martes, 19 de enero de 2010

LAS VERDADES VEDICAS PERTENECEN AL MUNDO ENTERO


A pesar de haber nacido en la raza humana, como seres humanos y rodeados de un ambiente humano, es una lástima que los hombres hayan olvidado las cualidades esenciales de la raza humana. Entre todos los animales y los seres vivientes que nacen, el nacimiento de un ser humano es único. Poder ganar el don del nacimiento como hombre es algo extraordinariamente difícil. Habiendo obtenido ese don de las manos de Dios y habiendo triunfado al nacer como hombre, si ustedes no hacen pleno uso de ese don, estarán cometiendo un gran pecado. Debemos darnos cuenta de que el haber nacido como hombres en este mundo es el resultado de haber logrado y obtenido el fruto de muchos buenos actos realizados en otros nacimientos anteriores.
Este cuerpo es como un bote. Nuestra vida es como un río; tenemos que cruzarlo y llegar a nuestro destino. Nuestro destino es la fusión con la Divinidad. Nuestra vida, la actual, es vivir en el mundo contemporáneo. En este proceso de tratar de cruzar el río de la vida y llegar a la fusión con la Divinidad, el bote que tenemos que usar, es decir, nuestro cuerpo, debe ser protegido y cuidado. Este bote no deberá tener averías durante el viaje. Deberíamos considerar que todos los estudiantes que se han reunido hoy aquí son realmente buenos, fuertes y como "botes nuevos" que no tienen ninguna probabilidad de hacer agua. Si no hacemos el intento de usar los botes así, como están en este momento, en buenas condiciones y sin averías, sino que en cambio, posponemos la partida y tratamos de usar esos mismos botes cuando se hayan vuelto viejos y estén averiados, nuestras vidas seguramente nose verán sujetas a algún tipo de dificultades y daños. Este cuerpo lleva el nombre de "Deha", lo cual significa que el cuerpo ha sido esencialmente hecho de elementos que, por su desgaste, llegará un momento en que se destruirá. La temporalidad o la naturaleza pasajera de este cuerpo está contenida en el mismo nombre que se le ha dado. Además, la indestructible fuerza Divina que ha venido en este cuerpo destructible ha sido llamada el Alma del hombre o el espíritu humano. Ya que el cuerpo contiene este indestructible espíritu Divino, el cuerpo viviente ha sido llamado "hombre". En la misma palabra "Manava", que significa hombre, podemos ver la Divinidad que está presente en el hombre. La palabra "Manava" tiene tres sílabas. La primera, "Ma", significa ignorancia, ausencia de conocimiento. La segunda, "Na", representa el deseo de que esa ignorancia o ausencia de conocimiento desaparezca. La tercera, "Va", implica que uno se debe comportar de una manera tal que haga desaparecer la ignorancia.
Nuestra ignorancia es equivalente a muerte o es sinónimo de muerte. Por lo tanto, no tiene sentido que le atribuyamos ignorancia al hombre. Actualmente hacemos esto, sólo olvidando al Alma inmortal que hay en él, dándole importancia a lo que es temporario y pasajero alrededor de nosotros y no prestando la necesaria atención a lo que es Divino en nosotros. Esto significa crear algún tipo de vergüenza y mala reputación de las cualidades humanas en sí mismas. Aquello que proclama la forma natural del hombre, aquello que hace evidente a otros la verdadera naturaleza del hombre, es lo que se llama Vedanta.
Algunas personas de ciertas regiones del mundo han estado tratando de reunir la esencia contenida en todas las religiones del mundo y también la esencia contenida en todas las culturas de los distintos países del mundo. Además, también están tratando de reconciliarlas.
Cuando hacemos las investigaciones necesarias sobre las religiones de otros países, se nos hace evidente que todas estas religiones han sido establecidas por personas inteligentes, como resultado de sus propias experiencias. Mas la realidad es que estas religiones han sido establecidas por seres humanos, no importa cuán inteligentes y santos hayan sido.
Pero la religión de este país no es algo que haya sido establecido por el hombre. Ha sido establecida por Dios. La única religión o la esencia de todas las religiones de este país no está relacionada con nada proveniente de la experiencia del hombre. No ha surgido como resultado de ningún esfuerzo por parte del hombre. En esencia, ha surgido de Dios Mismo y por eso se la llama la religión de los Vedas. El, quien estableció la religión del hombre en este país; El, quien dio las pautas para la religión del hombre en este país y El, quien ha sido realmente la fuente de la religión en este país, no es un hombre, sino que es el Hombre de todos los hombres, es decir, Dios Mismo. Los Vedas son muy antiguos, no hay posibilidad de determinar su origen y son atemporales. Los Vedas no necesitan apoyo de ningún tipo, ya que se apoyan en sí mismos. En realidad, los Vedas son el aliento de Dios, y la religión Védica, que se ha establecido en India, surgió del aliento de Dios. Esta religión de Dios es la religión de India. De todas las religiones del mundo entero, nos parece que la religión hindú, la religión que ha estado siempre en lo recóndito del pensamiento hindú, es el aliento de vida y la corriente que fluye a través de todas las religiones de este mundo. Las religiones de otros países son igualmente sagradas y santificadas, pero sólo por un cierto tiempo limitado.
Por el contrario, la religión de este país es algo que no tuvo comienzo ni tendrá fin. Aunque algunas religiones del resto del mundo nos muestren un camino apenas diferente y se distingan unas de otras en una cuestión de detalle y, a veces, parezcan diferir sólo aparentemente en cuanto a su destino, tenemos que aceptar y creer que el contenido esencial de todas estas religiones es uno y lo mismo y que está relacionado con el Ser Divino. Aunque el cuerpo humano está compuesto por muchos órganos distintos, nos damos cuenta de que el corazón es la base y soporte esencial para todos los demás órganos. Provee la sangre que da vida a todo el organismo. De la misma manera, vemos muchas religiones diferentes en todo el mundo, pero tenemos que aceptar que el punto de vista hindú es como el corazón que provee la sangre que da vida a todas las otras religiones del mundo. Ustedes pueden tener ciertas dudas cuando les describo la situación de esta manera. Las dudas deben ser, aproximadamente, de esta naturaleza: ¿Por qué es que grandes santos, grandes hombres religiosos nacieron sólo en India y por qué los mismos Vedas nacieron allí? ¿Por qué estos Vedas y la gente que los ha explicado no nacieron en otros países? Dios está presente en todas partes. Dios es Omnipresente. Por lo tanto, los Vedas, que simplemente constituyen el aliento de Dios, también son omnipresentes y deberían, en consecuencia, estar en todas partes. Los sonidos de los Vedas, la esencia de los Vedas, la fragancia de los Vedas deberían encontrarse, sin duda, en todo el mundo. Aquí hay un pequeño ejemplo. ¿Cuándo descubrimos que la Tierra tiene poder de atracción? Cuando un científico occidental llamado Newton, mediante su experimentación, su inteligencia y su trabajo descubrió que había un poder de atracción natural en la Tierra llamado gravedad; desde ese día, comenzamos a creer que la Tierra tiene poder de atracción. ¿Pero no poseía la Tierra el poder de atracción antes de Newton? El fenómeno de la gravedad, seguramente, no tuvo un comienzo distinto. En efecto, la Tierra debe haber tenido este poder desde el momento en que comenzó su existencia. De la misma manera como un simple individuo occidental llamado Newton, luego de sus esfuerzos y su investigación, reveló el hecho existente de que la Tierra tiene poder de atracción, así también el hecho de que los Vedas sean el aliento de vida y que nos fueron dados por Dios, fue algo revelado y descubierto por los esfuerzos de los santos hindúes. Así como hay una cantidad de verdad en la afirmación de que Newton, mediante su esfuerzo y sus investigaciones, descubrió que la Tierra tiene el poder de atracción, exactamente la misma cantidad de verdad está también contenida en la declaración de que los santos hindúes y ciudadanos de la India, mediante sus esfuerzos e investigaciones, han descubierto que los Vedas, sus sonidos y los significados internos que éstos contienen fueron dados por Dios.
Aquello que permanece más pequeño y dentro de lo que es infinitesimalmente pequeño; aquello que permanece más grande y recubre lo que es infinitamente grande; aquello que está presente en todas partes y se manifiesta bajo todas las circunstancias, es el Ser. El Ser es el Absoluto Universal y el Absoluto Universal es el Ser; es aquello que, si lo conocemos, conoceremos todo y aquello que, si no lo conocemos, no conoceremos nada.
Aquel que enseña estas cosas, haciendo distinción entre el conocimiento más elevado y el conocimiento mundano, es el verdadero Maestro. Toda nuestra cultura y nuestra forma de vida están contenidas en nuestros Vedas. Los Vedas no han emanado de ningún ser humano. Son, en realidad, palabras y sonidos que han sido pronunciados por Dios. Los sabios antiguos, quienes escucharon los Vedas mediante su sentido auditivo, los pasaron a sus discípulos, mediante la palabra. Lo que se ha escuchado de esta manera como sonido Divino se conoce como "Sruti". Nadie puede cambiar las palabras contenidas en ellos. Puede ser que los Itihasas (épica histórica) y los Puranas (escritos de mitología hindú) se puedan comentar y discutir, pero no es posible para nadie, tanto en este país como en el exterior, sugerir cambios en los contenidos de los Vedas. También se puede hacer referencia a los Vedas como "Sabda Brahman" (El Sonido del Absoluto Universal). Los sagrados Vedas estudian la naturaleza de la Rectitud. Los Vedas contienen autoridad. La religión de los Vedas es la que nosotros seguimos. Tendríamos que estar realmente orgullosos de la religión que ha llegado a nosotros, a través del contenido de los rectos Vedas.

RECOPILACIÓN DE PENSAMIENTOS DE SAI BABA

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨