miércoles, 25 de mayo de 2011

ESTUDIO Y SIGNIFICADO DEL GAYATRI VEDANTA. PARTE IV

Savituhu

SAVITUHU significa "Aquel que crea el universo". Así que Savituhu es un nombre de Dios.


Explica la Escuela Vaishnava: Savitur significa surya, el sol. Y en un sentido figurado, el sol significa aquello que muestra o ilumina; aquello en virtud de lo cual podemos ver. Los tres estratos densos y sutiles de este mundo se nos muestran por una cosa en particular: savitur. ¿Qué es eso? El alma. En realidad, el mundo no se nos muestra por el sol, sino por el alma. ¿Qué es lo que realmente nos da la percepción y nos permite ver las cosas burdas? No es realmente el sol lo que nos permite, nosotros vemos con la ayuda del alma.
Toda percepción es posible únicamente debido al alma. Aquí, la palabra savitur, que por lo general significa “sol”, únicamente puede referirse al alma, pues el alma, al igual que el sol, pierde mostrarnos todo.
Todos los siete niveles de nuestra existencia—representados por bhur, el plano físico; bhuvah, el plano mental; y svah, el plano intelectual—, han sido reducidos aquí a una entidad: tat—”eso”—. “Eso”es mostrado a través del sol, que en este contexto indica el alma.

Encima del sistema planetario Bhuloka se encuentra Bhuvarloka, y sobre ello está Svargaloka, el sistema planetario celestial. Savita, el dios sol, controla a todos estos sistemas planetarios. Al cantar el Gayatri justo después de despertarse a la mañana se adora al dios sol.”

Surya atma atmatvenopasyah, ‘La vida y el alma verdadera de todas las entidades en este universo es el sol. Por lo tanto es upasya, digno de adoración.’ Adoramos al dios sol cantando el Gayatri mantra (om bhur bhuvah svah tat savitur varenyam bhargo devasya dhimahi). Surya es la vida y el alma del universo y hay innumerables universos para los cuales el dios sol es la vida y el alma, de la misma manera en que la Suprema Personalidad del Ser Absoluto es la vida y el alma de toda la creación.”

La deidad que predomina en el sol es Hiranmaya, el Señor Narayana. Es adorado a traves del Gayatri mantra. También es adorado a través de otros himnos mencionados en el Rg Veda, como por ejemplo dhyeyah sada savitr-mandala-madhya-varti. El Señor Narayana esta dentro del sol y tiene un halo dorado. (SB 5.7.13 sig.)
Savita se puede referir al planeta solar, pero en realidad Savita habita en el planeta solar. El sol es indestructible pero el Señor, quien también es conocido como Savita, no lo es. Solo se puede ver al Señor Savita a través de la meditación plena y la visoin espiritual. El Señor Visnu esta en el planeta solar, en el corazón y en Vaikuntha. A través de la misericordia del Brahma-gayatri un devoto puede obtener la visión del Señor Visnu. Savita también se refiere a aquella persona que estimula e inspira, la causa original de todos los seres y todas las cosas. En otras palabras, Savita denota al Supremo Señor Visnu y la palabra savitr se refiere a la energía del Señor o Laksmi Devi, quien revela o da el Savita (el Señor Visnu). (HBV)
Savitr es un dios identificado con el sol personificado como una diosa, la madre de los Vedas. (AP)
Savitur se refiere al Señor Visnu, quien es visvatma, el alma del mundo. (GVV) Cuando el sol es mencionado como el objeto de adoración en el Gayatri es sol no debería ser visto como una realidad independiente, sino más bien como indicando al Parabrahma. Saunaka Rsi confirma esto en el Sri Mad Bhagavatam 12.11.28: vyuham suryatmo hareh, La Suprema Personalidad del Ser absoluto, Hari, reside como la Deidad presidiente del sol. (TS)
Los sastras concluyen que el Brahma-gayatri no es meramente una meditación en el sol o el brahman impersonal, sino más bien una meditación en la Suprema Personalidad del Ser Absoluto, Hari, el Señor Visnu, y en Su consorte Laksmi, o el Paramatma. La siguiente iluminacion de Ramanda Raya, la misericordiosa forma en Kali-yuga de Lalita-sakhi para la prédica de Radha-Govina prema-dharma eleva la propia meditación en Brahma-gayatri a los misericordiosos pies de loto de Rasaraja-Mahabhava, sriman Mahaprabhu. Estos océanos de misericordia establecidos en los corazones de los premi sadhakas los guían por siempre en el eterno servicio amororso a Radha Madhava en el Vraja-dhama. Que siempre les sirvamos y meditemos en ellos.


Sa-vi-tu se compone de tres silabas, de acuerdo al Gayatri Varnamala Shtotram:


3.
La segunda sílaba del Gayatri, “Tsa”, es de color blanco, y considerada por el Señor Keshava. La transgresión (papa) de matar a una vaca desaparecerá al pronunciar la palabra “Tsa”.

4.
La tercera letra del Gayatri, “Vi”, es de color rojo, y adorada por Shankara. Las transgresiones (papa) debidas a las relaciones ilícitas con mujeres se destruyen a través de “Vi”.

5.
La cuarta letra, “Tu”, es de color negro (próximo al negro) y adorado por Devendra. Las transgresiones (papa) que ocurren con el robo de oro se destruirán al pronunciar la letra “Tu”.


: Para ser practicantes del gayatri debemos ser auténticos, como el compás que tiene dos brazos, con uno debemos establecernos firmemente con voluntad a prueba de cualquier tormenta, en la práctica del mantra; y con el otro, debemos recorrer el espacio con amor y compasión.
Somos nosotros con nuestro poder de santificación los que estamos en condiciones de recorrer la ruta con la otra mano del compás y santificar todo a nuestro alrededor. Solo debemos estar firmemente anclados en la práctica sagrada.
Estar anclados en la práctica es desechar los pensamientos impuros. Nuestro modo de pensar es un muro que nos impide escuchar la voz de Dios. Detectar la falsedad de nuestras construcciones mentales es el paso más importante. La mente es un recipiente que se construye a partir de los deseos; por sí misma no existe, es la interacción de los sentidos los que crean la ilusión de su existencia. La insatisfacción actual de la sociedad y de los individuos se encuentra en esta verdad. La mente no es mala, lo malo es que nosotros no identifiquemos con su existencia artificial.
Respecto a nuestra relación con nuestros familiares, amigos, conocidos y simpatías lejanas, debe adquirir una percepción diferente; no debemos temerle a nuestras limitaciones, ellas están para ser trascendidas. Debemos escapar a la búsqueda desenfrenada de pensamientos mágicos para evitar frustraciones y desencantos. Dios no es un mago, es la magia; Dios es el amor que se encarna en cada corazón y nos exige perfección espiritual. Dios también está en el mercado, pero no es el mercado. Este es el mayor conflicto interno que debemos enfrentar con autenticidad: debemos estar firmemente convencidos que Dios nos habla dentro de nuestro corazón, que nos llama por nuestro nombre, que nos cuida como madre cuando estamos con frío y es la suave brisa cuando el calor nos golpea la cara y sentimos la asfixia. Como arquitectos del alma, como mensajeros de la luz, embajadores del alma, los maestros espirituales de todas las corrientes, están para servir a la causa de Dios, ellos pueden ayudarnos a cruzar este océano de confusión con la luz del amor. Aceptar que todos somos hijos de un mismo Padre y Madre Divinos es una vivencia que no podemos eludir.
Las dificultades deben ser un estímulo capaz de extraer de nosotros firmeza y determinación, una “santa obstinación” como me enseña Vijaya Acarya. Si la vida es un reto, con el entusiasmo y la simplicidad de la verdad de Dios, podemos transformar los conflictos que invaden y contaminan nuestro ser interior y nuestra vida de relación. Comprender sobre el conflicto es un paso más en el camino hacia la trascendencia, es una ventaja que nos permite aceptarnos como herederos de la luz. Los senderos espirituales están para transformarnos, no para ser jaulas de nuestras pasiones bestiales, espacios donde esconder nuestras orfandades. Renunciar al prejuicio que proclama la imposibilidad de la transformación es de vital importancia. No debemos sacar conclusiones falsas o equivocadas en nombre de nuestros prejuicios; el prejuicio mayor está en nuestra capacidad innata de comparar. Se compara se mide, se suma y se resta, de declara bueno o malo, justo o pecador; a nuestro capricho absolvemos o condenamos. Una mente así, solo puede vivir y alimentarse de conflicto. Tú no eres el mismo que ayer, algo de ti evoluciono, algo de ti se elevó a los confines del espacio y se contacto con la Suprema Luz. No eres un pecador sin remedio, una maldad sin redención.
El Gayatri mantra limpia el corazón y la mente, purifica nuestras tendencia al espanto y el horror y nos eleva a las alturas celestiales.
He aquí el secreto que nos une en una comunidad de hermanos. En gayatri vedanta yoga existe una ley no escrita que denota la santidad de sus miembros, todos creemos que el pecador más empedernido puede en un instante cambiar y transformarse en un santo capaz de redimir a toda la humanidad y, todos somos sirvientes que buscamos ese grado de perfección. En gayatri vedanta yoga, jamás se debe permitir que nadie pueda condenar a otro hermano, silenciarlo por cuestiones personales, descalificarlo, etc. Cuando se deba tomar una resolución sobre algún aspecto doloroso, debe ser público y transparente. Si adherimos a la falsa compasión de hablar por los costados y guardamos silencio en el cara a cara, estamos causando un gran daño. No es compasión murmurar en los rincones y frente a la persona hacer que no se sabe nada o lo que es peor, guardar un silencio que incluso llega a ignorar al otro. Esto constituye un grave pecado.
El gayatri es una plegaria universal está destinada a toda la humanidad, esto lo proclaman todos los maestros espirituales de la India; el gayatri no posee dueños, no hay escuela filosofica, secta o agrupacion que pueda decir tu no lo cantas, esto pertenece a este exclusivo grupo. pensar así es un grave pecado.
El gayatri es una bendición que está esperando que nuestro corazón se abra. No hay gayatris secretos o especiales, no hay alguna cuestión oculta que no dará un atajo en la iluminación el gayatri está disponible para todos, en todo momento. La persona solo debe buscarla con el corazón sincero. Por eso los Acaryas no niegan la entrega del mantra nunca, no importa la hora o el lugar, ellos siempre lo dan.
Esto es importante porque una de las dificultades que debemos solucionar es la tendencia que tenemos a pensar que nosotros somos parte de un grupo de seleccionados. Toda la humanidad está seleccionada para cantar el gayatri, incluso los árboles, pájaros, animales y bestias se benefician con el canto del sagrado sonido. Esta es una verdad. Nosotros somos elegidos para ser una avanzada en medio de tanta oscuridad, por eso estamos tan sorprendidos y agradecidos a la madre Gayatri y, esa elección nos da un derecho a trabajar incansablemente para que Dios encuentre sus moradas en esta tierra.
Cuando cantamos las 24 sílabas sagradas, renunciamos a los prejuicios y alimentamos la eterna lámpara del amor y la compasión. Si unimos nuestra voluntad a la voluntad divina, seremos capaces de percibir al mundo como una fiesta de luces, colores y danzas.

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨