lunes, 7 de diciembre de 2009

EL ALIMENTO Y DIOS


“La calidad y la cantidad de los alimentos que consumamos va a determinar nuestros pensamientos y nuestros sentimientos. Hay en verdad una conexión íntima entre “alimento, cabeza y Dios”. El alimento sátvico (puro, es el tipo de alimento necesario para el progreso espiritual) es conducente a la autorrealización y a la liberación de los dualismos y relatividades del mundo. El alimento rajásico (excitante) genera pensamientos virulentos. Al consumir alimentos no vegetarianos desarrollamos mentalidades bestiales. Los que practiquen la meditación habrán de abstenerse del consumo de carnes.

Hemos de recordar de manera constante que el Dharma Supremo lo constituye la No-Violencia. Representa un pecado el matar a animales inocentes sólo para llenar nuestros estómagos. Hemos de recordar que Dios mora en todas las criaturas. Todo está impregnado por Dios, dice el Isa Upanishad. La Verdad de este aforismo puede llegar a experimentarse a través de la meditación”.

Libro: “Cursos de Verano”, vol. 6, pg:97-98
--------------------------------------------------------------------------------

“En el Gita, el Señor reveló en qué parte del cuerpo reside lo Divino. Él declaró que, tomando la forma de Vaishvanara, el Señor entra en el cuerpo de cada ser, para consumir el alimento y digerirlo. Esto significa que lo Divino mora en el estómago, digiere el alimento tomado y nutre todas las partes del cuerpo. Si se comen alimentos malos, los efectos serán malos. La energía digestiva transforma los productos puros o impuros en el sistema, de acuerdo con la naturaleza del alimento que le es suministrado.”

Libro: “Mensajes de Sathya Sai”, vol XIX, pg:87, Ed: Longseller SA.--------------------------------------------------------------------------------

“El alimento que consume el hombre hoy en día es esencialmente rajásico y tamásico. Esta es la razón por la cual se da la crueldad y la iniquidad en las mentes humanas”.
SAI BABA
--------------------------------------------------------------------------------

Entrevista con Swami:
–Visitante: ¿Cómo se llega a sentir devoción por Dios?

SAI: “Se requiere tener confianza. El alimento es el punto de partida. El cuerpo está hecho de alimento. Sin salud es muy difícil hacer nada. El estómago tiene cuatro partes: una de aire, una de alimento y dos de agua. Hoy en día se ingiere demasiado alimento y no queda espacio para el agua. En la India la base la constituyen el arroz y el trigo. Están bien si se consumen con moderación. Sin embargo, la gente come mucho y se embota. Demasiada comida produce el embotamiento de la mente; la moderación mantiene la salud...Beber demasiada leche es malo; la leche es rajásica (inflama y excita)”.

–Visitante: Respecto a mi alimento. En mi comida es importante la carne; mi alimento es la carne.

SAI: “El alimento es importante para el cuerpo. El alimento es incluso la razón por la que se nace. Madre y padre han sido nutridos con alimento y entonces le dan vida a un hijo. Los padres han crecido gracias a la comida. Todo el cuerpo es un paquete de alimento. Y según el alimento que ingieran serán los pensamiento que vengan a sus mentes. Si consumen alimento sátvico, se producirá un efecto sátvico. La fruta y la leche, todo lo que sea fresco y no picante, como por ejemplo las cebollas fuertes. La carne produce su efecto en la sangre, como las pasiones y sentimientos similares. El pescado genera pensamientos impuros; pese a que el pez vive en el agua, su olor es desagradable”.

–Visitante: ¿Y qué pasa con el cordero?

SAI: “La carne está bien para aquellos que se concentran en el cuerpo y quieren tener fuerza, pero no es buena para el aspirante espiritual”.

–Visitante: ¿Y las proteínas que contiene la carne?

SAI: “Sí, con la carne el cuerpo obtiene proteínas, pero éstas no son para la mente. Si están deseosos de una vida espiritual, no vale la pena que coman carne; si vuestro interés es la vida mundana, está bien que la consuman. Hay aún otra razón espiritual. Cuando sacrifican a un animal, le producen sufrimiento, dolor y lo dañan. Dios está en toda criatura, entonces ¿cómo pueden producir tal dolor? Cuando alguien le pega a un perro, éste aúlla porque le duele. ¡Cuánto más dolor produce matar a un animal! Los animales no existen con el objetivo de proveer de alimento a los seres humanos. Han venido para desarrollar su propia vida en el mundo. Cuando hay un ser humano muerto, puede que vengan zorros u otros animales a comer, pero nosotros no hemos venido para proveer de alimento a aquellos animales que eventualmente devoren un cuerpo humano; no hemos venido con ese propósito. De forma similar, el hombre come a un animal, pero el animal no ha venido para proveerlo de alimento. Lo que pasa es que hemos convertido el comer carne en un hábito”.

–Visitante: Pero tomamos leche, que es de origen animal.

SAI: “Todo lo que provenga de la vaca, un poco de leche, mantequilla, queso, es apropiado para el aspirante espiritual. A la vaca no se le infiere ningún daño, y el extraerle la leche no la perjudica. En la Era del Dwapara Yuga, antes del Kali Yuga, hace unos 5680 años, empezó a consumirse la leche. La duración total del Kali Yuga es de aproximadamente 11.000 años”.

Libro: “Conversaciones con Sri Sathya Sai Baba”, John S. Hislop, pg.29-30-31
Sathya Sai Baba



1 comentario:

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Siempre un placer pasar a visitarte, aun no sea tan seguido como mereces, pero no dispongo del tiempo que desearía.

Recibe un relajante y enérgico abrazo de luz para tu ser.

Beatriz

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨