lunes, 14 de mayo de 2012

LO MARAVILLOSO DE SER DEVOTO DE DIOS EN ESTA ERA SAI





Para los devotos,  SRI SATHYA SAI BABA  es DIOS  en forma humana.
Nosotros también tenemos forma humana, pero nadie nos llama Dios. Por eso trataremos de encontrar la diferencia.
Esta nuestra generación que ha sido afortunada y bendecida al alcanzar la forma humana , ha visto sus manifestaciones, llamadas milagros, en lengua común.
Aquellos que no los han presenciado, tal vez lo leyeron en libros o se los escucharon comentar a sus amigos.
Hay otros que no habiendo tenido ninguna de estas dos oportunidades han visto la forma humana en sueños y le han pedido soluciones y refugio.
Cada uno de nosotros ha construido su fe a partir de esas pequeñas experiencias que estamos fortaleciendo por varios otros medios.
Primero y principal, Dios en forma humana nos ha dado tres obsequios : NOMBRE, FORMA Y VIDA .
El primer obsequio es nombre ( SAI ). Nosotros usamos este nombre para nuestro Japa (JAP), todos los días, pues deja en cada corazón huellas permanentes del  Amor de SAI que une a la humanidad en un eterno espíritu: DIOS.
JAP (la repetición del nombre de Dios) ahuyenta los malos pensamientos, como pájaros que vuelan alejándose de árboles, JAP cuando es hecho con la  forma nos pone en presencia de Dios. 
El segundo obsequio es FORMA (CHIT). Nos ayudamos con esta forma para nuestra meditación, meditamos en esta “forma con una sonrisa” y recibimos felicidad durante la meditación imaginen la forma viva de nuestro Señor tal como es Él delante de nosotros en Prashanti Nilayan. Después se vuelve una forma universal de la Divinidad, en nuestro interior.
La mejor manera no es ver la forma directamente sino pensarla; en el proceso de pensar, debería empezar a verse la Forma. Este proceso nos hará sentir esta Divina Presencia.
El tercer obsequio es su vida (Ananda), llena de Lilas (juegos) y divinos mensajes apropiados a cada grupo de edades en relación con el Kali Yuga (la era actual, que ya está terminando).
Su mayor milagro es su sabiduría, de origen interno
Cuando leemos u oímos en audio  mensajes Divinos , dejemos que la mente se habitúe a hacerlo como “en vivo”, como si estuviéramos escuchando el mensaje en la divina presencia.
Mas allá del mensaje en si, lo que Él hace es darle un ejemplo, en forma humana, a la humanidad toda.
Así su vida es su mensaje a la Humanidad.
Si decimos que somos benditos por haber nacido en la ERA SAI y al mismo  tiempo no nos damos cuenta del completo beneficio que esta forma humana otorga a JAP, a nuestra meditación y a las enseñanzas del sendero espiritual, ¿MERECEMOS LLAMARNOS DEVOTOS ? 
Estos ejercicios son los requerimientos primarios en la vida espiritual de sus Devotos.
La presente generación de DEVOTOS ha sido suficientemente afortunada, por el hecho de constituir una parte de esta silenciosa revolución espiritual y ser testigo de sus profundas manifestaciones.
Esta oportunidad no estará disponible para la juventud del mañana.
Ellos van a tener que buscar su inspiración y guía, principalmente en la literatura Sri Sathya Sai y en las varias instituciones y organizaciones que están funcionando bajo su bandera.
Por ello “nosotros, sus devotos”, tenemos una gran responsabilidad, la de proyectar Su Vida y Mensaje y cómo Él lo ha  maniiestado ante nosotros:
“La vida de ustedes debería transformarse en mi mensaje”
Que se nos permita a nosotros  Sus Devotos , la garantía de ofrecer a Sus Pies de Loto este regalo como nuestro regalo a nuestro Señor (como nuestra  ofrenda más sublime por su eterno amor, por habernos permitido conocerlo y amarlo).
Solo entonces podremos decir que somos benditos por haber nacido en esta ERA SAI
Hagamos de este objetivo nuestra meta de vida .
Mientras discutimos nuestro objetivo y sendero, encontraremos que podremos hacerlo
Con Divinas bendiciones, Divina Gracia y Divina Voluntad.
En la Ciencia espiritual, cuando el Avatar ha tomado la forma humana para restablecer el Dharma (rectitud) en cada uno de nosotros solo debemos seguir sus divinas indicaciones.
No debemos comparar Sus mensajes con consejos de otros santos y sabios o escrituras religiosas, excepto cuando el propio Avatar nos lo señala.
El verdadero propósito de Dios al encarnar en forma humana es para guiarnos en situaciones actuales, donde otras fuentes quedan descartadas como medicinas obsoletas



Este material está extractado del libro: “YO, NOSOTROS  y EL “
de INDULAL SHAH –
Traducción de Herta Pfeifer               

ARCHIVOS DE

¨LA ENCARNACIÓN DIVINA¨