escrito por Lenny Rodrigo, de la Organización Sathya Sai de Singapur y publicado en Argentina en 1994 por la Fundación Sri Sathya Sai Baba (Editorial Errepar). El borrador del libro fue presentado el 23 de julio de 1992 a Sai Baba, quien lo firmó y bendijo.
 
SU PODER. SU CUERPO
Dharmakshetra
25-12-1970

“…Dios lo puede todo. Él tiene todo el poder en la palma de la mano. Mis poderes no se mantienen en Mí por un tiempo y se debilitan después. Todo esto es una aparente actuación de la Divina Voluntad. Mi cuerpo, como todos los demás, es un habitáculo temporal, pero Mi Poder es todo permeable y eterno. Este cuerpo ha sido tomado para que sirva a un propósito: el establecimiento de la enseñanza del Dharma. Cuando dicho propósito se haya cumplido, desaparecerá como las burbujas de agua.

El otro día, una seria enfermedad vino a este cuerpo en Goa. Cuando se supo, muchos devotos se llenaron de ansiedad. Pero la enfermedad nunca puede afectarlo, no puede aproximarse a él; ella pertenece a otro, viene a Mí solo de forma pasajera. Cuando viene, este cuerpo parece estar enfermo; pero Yo no tengo contacto con ella ni aflicción. Cuando tal cosa ocurre, muchas personas se arman de valor e incluso Me sugieren (¡!) la forma de tratar la situación.

…Es Mi deber hacerme cargo de los sufrimientos de aquellos que se han entregado a Mí. Yo cumplo Mi deber y vosotros debéis cumplir el vuestro; pero cuando miréis a la Verdad frente a frente, sabréis que Yo no sufro y que no hay razón alguna para que vosotros sufráis. Todo esto es el juego del Amor. Yo lo he tomado por amor y, de este modo, no tengo dolor o sufrimiento. Vuestro sufrimiento tiene relación con el amor. Esto es amor, todo lo es. No hay razón para la tristeza, el dolor o el sufrimiento”.


Traedme vuestras penas 
Mensajes de Sathya Sai
Vol. II
                                                                                                                   

*Extraído del libro “El Avatar habla sobre Sí Mismo” (página Nº 246).


EL AVATAR DEL AMOR
Día del Gurú Purnima
6-7-1963 / 6:30 PM

Baba fue trasladado por la escalera caracol hasta Su habitación privada del primer piso, porque insistió en dar Darshan a los miles de devotos que habían venido en ese auspicioso día. Había tenido un ataque de trombosis cerebral (muy posiblemente meningitis tuberculosa) y estuvo en cama durante ocho días, desde la mañana del sábado 29 de junio hasta la tarde del 6 de julio. Su mano, pierna y ojo izquierdos estaban afectados. Su mano derecha estaba también ligeramente paralizada, Su voz no era inteligible y Su cara tenía contracciones; Lo sentaron en la silla de plata en la sala de oraciones y ajustaron Su mano y pie en la posición correcta. Tan pronto estuvo sentado, Él comunicó el siguiente mensaje, que fue traducido y difundido por medio de altavoces:

“Esta no es una enfermedad de Swami. Esta enfermedad la ha asumido Swami para salvar a alguien. Swami no tiene ninguna enfermedad ni enfermará en ningún momento. Vosotros debéis estar felices; vuestra felicidad es el alimento de Swami; solo eso hará feliz a Swami”.

Entonces Baba le hizo una señal a Kasturi para que hablara, y después que éste terminó su corto mensaje, Baba pidió que Le pusieran el micrófono frente a Sí y preguntó: “¿Vinipishtundaa?” (estáis escuchando?, ¿entendéis lo que os digo?), y aunque preguntó una y otra vez, Su voz era tan ininteligible que nadie supo lo que decía.

Pidió agua y cuando se la trajeron, con Su mano derecha aún temblando, roció Su mano y pierna izquierdas. Frotó Su mano izquierda con la derecha, usó ambas manos para frotar Su pierna izquierda, y ese toque fue suficiente para estar completamente curado. Así desechó la enfermedad en un instante y comenzó a hablar con Su misma voz musical de siempre.

“Para aquellos que no tienen refugio, Dios es su refugio”. “Esa es exactamente la razón por la que He tenido que tomar la enfermedad que un desamparado devoto tenía que sufrir. Él tenía que pasar esa extrema crisis, así como los cuatro ataques al corazón que la acompañaban, y no hubiera podido sobrevivir. De acuerdo con Mi Dharma de protección de los devotos, Yo vine a rescatarlo. De hecho, esta no es la primera vez que He tomado la enfermedad de quien He querido salvar. Aún en Mi antiguo cuerpo en Shirdi tenía esta responsabilidad. La crisis que Me habéis visto pasar era demasiado para ese devoto en particular y, así, he tenido que experimentarla para poder salvarlo. Este es Mi Lila, Mi naturaleza. La protección de los discípulos es parte del cometido para el cual He venido.

Las personas que estaban cerca de Mí durante la última semana Me pidieron que les dijera el nombre de la persona a la que había salvado; les dije que esto las pondría en contra de ella porque, según ellos, “Swami había sufrido toda esa pena por su causa”. Ellos respondieron que harían honor a esta persona por su extraordinaria devoción, que había persuadido a Swami de ir en su rescate en la mañana de aquel sábado.

Algunas personas hasta llegaron a preguntarme si era éste o aquel, dando nombres de quienes han tenido ataques de parálisis, sobre todo del lado izquierdo del cuerpo. Esto es aún más absurdo, porque cuando curo a una persona, la curo completamente; no le dejo una fracción de su enfermedad para que pueda ser identificada más tarde; ni siquiera espero a que tenga la enfermedad. Las conjeturas y suposiciones que os hacéis son divertidas.

Dejadme deciros otra cosa: nada puede impedir o detener el trabajo de este Avatar. Cuando Yo estaba arriba en Mi habitación todos estos días, algunas personas dijeron por todas partes: “Este es el final de Sai Baba”, e hicieron volver a sus hogares a muchos que venían a Puttaparthi. Algunos dijeron que ya estaba en Samadhi (que había muerto), porque al ser un sadhaka (aspirante espiritual) temían que hubiera sido víctima de magia negra. ¡Cómo si algo pudiera afectarme!. El esplendor de este Avatar continuará e irá en aumento día tras día”.


Shiva Shakti 
Mensajes de Sathya Sai
Vol. III
                                                                                                                                  

*Extraído del libro “El Avatar habla sobre Sí Mismo” (páginas Nº 104, 105 y 108).


ÉL ES SHAKTI
Prashanti Nilayam
7-7-1963

“Ayer, cuando llegué al Hall, pude ver la angustia que todos vosotros sentíais. Esto se debe a que Me identificáis con este cuerpo, que es el que tenía la enfermedad. Si hubierais sabido Mi Verdad, no estaríais tristes. De hecho, si hubierais conocido vuestra verdad, eso sería suficiente. La enfermedad vino y se fue; Yo siempre fui su Maestro. Un día, cuando la enfermedad alcanzó su momento más crítico, Yo observaba su evolución y la conducía a la consecución de su Dharma, porque, al haberla aceptado en Mí, debía permitir que éste se cumpliera completamente.

Ha habido toda clase de historias circulando por aquí cuando estaba enfermo. Algunos pensaron que cuando fui al Sur recientemente, algún tipo de magia negra fue dirigida hacia Mí y que la enfermedad fue su consecuencia. Quiero deciros que nada maligno Me puede alcanzar, ningún daño puede afectarme porque Yo soy el Maestro, el Shakti (Diosa de la Energía Divina) que impera sobre todo lo demás. Sabía que algunas personas daban explicaciones de que Yo estaba en Mounam (profundo silencio) o Samadhi (fijación de la mente en Dios, libre de todo impulso y agitaciones). Solo aquellos de mente dudosa y vacilante prestan oído a estas tonterías. El verdadero devoto descarta todo este tipo de noticias. Para los devotos, estos ocho días fueron aquí días de intensos tapas (austeridades, contemplación de Dios); ellos no tenían otros pensamientos que no fueran acerca de Swami”.




Bhaktha Raksana
Mensajes de Sathya Sai
Vol. III



                                                                                                                                                                                    

*Extraído del libro “El Avatar habla sobre Sí Mismo” (páginas Nº 109).


EL AVATARA DE SAI
Prashanti Nilayam
6-9-1963

“…Los Avatares escogen el momento y el modo de anunciar Su Advenimiento y Su Gloria. Incluso en este Avatara (descenso de la Divinidad en la Tierra), estos milagros tuvieron que realizarse cuando decidí que el momento era oportuno para mostrar Mi secreto a esta humanidad.

…Dios es todo Prema, Él no tiene enojo ni aversión. Una vez en Shirdi,  un devoto tenía mucho dolor; vino y rogó que le dieran diez vidas para poder dividir su sufrimiento entre ellas y así pasar solo un poco en cada una y pagar de esta manera su deuda kármica sin tener que hacerlo tan duramente de una sola vez. Se le informó a través de Kaka Saheb que debía postrarse a los pies de Baba. Así lo hizo y Baba transfirió el sufrimiento a Sí Mismo. Por diez minutos, Baba sufrió a razón de un minuto por cada nacimiento de su devoto y así lo libró de su obligación. Una vez pasados los diez minutos, Baba estaba perfectamente normal”


Vishaya, El Visha
Mensajes de Sathya Sai
Vol. III

*Extraído del libro “El Avatar habla sobre Sí Mismo” (página Nº 116).

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨