lunes, 28 de febrero de 2011

MAHASHIVARATRI: LA GRAN NOCHE DE SHIVA






LA NATURALEZA está indefensa sin el motivador. La apariencia no es sino el reflejo de la realidad; Ishwara no es sino una imagen de Brahman, la inteligencia detrás de la conciencia de todo. El Shivaratri nos inspira para aprender esta verdad básica y modelar nuestras vidas a la luz de esa iluminación.
La gracia de Dios no puede ser alcanzada mediante la gimnasia de la razón, las contorsiones del yoga o las renunciaciones del ascetismo. Sólo el amor puede obtenerla, el amor que no necesita recompensa, el amor que no conoce el regateo, el amor que es dado alegremente, como tributo al Todopoderoso, el amor que no cambia. Sólo el amor puede vencer obstáculos, por muchos o muy fuertes que sean. No hay ninguna fuerza más efectiva que la pureza, ningún gozo más reparador que el bhakti, ningún triunfo más loable que entregarse al Señor.
Una vida recta, una vida equilibrada y una vida de veracidad es lo que prescribe el
Vedanta. La bella cara del Vedanta ha sido desfigurada por los fanáticos y los falsos intérpretes. El amor no debe ser relacionado en base a la casta, el credo, la posición económica y los logros intelectuales del individuo.
Ustedes están tentados a aflojar las riendas ante cualquier obstáculo; apóyense en Dios; siempre existe la calma después de la tormenta. La pasión, la agitación y la ansiedad degradan la naturaleza humana. “Yad Bhavam tad bhavathi. Lo que sienten que son, eso se vuelven”. Hacer o desfigurar es la actividad de sus propias mentes. Cultiven la actitud de observar todo como el “yo”, lo cual no es sino una de sus olas. Entonces podrán eliminar los prejuicios de la mente. Dios es el conductor, es el sarathi. Entréguense a Él y libérense de las molestias posteriores. Viajen seguros y lleguen felices.
El Shivaratri se observa cada mes, en la decimocuarta noche después de la luna llena, pues la luna, quien es la deidad regente de la mente humana, tiene una noche más para ser una no entidad, sin ninguna influencia sobre las agitaciones de la mente. En el mes de Magha, la decimocuarta noche se le llama Maha (Gran) Shivaratri. Ésta es sagrada porque es el día en el cual Shiva toma la forma del Lingam para el beneficio de los aspirantes. Shiva es reverenciado como la forma que tiene que ser adorada para la adquisición de jñana o sabiduría. “Jñana Maheswarad Ichad”, como aconsejan los Vedas. Contemplen este día y esta noche el Atma Lingam, el Jyothi Lingam, el símbolo de la luz suprema de la sabiduría, y convénzanse de que Shiva está en cada uno de ustedes. Dejen que esta visión ilumine su conciencia interna. El ritual externo se recomienda para hacer explícito el mensaje interno. Sin embargo, la naturaleza humana prefiere el camino fácil de la formalidad externa, en lugar del camino de la disciplina y la
experiencia interna.

No hay ninguna fuerza
más efectiva que la
pureza, ningún gozo más
reparador que el bhakti,
ningún triunfo más
loable que entregarse al
Señor.
Contemplen este día y
esta noche el Atma
Lingam, el Jyothi
Lingam, el símbolo de la
luz suprema de la
sabiduría, y convénzanse
de que Shiva está en
cada uno de ustedes.

Ishwara, el cual es otro nombre de Shiva, significa que Él tiene toda la gloria que está asociada con lo Divino. Samkara significa que Él produce, con su gracia, el Sam-ananda, el nivel más elevado. Shiva es la encarnación del ananda; de aquí que se regocije mucho con la danza de Thandava, con el cosmos como escenario.
El hombre ha sido dotado con potencias infinitas. Todo lo que experimentan por medio de la vista, del oído y el gusto son reflejos del ser interno. El significado de esta experiencia debe ser entendido apropiadamente. Por ejemplo, hoy es el día de Shivaratri. Ustedes experimentan la noche todos los días; éstas son noches comunes, son noches de oscuridad; pero Shivaratri es una noche auspiciosa. ¿Cómo es auspiciosa? Lo auspicioso consiste en dirigir la mente hacia Dios, lo cual significa deshacerse de las tendencias animales heredadas por el hombre. Ésta es una ocasión para reconocer la omnipresencia de lo Divino en todos los seres y en todos los objetos. Por consiguiente, a quien quiera que ustedes adoren o condenen, estarán adorando o condenando a Dios. Deben seguir el mandamiento de ayudar siempre, nunca dañar.
Cada ser humano tiene cualidades sagradas, basadas en lo Divino de su esencia (shivatam). Por lo tanto, el hombre debe darse cuenta de su divinidad inherente, aunque su cuerpo está hecho de los cinco elementos; así lo humano se transforma en divino. El nacimiento humano está destinado a perseguir el dharma. Dharma (rectitud) implica armonía entre el pensamiento, la palabra y la acción. Cuando cada persona conozca su naturaleza divina, el mundo entero se transformará. El cuerpo y la mente son meros instrumentos; la realidad del hombre es el Ser (Atma). El hombre debe usar los instrumentos que se le han dado para realizar bien sus deberes y darse cuenta de su unidad con Dios.
¡Encarnaciones del Amor! En el momento presente, en la situación que prevalece. Lo más esencial es el cultivo del amor. Perdiendo el amor el hombre ha perdido su condición humana. El amor es el valor humano supremo; la verdad, la rectitud, la paz y la no violencia son otros valores humanos. A pesar de conocer estos valores, los hombres están tontamente llevando vidas sin valor. ¡Qué pena que los hombres con forma humana no se comporten como seres humanos! Los ríos, los árboles y las vacas nos enseñan la lección de vivir para el beneficio de otros. El hombre también debe compartir con los demás la divinidad en él. Los hombres hoy día están inmersos en el egoísmo. ¿Quién recuerda jamás los nombres de los eruditos y científicos? Sin embargo, millones adoran los nombres de las almas realizadas como Ramakrishna Paramahamsa, Tukaram, Kabir y Ramdas. Tengan en mente cuatro dictados que deben observarse: aléjense de las malas compañías, denle la bienvenida a la asociación con personas buenas, hagan actos meritorios continuamente, recuerden que es lo transitorio y que es lo permanente. Estén con Dios, piensen con Dios, vean con Dios y dedíquenle todas sus acciones a Dios.
Consideren a todos como miembros de una familia divina. Considérense como un depositario o administrador y usen su riqueza y talentos para el bien de otros. Aprovechen cualquier oportunidad para ayudar a los demás. Sean compasivos en todo momento. Dios hoy en día está en búsqueda de hombres buenos. Todos deben luchar para ser sinceros de pensamiento, palabra y acción. Entonces no necesitan ir en búsqueda de Dios; Dios los descubrirá.

Lo auspicioso consiste en
dirigir la mente hacia
Dios, lo cual significa
deshacerse de las
tendencias animales
heredadas por el
hombre. Ésta es una
ocasión para reconocer
la omnipresencia de lo
Divino en todos los seres
y en todos los objetos.
Estén con Dios, piensen
con Dios, vean con Dios
y dedíquenle todas sus
acciones a Dios.

Encarnaciones del Amor!: Cualquiera que sea la situación que enfrenten, jamás den lugar a diferencias religiosas. Dios es uno llámesele Alá, Krishna o Jesús. El único Dios tiene muchos nombres; la meta es una. No piensen en “mi religión” y “su religión”. Consideren todas las creencias como una sola; trasciendan las ideas estrechas de credo y nacionalidad, fomenten el sentimiento de unidad con toda la humanidad. Esto es lo que deben desarrollar en la sagrada ocasión de Shivaratri.
Shivaratri es una vez cada año; sin embargo, las cualidades auspiciosas en ustedes están siempre ahí. La constante repetición del nombre del Señor todo el tiempo y en todo lugar es el mensaje de Shivaratri. Los bendigo a todos para que realicen a Dios con devoción y se adhieran a pensamientos y acciones rectos.

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨