viernes, 2 de marzo de 2012

ENSEÑANZAS DE SAI BABA: "LA MUERTE" (PARTE I )


 OIL CANVAS 50X60 cm AUTOR : "amilius"

LA  MUERTE  (1ª parte)                                                                              1                                                     
     “La muerte no es sino la travesía de esta vida a la próxima; como dice El Gita, es el cambio de ropa vieja por nueva. Pero algunos cínicos se ríen de esta comparación y preguntan: ¿y qué hay de la muerte de los niños recién nacidos,  de los niños jóvenes y de la de la gente de mediana edad?  ¡Sus cuerpos, bajo ningún concepto, pueden clasificarse como desgastados!  Pues bien, la ropa podrá no ser vieja, pero la tela de la cual está hecha, debe haber procedido de alguna mercancía almacenada muy vieja, de manera que aunque se confeccione ropa nueva, a partir de esa mercancía, la prenda tendrá que desecharse pronto.” (SSS Vol.lll, Cap. 20, p.103).
    “Hay un cuerpo, una mente y un alma; cuerpo físico, cuerpo sutil y cuerpo causal. Al morir se desintegran tanto el cuerpo físico como los cuerpos sutiles, pero el cuerpo causal permanece… La envoltura del alimento, la de la vida y la de la mente no son permanentes, mientras que la envoltura de la inteligencia y la de la bienaventuranza si permanecen. El cuerpo es barro. Todo crece a partir del barro. Solo muere el cuerpo. La vida y todos los sentidos se funden en la mente, la mente se funde en la sabiduría y la sabiduría se funde en la Bienaventuranza, en Dios. (CWSSB p.71).
     “La vida está continuamente acechada por la muerte, pero al hombre no le gusta oír esto. Considera que es de mala suerte escuchar incluso la palabra; aunque cada cosa viviente, a cada momento, se acerca más y más a ese evento. Cuando van a viajar, después de que compran el boleto y abordan el tren, ya sea que tomen asiento silenciosamente, que se acuesten, que lean o mediten, el tren los estará conduciendo a su destino. De la misma manera, cada ser vivo recibe un boleto en el momento de nacer, ese boleto es para el evento de la muerte y está ahora en camino hacia allá. No importa cuánto luchen, cómo se protejan, o qué precauciones tomen; ese lugar tendrá que alcanzarse algún día. En este mundo todo lo demás podrá ser incierto; pero la muerte es segura. Es imposible cambiar la ley.” (TOSSSB, p.50).
    “Los Upanishads le dieron suprema importancia al karma (acción). ¿Qué significa esto? Lo que significa es que la rectitud debe darle forma, debe moldear nuestro karma. ¿Qué necesitamos para cultivar… investigar y convertirnos en Dios? Necesitamos adornos hermosos y vestidos finos para ir
                                                                                                                                                   2
a una boda; requerimos dinero para ir al cine; necesitamos un bastón y sandalias para caminar, pero todas estas actividades se les dejan para que ustedes las elijan; tienen la libertad de cancelarlas o de posponerlas. Pero con respecto al último viaje, no pueden elegir. Nunca podrán posponerlo. La gente se prepara para desempeñar actividades pequeñas como caminar, leer, escribir etc., ¿pero qué preparativos hace para una actividad tan importante como el viaje más allá de la muerte? Gastamos dinero, lo despilfarramos en actividades mezquinas, nos sacrificamos para obtener baratijas y trivialidades. Sacrificamos nuestro cuerpo, bienestar y tiempo en cosas temporales y transitorias, ¿pero qué sacrificamos para asegurar la Visión Divina?” (SSlB, 1993, p.63).
   “Nuestro cuerpo es transitorio, como una burbuja de agua; pero la vida, es un largo viaje. Durante este largo viaje, cambiamos de cuerpo varias veces, así como nos cambiamos de vestimenta. De hecho, la muerte no es sino un cambio de vestimenta. ‘La muerte es el vestido de la vida. ‘Vamos cambiando nuestras vestimentas, ¿pero podremos cambiar el viaje de nuestra vida?” (SSlB, l993,p.63).
   “El destino del hombre después de la muerte, está moldeado por el pensamiento predominante en el momento de morir. Este pensamiento será el cimiento sobre el que se construirá su próximo nacimiento. Quien me recuerde en ese momento, obtendrá                Mi Gloria, de hecho, me alcanza. De manera que cada acto humano, cada esfuerzo, cada disciplina espiritual, debe apuntar hacia ese destinado momento. Los años de vida deben consagrarse a la disciplina que hará que llegue el pensamiento del Ser Trascendente u Om, a ese momento.” (BTBOS, p.15).
   “Varias personas me han hecho la siguiente pregunta: ´¿Swami, por favor dinos, adonde va el Ser después del deterioro del cuerpo?´  El cielo, se refleja en el agua dentro de una vasija, pero cuando la vasija se rompe, la imagen del cielo se funde con el ilimitado cielo. De la misma manera, con la desintegración del  cuerpo físico, el Ser se funde con el Ser Trascendente.” (BTBOS, p.87).
    “No importa cuánto viva cada uno de nosotros, todos en un momento u otro dejaremos este cuerpo, pero es necesario que mientras vivamos en el, utilicemos  el  tiempo  del  que  disponemos  para  entender  a  Dios.
                                                                                                                                              3
Es necesario encontrar los medios para que finalmente se fundan en Dios. No sabemos cuándo dejaremos este cuerpo. Lo cierto es que el cuerpo está hecho de materia y morirá.” (BTBOS, p.108).
   “Deben vivir pensando constantemente en Dios, así como en otro hecho, la muerte. El cuerpo es el carro en el que se desplazan por el camino que los conduce hacia la muerte. Pueden encontrarse con la muerte en cualquier momento… Recuerden la muerte, recuerden que el tiempo se está acabando momento a momento. No se dan cuenta de que la muerte, está detrás de ustedes, acechándolos silenciosamente; no se dan cuenta de los veloces pasos del tiempo.  ¡Lo que ustedes llaman nacimiento y muerte, es esto: nace el ego y muere el ego, eso es todo!  Bhagavan es la medicina para la enfermedad del Ciclo de Nacimiento y Muerte.” BTBOS, p.110).
    “Si no te quieres casar, puedes cancelar el compromiso. Similarmente, si no quieres ir al cine, puedes posponerlo para el día siguiente. Pero el último viaje, el de tu muerte, no se puede cancelar ni posponer.  Hacemos preparativos cuando queremos casarnos o ir al cine, ¿pero qué preparativos hacemos para el viaje final?” (BTBOS, p.118).
   “El hombre está siendo acechado incesantemente por la muerte, ésta puede abalanzarse sobre su presa en cualquier momento. No es consciente de esta compañía, ni ha aprendido a reconocerla y ella le roba los frutos de sus logros.  El Atma no muere, sólo muere el cuerpo. Cuando el hombre sabe esto, la muerte pierde su aguijón, porque ya no le teme. La muerte no es sino el bienvenido viaje hacia un puerto conocido.” (BTBOS, p.123).
    “Debemos tratar de vivir sin ser afectados por la alegría y el dolor, causados por el nacimiento y la muerte del cuerpo. Nadie se lamenta cuando se da cuenta de que el hielo es frío o cuando se le dice que el fuego es caliente. Es natural que el hielo sea frío y que el fuego sea caliente. De la misma manera, la muerte es natural para el cuerpo que ha nacido, ¿por qué habríamos de llorar por eso? Nos estamos volviendo víctimas del dolor,  por considerar un fenómeno natural, como si fuera antinatural. Lo que  origina  esto  es  el apego y  el  apasionamiento  surge  del  instinto  de
                                                                                                                                              4
poseer. Al desarrollar afecto por el mundo fenoménico, nos volvemos olvidadizos de nuestra Divinidad.” (BTBOS, p.127).
     “El hombre no debe morir como un gato o un perro. Cuando se vaya, debe dejar un mundo mejor o más feliz que cuando ingresó en el.  Debe irse lleno de gratitud, por la oportunidad que se le ha dado de reconocer a Dios en todo lo que vio, escuchó, tocó, olió y probó.  Debe recordar al Señor con su último aliento; pero para lograr este recuerdo, se necesita toda una vida de práctica.  Mientras giran el volante del carro, pueden estar escuchando lo que está pasando adentro del mismo, incluso pueden unirse a la conversación. Podrán estar haciendo muchas otras cosas, pero su atención estará siempre en el camino que tienen por delante… Así también, aunque tengan el compromiso de algunos deberes y obligaciones, nunca permitan que su atención se extravíe de Dios, que es la meta…  De manera que cultiven el hábito de recordar al Señor con cada aliento; sólo entonces podrán recordarlo con su último aliento.” (BTBOS, p.141).
    “A un hombre que estaba a punto de morir, le preguntó su esposa: ¿y qué me va a pasar a mí? Sus padres le hicieron la misma pregunta. Los hijos también le preguntaron: ¿qué nos va a pasar a nosotros? Hasta los sirvientes preguntaron lastimeramente: ¿qué habrá de sucedernos a nosotros? El desamparado moribundo miró a su alrededor y les preguntó a todos: ¿qué me sucederá a mí?  Este hombre pudo haber anticipado ese evento. Si hubiera sido sabio, se hubiera preparado con una respuesta a esa pregunta,  y pudo haber muerto en paz;  al verlo morir en calma, sus hijos también se hubieran visto beneficiados. Por eso el Señor aconsejó, que uno debe comprometerse con la búsqueda de la Verdad, desde el nacimiento hasta la muerte,.” (BTBOS, p.142).
  “Si les preguntan: ¿qué le sucede al hombre después de morir?, pueden señalarse a sí mismos y declarar: esto es lo que sucede; nace de nuevo.” (BTBOS, p.143). 
   “En la actualidad el hombre se contenta con visualizar y experimentar toda clase de alegrías humanas evanescentes. No descansa. Pasa sus noches durmiendo y sus días comiendo y bebiendo; y así crece y crece, hasta que llega a su vejez y  lo  acosa  la  muerte.  En  ese  momento  ya  no
                                                                                                                                              5
puede decidir adonde ir, ni qué hacer;  todos sus sentidos se han debilitado; nada ni nadie puede rescatarlo y así termina siendo una obediente carnada en las mandíbulas de la Muerte.” (BTBOS).  
      “¡Miren las flores de un jardín! Cuando el jardinero corta las flores, los capullos se regocijan de que al día siguiente será su turno para que el las reúna en sus manos y  sus rostros se llenan de felicidad, cuando despliegan sus pétalos con esa esperanza. ¿Sienten tristeza?, ¿se les marchitan sus rostros?, ¿están menos brillantes? No. En el momento en que saben que al día siguiente les tocará a ellas, se alistan con gran gusto y emoción. Así también, uno debe estar listo dentro del camino de la disciplina espiritual, recordando con entusiasmo el Nombre del Señor, sin preocuparse ni sentirse triste porque sea nuestro turno de irnos o porque alguien se haya muerto hoy.” BTBOS p.166
  “A Yama, el Dios de la Muerte se le describe arrastrando a sus víctimas a su morada con una cuerda. Pues bien, ustedes mismos fabrican esa cuerda y la tienen lista alrededor de su cuello; ¡el solo tiene que asir la cuerda y jalarlos!  Es una cuerda de tres segmentos; cada uno representa al egoísmo, el apego a los sentidos y el deseo… Con cada uno de sus actos, el hombre va torciendo la cuerda, y esto lo hace durante todos los años de su vida,  actual y la del pasado. Todos los actos llevados a cabo con egoísmo, interés propio,  con un ojo en las consecuencias benéficas o en los frutos, alargan un poco más y tuercen con mayor fuerza esa cuerda.” BTBOS p.184.
    “Se ha dicho en muchos Upanishads, que el cuerpo sutil que sale de la persona después de la muerte, es del tamaño de un pulgar, e.g.: Kathopanishad 2-14-12,13.” TOAR p.85.
    “Escuchen, ahora les hablaré sobre los últimos rituales que ha de ejecutar la persona que sepa que ‘Dios es el Alma de todo.´ Al hacerlos, el ser obtiene el Estado de Liberación, que se conoce como la Inmersión en el Espíritu Supremo. El hombre que se acerca a su último momento debe estar sin temor. Es preciso que corte con el amor a su cuerpo y a sus parientes con el arma de la no-asociación. Habiendo dejado la casa y habiéndose purificado, bañándose en las aguas sagradas de los centros de peregrinación, esa decidida persona deberá sentarse en un lugar muy agradable, preparado de la manera prescrita. La  Gran  Letra  del  Señor  (A U M), hecha  de  tres partes
                                                                                                                                                  6
(A U & M), deberá recitarse mental y correctamente. La mente deberá contenerse, conquistando el aliento y recordando la palabra original del Señor. Teniendo a la Sabiduría como el cochero de la mente, uno deberá separar a los sentidos de los objetos sensoriales. La mente, arrastrada por las acciones, deberá establecerse en la bendición y repetir: ´Yo Soy Dios, que es la Morada Suprema; Yo Soy Dios, que es el Estado Supremo.´ Al pensar de esta manera, uno se instala en el Alma Indivisible. Recitando el ´OM´, la sola letra que indica a Dios y recordándome, la persona que se va, deja atrás a su cuerpo y llega así al Estado Supremo.” (GP, p.71-75).
                                                                                                                                               
LISTA DE ABREVIATURAS (Parte 1).
BTBOS: Baba the Breath of Sai.
CWSSB: Conversations with Sathya Sai Baba.
GP: Garuda Purana (16th Chapter) and Sai Teachings, Path to Liberation.
SSIB: Summer Showers in Brindavan.
SSS: Sathya Sai Speaks/Volume Number.
TOAR: Temple of all Religions (15th Chapter of Garuda Purana & Sai Teachings).
TOSSSB: Teachings of Sri Sathya Sai Baba.






Tomado de: “A Compendium of the Teachings of Sathya Sai Baba”, compilado por Charlene Leslie-Chaden, 3ª edición, 1998, Co-publicado y Distribuido por Sri Sathya Sai Towers Hotels, Pvt. Ltd., 3/497 Main Road, Prashanti Nilayam, India, páginas 105 a 107).”
Trad.Saiack           

                                                                                                                                         

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨