PODÉS BAJAR O ESCUCHAR DESDE AQUÍ CUALQUIER PROGRAMA DE ¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨ DE RADIO UNIDAD SAI www.radiounidadsaiargentina.org QUE TRANSMITE TODOS LOS JUEVES A PARTIR DE LAS 19,00 Hs.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

MEDITACIÓN EN LA LUZ


A través de la palabra de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba .

"Cuando se ha limpiado la mente de todo sedimento e impureza y se cultivan sentimientos nobles y puros, entonces puede alborear la Visión de la Sabiduría y se percibe la Creación toda en su real esplendor de Brahman (la Divinidad Suprema misma)". Sai Baba
Todo aspirante espiritual (sadhaka) que desee su evolución, debe llevar a cabo una Disciplina Espiritual (sadhana) mediante la realización de prácticas espirituales tendientes a lograr el control de la mente. "La intención precisa de tales prácticas es la de purificar la mente y el intelecto". Sai Baba
"El sendero de la meditación destrozará la ignorancia y otorgará la unión individual con el Principio Divino". Sai Baba
"Primero, el anhelo; después, la elección del objetivo; enseguida la concentración, y a través de la disciplina, la conquista de la mente. Tal es la meta de la meditación". Sai Baba
"La voluble naturaleza de la mente actúa como un impedimento para el progreso espiritual del hombre y es por ello que resulta imperativo que cada aspirante espiritual logre control sobre su mente, si anhela bañarse en el deleite de su Alma". Sai Baba
"Debemos practicar la disciplina espiritual o sadhana y comportarnos como la Divinidad para poder alcanzar y entender a la Divinidad misma". Sai Baba
"Para llegar a la esencia misma de Dios, primero debemos alcanzar la esencia de nosotros mismos, pues nadie puede conocer a Dios a menos que se conozca a si mismo". Sai Baba
"La meditación da concentración y éxito en todas las empresas". Sai Baba
"La meditación les otorga fijeza de propósito, valentía y también sabiduría". Sai Baba
"La meditación aquieta la mente agitada, la vuelve clara y llena de felicidad". Sai Baba
"La meditación y sólo la meditación tiene la capacidad de hacer que una persona trascienda las vicisitudes del tiempo y el espacio y convertirlo para siempre en un individuo ecuánime, como si él mismo fuese otro creador". Sai Baba
Tres tipos de Sadhana muestran el camino que un aspirante puede tomar para la práctica de meditación."El primero es uno que practican los monos y se denomina "Markala sadhana". El segundo se llama "Vihanga sadhana" y es típico de los pájaros. El tercero se denomina "Pipeelika sadhana" o el que practican las hormigas. En lo que respecta al mono, éste salta hasta un árbol, arranca una fruta, pero no se la come allí y en ese momento. Salta de una en otra rama, mas en el proceso pierde la fruta y no le queda nada para comer. Este es una clase de sadhana con el que anhelamos un éxito rápido. Queremos ver cuanto antes a Dios y, con este objetivo, nos dedicamos a cambiar a diario nuestra Disciplina Espiritual y nos mudamos de uno a otro lugar, al igual que el mono.El segundo tipo de sadhana se compara al comportamiento de un pájaro. Este trata de coger al vuelo la fruta, pero la golpea tan fuerte que ésta cae al suelo. En el proceso, el pájaro pierde su objetivo.El tercer tipo de práctica espiritual se parece al comportamiento de una hormiga. Como se sabe, la hormiga corta en pedacitos todo lo que quiere comer, para luego acarrearlos lenta, pero seguramente, hacia el lugar en que los almacenará. Siempre tiene éxito en conseguir su alimento. Así también hemos de ser lentos y decididos en nuestra Disciplina Espiritual y eso nos ayudará a alcanzar el objetivo". Sai Baba
Una de las prácticas espirituales prescritas es la Meditación (dhyana). "La meditación induce al Señor a venir a ustedes y los inspira a elevarse hasta Él, a unirse con Él, no a ponerlos en un nivel más bajo que Él". Sai Baba
"No es correcto ni adecuado para nadie mantenerse siempre en el mismo estado. A ningún aspirante espiritual le conviene o le es beneficioso mantenerse en un mismo nivel, sin progresar ni ascender cada vez más alto. Uno debe progresar de la dualidad a la no- dualidad calificada y de allí a la no- dualidad para tratar, finalmente, de experimentar y tomar conciencia del Principio y la Realidad Supremos". Sai Baba
"La meditación se debe practicar con entusiasmo, con absoluta fe y cuidado, ajustándose estrictamente a las disciplinas establecidas. Si así se hace, no solamente nos dará la felicidad y la victoria, sino también la visión del Señor". Sai Baba
"La disciplina de la meditación debe ser seguida rigurosamente. De hecho, la meditación significa "disciplina". Disciplina, regularidad, firmeza. Estas son las bases esenciales de la meditación". Sai Baba
"Aquéllos que se aplican a la práctica de la meditación en Dios deben seguir ciertas reglas de entrenamiento. De ninguna manera se puede cambiar este procedimiento. Describir cualquier cosa en palabras es difícil y hasta aburrido. Pero demostrarlo por medio de hechos es más fácil y más agradable. Hacer entender a los hombres practicando la meditación es mejor que tratar de hacerlo por medio de las palabras. Lo que yo escriba sobre esto y lo que ustedes lean sobre ello, no les facilitará el camino. Lo único que resta es su puesta en práctica por el aspirante.Para lograrlo, el hombre debe estar equipado de buenos hábitos, disciplina y altos ideales. Debe tener una actitud de total renuncia hacia las cosas mundanas y la atracción que ejercen. Uno debe entrenarse para adoptar una buena postura al sentarse, para evitar la tensión en el cuerpo y liberar a la mente del peso y la presión del mismo. Se realizará una práctica de la meditación con sacrificio y entrega; con pureza y armonía. Para conseguirlo la disciplina es muy importante. Cualquier cosa que se haga debe ser realizada con dedicación; no para aumentar el propio bienestar, sino para ganar la Bienaventuranza del Alma". Sai Baba
¿Qué significa meditar?
Meditar significa literalmente: Aplicar con atención el pensamiento a la consideración de algo, o discurrir sobre los medios de conocerlo o conseguirlo. Donde "consideración" y "discurrir" significan: reflexionar acerca de una cosa con cuidado. (Ref. Diccionario Espasa Calpe)"Meditar es la fusión de todos sus pensamientos y sentimientos en Dios". Sai Baba
"La real meditación es estar absorto en Dios como único pensamiento, como único objetivo. Dios únicamente, sólo Dios. Pensar Dios, respirar Dios, amar Dios y vivir Dios". Sai Baba
La práctica de la meditación implica introspección, contemplación interna, exploración y expansión de la conciencia; cuyo objetivo es la comprensión de la Unicidad, desarrollando así la noción de lo Divino, para llegar a ser Uno con lo Divino. "La meditación constituye el sagrado medio para lograr la unión con Dios". Sai Baba
"La meditación es la disciplina mediante la cual se entrena a la mente en el análisis y la síntesis internos". Sai Baba
"La meditación es ese viaje hacia adentro, lejos del mundo objetivo y de los sentidos que corren tras él". Sai Baba
"La meditación (dhyana), es necesaria, puesto que lleva a la fijación de la mente en algún objetivo deseable (dharana), y a la perfecta ecuanimidad (samadhi)". Sai Baba
"De acuerdo con muchos exponentes, meditar es estar en determinada posición por algunos minutos, controlar la respiración y fijar la atención en sólo una imagen o ideal excluyendo todo lo demás. Durante esto, la gente siente una especie de exaltación, experimenta alegría y paz; pero cuando este período termina, reinciden en la cotidiana rutina de escándalo, envidia, antagonismo y temor. Así, la meditación se ha puesto de moda, se ha convertido en capricho, rutina, pasatiempo, droga o tónico, en lugar del verdadero sustento del espíritu". Sai Baba
¿Porqué meditar?
"El hombre es divino; puede purificarse en una perfecta divinidad mediante el proceso de meditación, adoptado con avidez y seguido con fe". Sai Baba
"De la misma manera que atienden a las necesidades del cuerpo, alimentándolo tres veces al día para mantenerlo en buenas condiciones, así también dediquen cada día cierto tiempo en forma regular para conservar su conciencia interna en buenas condiciones". Sai Baba
"Les aconsejo dedicar algún tiempo a la meditación, pues la paz y la alegría no se encuentran en la naturaleza externa: son tesoros que yacen ocultos en los reinos internos del hombre, y una vez que se encuentran el hombre no puede jamás estar triste o agitado". Sai Baba
"Así como la comida y la bebida son indispensables para el vigor físico, la contemplación del Señor y la meditación en el Alma son necesarias para fortalecer la mente. Por lo tanto, alimentemos la mente con la contemplación del Señor, limpiémosla con la meditación en el Alma; porque solamente la meditación y la práctica espiritual pueden limpiar las profundidades de la mente e infundirle valor. Sin la pureza y la fuerza, el Alma retrocede. La paz escapa del hombre y la inquietud se establece firmemente". Sai Baba
"Practiquen la meditación hasta que su mente esté firmemente bajo control. Esa es la tarea primordial". Sai Baba
"La meditación se debe practicar con entusiasmo, con absoluta fe y cuidado, ajustándose estrictamente a las disciplinas establecidas. Si así se hace, no solamente nos dará toda la felicidad y la victoria, sino también la visión del Señor". Sai Baba
"El propósito principal de la meditación y la perfecta concentración se halla en minimizar los movimientos de la mente y en obligarla a quedarse en un sitio. El estado mental debe ser de fijación en un solo punto". Sai Baba
"Para calmar la mente y mantenerla en equilibrio, se prescribe la meditación como disciplina. La meditación es el proceso por el cual se regulan los aspectos positivos o negativos de la mente para hacer que desaparezcan. El hombre disfruta de ilimitada bienaventuranza cuando alcanza la etapa de total unión con Dios". Sai Baba
"Aprendan el arte de la meditación, mediante la cual se pueden controlar los sentidos y dirigir la mente hacia adentro, hacia el dominio de los sentimientos y emociones". Sai Baba
"La meditación es el séptimo en una serie de pasos que llevan al último: la conquista de la mente. A menos que hayan dominado los seis pasos anteriores, retrocederán de la meditación, no importan los muchos años que puedan tratar de llevarla a cabo. El primer paso es el control de los sentidos, el segundo es el control de las emociones e impulsos, el tercero es el dominio del equilibrio y la serenidad; el siguiente es la regulación de la respiración y de los movimientos de los aires vitales; el quinto es el rechazo de las influencias externas, evitar que la mente se desvíe; el sexto es la atención centrada en el propio progreso como única meta, y entonces llegamos a la verdadera meditación sobre la auténtica realidad propia, lo cual fácilmente nos lleva a su realización en el estado de bienaventuranza (samadhi). Sin los escalones preliminares, no pueden saltar directo al séptimo y de allí brincar al octavo". Sai Baba
"La meta de la meditación es el Uno en el cual todos los yoes son sintetizados en sus formas más puras". Sai Baba
"La meditación es sinónimo del conocimiento unitivo de la Deidad. Constituye una visión de lo Divino y un cambio hacia ello. Conduce hacia el Sat- Chit- Ananda o realidad integral de Existencia- Conciencia- Bienaventuranza". Sai Baba
¿Cuál es el propósito y de que modo actúa la meditación?
"El propósito principal de la meditación (dhyana) y la perfecta concentración (dharana) se halla en minimizar los movimientos de la mente y en obligarla a quedarse en un sitio". Sai Baba
"Se debe asignar a la mente algún trabajo pesado para mantenerla tranquila. Este trabajo se llama meditación". Sai Baba
"Dhyana o meditación es el principal medio para lograr el control sobre la mente y los sentidos". Bhagavad Gita- Capítulo sexto
"La mente es fuerte y poderosa. Lleva en sí las tendencias acumuladas a través de innumerables nacimientos y, debido a ello, trata de conseguir el dominio sobre el Alma. Es obvio que con una mente así que está frenética de deseos, le resulta imposible al hombre alcanzar la Divinidad. De manera similar, el intento que hagamos por conquistar a la mente será inútil a menos que la dirijamos hacia la forma de Loto del Señor, en donde quedará eternamente atrapada". Sai Baba
"Los aspirantes espirituales (sadhakas) de todo el mundo estarán aplicados naturalmente a la práctica de la repetición continua del Nombre de Dios (Japa) y la meditación; pero antes cada uno deberá tener claro el propósito de estas disciplinas. Algunas personas inician la repetición del Nombre del Señor y la meditación creyendo que éstas se refieren al mundo objetivo, que son capaces de satisfacer deseos mundanos, y esperando que su valor se manifieste a través de ganancias en el mundo de los sentidos. Este es un grave error. Esa repetición y la meditación del Nombre son medios para adquirir una atención no dividida en el Señor, para liberarnos de ataduras sensoriales, y para conseguir la felicidad derivada del fundamento de todos los objetos de los sentidos". Sai Baba
"Como resultado de la meditación en el Ser Supremo, la mente se retirará de los objetos y el mundo sensorial". Sai Baba
"La meditación y sólo la meditación tiene la capacidad de hacer que una persona trascienda las vicisitudes del tiempo y el espacio y convertirlo para siempre en un individuo ecuánime, como si él mismo fuese otro Creador". Sai Baba
"La meditación aquieta la mente agitada, la vuelve clara y llena de felicidad. Les otorga fijeza de propósito, valentía y también sabiduría. El sendero de la meditación destrozará la ignorancia y otorgará la unión individual con el Principio Divino". Sai Baba
¿Qué lleva implícito el acto de meditar?
"Cuando nos referimos a la meditación, hay tres cosas implícitas: en primer lugar, está la persona que medita: el dhyata; en segundo, el objeto de la meditación: el dhyeya, y tercero, está el proceso mismo de la meditación: el dhyana. En la verdadera meditación, estos tres deberían fusionarse. La persona que medita debería identificarse por completo con el objeto de la meditación y debería perder la conciencia incluso del hecho de estar meditando. Cuando medita, su atención debería fijarse hasta tal punto en el objeto de la meditación, como para que llegue a perder su propia identidad y a olvidar también su compromiso en la acción de la meditación". Sai Baba
"A menos que haya un objeto en el cual puedan meditar, no es posible meditar. Sin el objeto de concentración, ustedes no podrán concentrarse. Existe un objeto de meditación, pero, ¿quién está meditando? Por lo tanto debe existir un tercer elemento, que son ustedes mismos. Ustedes que a través del camino de la meditación deben alcanzar y experimentar el objeto de meditación. Nos referimos a éstos como los tres factores, uno que recibe la reverencia, uno que da la reverencia y el proceso de reverenciar. Cuando el hombre que medita toma el objeto de meditación y pasa a través del proceso de meditación, entonces estos tres, el que medita, el que es objeto de meditación y el proceso de meditación, se unen, se funden en uno y entonces logran la unidad. El que da amor, el que recibe amor y el proceso de amar, deben ser vistos como uno a través del cual el aspecto del amor fluye. Si uno solo de estos tres no está presente, no es posible lograr la plenitud, la unidad. Si hay dos, el que ama y el proceso de amar y no existe alguien a quien amar, entonces esto se vuelve inútil. Si están presentes los otros dos, el que ama y el que puede ser amado, pero no hay amor entre los dos, entonces esto se convierte en algo inútil. Por otra parte puede existir el proceso de amor y alguien que puede ser amado, pro si no hay alguien que ame, entonces también esto se vuelve inútil. Por lo tanto es la Unidad de estos tres, a lo que se alude como Meditación. En estos tres el amor está presente en la misma medida. Esto puede ser puntualizado diciendo "Dios es Amor, vivan en el Amor"". Sai Baba
¿Es lo mismo Meditación que Concentración?
"Es frecuente que se interprete equivocadamente la "meditación" pensando que es lo mismo que "concentración". La concentración es algo esencial para las percepciones sensoriales comunes y es algo que debemos utilizar para llevar a cabo los actos más comunes y rutinarios. Por ejemplo, nos concentramos cuando leemos un libro, escribimos una carta, conducimos un coche o comemos nuestro alimento. La concentración se produce naturalmente en el proceso de percibir a través de los cinco sentidos y no se requiere para ella ningún esfuerzo en particular ni ninguna práctica especial. Por lo tanto es incorrecto hacer equivaler a la concentración con "meditación", en la cual sobresalen únicamente los adeptos espirituales. La meditación es un proceso que se produce en un plano muy superior al de la percepción sensorial humana. Tratándose de un proceso mental que involucra ver a través de los sentidos, se podría considerar a la concentración como situada por debajo o dentro del ámbito de los sentidos, en tanto que la meditación se sitúa más allá o por encima del mundo de los sentidos. Si la meditación fuera tan fácil como la concentración, los grandes rishis (santos) del pasado no habrían necesitado practicar austeridades rigurosas ni someterse a innumerables dificultades en lo profundo de las selvas". Sai Baba
"El término "meditación" esta siendo interpretado por muchos de manera muy variada. La meditación representa la práctica a través de la cual el aspirante medita en Dios y, de esta manera, unifica los tres constituyentes: el objeto de la meditación (Dios), la persona que medita (el "yo" o individuo) y el proceso (la meditación misma). La combinación y unificación de los tres es la meditación. En estos días se interpreta mal su proceso y su significado y se los hace equivaler a la concentración o la focalización de la mente en un solo propósito. No necesitamos meditar para lograr la concentración. De hecho, estamos concentrándonos todo el tiempo. El beber, el comer, el escribir, el leer y el caminar exigen concentración. La concentración se refiere a algo que está subordinado a los diferentes sentidos de la percepción: oído, tacto, vista, gusto y olfato. Pero este tipo de concentración que nos es familiar en lo cotidiano, no puede llamarse meditación. Lo que se denominará "meditación", se dará cuando tengan como objetivo lo Divino, el elevarse por sobre los sentidos y mantener a la mente muy por encima de los órganos sensoriales. De este modo, la meditación es superior a vuestros órganos sensoriales, en tanto que la concentración está supeditada a ellos". Sai Baba
"A cada instante surgen y se acumulan en el hombre incitaciones y tentaciones que provienen de su interior y del exterior. Él no puede prestar atención a todas ellas al mismo tiempo. Así que fija su atención solamente en la más importante de todas. Esto se denomina concentración. La concentración es necesaria para captar con precisión cualquier tema. Dirigir intencionalmente la atención hacia un tema y fijarla en él, es "fijación en un solo punto", lo cual también es un estado de la mente. La concentración y la fijación en un solo punto ayudan a enfocar el esfuerzo en la tarea elegida. La concentración es indispensable para todos. Es la base del éxito en cualquier empresa. Es necesaria no solamente para la consecución de la meditación, sino también para los asuntos mundanos y de la vida diaria. La fijación en un punto, la conquista de la mente, se adquieren mediante el ejercicio de la meditación. La meditación da concentración y éxito en todas las empresas". Sai Baba
¿Qué es "contemplación"?
"Entre la concentración y la meditación hay un área limítrofe que abarca tanto a la meditación como a la concentración, ésa es el área de la contemplación. Estar en esa área de la contemplación es liberarse de las ataduras mundanas y de todos los apegos rutinarios en el mundo. Una vez que hayan ustedes deshecho completamente todas sus ataduras, pasarán a través de esta área de la contemplación y estarán en el área de la meditación". Sai Baba
¿Qué se necesita para lograr el objetivo de meditar?
"El aspirante espiritual puede entrar en el reino interior por la puerta del autoexamen. Esta puerta da la bienvenida a todo aspirante provisto de humildad y devoción, a la más alta y sagrada posición posible en la vida. La meditación considera la realización de la Bienaventuranza del Alma como importante, pero el mejoramiento del bienestar del mundo es también un objetivo igualmente importante. Para lograr este objetivo, el aspirante espiritual debe poner bajo su control ciertas tendencias físicas, verbales y mentales. Estas son usualmente conocidas como los diez pecados: los tres físicos, los cuatro verbales y los tres mentales. Las tendencias físicas son: el daño a la vida, el deseo adúltero y el robo. Los pecados verbales son: la insidia, el discurso hiriente, la plática envidiosa y la mentira. Las actitudes mentales son: la codicia, la envidia y la negación de Dios. La persona resuelta a seguir el sendero de la meditación debe tomar todos los cuidados para que estos diez enemigos ni siquiera se le aproximen. Se deben evitar definitivamente. Él necesita de tendencias que lo ayuden a progresar y no de aquéllas que lo detengan. Él debe hablar y actuar solamente en forma correcta, porque sólo el bien es prosperidad, y sólo la prosperidad es felicidad. Esto es lo que también dicen las Escrituras Religiosas. El bien es lo auspicioso, lo auspicioso es lo que ayuda espiritualmente. Si el hombre ha de sumergirse en el gozo, el bien es su instrumento. A través del bien, él puede conseguir este mundo y el otro; él puede promover su bienestar, así como el de los demás". Sai Baba
"Para tener resultados totales, el hombre deberá desprenderse de todos los sentimientos bajos y falsos. El secreto del éxito en la meditación reside en la pureza de la vida interior del aspirante espiritual". Sai Baba
"Hay tres formas por medio de la cuales los aspirantes tratan de tomar el camino de la meditación; a saber:
__El sendero sátvico (equilibrado), en el cual uno considera la repetición del Nombre Divino y la meditación como un deber, y está dispuesto a soportar cualquier número de dificultades en su nombre, y no se anhela el fruto de tales prácticas; todo se deja en manos del Señor.
__El sendero rajásico (apasionado), donde hay un ansia a cada paso por el fruto de los propios actos. Si éste no es asequible, entonces, gradualmente, la negligencia y el desagrado se apoderan del aspirante espiritual y la repetición del Nombre y la meditación pierden fuerza.
__El sendero tamásico (inactivo), donde solamente recordamos al Señor en momentos de peligro o sufrimiento agudo, o cuando se es víctima de pérdidas, o se experimenta un gran dolor. Este es peor aún que el anterior. Los que adoptan esta actitud hacia la meditación, jamás podrán purificar su mente e intelecto. Sai Baba
"Controlen los órganos de los sentidos que corren sin ton ni son. Permitan que la mente mantenga vigilancia sobre sus propias actividades, y que acorrale el enloquecido flujo de planes, pensamientos y esquemas. El aspirante espiritual debe aprender primero el secreto de "la mirada interna", de "la visión dirigida hacia el interior", y retirar su visión de lo externo". Sai Baba
"Para que la meditación resulte efectiva, requiere de una práctica constante, sin impaciencia y sin apuro. Con la práctica constante, la persona se serenará y el estado de meditación se producirá de una manera natural". Sai Baba
¿Desde que edad se puede meditar?
"Hay mucha gente que piensa que harán esto después de retirarse. Es mucho mejor que hagan esto cuanto antes y no lo pospongan. Mientras son jóvenes, mientras sus mentes y sus cuerpos son aún muy sanos y fuertes, si no comienzan estas buenas prácticas y se acostumbran a ellas a esta edad, cuando crezcan y sean mayores, cuando sus cuerpos se vuelvan un poco más débiles y rígidos, entonces no será posible para ustedes hacer esto. Será muy difícil adquirir estas prácticas a una edad avanzada. Si se hacen viejos y empiezan estas prácticas tarde, no serán capaces de conseguir la felicidad y el beneficio que se obtiene de ellas". Sai Baba
"Muchos posponen la disciplina espiritual hasta la vejez; eso está equivocado. Gánense la preciosa recompensa mientras todavía son jóvenes y fuertes. Nunca es demasiado temprano para empezar. La lengua, el oído, el ojo, la mano y la mente deben ser adiestrados desde la infancia para evitar la maldad". Sai Baba
¿A que hora meditar?
"La meditación no debe hacerse sólo a determinadas horas del día; debe ser un proceso continuo, que llene la personalidad de dulzura divina". Sai Baba
"La práctica de la meditación requiere regularidad en el horario; apéguense a un mismo horario todos los días". Sai Baba
"Acostúmbrense a despertar cuando empiezan las auspiciosas primeras horas de la madrugada. Al principio podrán necesitar un reloj despertador, pero muy pronto la necesidad por meditar los hará levantarse. No se bañen antes de meditar, porque el baño estimulará sus sentidos y se sentirán llenos de impulsos en diferentes direcciones. Su regularidad, sinceridad y perseverancia se verán recompensadas con el éxito". Sai Baba
"La hora es muy importante en la meditación. Esta hora es tan importante que se la conoce como "Brahma Muhurtha" (Auspiciosa hora de Brahma- Dios). Este período es entre las 3 a.m. y 6 a.m., deben meditar todos los día a la misma hora". Sai Baba
"La práctica de levantarse a las 4:30 a.m. en el Brahman Muhurtha es también un muy buen hábito. Mientras son jóvenes, mientras sus mentes y cuerpos son aún muy sanos y fuertes si no comienzan estas buenas prácticas y se acostumbran a ellas a esta edad, cuando crezcan y sean mayores, cuando sus cuerpos se vuelvan un poco más débiles y rígidos, entonces no será posible para ustedes hacer esto. Será muy difícil adquirir estas prácticas a una edad avanzada". Sai Baba
"Deben poner un gran cuidado en ver que la hora a la que mediten no cambie. En el horario que han fijado para su meditación, si ustedes de corazón están deseosos de ofrecer Amor por medio de la meditación, entonces seguramente, en el momento adecuado, Dios llegará, recibirá vuestro Amor y les dará toda la felicidad". Sai Baba
"El mejor momento para la práctica de la meditación son las horas silenciosas del amanecer entre las 3 y 6 a.m.. Uno puede despertarse, digamos, a las 4. Antes que nada, y esto es muy importante, debemos dominar el sueño. Para mantener siempre el mismo horario, debemos poner el despertador a las 4 de la mañana y levantarnos. Si el sueño continúa perturbándonos, sus efectos pueden ser superados por medio de un baño de agua fría. No es que el baño sea esencial para este propósito, solamente lo es cuando el sueño es muy difícil de controlar. Si de esta forma seguimos rigurosamente el camino para meditar, podremos hacernos rápidamente merecedores de la gracia del Señor". Sai Baba
"El tiempo es muy importante para la meditación. Hay un tiempo que se conoce como la mejor hora para la meditación que es entre las 3:00 y las 6:00. Deberán escoger una forma para la meditación y meditar en ella a la misma hora todos los días". Sai Baba
"Que sea en las horas antes del alba. Esto es preferible porque el cuerpo está descansado por las horas de sueño y las peregrinaciones de la vigilia todavía no han empezado a perturbar los sentidos y distraer su energía física y mental". Sai Baba
¿Cuánto tiempo meditar?
"Aparten unos pocos minutos, al comienzo de cada día; luego con seguridad extenderán el período al experimentar la emoción de la paz que proporciona la meditación". Sai Baba
"A Ramana Maharshi se le preguntó una vez sobre la duración del período en que habría de meditarse diariamente. Él sonrió y respondió que uno debía meditar hasta que se olvidara de lo que está haciendo". Sai Baba
"En la verdadera meditación pronto se pierde la conciencia de que se está haciendo meditación. De hecho cada momento de la vida se debe utilizar para meditar, ése es el mejor modo de vivir". Sai Baba
"Recomiendo unos minutos de meditación todos los días en la madrugada y por la noche, después del crepúsculo". Sai Baba
"Siéntense en postura de Loto, y fijen la vista en la punta de la nariz. Durante un minuto al principio, luego durante tres minutos; días más tarde, durante seis; tras algún tiempo, tanto como nueve minutos. Así, la concentración debe ser fortalecida gradualmente sin demasiada prisa. De esta manera, se podrá mantener incluso media hora al pasar el tiempo, pero no deben forzar el paso. Lenta y firmemente, la disciplina deberá ser desarrollada". Sai Baba
¿Dónde meditar?
"Es muy esencial un tiempo, un proceso y un lugar. El lugar puede cambiar. Para un cuerpo que está viajando de un lugar a otro, no es posible siempre tener un lugar fijo para la meditación. Aún si hay cambio en relación al lugar en donde meditan, deben poner un gran cuidado en ver que la hora a la que mediten no cambie". Sai Baba
"Hemos de proceder a la meditación de manera nada ostentosa y sin ser observados por nadie. Si nos sentamos a meditar en cualquier lugar, indiscriminadamente, llamando la atención pública, estaríamos reduciendo la meditación a un exhibicionismo barato". Sai Baba
"Krishna enfatiza la necesidad de mantener una absoluta limpieza en el lugar en el que se practique la meditación. Más no es ni vuestra casa ni la selva las que habrán de ser conservadas pulcramente aseadas, sino el entorno inmediato del lugar en que vayan a practicar la meditación. El individuo mora en el cuerpo, en tanto que el Señor reside en el corazón. Por ende, como la meditación no se lleva a cabo en el medio exterior sino dentro del corazón ~ puesto que se trata de un proceso interno ~ lo vital consiste en liberar al corazón de impurezas para convertirlo en una morada apropiada para Dios. Sai Baba
"Hasta donde sea posible, no cambien ni el tiempo ni el lugar donde practican la meditación y la repetición del Nombre del Señor". Sai Baba
"Mientras no se alcance la meta de la meditación se tiene que seguir la disciplina metódica de las posturas corporales adecuadas, adhiriéndose estrictamente a sus reglas. Una vez que la mente (manas),y el intelecto (buddhi) se han sometido y se controlan, uno se puede sumergir en la meditación en cualquier lugar en que se encuentre: en su cama, en una silla, sobre una roca o en un automóvil". Sai Baba
"Deben permanecer en el mundo, donde hay muchas oportunidades para despertar las emociones de ira y de odio y aprender a controlarlos. Ese sí será un gran mérito". Sai Baba
"Practicando la meditación en silencio y soledad uno puede llegar a establecer en su corazón, a su debido tiempo, el silencio y la soledad, aún cuando se encuentre en una calle muy transitada y con gran actividad. El cuarto de adoración o el altar de la casa se encuentran invariablemente cerca de la cocina y los olores y los sonidos de freír o guisar algo nos llegan fácilmente, la mente se distrae por las voces y los ruidos.
¿Cómo se puede lograr la concentración en tales lugares?
El silencio tiene que empezar en uno mismo, es decir, uno tiene que hablar menos y pensar más pausadamente, con más discernimiento; debe tratar de vaciar la mente de impulsos, prejuicios y preferencias, por eso el hombre debe luchar para alcanzar su verdadera naturaleza, que es Divina. Sai Baba
¿Qué postura adoptar?
"Las Escrituras de Yoga declaran que se tienen que utilizar ciertas posturas para eliminar los eternamente crecientes círculos de agitación mental y para purificar la mente. También para adquirir una fe inconmovible, para establecer la Sabiduría y despertar el poder o energía latente en el hombre. Se debe adoptar una posición (asana) firme para sentarse, es decir, no debe uno sentarse balanceándose o tambaleando. Pero aún si uno se sienta inmóvil como una roca, no es suficiente para llamarse asana. Asana significa firmeza del marco físico y gozo interno que florece en el corazón, así que la posición que adopte el aspirante debe ser firme y a la vez cómoda.
¿Cuál es la mejor posición y la que más éxito les proporciona?
"Es aquella en la cual uno está completamente inafectado por el mundo externo". Sai Baba
"Cuando comenzamos la meditación y cuando queremos permanecer en ella debemos adoptar la postura que se llama Flor de Loto (Padmasana). No solamente eso, sino que también deben evitar sentarse sobre el suelo; háganlo sobre un cojín o sobre un banco de madera, y éste, además deben cubrirlo con algún pedazo de tela. La razón es que la tierra tiene el poder de conducción y difusión. Cuando estamos sentados en meditación, debido a que por nosotros está pasando una corriente de Fuerza Divina, a causa de la fuerza de atracción de la tierra, no debe haber perturbación. Por esto deben tener un banco o una tarima". Sai Baba
"El cuerpo no debe tocar la tierra ni tampoco otro cuerpo. Esto se debe a que el contacto con la tierra hace que el individuo descargue y pierda la Divina corriente que se genera en él durante la meditación. Krishna le dijo a Arjuna que uno habría de estar solo mientras medita". Sai Baba
"Uno habrá de sentarse con las piernas cruzadas y la espalda erecta, para asegurar un fluir fácil de la fuerza divina desde el Muladhara Chakra (centro energético inferior ubicado en el coxis, lugar donde termina la columna vertebral) al Saharara Chakra (centro energético superior ubicado en la parte superior de la cabeza o coronilla), a través del Sushumna Nadi (Nadi: ríos de energía, cantidad innumerable, las tres principales con Ida, Pingala y Sushumna. Sushumna parte del centro del Muladhara Chakra se identifica con la Ría Sagrada Sarasvati, esta bajo la advocación del Señor Brahma, por ella asciende Kundalini a través de varias Nadi concéntricas, atravesando los chakras). Sai Baba
"Lo primero que deben hacer es estabilizar el cuerpo físico. Si el cuerpo se está moviendo todo el tiempo, también la mente se moverá. No deberíamos estar moviendo nuestro cuerpo y nuestros miembros sin propósito alguno; ésta es una parte muy importante para nuestra meditación. Debemos sentarnos en silencio y mantener quieto nuestro cuerpo.
¿Porqué le pedimos a las personas que se sienten rectas y quietas en la meditación?
Porque cuando el cuerpo se mantiene recto y quieto, también la mente dentro de él permanece recta y quieta. Si no pueden controlar su cuerpo, ¿cómo podrían controlar la mente? Lo primero es controlar el cuerpo, manteniendo tranquilos todos sus miembros y órganos". Sai Baba
"Compréndanlo bien: hagan que el cuerpo obedezca su voluntad; nunca se dobleguen ante él, ni sigan sus caprichos" Sai Baba
"El lugar deberá estar ligeramente elevado del piso, aproximadamente de tres a cinco centímetros. Sobre él, ponga una estera o tapete de paja y encima de ésta, una piel de venado (puede ser de oveja), cubriéndola finalmente con una tela blanca delgada. Ahí deberá uno sentarse en la postura Padmasana. El pie derecho deberá descansar sobre el muslo izquierdo y el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Las manos deberán estar al frente y los dedos juntos. Los ojos, entreabiertos o totalmente cerrados. Luego por un masaje mental se deberán relajar el cuello, los hombros, las manos, el pecho, los dientes, el estómago, los dedos, la espalda, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los pies. Después de esto, uno deberá meditar en el Nombre y Forma de su predilección, agregando el Om. Mientras hacemos esto la mente no debe vagar, debe estar firme y quieta. No se deberá permitir que interfiera ningún pensamiento de eventos pasados, ni rastros de ira o de odio, ni ningún recuerdo doloroso. Aún cuando esto suceda, no se los deberá tomar en consideración y, para contrarrestarlos, deberemos ocuparnos en pensamientos que alimenten el entusiasmo por la práctica. Por supuesto, al principio parecerá difícil. Si de esta forma seguimos rigurosamente el camino para meditar, podremos hacernos rápidamente merecedores de la gracia del Señor". Sai Baba
¿En qué meditar?
"Para quien desee practicar la meditación, resulta aconsejable que tome la luz como objeto de su meditación y no una forma de la Divinidad, porque estas formas están sujetas a cambios y perecen en última instancia. La luz no perece ni cambia. Además, una llama puede encender millones de otras sin extinguirse y es, por ende, inagotable. En este proceso de la meditación en la luz, la progresión debe ir de la inquietud a la serenidad y de la serenidad al Resplandor Divino". Sai Baba
"La Luz es Dios y Dios es la Luz. Si acostumbran a adorar a Dios en algunas de Sus Formas, traten de visualizarlo en esa Luz todopermeante". Sai Baba
"Porqué no tomamos alguna de las Formas de Dios y meditamos en ellas? ¿Porqué tenemos que tener una luz enfrente de nosotros para meditar? Una Forma o imagen en particular no es algo permanente. Es una cosa cambiante, es algo volátil. No está bien que pongan su concentración en algo que cambiará, que no es permanente. Ustedes deben tener algo que no cambie. Ésta es la razón por la que tienen que tomar la luz. Teniendo ya la luz que no cambia en la meditación, pueden por cierto poner en ella la forma que quieran adorar y orarle. No hay nada malo en hacer eso". Sai Baba
"Tengan delante de ustedes una lámpara, con una brillante llama, firme y recta, o una vela. La llama nunca pierde su fulgor, no importa la cantidad de lámparas que puedan encenderse con ella. Por esa razón la llama es el símbolo más apropiado del eterno Absoluto" Sai Baba
"La Forma es fundamental para dhyana (meditación). Aún cuando la Forma no se halle frente a ustedes, deberán tener la capacidad de visualizarla". Sai Baba
"El estado mental debe ser de fijación en un solo punto. Así también, cuando se medita en la Forma del Señor, la mente debe girar en torno a la forma de cada parte y a su belleza y esplendor; y estas ideas deben ser coordinadas y combinadas para formar la imagen completa". Sai Baba
"Tienen ustedes toda la libertad para escoger el Nombre y la Forma que les dará el suficiente aliento. Mientras meditan, la mente fácilmente se ocupa de otro asunto, toma otro camino. Tienen ustedes que tapar esa salida por medio del Nombre y Forma del Señor y vigilar que el flujo uniforme de sus pensamientos hacia Él no sea interrumpido; si se vuelve a interrumpir usen rápidamente el Nombre y la Forma divinos otra vez sin permitir que su mente se salga más allá de estos dos límites, Nombre por un lado y Forma por el otro. Entonces no podrá extraviarse en un tercer lado. Concéntrense en su realidad, en la meditación, diariamente. Sigan rigurosamente cada día la misma rutina en cuanto tiempo, lugar, posición, sin cambiar nada. Así se pueden controlar los factores que los podrían distraer". Sai Baba
"Si ustedes me tienen a Mí como objeto de su meditación, siéntense en una posición cómoda que no sea demasiado relajada; dejen que su mente divague por algún tiempo pensando en incidentes de la historia Sagrada, de manera que los sentidos que tienen tendencia a escaparse hacia las preocupaciones del mundo se puedan someter y aquietar. Después, con el Nombre en la lengua, traten de pintar con el pincel de su emoción y la mano de su intelecto la imagen de Swami. Lentamente, desde el enjambre de pelo, a la cara, el cuello, el cuerpo, empleando algún tiempo en contemplar la imagen conforme la van dibujando. Cuando la imagen esté completa, empiecen de los pies hacia arriba, hasta la cabeza, para que no separen nunca su atención de la forma sobre la que ustedes prefieren meditar. No pinten a Swami un día sentado, otro parado o caminando o hablando. Tengan una sola Forma. Esto es de gran ayuda". Sai Baba
"El ejercicio constante de la meditación dará como resultado la aparición de una Forma particular. Al contemplar esa Forma, viéndola, mirándola durante días, finalmente se alcanzará un estado donde la forma desaparecerá y uno se olvida de sí mismo. Este es el estado de Samadhi (estado de ecuanimidad perfecta, libre de toda dualidad, que ve a todos como depositarios de la Divinidad. Estado de unión con Dios) : a tal estado, cuando un solo sentimiento o ideación persiste, se le llama la Bienaventuranza Suprema". Sai Baba
"Acerca del control de la respiración"
"Hay muchos tipos de control de la respiración (pranayama), pero como en el mundo actual la mayoría son imposibles de practicar, sólo se adoptan aquellos que ayudan en la meditación . Ellos son sistemas simplificados de control de la respiración. Hay dos formas de practicar el control de la respiración: utilizando un mantra o sin él. Sin mantra sólo se logra, en el mejor de los casos, la transformación del cuerpo, pero con el mantra también se transforma la mente.
¿Cómo debemos practicarlo?
Se inhala el aire por dos segundos, se retiene el aire aspirado durante cuatro segundos y se exhala el aire durante ocho, en este orden. El control de la respiración se debe practicar cuidadosamente durante tres meses; después se puede aumentar al doble la duración de cada momento. Después de seis meses de práctica constante, disminuyen las actividades de los sentidos. Si se practica con fe y sentimiento, el control de la respiración calmará las agitaciones de la mente; si no se recita un mantra, se volverá sólo un ejercicio corporal, mejorando sólo la salud física. Hay otras condiciones que deben cumplirse estrictamente, como castidad, comer sólo alimentos puros, vivir en soledad y hablar con moderación". Sai Baba
¿Qué método o sistema adoptar para efectuar la meditación?
"Hoy se han puesto de moda tantos sistemas y métodos de meditación como cabellos tengo en mi cabeza. Cada uno la describe según su propio capricho y fantasía. Sentarse, permanecer quieto y transferir las emociones y sentimientos personales a Dios no es meditar. Con la ayuda de Dios, se deben transmutar las emociones, los deseos, los sentimientos en cualidades divinas. No se debe rebajar a Dios a nuestro nivel; uno debe elevarse al suyo". Sai Baba
"Existen tantas formas de meditar como maestros e instructores. A continuación les voy a enseñar el método más universal y efectivo que existe. Éste es el primer paso de la disciplina espiritual. Dispongan unos cuantos minutos cada día para este ejercicio y vayan prolongándolo conforme experimenten la dicha que les proporciona su práctica. Háganlo antes del amanecer, cuando el cuerpo está fresco después del descanso del sueño y las agitaciones del día aún no los han poseído. Tengan una vela o una lámpara con una llama firme y recta. Siéntense en postura de Loto o en alguna otra que sea cómoda para ustedes enfrente de la vela. Concentren la mirada en la llama sin parpadear durante determinado tiempo, cierren los ojos y traten de sentir la llama en el entrecejo; háganla descender hasta el Loto del corazón iluminando todo a su paso. Cuando entre en el corazón imaginen que los pétalos de Loto se abren y que la luz baña cada pensamiento, sentimiento y emoción alejando la oscuridad. Ante la luz no hay lugar donde la oscuridad pueda reinar. Ahora no hay espacio donde la oscuridad pueda refugiarse; tiene que forzosamente huir delante de la llama. Imaginen que la luz de la llama se vuelve cada vez más ancha, más grande, más brillante. Dejen que penetre en la extremidades; ahora esas extremidades ya no pueden ocuparse en actividades oscuras y perversas; se han convertido en instrumentos de luz y amor. Permitan que la luz llegue a la lengua y desvanezca la falsedad que reina en ella, la calumnia, la arrogancia, el orgullo, desaparecen de ella. La llama llega a los ojos y oídos y ahí destruye los bajos deseos que los infestan con escenas malsanas y conversaciones pueriles, todo deseo oscuro y mancha es destruido por la brillante luz de la sabiduría y la virtud. Ahora permitan que la cabeza se llene de esa luz y ahuyente de ellos los malos pensamientos. Sientan que la luz dentro de ustedes, conforme realizan su ejercicio, va aumentando en intensidad, y se extiende a su alrededor en círculos cada vez más amplios, abarcando a sus seres queridos, parientes, amigos, hombres y mujeres, conocidos y extraños, y envuelve hasta sus rivales y enemigos, dondequiera que se encuentren; todos los seres vivientes, el mundo entero. Debido a que cada día la luz ilumina todos sus sentidos, tan profunda y sistemáticamente, pronto vendrá el día en que ya no podrán complacerse con espectáculos pecaminosos o anhelar escuchar historias oscuras y falsas o ansiar alimentos y bebidas intoxicantes o acudir a lugares dañinos o idear planes malévolos en perjuicio de los demás. Quédense ahí, con esa sensación, y sean testigos de la luz omnipresente. Si se acostumbran adorar a Dios en alguna de sus formas, traten de visualizarlo en esa luz todopermeante. La Luz es Dios y Dios es la Luz. Hagan esto cada día, sin interrupción, por el tiempo que lo disfruten; háganlo profunda y sistemáticamente; llegará un momento en que ya no disfrutarán de pensamientos oscuros y malvados, ya no anhelarán leer libros oscuros y siniestros, ya no querrán manejar cosas que los rebajen, ya no podrán soportar que se inflijan infamias o injurias. Estarán entonces en el reino de los divino, de la paz más allá de las palabras. Quédense en esta emoción, atestiguando la luz, siendo la luz, en todas partes, para todos. Cuando la luz encuentra la luz, todo es luz. No hay límites entre su luz y la luz de Dios; se funden se complementan. Practiquen esta meditación tal y como se las he recomendado con regularidad y a diario. En diferentes horas del día repitan el Nombre de Dios teniendo siempre conciencia de su poder, misericordia y magnificencia". Sai Baba
"Después de sentarse en una postura firme y cómoda y luego de calmar la respiración, se procede a la práctica de retirar los sentidos de percepción de los objetos correspondientes y de purificar todos los órganos del cuerpo. La luz es el elemento más apropiado, pues purifica y desvanece la oscuridad. La luz o llama ha de recorrer todo el cuerpo para purificar nuestros miembros y sentidos; enseguida se coloca en el Loto del corazón. Aquí se instala, además, en medio de la llama, la forma del ideal divino con el propósito de practicar la concentración. Ésta nos conducirá a la meditación y finalmente al Samadhi (el estado de fusión con Dios, el Supremo Ser)". Sai Baba
"Cuando meditan en la lámpara y en la llama, deben ustedes visualizar cómo la luz se va extendiendo e ilumina a sus padres, parientes, amigos y hasta sus enemigos. No es necesario que recuerden su relación física con las personas; convénzace de que la luz que está dentro de ustedes se está extendiendo a su alrededor, envolviéndolo todo, encendiendo millones de lámparas en todas partes. Despójense de la dureza, disuelvan la impenetrabilidad que tapa y ahoga la luz que hay dentro de ustedes, ésa es la tarea más importante y esencial para un aspirante espiritual. El resplandor del Alma brillará cuando la ilusión de identificar al cuerpo con el Ser desaparezca". Sai Baba
"¿Qué preparación es necesaria antes de comenzar a meditar?"
"Un punto más. Antes de empezar su sesión de meditación canten "Soham", inhalando "so" y espirando "ham", inhalando por una nariz y espirando por la otra. Soham significa "Él es yo", los identifica con el infinito y expande su conciencia. Armonicen el aliento y el pensamiento. Respiren suave y naturalmente; no lo hagan de manera artificial y laboriosa. Debe fluir hacia adentro y afuera, suave y silente; si tienen algo de harina en su palma y la sostienen delante de su nariz, no debe moverse en absoluto; ¡así de suave debe ser el aliento! Cuanto más rápida sea la respiración, más rápido se van consumiendo y más corta es la duración de su vida; la respiración lenta aquieta y calma las emociones. La sensación de relajación producida por esta recitación del Soham es una buena preparación para una provechosa sesión de meditación. Concéntrense en la parte de arriba de la boca, entre las fosas nasales, justo frente al puente de la nariz. Inhalen por la fosa nasal izquierda, cerrando la derecha con el pulgar derecho; mientras inhalan pronuncien "So" (Él), después exhalen por la fosa derecha, cerrando la izquierda con el anular derecho; al mismo tiempo pronuncien "ham" (Yo). Inhalen y exhalen lenta y pausadamente, conscientes de la identidad de Él (El Señor) y Yo (ustedes mismos), la cual afirma el Soham, hasta que la respiración y la conciencia se fundan en un solo proceso. Mantengan la mente como vigilante para observar la entrada y salida del aire, para escuchar con el oído interno el Soham que murmura la respiración y confirmar con Él que ustedes son lo Divino, el que es el núcleo del Universo. Esta es la meditación que les dará la victoria. Hay otras cosas que se necesitan para esta relajación: no tengan ninguna espina de odio en su mente, desarrollen amor hacia todos. El deseo es agitación, la codicia es un remolino, el orgullo un precipicio, el apego es una avalancha, el egoísmo es un volcán. Mantengan estas cosas lejos de ustedes para que cuando hagan su rosario y meditación, no perturben su ecuanimidad. Dejen que el amor quede entronizado en su corazón. Entonces, habrá sol y una fresca brisa y burbujeantes aguas de contento que alimentes las raíces de su fe". Sai Baba
"Antes de empezar a meditar, para serenar los pensamientos dispersos, repitan en voz baja o mentalmente algunas oraciones que alaben la Gloria de Dios. Después hagan Japa (repetición del Nombre Divino de su preferencia), una o dos vueltas del japamala (rosario hindú de 108 cuentas); mientras lo hacen, lleven a su mente la Forma del Nombre que están repitiendo. Si sus mentes se alejan de la recitación del Nombre, visualicen la Forma, y cuando se aleje de ésta, fíjenla en el Nombre. Concéntrense en la dulzura de una o del otro. De esta manera, la mente se domina con facilidad. La Forma Divina visualizada, que en un principio sentimos fría e insensible, llega a transmutarse en una imagen clara a nuestro corazón, la cual nos hace vibrar emocionalmente, grabándose en nuestra memoria; gradualmente logra llenarse del Señor y Éste llega a asumir la Forma elegida con el fin de satisfacer nuestro anhelo. Este tipo de práctica es la mejor para los principiantes. Se le denomina japa sahiti dhyana. Después de unos días de práctica constante sentirán el gozo de la concentración. Al principio practiquen lo anterior por espacio de 10 ó 15 minutos, luego prolónguenlo a su gusto. Enseguida pueden reflexionar sobre la paz y felicidad que experimentaron durante la meditación, es decir, traigan a la memoria la dicha que sintieron. Esto fortalece su fe e incrementa su práctica". Sai Baba
"Cuando se sienten a meditar, primero reciten algunas líneas sobre la Gloria del Señor, de manera que su pensamiento, que se encuentra disperso, se pueda concentrar. Después, gradualmente y mientras repiten el Nombre, dibujen frente al ojo mental la Forma representada por ese Nombre. Cuando su mente se desvíe de la repetición del Nombre, llévenla hacia la Forma, cuando se desvíe de la Forma, llévenla al Nombre. Hagan que su mente permanezca en la dulzura del Nombre o de la Forma, así podrán domarla fácilmente. La imagen que ustedes dibujan en su mente se transmutará en imagen emocional, amada en su corazón y fija en su memoria; gradualmente se transforma en la Forma que el Señor asume para cumplir sus deseos. Sai Baba"
¿Qué hacer al terminar de meditar?
"Al terminar de meditar no se levanten de forma brusca, repentinamente; relajen sus extremidades lenta y gradualmente y luego inicien su rutina diaria. Aflojen la tensión lentamente, dense masajes en las articulaciones si es necesario; después que se han liberado la tensión, siéntense calladamente en el mismo lugar y traigan a su mente una vez más la emoción de la meditación y repitan Om Shanti Shanti Shanti, sintiendo la Paz dentro de ustedes". Sai Baba
"Después de diez o quince minutos de haber terminado la meditación en su etapa de principiantes, y cuando ya tengan la práctica después de un período más largo, reflexionen en la paz interna y la felicidad o plenitud que tuvieron durante la meditación, es decir, traigan a su memoria la alegría que experimentaron. Esto los ayudará en su fe y su empeño. Al terminar, no se levanten repentinamente para volver rápidamente a ocuparse de sus labores. Empiecen primero por aflojar sus miembros lenta, gradual y consistentemente, después vuelvan a sus labores normales. Prueben los frutos de su meditación y aprendan a saborearlos. Eso es lo que significa el proceso de reflexión". Sai Baba
"¿Cómo saber si se ha progresado?"
"Su progreso debe manifestarse por su carácter y su comportamiento. La meditación debe transformar su actitud hacia los seres y hacia las cosas, de otro modo es un engaño. Hasta una piedra se desintegra por la acción del sol y la lluvia, del calor y del frío, transformándose en lodo, en alimento para el árbol. Hasta el corazón más duro se suaviza para que lo Divino germine en él". Sai Baba
"¿Aman más, hablan menos, sirven a otro con mayor cuidado?. Éstas son las señales de éxito en la meditación. Su progreso debe ser evidenciado en su carácter y comportamiento". Sai Baba
"Estén siempre tranquilos y sean siempre amables, aún si alguien utiliza un lenguaje grosero en su contra, y piensen: "Estoy tan sorprendido de que ésa sea la impresión que tienen de mí". Sonrían y no lo tomen en serio, recuerden que ni Swami está libre de las personas que se deleitan en hablar falsedades. Sonrían cuando oigan esas injurias y estén tranquilos. Ese será un signo de que están progresando rápidamente en su meditación". Sai Baba
"Ningún éxito loable puede alcanzarse tomando un atajo. Sólo el esfuerzo continuo nos puede asegurar la victoria. Las cosas que se ganan con poco o ningún esfuerzo no tienen mérito. El proceso del control de los sentidos internos y externos, regulación de la postura y la respiración, recogimiento en la conciencia interna, meditación y concentración es difícil, pero la etapa final es el estado de ecuanimidad perfecta, imperturbable. Mientras que la persecución de los placeres materiales es como el néctar al principio pero como veneno al final, la ecuanimidad será como veneno al principio pero como néctar al final". Sai Baba
"¿Un consejo?"
"No se desanimen si desde el principio no son capaces de concentrarse por mucho tiempo. Cuando se aprende a conducir una bicicleta no se tiene la habilidad de conservar el equilibrio de inmediato. Se busca un lugar abierto y después de algunos intentos y algunas caídas, tambaleándose hacia uno y otro lado, se adquiere destreza, una vez aprendido esto nunca más se vuelven a preocupar por guardar el equilibrio; pueden ir en bicicleta por caminos estrechos o calles muy concurridas. Así también, la práctica de la meditación los dotará de la habilidad de concentrarse. Ella los sostendrá en su vida diaria y en los momentos más difíciles". Sai Baba
"Me dicen: "Swami, he estado practicando intensamente la meditación por cincuenta años, pero todavía no logro concentración". Ésta es una confesión vergonzosa. La meditación es el séptimo en una serie de pasos que llevan al último: la conquista de la mente. A menos que hayan dominado los seis pasos anteriores, retrocederán de la meditación, no importan los muchos años que puedan tratar de llevarla a cabo. El primer paso es el control de los sentidos, el segundo es el control de la emociones e impulsos, el tercero es el dominio del equilibrio y la serenidad; el siguiente es la regulación de la respiración y de los movimientos de los aires vitales; el quinto es el rechazo de las influencias externas, evitar que la mente se desvíe; el sexto es la atención centrada en el propio progreso como única meta, y entonces llegamos a la verdadera meditación sobre la auténtica realidad propia, lo cual fácilmente nos lleva a su realización en el estado de bienaventuranza (samadhi). Sin los escalones preliminares, no pueden saltar directo al séptimo y de allí brincar al octavo. Reduzcan el equipaje que llevan en el viaje de la vida. Recuerden: su equipaje es todo lo que NO son "ustedes". Ustedes No son el cuerpo; así, el cuerpo es parte del equipaje. La mente, los sentidos, la inteligencia, los deseos, los planes, los prejuicios, la imaginación, el descontento, las preocupaciones, todos éstos -TODOS- son como artículos de viaje. Deséchenlos pronto para que el viaje sea más ligero, seguro y cómodo. Ofrezcan a Dios el claro y tranquilo lago de su mente; o incluso, si la mente es díscola y alocada como la del mono, ofrézcanla a Dios. Entréguenle la mente pura o pueril, a Dios. Sean sinceros en su anhelo y en su práctica espiritual". Sai Baba
"Hasta en las cuestiones relativas a la comprensión de Dios se debe tener cuidado. Uno debe continuar con su disciplina espiritual a pesar de cualquier dificultad que pudiera presentarse, sin interrupción y sin modificación alguna. No debe cambiarse el Nombre que uno ha escogido y que ama, para la repetición del Nombre del Señor. Es imposible lograr la concentración si se cambia de Nombre; la mente no logrará concentrarse, enfocarse en el objeto de la meditación. Toda disciplina tiene como meta principal lograr mantener la mente en una sola dirección, así es que se debe utilizar un mismo Nombre como objeto de meditación y evitar la adopción y abandono continuo de Nombres y Formas para la práctica de la repetición del Nombre (Japa) y la meditación (Dhyana). Se tiene que tener la convicción, además, de que todas las Formas del Señor no son más que el Nombre y la Forma que uno ha elegido en la repetición del Nombre y sobre la que medita. Ese Nombre y esa Forma no deben producir ni el más ligero sentimiento de disgusto o aversión. El aspirante espiritual debe entender claramente que todos los sufrimientos y preocupaciones mundanos son temporales y transitorios, y que la repetición del Nombre y la meditación son para superar tales penas. Tiene que entender que el sufrimiento y las preocupaciones son externos, que pertenecen a este mundo y que la repetición del Nombre y la meditación son internas y que pertenecen al reino del amor por el Señor. Esto es lo que se llama devoción pura. La otra variedad, en la que el aspirante espiritual escoge un Nombre y una Forma y después de algún tiempo los descarta y los sustituye por otro Nombre y otra Forma, se llama devoción impura. No es una falta si se hace por ignorancia; pero cuando ya se tiene el conocimiento de que es un error y que es perjudicial, y se continúa practicando meditación y repetición del Nombre con ese Nombre y Forma, regularmente, y después se vuelve cambiar, entonces sí se está cometiendo una falta. El voto más elevado es perseverancia en un Nombre y una Forma. No abandonen el camino que su mente ha acogido. Hasta donde sea posible, no cambien ni el tiempo ni el lugar donde practican la meditación y la repetición del Nombre del Señor". Sai Baba
"La meditación los conducirá a una mejor concentración y eso los guiará al desinterés en los resultados de sus acciones, porque las acciones no son de uno sino de Dios. Los resultados tampoco son de uno sino de Dios. Cuando logren el desapego por los resultados de sus acciones, ofreciendo al Señor su habilidad y energía, obtendrán Paz en su mente. Pero si, a pesar de todo, cultivan el apego por las cosas del mundo, la tierra, la casa, la cuenta bancaria y la posición y el poder, la meditación fallará". Sai Baba
¿Alguna consideración?
"El cuerpo humano, aunque impermanente y sin valor en sí mismo, debe ser cuidadosamente protegido, porque encierra la Divina Alma. La salud del cuerpo es importante, porque una salud deficiente afecta el equilibrio mental y la concentración. La disciplina espiritual (Sadhana) requiere de hábitos regulares y moderación en el alimento, el sueño y el ejercicio. Deben cuidarse cuerpo, mente y espíritu al mismo tiempo. Así como el cuerpo es una sociedad limitada, así también deben observarse límites con respecto a la comida, la bebida, la palabra, el oído, etcétera. El cuerpo es el vehículo que ustedes deben utilizar para lograr el estado de bienaventuranza; por lo tanto, deben mantenerlo ileso y fuerte para lograr ese alto propósito. Es un instrumento para la disciplina espiritual que debe ganarse por el

AUDIO DE LA MEDITACIÓN EN LA LUZ

No hay comentarios:

BAJATE EL AUDIOLIBRO DEL SRI SATHYA SAI UVACHA VOL 1 (Discursos de Swami en cuerpo Sutil)

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨