martes, 16 de febrero de 2010

EL ES MI SWAMI

“ÉL ES MI SWAMI”

Parte I

Esta es la transcripción de la conversación entre la Sra. Padma Kasturi,

hija de Sri N. Kasturi, y la Srta. Rajeshwari Patel, quien fuera estudiante

y miembro de la facultad del Campus de Anantapur de la Universidad Sathya Sai,

emitida hace algunas semanas por Radio Sai.



El diálogo comienza luego de unas palabras de introducción de la Srta. Patel. ¿Quién no ha oído hablar del Prof. Kasturi – el famoso traductor de los Discursos de Bhagavan y autor de la Divina Biografía de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba? El estilo del Prof. Kasturi era inimitable y único. Llevó a la vida de millones de devotos de Bhagavan, los emocionantes y vívidos relatos de esos primeros días dorados.

Uno se siente como estando presente en cada ocasión, cuando se lee la biografía de Swami “Sathyam Shivam Sundaram”. Literalmente, tenía el especial toque-Kasturi. ¡No obstante es imposible traer al Prof. Kasturi al estudio de la Radio Sai! Mas tenemos con nosotros hoy a una persona muy especial; alguien que ha heredado su precioso legado – tal vez no del tipo de los herederos de Tata o Birla (familias de populares industriales de la India) y otros; sino algo mucho más rico y perdurable – la Gracia Divina y la proximidad.

Smt. Padma – llamada cariñosamente Padmamma por Bhagavan – es la hija privilegiada del profesor Kasturi. Menos conocida por el público en general, ha hecho sentir su serena presencia, por varios años ya, en el ashram de Prasanthi Nilayam.

Rajeshwari Patel (RP) : Bienvenida Smt. Padmamma a Radio Sai Global Harmony.

Padma Kasturi (PK) : Gracias, Rajeshwari.

RP : Comencemos hablando de tu padre. ¿Cuándo llegó tu padre hasta Bhagavan y qué edad tenías tu entonces?

PK : Vimos a Bhagavan el año 1948 en Bangalore; yo recién había cumplido 14 años.

RP : Cuéntanos algo acerca de la vida de tu padre – antes de llegar a Bhagavan.



La edad temprada y el primer encuentro del Profesor Kasturi

PK : Nació en el Estado de Kerala, en Tripunittura que está en el Distrito de Ernakulam. Pertenecía a una familia muy carenciada – había perdido a su padre cuando sólo tenía cuatro años de edad. Su educación fue escasa y su abuelo quería que asistiera a clases Védicas, porque no podía costearle una educación en inglés. Mas mi abuela insistió que debía ingresar a la Educación Inglesa; de manera que con la ayuda de su tío, estudió hasta la secundaria y logró una beca con la que pudo graduarse como Licenciado en Letras (B.A.). Consiguió entonces un trabajo en Travancore, ¡aunque se había casado cuando sólo tenía 14 años de edad!

RP : ¡Pero su inglés es tan excelente! ¡Quiero decir, que el manejo del idioma en Sathyam Shivam Sundaram y en la serie de los Divinos Discursos es maravilloso!

PK : Si. A continuación llegó a Mysore para un empleo. Cuando tenía 21 años consiguió la plaza de profesor en una secundaria; luego fue contratado en la Universidad y continuó allí. Luego de su retiro, vino donde Swami y se estableció allí – vivió por 40 años en el Ashram.

RP : Entonces, ¿en qué año fue que se vino para estar con Bhagavan?

PK : Conocimos a Swami en Bangalore, en 1948, y en 1947 yo había perdido a uno de mis hermanos – no se recuperó de una fiebre tifoidea. Mi padre era muy cercano a la Misión Ramakrishna en ese entonces. Cuando estaba en la secundaria, uno de sus profesores sentía una gran admiración por Swami Vivekananda y solía hablar mucho de él, a partir de entonces mi padre se apegó mucho a Sri Ramakrishna Paramahamsa.

RP : Claro, ¡y quién no fue influenciado por Swami Vivekananda en su juventud!

PK : Mi padre sirvió como secretario para el Ashram de Ramakrishna en Mysore por 25 años. Pero entonces, después de perder a su hijo, quedó muy deprimido. Mi madre era una ferviente devota del Señor Venkateswara de Tirupathi, pero ambos perdieron la esperanza.

Como lo Divino preparó su Bendito Destino...

Tres meses después de la muerte de mi hermano, mi padre se encontró con un amigo que era devoto de Sai Baba. Este había venido para las celebraciones de Dasara. Después viajó a Bangalore, nos dió algo de prasadam y dijo, “Hay un Sai Baba en Puttaparthi. ¿Por qué no vas allá? Conseguirás algo de consuelo y de paz.” Pero a mi madre no le gustó y lo rechazó, diciendo, “Ningún Sai Baba podrá ayudar, porque nadie me ayudó – ¡ni siquiera mi Rama de Tirupathi! ¿Cómo podría ayudarme Sai Baba?”

Mas, quien fuera después, mi marido – Balachandran – quien era entonces un estudiante para IAS y solía venir para algunos cursos en la Universidad con mi padre, era devoto de Sai Baba. Eran parientes lejanos, solían venir y ya eran devotos de Sai Baba. De modo que, cada vez que venía, hablaba de Swami. Mi padre se volvió algo inquisitivo y dijo, “Este jovencito está hablando tanto de Sai Baba; ¡vayamos a ver!” Swami había venido a Bangalore, de modo que mi padre fue a visitarle. En esa primera visita, ¡Swami le dió una entrevista a mi padre!

RP : ¡En esa primera visita! ¿Les llamó a todos ustedes?

PK : Mi madre y yo habíamos ido con mi padre, pero no sabíamos si habíamos de seguirle a la entrevista. Él había llamado a mi padre, de modo que fue solo. Y Swami le habló de todo – de la muerte de mi hermano y acerca de estar trabajando en la secundaria, y luego le dijo, “Después de tu retiro, tienes que venir a Puttaparthi y establecerte allá.”

RP : Y, luego de esa primera entrevista, ¿cuál fue su primera impresión de Swami? ¿Les contó algo acerca de lo que sintiera? Porque había sido como una orden el que se estableciera en Puttaparthi después del retiro.

PK : Sintió una especie de Poder; pero en ese momento no pensó en la Divinidad, porque Swami era muy joven en aquel entonces – ¡tenía sólo 22 años!

RP : Sí, ¡tenía sólo 22 años entonces!

PK : Dijo hay algo de maravilloso en este muchacho. Eso fue todo lo que sintiera.

RP : ¿Consiguió el consuelo que había ido a buscar?

PK : No, no en la primera entrevista. Todo sucedió después de mi matrimonio. Porque cuando Balachandran venía a casa después de sus clases en la Universidad, tanto mi padre como mi madre sentían que sería grato el poder entregarme en matrimonio – porque él tenía un carácter muy apacible.

“¡Este es Mi agya (mandato)!”

Con esta idea, fueron a preguntárselo a sus padres, pero ellos no estaban bien dispuestos. ¡Pero propusieron otra alianza a través de ellos! Tenían que juntarse; ese era el procedimiento formal que debían seguir.

Fue así que mi padre fue de visita a su casa – era un jueves – como había sido arreglado a través de la familia de Balachandran. Les pidió que trajeran a nuestra casa a la otra familia para que conocieran a la hija casadera. Mas, en esos mismos días, Swami estaba en Bangalore y ese jueves en la mañana, apareció en el sueño de mi suegro y le dijo : “Ven a verme de inmediato; ¡He arreglado el matrimonio de tu hijo!”

RP : De modo que antes de la reunión con el otro muchacho, ¡Swami ya lo había cambiado todo!

PK : Sí. Mi suegro pidió permiso en el trabajo y fue a ver a Swami. Swami le dijo : “Mira, He arreglado el matrimonio de tu hijo. ¡Te lo han estado pidiendo por los últimos seis años, y lo has estado rechazando! Ella es una muy buena niña y debes hacer que tu hijo se case en esa familia. Su padre es un Académico y su casa está cerca de Wilson Garden...” ¡Le dió todos los detalles! Y luego dijo, “¡Este es Mi agya!”

RP : ¡Su mandato, Su orden!

PK : Si. De modo que cuando mi padre fue a su casa, le dijeron, “Swami ya lo arregló, ¡debiéramos casarlos!” Mi padre se mostró muy feliz cuando volvió a casa. Y al día siguiente nuestra dos familias fueron donde Él – Swami alojaba en casa de la Sra. Nagamani Purnaiya. Fuimos todos y Swami los llamó a ambos – a mi padre y a mi suegro – y dijo, “Esta es una muy buena alianza y deben hacer que se casen. El matrimonio se celebrará en Puttaparthi. Elijan alguna fecha y vayan allá.”

RP : ¿Nunca habías estado en Puttaparthi?

PK : No. De modo que también le dijo a mi padre que fuera antes a Puttaparthi, para conocer el lugar.

RP : Y entonces, ¿se retiró después de tu matrimonio?

PK : Se retiró el año 54. Nosotros nos casamos el 50.

RP : ¡Y a partir de entonces estuvo en Puttaparthi!

PK : Si. Mi padre y mi madre vinieron a Puttaparthi y vieron entonces el lugar.

RP : Mas en el período intermedio, antes de su retiro, ¿tuvo alguna reunión con Swami?

PK : No. Ninguna.

RP : Entonces, incluso cuando Swami venía a Bangalore, ¿iba sólo para el Darshan?

PK : Si, sólo para Darshan – no para alguna entrevista. Fue sólo después del matrimonio.

RP : Y, por supuesto, también coincidió con su retiro.

PK : Si. Vino en el 54 y volvió luego a Bangalore, porque fue designado como Productor Asistente para la Radio All-India. Regresó en el año 1956 debido a que debía comenzarse con el Sanathana Sarathi (la revista del Ashram).

RP : Y luego falleció en 1987... ¡después de prácticamente 30 años de retiro!

PK : Si, después de 30 años.

La Amistad Divina en su máxima expresión

RP : Ahora bien, ¿cómo fue la relación entre tu padre y Bhagavan?

PK : Era muy, muy cercana – podría decir como de padre e hijo; o hasta de amigos. Swami le tenía afecto. Le daba de comer y le pedía comer con Él, y también le llevaba en Sus giras, a dondequiera que fuera.

RP : Hasta donde puedo recordar, era un traductor en esos primeros días – También fue con Bhagavan al África del Este; ¡porque fue ahí que le ví!

PK : Sí, fue al África y ¡Le siguió en casi todas Sus giras!

RP : ¡Y fue también un traductor realmente bueno!

PK : Sí.

RP : Habías dicho que nació en Kerala, entonces, ¿cómo aprendió el idioma Telegu?

PK : Aprendió el Kannada y, después de llegar a Mysore escribió numerosos libros en Kannada. Después de venirse a Andhra Pradesh, aprendió también el Telegu

RP : Y era tan competente que podía traducir. ¡Incluso traducía fácilmente el poético lenguaje de Bhagavan!

PK : Si, ¡eso fue un don que Bhagavan le otorgara!

RP : Y, de esa relación tan íntima, ¿tienes alguna experiencia que puedas compartir con nosotros?

PK : ¡Eran muy cercanos! Cuando Swami exhibió ese ataque de parálisis, mi padre estaba allí y Le acompañó durante todo el episodio. También cuando Swami estuvo en Goa y se operó de apendicitis, papá tuvo que ir a Ceilan (Sri Lanka) ¡y había hecho todas las reservaciones para ir con Swami!

RP : Fue testigo de tantos de estos eventos trascendentales en la vida de Swami. Fue tan afortunado de estar tan próximo a Él, lo que también le hizo ser un tan buen biógrafo, ya que lo vió todo con sus propios ojos.

PK : Si. En realidad, cuando vino a Puttaparthi, Swami le dijo: “Después de jubilar, te quedas aquí y escribes mi biografía.”

RP : ¡Vaya! ¿Así es que ya se lo había pedido? ¿Comenzó a tomar notas a partir de entonces?

PK : Si. Swami le dijo : “Yo te ayudaré y te diré a quien tienes que entrevistar.” La biografía estuvo lista y creo que se publicó en 1964.

El Profesor Kasturi – Un Corazón de Oro

RP : Y ahora, ¿qué hay de la relación con tu padre?

PK : Puesto que mi padre era profesor, también era un guía para nosotros. Debido a que mi familia estaba con Sri Ramakrishna, y puesto que le gustaban todas esas aldeas y colonias de harijan (menesterosos), solía llevarnos y también a los estudiantes a prestar servicio allá – como lo que hace Swami – Grama Seva. En esa época no se trataba de alimentarlos, mas él solía enseñarles acerca de la limpieza y la salud y todo eso. También cuando surgía algún tipo de conflicto, él iba a ayudar.

RP : Vaya, ¿así es que se preocupaba de ir puerta a puerta hablándoles acerca de la salud y la higiene?

PK : Si. Y solía pedirnos que jugráramos con esos niños, para que se mantuvieran limpios, y al día siguiente, ¡las madres solían bañarlos y mantenerlos aseados para que jugaran con nosotros! ¡A veces, solía traer a los aldeanos y a las gentes de la colonia de harijan a visitar la ciudad de Mysore!

RP : Dijiste hace poco que fue virtualmente después de tu matrimonio, que tu padre llegó físicamente donde Swami – incluso conociéndole desde 1948. Más, ¿piensas que fue esencialmente tu padre el que los llevara a todos hasta Swami entonces? Ya estaba en la Misión Ramakrishna y profundamente involucrado en todas esas actividades, ¡de modo que no era sino el corolario natural el que viniera realmente a Swami!

PK : ¡Por supuesto! Ya estaba ahí.

RP : Entonces, ¿que tipo de influencia tuvo tu padre en tí?

PK : A mi padre nunca le gustó todo eso del japam, dhyanam (rezos, meditación etc.), mas sí el que Swami estuviera muy a favor de estos servicios sociales y el alimentar a los pobres. A mi padre eso le gustaba, porque en el Ashram de Ramakrishna también prestaban este Daridra Narayana Seva – Swami Vivekananda también estaba muy a favor de esto.

RP : De modo que tu padre se sentía muy atraído hacia ese ‘mejoramiento de los oprimidos’.

PK : Si. Le gustaban muchos esas enseñanzas de Swami y se sentía atraído hacia eso.

RP : Entonces tu mente también debe tener esa formación.

PK : Si, por supuesto.

El Divino Misterio sume en la Bienaventuranza al Profesor

RP : ¿Cuáles fueron tus reacciones frente a algunas de las experiencias que tu padre tuviera con Swami? ¿Llegaba a casa y hablaba sobre ellas? He sabido de un incidente en que Bhagavan le pidiera al Prof. Kasturi que se vistiera apropiadamente para una fotografía que Bhagavan mismo había de tomar – ¡aparentemente para un artículo de prensa!

Hablábamos hace algunos instantes sobre la cercana amistad entre ambos; de modo que resultó que era una broma que Swami le había jugado, ¡ya que la cámara era sólo de juguete! Y Bhagavan se rió de buena gana ante la incomodidad del Prof. Kasturi. ¿Estuviste presente? ¿Volvió a casa y habló al respecto?

PK : No. No estuve presente. Estaba en Bangalore.

RP : ¿Algún otro incidente del que nos puedas hablar?

PK : Si. Les puedo hablar de otro incidente. Antes, Swami solía caer como en trance y le daba Darshan a algunos en lugares distantes. Y, luego de salir de él, solía contarnos lo que había sucedido allá. Mas el papá no se sentía muy satisfecho – no estaba muy seguro acerca de lo que Swami decía después de salir del trance.

RP : ¿Acerca de si era auténtico o no?

PK : Si. Mas una vez estando mi padre ahí, en el cuarto de Swami, Swami cayó de pronto al suelo y entró en un trance, y comenzó a salir vibhuti de Su boca y Sus manos. Cuando salió del trance, dijo, “Estuve en Dehradun, porque la madre del Dr. Krishnamurthi – el que viene acá a Puttaparthi – falleció y estaba rogando por Mi Darshan en sus últimos momentos, fui allá y le dí Darshan.” Luego comenzó a relatar quienes más estaban ahí, mi padre se interesó y Le preguntó a Swami si podía tomar notas. Swami le pasó una hoja de papel y papá comenzó a anotar sobre quienes más estaban allá y todo lo que había sucedido, etc.

Entonces, Swami dijo, “Va a llegar una carta en unos 3 o 4 días ¡y podrás traer tu lista para compararla!” La carta llegó efectivamente 4 días después, ¡pero Él no la abrió! Sin embargo, hizo que se le informara a mi padre.

RP : ¡Supo desde un comienzo que el Profesor no estaba muy convencido!

PK : ¡Sí! Mi padre fue donde Swami y Él le pidió que leyera ambas cosas – la carta y las notas – ¡y decían exactamente lo mismo!

RP : ¡Coincidía con lo que Swami le había dicho!

PK : ¡Sí! Mi padre estaba muy excitado y llegó corriendo a casa desde el Mandir, gritando, “¡Anandam! ¡Anandam!” (¡Ventura, ventura!) Yo estaba allí, pero no sabía qué le había pasado... Dijo : ¡Oh, tenemos Bhagavan! ¡Cuán afortunados somos! ¡Bhagavan! ¡Bhagavan!” ¡Ese día no comió nada – estaba tan emocionado!

RP : ¡Estaba él mismo en estado de bienaventuranza!

PK : ¡Sí! Mi abuela que estaba allí, se mostró muy preocupada, “¿Qué le ha sucedido a mi hijo?” Cuando le ofrecimos algo de te, ¡tampoco lo quiso! Dijo, “¡No! ¡Bhagavan está aquí! ¡No quiero nada cuando nuestro Bhagavan está aquí! ¡Tenemos a Bhagavan! ¿Por qué habría de necesitar algo más?”

En esos días, durante los bhajans de la tarde, Swami solía ir a las casas de la gente. Pasó a nuestra casa y le preguntó a mi abuela, “¿Cómo está Kasturi? ¿Qué está haciendo?” Ella se puso a llorar, “¡Oh Swami! ¡No acepta nada de comida! Todo lo que dice es, ‘¡Tenemos Bhagavan!’ ¡No sé qué es lo que le ha pasado!” Swami dijo entonces, “Cuando es revelada la Verdad, es eso lo que sucede. ¡No te preocupes! Yo lo voy a arreglar.”

Entonces, después de los bhajans, Swami llamó a mi padre al piso alto, a Sus habitaciones, estuvo bromeando con él y le dio algo de comer, luego bajó con él.

RP : ¡De regreso al plano de la tierra!

PK : Si. Eso fue realmente algo grandioso.

RP : ¿Qué se siente siendo la hija del Prof. Kasturi?

Siendo la hija de Kasturi...

PK : Por supuesto que me siento muy orgullosa. Mi padre llevó una vida muy piadosa y todos le querían y amaban; no hay nadie que haya dicho algo en contra de él. Por lo tanto, el mantenerse como la hija de Kasturi, es difícil. Porque, tan pronto como alguien dice, “¡Ella es la hija de Kasturi!” ... ¡todos me ven de manera diferente!

RP : ¡Por supuesto que sí! Pienso que algo de su nobleza te ha marcado también a tí. Y bien, ¿cuál es tu sentir frente a algunos de los cambios que se han producido en años recientes – qué era Bhagavan entonces y qué es ahora? Swami ya no es muy accesible – era tan accesible para todos ustedes entonces – ¿duele este cambio?

PK : Si. A veces me duele – porque puedo decir que no he conseguido una entrevista en los últimos 25 años, ni nada parecido. Pero me siento muy orgullosa; me siento muy feliz – porque todo el mundo ha llegado hasta Él y todos han realizado que es Dios.

En esa época, la intimidad era tanta que podría decir – al menos en lo que a mí toca – que no sentía la Divinidad en Él. La relación era diferente entonces. Era como un miembro de la familia – solía venir a casa y hablar con nosotros y jugar con los niños...

“¡Él es Mi Swami!”

RP : Y, sin embargo, ¡era más cercano que un miembro de la familia!

PK : Si. Pero ahora, incluso no existiendo ya esa intimidad, el sólo hecho que todo el mundo ansíe tener un atisbo del Darshan; eso me hace sentir orgullosa – porque ¡Él es mi Swami!

RP : ¡El que está siendo adorado ahora por tanta gente!

PK : Si. A veces, sí me duele que ya no sea accesible y que esos días hayan pasado. En verdad siento, “¿Me llamará ‘Padmamma’ una vez más? Quisiera oir esa dulce voz, ¡pero no está ahí! Mas debo sentirme satisfecha...

RP : ¿Cómo te consuelas entonces? Quiero decir en esos momentos en que sabes que Él ya no es accesible para nosotros como lo era para tí – ¿de dónde sacas fuerzas entonces?

PK : Uno simplemente recuerda todo lo que ha pasado y se siente feliz con esos recuerdos.

RP : ¿Debes tener una cantidad de recuerdos, cierto?

PK : Si. No he olvidado esas cosas, viviendo por 19 años con mi padre. He olvidado tantas otras cosas, mas con Swami – de todas las entrevistas que he tenido – tengo una cantidad de buenos recuerdos de todo eso. Puedo recordarlo todo e incluso narrarlo.



(continuará...)



Equipo de Heart2Heart





-- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Traducido por Herta Pfeifer

Santiago, mayo de 2007







Gentileza de:

BIBLIOTECA SAI BABA AVATAR

http://groups.google.com/group/sai_baba_avatar

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨